26/02/2013

LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES TIENE AHORA POLICÍA TRIBUTARIA

Por Guillermo LoCane (*)

El gobierno bonaerense puso en funcionamiento dos nuevos instrumentos para mejorar la recaudación de impuestos: El Cuerpo Especial de Fiscalización y la Policía Tributaria.

El propio gobernador presentó la semana pasada al cuerpo especial de profesionales de ARBA, que trabajará sobre los principales contribuyentes de la provincia para impedir maniobras de evasión y además, puso en funciones a una Policía Tributaria, que funcionará en el ministerio de Justicia y Seguridad con el objetivo de detectar maniobras fraudulentas y aplicar la Ley Penal Tributaria.

Se trata de dos cuerpos que actuarán por separado bajo un mismo objetivo: maximizar la recaudación provincial reprimiendo los casos de evasión más graves, que representan, según confiaron desde el gobierno, pérdidas millonarias para la Provincia.

En el primer caso, el “cuerpo de elite” de ARBA estará integrado por especialistas en informática, peritos contables y abogados tributaritas, que tendrán la misión de analizar los movimientos de las mil empresas más importantes de la provincia, sobre todo en lo atinente al pago de Ingresos Brutos, el impuesto más importante en cuanto a la recaudación.

Con la presión fiscal llevada al máximo y la falta de respuestas nacionales a los pedidos bonaerenses de auxilio financiero, el Gobierno provincial busca dinero extra entre los grandes evasores de la provincia, que podrán ser castigado con penas de cárcel a partir de la aplicación de la ley nacional 24.769 que reprime los delitos fiscales.

Con ese objetivo, el gobernador presentó, junto al ministro de Justicia y Seguridad, la Policía Tributaria, un cuerpo especial que dependerá de la cartera de Seguridad y hará cumplir la ley nacional que reprime los delitos fiscales con hasta 9 años de cárcel. “Esta nueva ley amplía la tipificación en delitos contra el tributo provincial, por lo que otorga la competencia a la Justicia provincial y nos obliga a poner en marcha nuevas modalidades de trabajo”, explicó el Ministro, quien remarcó que a partir de dicha normativa “se incorporan los delitos tributarios al ámbito ordinario de la Justicia de la provincia de Buenos Aires”. La Policía Tributaria forma parte del Cuerpo de Delitos Complejos, “donde hay una alta capacitación de delitos tributarios, informáticos y económicos”, dijo el ministro.

Penalidades: La ley 24.769 dispone la pena de dos a seis años de cárcel a quienes “mediante declaraciones engañosas, ocultaciones maliciosas o cualquier otro ardid o engaño, sea por acción o por omisión, evadiere total o parcialmente el pago de tributos al fisco nacional, al fisco provincial o a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires” por un monto de hasta 400 mil pesos. En tanto, se considera “evasión agravada” a la evasión de más de cuatro millones de pesos, y se la condena con penas de entre 3 y 9 años de prisión.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Guillermo LoCane (Contador Público, egresado de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. Tributarista, consultor, ha sido asesor en el Senado y actualmente lo es en la Cámara de Diputados de la Nación. Integra el Consejo Académico de la Especialización en Impuestos de la Escuela de Economía y Negocios Internacionales de la Universidad de Belgrano, y es miembro de la Comisión de Estudios sobre Finanzas Públicas del Consejo Profesional de Ciencias Económicas) por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

26/02/2013

NEOLIBERLISMO VS. LIBERALISMO

Por Gabriel Boragina

Según la definición del profesor C. Sabino:

"neoliberalismo. Corriente política de pensamiento que comparte los fundamentos filosóficos y doctrinarios del liberalismo, pero que se aparta de las proposiciones concretas defendidas por el liberalismo clásico hasta comienzos del siglo XX. El neoliberalismo acepta que el Estado puede tener un papel definido en la economía, especialmente en cuanto a la conservación de los equilibrios macroeconómicos y el desarrollo de una limitada política social, pero comparte con los liberales de los siglos XVIII y XIX su misma convicción sobre las virtudes de una economía de libre mercado y las ventajas de un ordenamiento que estimule el desarrollo libre de la persona humana en todos los campos de actividad."[1]

El Dr. A. Orgáz expresa que:

"Por otra parte, el Estado garantiza a todos el libre goce de sus libertades esenciales y sólo interviene para hacer posible el juego pacífico de las relaciones entre los individuos , salvo en el campo de las actividades laborales en que una nueva y actual concepción del liberalismo —llamada neoliberalismo— autoriza al Estado para intervenir en protección de los más débiles, a fin de asegurar, precisamente, la libertad de todos: la abundante legislación, constantemente acrecentada, con el fin de humanizar el trabajo en todos los sectores, en cuanto a la seguridad, salud y respeto de los obreros varones y mujeres, a la jornada máxima, a los sueldos y salarios, a los descansos y a otros muchos aspectos, traduce bien la preocupación del moderno liberalismo por proteger los derechos de quienes están más expuestos a restricciones excesivas."[2]

