RECUERDO DE LA VISITA DE ARTURO FRONDIZI AL LAGO DEL DESIERTO

Por Carlos J. González Cabral (*)

En su visita al Lago del Desierto el 10 de abril de 1992, en pleno conflicto con Chile y con 84 años sobre sus espaldas, el ex presidente constitucional, doctor Arturo Frondizi, expuso en el salón de actos del Obispado de Río Gallegos en un seminario en recordación de Monseñor Alemán, que la Argentina estaba en la gama compleja de los países subdesarrollados y dependientes y que “de allí había que emerger promoviendo una política firme de desarrollo nacional con una política externa independiente”.

Además señaló enfáticamente: “ Se debe abrir paso a una instancia nueva en la política argentina, caracterizada por la lucha contra la corrupción y la falta de seguridad jurídica y personal que hoy domina la vida ciudadana ”. Una vez más el gran estadista se adelantaba al futuro y advertía a la distraída dirigencia que, lamentablemente, estaba y sigue perdida en los laberintos de la lucha por el poder personal, tanto económico como político.

En 1992 el hoy Presidente de la Nación era gobernador de Santa Cruz. No sólo no tuvo la dignidad de recibir en el aeropuerto al ex presidente , quien realizaba un viaje para reivindicar la soberanía nacional y las fronteras patagónicas, sino que menos aún escuchó sus discursos pronunciados en el Obispado y El Calafate y sólo Dios sabe si llegó a leerlos. Es de creer que no, pues el país está inundado por decretos de necesidad y urgencia y se estructuraron poderes especiales al mejor estilo de Domingo Cavallo de 2001. ¿Qué había dicho Nestor Kirchner el 25 de mayo de 2003 al asumir la presidencia de la Nación ?: “ Vamos a apoyarnos en la Constitución para construir una nueva legitimidad de las leyes, que vaya más allá de la prepotencia del más fuerte” .

Pese a tal promesa el gobierno sigue comprando dirigentes, concejales, legisladores y gobernadores, posiblemente inspirado en la frase de Jacinto Benavente (1866-1954) que dice: “ No hay mejor negocio que comprar a los hombres por lo que valen y venderlos por lo que ellos creen que valen”.

A catorce años del mensaje de Frondizi pronunciado en la zona patagónica la actualidad del mismo es impresionante. Debemos recordar el pago de la deuda externa sin investigar su legitimidad a pesar de haber asegurado Kirchner en la fecha de su asunción mencionada que:” No se puede volver a pagar deuda a costa del hambre y la exclusión de los argentinos generando más pobreza y aumentando la conflictividad social ”. Hoy es válido preguntarse una vez más, en nombre de los Derechos Humanos de los que tanto habla el señor Presidente si no llegó la hora de crear una CONADEP II para investigar el “ terrorismo económico de Estado ”, que como afirmé en distintos medios, produjo, y lo sigue haciendo, desaparición de personas por hambre, controles de la natalidad, drogadicción, epidemias, endemias y la tortura psíquica y marginación de millones de personas que no pueden mantener una familia y brindar un porvenir a sus hijos.

La autoridad eclesiástica mencionada al comienzo había advertido sobre los peligros del futuro patagónico durante el gobierno de Kirchner si se seguía el camino político elegido . (V. La Opinión Austral , 05/03/1992). La Multisectorial creada para disentir con el gobierno denunció su “soberbia, autoritarismo y arrogancia”. (V. El Informador Público, 13/03/1992). Al hoy presidente Kirchner le hubiera resultado de gran utilidad escuchar la afirmación de Frondizi sobre uno de los males de la acción política consistente en “ no haber aprovechado el pensamiento nacional, cualquiera fuera el origen político de quien lo haya expuesto o lo exponga ”. Más adelante señaló:” Todo lo que ayude a la construcción de la Nación debe adoptarse renunciando a favorecer la perduración de viejas antinomias y la aparición de otras nuevas ”.

Pero más aún lo hubiera ayudado escuchar cuando el ex Presidente resaltó: “ Es preciso que haya una genuina libertad en los medios de expresión públicos y privados y que la insidia y la desinformación deliberadas sean condenadas y desterradas de los medios de información. Tiene que establecerse en la Argentina la confianza en la democracia; el respeto por la Constitución ; la austeridad y la moralidad en la función pública; la noción de servicio como tarea del gobernante y del burócrata ”.

Al gobierno le vendría muy bien leer la declaración firmada en abril de 1961 entre los entonces presidentes de Brasil y Argentina, Janio Quadros y Arturo Frondizi, pues descubriría las espaldas frente al proyecto de “Mercocirco” impulsado por Hugo Chávez y Fidel Castro. Entre otras cosas expresaron que los “ Graves problemas políticos y sociales deben resolverse con la participación activa de los países del continente, rechazando la interferencia directa o indirecta de factores extra continentales y respetando el principio americano de la autodeterminación de los pueblos… ”. De no ser así la Nación se verá, como ya es de rutina, obligada a negociar su dignidad para sobrevivir y los pueblos sometidos a privaciones criminales.

(*) Especial para Crónica y Análisis por Carlos J. González Cabral. Maestro normal nacional. Se desempeñó como secretario de Gobierno y Hacienda (1958-1961) y como concejal (1963-1966) en la Municipalidad de San Nicolás de los Arroyos (Bs.As.) en representación de la UCRI y del MID, respectivamente. Fue electo diputado provincial por el FREJULI (1973-1976). Entre 1989 y 1995 acompañó al ex presidente Frondizi como secretario político y privado.

Volver a la pagina anterior


 

 

 

 

 


OTRAS REFLEXIONES

Imprimir

 
Estadísticas de visitas

 

.