De su lado, el profesor Dr. Alberto Benegas Lynch (h) dice:

"Ya nos hemos ocupado ad nauseam de la fantasía “neoliberal”, ahora sólo nos circunscribimos a decir que no existe por dos motivos. Primero porque el prefijo es un invento que no se concreta en ningún intelectual del liberalismo: es una etiqueta que no tiene base de sustentación alguna. En segundo término, si recurrimos a una expresión que sí tiene sentido tal como es el liberalismo y sabemos de qué estamos hablando, no tenemos más que espiar un poquito los acontecimientos que nos rodean para percibir que cada vez más el estado omnipotente succiona una porción mayor de los ingresos de la gente a través de los más variados artilugios."[3]

Tanto C. Sabino como A. Orgáz parecieran dar a entender que el "neoliberalismo" vendría a ser una suerte de "reformulación" del liberalismo clásico. Sin embargo, -y como bien critica A. Benegas Lynch (h)- aquellos no citan ningún autor representativo de tal supuesta "corriente", como así tampoco indican fechas, ni acontecimientos, ni obras, etc. a partir de los cuales se podría considerar "fundada" dicha misteriosa "concepción", por lo que cobra vigor la sentencia del profesor A. Benegas Lynch (h) al decir que "la fantasía “neoliberal”..."no existe".

No obstante, los tres autores citados, si bien confieren diferentes alcances a la expresión "neoliberalismo", coinciden -sin embargo- en un punto: que el "neoliberalismo" NO ES liberalismo.

Con todo, los dos primeros concuerdan en cuanto a que el "sistema" denominado "neoliberal" implica -al decir de C. Sabino- "que el Estado puede tener un papel definido en la economía, especialmente en cuanto a la conservación de los equilibrios macroeconómicos y el desarrollo de una limitada política social", en tanto para Orgaz "sólo interviene... en el campo de las actividades laborales... en protección de los más débiles". Mientras que Alberto Benegas Lynch (h) al rechazar la expresión como supuesta "sinonimia" a la de liberalismo, apunta que "que cada vez más el estado omnipotente succiona una porción mayor de los ingresos de la gente a través de los más variados artilugios", hecho este manifiestamente contrario -claro está- a los elementales principios liberales.

Por otro lado, si examinamos la definición que el mismo Dr. C. Sabino nos ofrece del vocablo intervencionismo, observamos que nos remite a otra voz que es la de "intervención estatal", la que concreta de esta manera:

"intervención estatal. Acción de los gobiernos que tiene por objeto afectar la actividad económica. El término es lo suficientemente amplio para incluir tanto la regulación y control de los mercados como la participación directa en la actividad económica. Desde un punto de vista teórico puede afirmarse que en toda sociedad moderna existe algún tipo intervención estatal en la economía: todos los gobiernos proveen algunos bienes públicos y regulan, mediante leyes y decretos, ciertos aspectos de la actividad económica. Por ello se habla de intervencionismo sólo cuando la acción del Estado supera ciertos límites. Cuando casi toda la actividad económica de una nación es dirigida y llevada a cabo por el Estado, en cambio, no se habla ya de intervención: en este caso se está ante una economía planificada, de tipo socialista. El intervencionismo por lo tanto cubre toda la amplia gama de situaciones que se extienden entre una economía de libre mercado y una economía socialista."[4]

Se advierte de este modo la casi completa coincidencia entre las definiciones de "neoliberalismo" y la de "intervencionismo", al punto que puede concluirse que se tratan de una sola y misma cosa, de tal suerte que, cuando lo que se pretende atacar es al "neoliberalismo", en realidad la ofensiva se dirige contra el intervencionismo, que -a su turno- es incompatible con el liberalismo. En suma, se tratan de dos conceptos disimiles, a saber: por un lado "neoliberalismo=intervencionismo" como -en última instancia- verdaderos sinónimos; y por el lado opuesto el liberalismo (sin aditamentos ni "neos"). Los dos primeros inconciliables con este último.

Aun cuando -en lo personal- adherimos en un todo a la postura del profesor A. Benegas Lynch (h), no podemos dejar de reconocer que la palabra "neoliberalismo" ha adquirido una amplia (e indebida) difusión entre el vulgo, el que -por otra parte- no conoce exactamente de lo que está hablando, por lo que estimamos de interés efectuar las anteriores reflexiones.

[1] Carlos Sabino, Diccionario de Economía y Finanzas, Ed. Panapo, Caracas. Venezuela, 1991. Voz "neoliberalismo".
[2] Alfredo Orgaz. Enciclopedia Jurídica OMEBA. Voz "Democracia". Tomo Vi, Pág. 505.
[3] Alberto Benegas Lynch (h). "El mundo al revés de Eduardo Galeano" ("Perfil", México, No. 73, agosto de 1999).
[4] C. Sabino, Ob. Cit. Voz respectiva.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

25/02/2013

CURIOSA ENCUESTA

Por el Dr. Guillermo Enrique Avogadro (*)

“El vicio inherente al capitalismo es el desigual reparto de bienes. La virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de miseria”. Winston Churchill

Existe una viejísima comparación que describe a los estadounidenses, individualmente, como inocentes, crédulos, ilusos, aburridos, cándidos, etc., mientras que, a la vez, pinta a los argentinos sobre todo, a los porteños- como vivillos, ranas, rápidos, imaginativos, creativos, piolas, etc. Todo termina cuando pensamos que los norteamericanos, todos juntos, hicieron ese país, mientras que los argentinos, también juntos, terminamos con el nuestro.

Ante la sinrazón de la política exterior del Gobierno, que nos ha llevado a un curioso alineamiento con Irán, propongo realizar una encuesta nacional con una sola pregunta: hoy, ¿dónde usted preferiría vivir? ¿En Venezuela, Nicaragua o Bolivia, o en Estados Unidos, Canadá, Chile, o Brasil?

Estoy convencido que ni los más fervientes fanáticos, esos que forman la legión de los aplaudidores permanentes de la Casa Rosada, elegirían compartir las miserias que los populismos chavistas se han concertado para generar en sus países, cada vez más empobrecidos por políticas nefastas y teorías económicas trasnochadas y fracasadas. Creo que, si se abriera la posibilidad de la emigración masiva a algunos de nuestros vecinos continentales, ni Milagro Sala, Pérsico o D´Elía conseguirían evitar la deserción de sus bases.

Entonces, ¿de qué estamos hablando cuando mentamos al progresismo vernáculo, que es lo opuesto al progreso? ¿Por qué razón los argentinos continúan votando, desde hace décadas, a políticos que sólo buscan perpetuarse y enriquecerse desde el poder? ¿Por qué no exigimos que nuestros terribles impuestos y la monstruosa recaudación del Estado se apliquen a mejorar la educación, la salud, el transporte, la energía, etc., y no terminen, como hasta ahora, en los bolsillos de estos próceres de pacotilla, con voluntad de eternizarse?

No puede ser sólo por el “sálvese quien pueda” porque, en general, son muy pocos los que lo consiguen, y esto es archiconocido. Cuando se deteriora tanto el nivel cultural de una sociedad, ésta lo sufre en su conjunto, ya que le impedirá progresar y desarrollarse; y lo mismo sucede con el estado sanitario. Cuando un país carece de infraestructura adecuada y de energía suficiente, retrocede rápidamente, ya que pierde competitividad, sus costos escalan, se reducen los puestos de trabajo o no se crean nuevos y, en general, los bienes y servicios que se ofrecen a la población empeoran.

Si es así, ¿por qué creemos tan fervientemente en la necesidad de contar con una línea de bandera (la mayoría de los grandes países no la tienen) que subsidia los viajes de los ricos en lugar de destinar esos fondos -¡tres millones de dólares diarios!- a mejorar los ferrocarriles y los colectivos? ¿Por qué nos enzarzamos en una discusión inútil acerca del ”Fútbol para Todos”, que tanto nos cuesta en viviendas, escuelas y hospitales no construidos, en vez de exigir que la publicidad en las transmisiones se abra a los privados? ¿Por qué permitimos que, en lugar de subsidiar a los usuarios pobres del transporte público, se regale dinero a las empresas, que no invierten y cada día asesinan a nuestros compatriotas?

Obviamente, la lista de incongruencias en nuestro imaginario social podría extenderse muchísimo más allá de lo que permite la brevedad de esta nota, pero usted, sufrido lector, podrá completarla con nuevos ejemplos.

Si tantos argentinos quisiéramos, como creo, vivir en un país serio y normal, ¿por qué nos resignamos a que esta caterva de políticos que hemos generado ninguno salió de un repollo- transforme nuestra vida cotidiana en miserable, sin seguridad, con drogas, con muertes, con inflación, a oscuras, cada vez más abajo en todas aquellas categorías que convierten la existencia en algo digno? ¿Por qué no damos un salto cualitativo, escogiendo con cuidado a nuestros representantes? ¿Por qué no optamos por quienes ofrezcan construir, con seriedad, con curriculum y sin prontuario, esos puentes hacia el futuro?

Esta semana, como tantas otras en el pasado reciente, tendremos una prueba de fuego para nuestros diputados, que los senadores ya reprobaron. El oficialismo llevará al recinto, luego de un rápido paso por las comisiones adictas, el proyecto de ley que transforma el memorándum firmado con Irán en un tratado y, como tal, le daría rango constitucional. Si es aprobado, como cree el Chivo Rossi que sucederá, Argentina habrá atado su suerte a la de un país del cual todas las democracias occidentales reniegan, que abjura de los derechos humanos, que ha atentado contra nuestro territorio y nuestros ciudadanos y que, si pudiera, destruiría a Israel.

¿Para qué todo eso? Carlos Pagni, tal vez el mejor analista del país, esbozó una teoría esta semana: doña Cristina está intentando convertirse en árbitro de un conflicto, que imagina inminente, entre Rusia e Irán y Estados Unidos e Israel. Si fuera así, la megalomanía habitual de nuestra señora Presidente se habrá transformado en una patología sumamente peligrosa, tanto para ella misma cuanto para los demás, los cuarenta millones de argentinos.

Baste recordar que un error de diagnóstico, no falso protagonismo, llevó al Gral. Perón a creer en la inmediata deflagración de una guerra entre el Occidente capitalista y el mundo comunista, y el precio que, en materia de aislamiento internacional tuvo que pagar la Argentina por él.

El cristinismo ha logrado, como ya lo hizo con la clase media, los sindicatos, el campo, etc., poner en contra suya a toda la colectividad judía, cuyo poderío económico nadie ignora, que ha unificado su voz por primera vez en mucho tiempo. ¿Qué sentido tiene pegarse un tiro en el pie todos los días? ¿No le basta con el malhumor que produce la siempre negada inflación, los controles de precios, el cepo al dólar, la humillante exhibición de impunidad de los funcionarios?

Esto, sin duda, es escupir al cielo, pero muy cortito. Todo hace que, con cada paso, el Gobierno se ensucie más.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Dr. Guillermo Enrique Avogadro por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

25/02/2013

¡ESCÁNDALO!

Por Malú Kikuchi (*)

“Nada es tan escandaloso como que nada nos escandalice” decía Golda Meir. Los argentinos  del siglo XXI sabemos que es cierto. Es tanto el escándalo, es tan atroz, tan perverso y tan común, que lo que soporta la sociedad todos los días, ya no escandaliza a nadie, más bien pasa a ser un comentario que puede durar los caracteres de un tuit, o como mucho, tres días.

Por supuesto que hay categorías de escándalos, están los “frívolos”, los que se resumen en frases desubicadas e hirientes, los graves, y los letales. Hay de todo, como en un bazar ¿iraní?

Boudou, el vice de la nación y presidente del senado, abarca los frívolos, las frases desubicadas y los graves. No se priva. La compra de muebles originales en Italia, pagando pasajes y varios días de estadía a los encargados de traer el mobiliario que luce en el senado, y dicen que también en su departamento de Puerto Madero, con un gasto pagado por el estado (nosotros), de menos de $400.000, es “pecata minuta”, comparando los millones que desaparecen sin explicación. Y los millones que imprime Ciccone, que no es de Vanderbroele, que no es amigo de Boudou, pero que vive en un departamento del Vice, le paga las expensas, el teléfono de línea y el cable. Y Ciccone es un grave negociado irresuelto. Ciccone, se le expropió a un NN, y ya es del estado. Ahora éste puede imprimir provocando una inflación aún+ galopante, basta con que tenga papel.

Escandalosas frases desubicadas e insultantes: Schiavi el día después de la tragedia de Once: “Si hubiera pasado ayer que era feriado, seguro que era menos grave”. Cristina, 5 días después, antes no tuvo tiempo: “Ahora viaja + gente porque tiene donde ir, porque hay trabajo”. Cristina un día antes del 1° aniversario de Once: “Las abuelas y madres esperaron 35 años para tener justicia”. Frases escandalosas, chocantes e hirientes. Pero hay más.

Cristina en El Calafate toreando a Macri por los árboles de la 9 de Julio: “Los árboles son sagrados. Los árboles no se tocan. Sobre mi cadáver únicamente. ¡Sobre mi cadáver!”  Señora, infórmese, la ley de bosques no se cumple desde 11/2007 y se talan 26has por hora. Por favor, no se muera, haga cumplir la ley. Timerman en el Reino Unido reclamando las Malvinas a las que llamó “islas británicas” ¡Qué furcio, canciller!

Pichetto refiriéndose al atentado de la AMIA: “murieron argentinos judíos y argentinos argentinos”. Alguien más que tiene que informarse, el canciller y el vice ministro de economía Kicillof, ¿son medio argentinos? Randazo reconociendo que las líneas “Sarmiento y Mitre son un desastre”. ¿Se dan cuenta 10 años después de estar en el gobierno? Escandalosas y ofensivas palabras que ameritarían una sucesión de renuncias.  Si no fueran escandalosamente indignos.

Grondona, “Julio el eterno”, prohibiendo una bandera que sólo pide JUSTICIA para que no entorpezca la propaganda oficial  durante fútbol para todos. Bajo presión y gracias a los pocos medios libres que quedan, cual merced real, ha permitido un minuto de silencio antes de los partidos de esta semana. Diga que “todo pasa”. Grondona también pasará. La memoria de los escándalos, ojalá no pase. ¡Aunque son tantos y estamos tan anestesiados!

Escándalos graves. La vergonzosa mentira del INDEC que nació para no pagar a los dueños de bonos atados a la inflación. Simple, una escandalosa estafa más a cuenta del estado argentino. Además de la mentira tan fácilmente comprobable en cuanto se llega al super, o al mercadito de la esquina. Moreno miente descaradamente. ¿A partir de qué precios se congelaron los precios? YPF tiene permiso de subir el precio de la nafta, las demás empresas también lo harán y todos los productos serán más caros. Pero los precios están congelados, palabra de Moreno.

Todos los escándalos de corrupción son graves, algunos más que otros. “Sueños compartidos”, robos exclusivos, bajo la desidia y complicidad de ciertos funcionarios que le encargaron a mamá Hebe, que no sabe nada de construcción (sólo aprendió a odiar), y a un condenado por parricidio, abogado, también sin conocimientos de construcción, el sueño de la casa propia, estafando esperanzas de personas necesitadas. Desaparecieron los fondos, nunca aparecieron las casas. Un escándalo cruel.

Escándalo letal. El acuerdo desvergonzado con  Irán, negociando muertos. ¡85 muertos! Sin pudor, defendiendo lo indefendible, a sabiendas que esto es el “punto final” del caso y gracias a “la obediencia debida”, como lo señalara Laura Guinsburg, ¿a cambio de qué? No hay nada, ni petróleo barato, ni préstamos que no conseguimos de otra parte, ni la esperanza (casi imposible) de Cristina de liderar el grupo que regenteaba Chávez, nada, absolutamente nada, que explique vender muertos. Y cuando la muerte ronda el escándalo, el peligro acecha, a pesar de la pasividad popular. Sin olvidar Cromañon.

Se siguen sumando los muertos. A los 51, más la bebé nonata de 6 meses, Uma,  y los casi 800 heridos de la tragedia de Once, están las madres del dolor, demasiadas para un país con sólo 40 millones de habitantes; el inexplicable asesinato del testigo de la causa hace una semana. Más todos los  asesinatos cometidos por personas drogadas, porque el gobierno no vigila las fronteras. Y están los que matan para robar, porque el gobierno que debe ser responsable de la educación pública, no les ha enseñado ni valores, ni cómo ganarse la vida dignamente. Imperdonables escándalos.

¿Cuántos escándalos más necesita Argentina para reaccionar? Estar rodeados de muerte, aterrorizados por lo que nos puede suceder al salir o al entra a casa, si es que llegamos; la crispación, el mal humor, la impaciencia, la falta de futuro para nosotros y los nuestros, la impunidad, la corrupción, la mentira y otra vez la muerte, no se deben aceptar como si nada sucediese.  La gente no debe morir porque al usar un tren que ha sido generosamente subsidiado con nuestra plata, los vagones carecen de frenos y la terminal tiene el tope vencido.

Le propongo un ejercicio contable. Sume desde el 25/5/2003 los miles y miles de millones desaparecidos en subsidios sin contraprestación, pero con seguro retorno; sume los miles de millones que se traga la propaganda estatal, desde fútbol para todos, pasando por Aerolíneas y los sueldos de los chicos de la Cámpora, más todos los escándalos por corrupción que recuerde (mi memoria no da para tanto). Junte rabia, reaccione y piense que es SU plata la que desapareció. Esa que a Usted le falta para llegar a fin de mes, pagar los útiles del colegio y darle una mano a sus padres, ya que ANSES tiene plata para financiar desde pela papas, a fútbol o automovilismo para todos, sólo  que no incluye en ese “todos”, a los jubilados.

Le propongo un ejercicio matemático macabro, cuente los muertos por violencia desde el 25/5/ 2003 hasta hoy. Saque la cuenta. No grite. No llore. Escandalícese. No pida justicia, exíjala, es su derecho constitucional. Y piense en cómo defender la vida y la Patria, que también está siendo asesinada.

JU5+1CIA PARA LAS VÍCTIMAS DE LA TRAGEDIA DE ONCE

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Malú Kikuchi por gentileza de su autora.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

25/02/2013

EL "MECANISMO DE PROYECCIÓN" DE EDUARDO ALIVERTI

Por Nicolás Márquez (*)

El iconográfico locutor Eduardo Aliverti es uno de los comunicadores más comprometidos ideológica y políticamente. Ideológicamente siempre estuvo equivocado: es comunista. Políticamente es un inmoral: hace propaganda a favor de la delincuencia kirchnerista.

Aliverti constantemente ha representado y encarnado las taras propias de todo militante psico-bolche arquetípico, cuya característica central consiste en culpar de manera automática, espontánea y constante de todos los fracasos o frustraciones propias a causas externas, ajenas o extrañas a su responsabilidad.

Von Mises ya nos advertía en su memorable obra “La Mentalidad Anticapitalista” acerca de muchas personas que, tras padecer determinados resentimientos o desengaños, intentaban paliar su tormento interior refugiándose en partidos izquierdistas cuyos apotegmas embriagantes les ayudaban a evadir la realidad y calmar la angustia ocasionada por sus respectivos traumas y contrariedades.

En la teoría psicoanalítica freudiana, los mecanismos de defensa son estrategias psicológicas inconscientes puestas en juego por diversas entidades para hacer frente a la realidad y mantener la autoimagen.  Después de Sigmund Freud, autores posteriores como Anna Freud, Melanie Klein y Alfred Adler, han propuesto una variedad de mecanismos de defensa cuya concepción les había ayudado a describir y comprender los fenómenos clínicos que se han observado. Uno de los mecanismos defensivos recurrentes, es el que se conoce como “proyección”, en el cual sentimientos o ideas dolorosas son proyectadas hacia otras personas o cosas cercanas pero que el individuo siente ajenas y que no tienen nada que ver con él. Esta ausencia de autocrítica también es frecuente en personalidades que cuentan por caso con rasgos psicopáticos.

Ante la desdicha, el malogro y el pesar, es moneda corriente en el microclima izquierdista culpar el infortunio de circunstancia apelando siempre a macabras conjuras perpetradas por los “poderosos”, el “imperialismo”, la “CIA”, la “oligarquía” y en los últimos tiempos, se anexó en el diccionario del buen progresista argentino al Grupo Clarín entre los satanizados conspiradores y villanos vernáculos.

Esta es la misma lógica usada por los apologistas de la banda homicida Montoneros (siempre reivindicada por Aliverti), la cual secuestraba empresarios, acribillaba policías y asesinaba niños. Pero cuando el gobierno peronista ordenó darles un castigo ejemplar a partir de decretar el merecido aniquilamiento de la guerrilla, de soldados revolucionarios pasaron a ser presentados como “víctimas del terrorismo de Estado”.

El dictador vitalicio Fidel Castro, probablemente el máximo ídolo y referente de Aliverti, tras confiscar 300 empresas norteamericanas en Cuba sin indemnización alguna, el país agredido y afectado decidió legítimamente suspender el comercio con la isla. Desde  entonces el represor Castro es presentado por sus feligreses como “víctima del embargo comercial”.

El mismo gobierno que le paga a periodistas como Aliverti para que lo adulen, se da el gusto de emitir moneda sin respaldo para financiar su clientelismo demagógico. Pero luego, como esta medida irresponsable genera inflación, los defensores del relato oficial nos dicen que la inflación no es culpa de este desfasaje sino de “empresarios ambiciosos”.

Idéntico argumento fue el de Aliverti y sus colegas asociados, cuando tras el bochornoso papel de su empleadora en la Universidad de Harvard (quien no supo responder preguntas previsibles de un puñado de estudiantes inexpertos), salieron a defender a su jefa alegando que el cuestionario fue pergeñado tras un “complot armado por Mauricio Macri y Héctor Magnetto”.

Todavía son muchos los fantasiosos que alegan que Néstor Kirchner murió con motivo de la desmesurada entrega física que él le brindó a la causa de los “postergados” y no porque se pasó muchísimos años de su vida fumando con desmesura, consumiendo whisky, pernoctando en los casinos y desoyendo todo consejo médico.

Los ejemplos son inacabables y uno de los últimos y mas desopilantes “argumentos” proyectivos del progresismo militante se dio cuando los periodistas del régimen informaron que los habituales cortes luz que padece la Argentina no son producto de la inoperancia del Ministerio de Planificación sino de una “conjura de la derecha que atenta contra los equipos electrógenos”.

En estas horas, el ya mencionado Eduardo Aliverti ha sido noticia con motivo y ocasión del homicidio cometido por su hijo, Pablo García Aliverti, quien manejando alcoholizado atropelló y mató a un ciclista y lo llevó “puesto” en el capó durante 18 kilómetros. Tras el episodio, el argumento esgrimido por el padre del asesino, una vez más incurre en el mecanismo que estamos comentando. Efectivamente, después de vociferar y denostar a la gente que según él “lo están fusilando”, en plañidero todos los comunicadores oficialistas (y muchos periodistas “independientes”) salieron a “solidarizarse” con el susodicho lamentando “la tragedia del hijo de Aliverti”, sin mencionar que la verdadera tragedia la vivió el ciclista asesinado precisamente por el hijo del locutor apañado por sus pares y colegas.

Luego, fue el propio Aliverti quien salió al ruedo disparando la siguiente “reflexión”:

“Ojalá esto sirviera para que, de una vez por todas, se abra un debate serio acerca de la ética periodística”.

¿Qué tal si debatimos sobre la ética del conductor automovilístico? ¿Y si debatimos sobre aumentar la punibilidad para con los asesinos del volante a fin de que tras cometer sus crímenes estos no se vayan impunemente a sus casas? ¿Y si debatimos sobre los privilegios judiciales que tienen los amigos del gobierno a la hora de ser sometidos a causas judiciales?

Seguidamente, el locutor caído en desgracia arremetió contra la prensa que no se conmovió por la suerte del asesino sino de la víctima:

“somos o podemos ser víctimas de la gente que hace periodismo de esta manera (…) Lo que estoy viviendo me ratificó con creces la gente que vale la pena y la que no. Pero al margen de lo sentimental, también me ratificó quiénes ejercen periodismo y quiénes son una basura técnicamente hablando (…) Entre los primeros, [hay] mucha gente que no piensa ideológicamente como yo. De los segundos, todos los que ya sabía. A los primeros, gracias por la decencia profesional, la estatura. No hablo de la solidaridad, hablo de la categoría periodística, de su don de gente profesional. A los segundos, también gracias. Por haberme demostrado que no me equivoco en la identificación de la carroña. Una carroña indescriptible”

¿Se refiere a la “carroña indescriptible” de aquellos que desde “678”, Página 12 y medios afines se dedican constantemente a destrozar por medio de operaciones de prensa abominables a todo aquel que no sea adicto al régimen?

¿Resulta que ahora la familia Aliverti es víctima?

Tanto sea por alguna patología psicológica como por hábil maniobra política, lo cierto es que la izquierda tiene siempre la potestad de convertir a victimarios en víctimas. En efecto, si el odontólogo Ricardo Barreda (famoso por haber matado a sus dos hijas, su esposa y su suegra hace 20 años) hubiese sido un militante de izquierda, los periodistas como Aliverti habrían salido en su defensa alegando que el facultativo:

fue víctima de un terrible acoso familiar y que entonces tomó una decisión con emoción violenta en legítima defensa y que en aras de los derechos humanos, el centro de atención al jefe de familia acosado, y debido a la hidalga trayectoria del acusado a favor de los necesitados, sepamos comprender la situación de Barreda, lo exculpemos e indemnicemos por el daño psicológico al que fue sometido durante tantos años en su casa y por ende hay que darle otra oportunidad”.

¿Acaso les parece exagerado este último ejemplo? Pues no lo es. En mas o en menos esa fue la argumentación para otorgarle al parricida Sergio Shocklender (históricamente defendido por Aliverti con uñas y dientes desde la radio) millones de dólares para hacer negociados progresistas con resultados a la vista. Y si un personaje es transmutado de peligroso parricida a custodio de las “viviendas populares”, no hay impedimento entonces para que Pablo García Aliverti  pueda en breve convertirse en víctima de la imprudencia de un ciclista que no usaba casco reglamentario y que gracias a su persona y aporte, ahora podemos por fin llevar adelante el postergado debate sobre la “ética periodística” solicitado por su progenitor hace unas horas.

Dice un viejo refrán que “uno en la vida puede hacer lo que quiera, pero lo que no puede es evitar las consecuencias”. Esta regla nos comprende a todos los mortales. Pero los izquierdistas, si bien tampoco pueden evitar las consecuencias, se las rebuscan para conseguir a quien echarle la culpa de las mismas.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Nicolás Márquez (abogado, periodista y escritor, sus últimos libros son "Chávez, de Bolívar al narcoterrorismo" y “El Cuentero de Carondelet. Rafael Correa”) por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

25/02/2013

LA SUSTANCIA REAL TRAS EL RELATO

Por Jorge Álvarez (*)

El 22 de Febrero de 2012 un tren a la velocidad de una bicicleta mato a 51 personas y dio inició a un conjunto de preguntas que aún no sabemos como responder, ya que nos preguntamos;

 

¿Porque no se detuvo el tren? ¿No le andaban los frenos? ¿Fue negligencia de una persona o esa persona estaba al mando de un tren que no estaba en condiciones de viajar? ¿Qué un tren no pueda frenar es responsabilidad del MOTORMAN o es la ausencia de inversión durante un tiempo prolongado? ¿Qué relación existe entre las políticas de subsidio a la oferta por parte del Estado Nacional y el deterioro en la prestación de servicios?

 

¿Quién controla la prestación de los servicios de transporte público? ¿Los que controlan la prestación de los servicios de transporte son los encargados de la política de subsidios? ¿Se auditaba a las empresas de transporte (no solo los trenes sino también micros de corta y larga distancia) para saber que se hacía con ese dinero? ¿que papel jugaron los dirigentes ferroviarios que estuvieron involucrados en el asesinato de Mariano Ferreyra?

 

¿Si hubo ausencia de inversión fue responsabilidad de los dueños de las empresas concesionarias o contó con la complicidad de quiénes renovaban los subsidios mensualmente?¿Se presto atención a los diferentes informes que al respecto llevo a cabo la Auditoria General de la Nación? ¿Si no se presto atención porqué? ¿Quién controlo el estado de los trenes durante el proceso de transferencia de subsidios? 

¿Qué papel cumplió el ex Secretario de Transporte en la conformación de un sistema donde se decidió subsidiar a la oferta de los transportes públicos?

 

¿Es posible que los empresarios se vieran obligados a participar de un sistema de retornos con la política de subsidios teniendo que retornar un porcentaje mensualmente? ¿Qué relación existe entre este tipo de sospecha y el crecimiento descomunal del patrimonio del ex Secretario de TransporteRicardo Jaime? ¿Jaime fue funcionario desde 2003 hasta 2009 de los gobiernos de Nestor Kirchner y de Cristina Fernandez respectivamente?

 

¿Sería Nestor Kirchner un líder político débil al cual sus subalternos podrían engañar llevando adelante durante tantos años una política de retornos sin su conocimiento? ¿Estaba al tanto pero hacía la vista gorda?

 

¿Se modifico esa política cuando Ricardo Jaime abandono su cargo y fue reemplazado por Juan Pablo Schiavi? ¿En el caso de continuarse con la misma política de subsidiar la oferta sin controlar el destino de los fondos podríamos estar en condiciones de hablar de un sistema integral de corrupción que involucro a las principales figuras del poder en la argentina y no un kiosco aislado de un funcionario corrupto?

 

¿Una vez sucedido la tragedia de ONCE el silencio oficial de la máxima autoridad del estado se debió a un impacto emocional o a la conciencia plena de un grado de involucramiento de su administración?

 

¿La posterior caducidad de la concesión a TBA por parte del Gobierno Nacional permitió iniciar una profunda investigación que determine los responsables de una práctica corrupta o por el contrario se garantiza la impunidad de estos?

 

¿La negación en la agenda oficial de la existencia de las victimas de la tragedia de ONCE obedece a la necesidad de mantener cerrado el caso para que no se conozca quiénes realmente están involucrados en el sistema de corrupción que se le imputa exclusivamente a Ricardo Jaime?

 

¿Luego de diez años de crecimiento de la economía argentina los trenes, los subtes, las rutas o la red de micros de corta y larga distancia es mejor que la existente en el año 2003?

 

A un año, preguntas que aún no tienen respuesta.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Jorge Álvarez (Consejal UCR-San Isidro) por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

24/02/2013

POR EL SOLO HECHO DE EXISTIR

Por Enrico Udenio (*)

Desde la devaluación y el corralito cambiario ejecutado en 1955 por Perón, el país registró más de una decena de crisis, las que con mayor o menor profundidad marcaron la cultura económica de varias generaciones argentinas. 

Corralitos cambiarios, maxi-devaluaciones, múltiples y simultáneos tipos de dólar, hiperinflaciones, congelamientos de precios con sus posteriores disparadas inflacionarias, pesificaciones, planes de financiación variados (Bonex, 1050, etc), cesaciones de pago encubiertas o explícitas, etc, predispusieron a los argentinos a ser muy precavidos a la hora de cuidar o arriesgar su dinero.

LAS CRISIS ETERNAS

Mientras en la población cunde la inquietud sobre el futuro, los actuales “gurúes económicos K” insisten en que:

1)  No es mala una inflación del 20% anual.

2) Se puede emitir sin generar problemas todos los billetes que se necesitan para cubrir el déficit fiscal.

3) No se necesita mantener reglas de juegos claras ni respetar contratos privados si al Estado no le conviene hacerlo.

4) El Capitalismo de Estado (al estilo fascismo) puede mover y organizar la productividad del país sin tener que aceptar el equilibrio entre la oferta y la demanda.

LA REALIDAD HISTÓRICA DE LA ECONÓMÍA ARGENTINA

Sin duda hay generaciones de jóvenes que hoy apoyan las ideas político-económicas del “cristinismo”.  Es muy probable que tomen conciencia de su error cuando sufran en carne propia –como le sucedió a las generaciones anteriores- el desbande financiero y económico generado por ellas.

La principal falacia es pensar que el déficit fiscal puede disfrazarse mediante trampas contables sin producir serios daños al desarrollo de un país.

Es que el financiamiento del gasto público en la Argentina siempre ha sido el verdadero dolor de cabeza ya que, con excepción de los años 2002 y 2003, en los últimos 70 años la población siempre consumió más de lo que produjo.
Si esto sucede en una empresa o en una familia, la quiebra está asegurada.
Pero en el caso de un país como el nuestro se resuelve el problema con una abundante emisión monetaria que, al no tener una correlación con mayores inversiones y productividad, se traduce de manera inevitable en inflación.

Cuando anteriores “gurúes económicos con impronta conservadora” (como fue el caso de Martínez de Hoz) evitaron emitir pero no solucionaron ese déficit productivo, lo terminaron financiando con abundantes préstamos y la deuda pública se disparó. Recordemos que durante la última dictadura militar la incidencia del endeudamiento pasó de 14% al 47% del PBI.

Sea mediante emisión desbordada o endeudamiento descontrolado, los argentinos pagaron y deberán seguir pagando con inflación esa dura realidad que es la de consumir más de lo que la economía produce.

La inflación es el sistema más utilizado por los gobiernos –incluido el actual- para llevar adelante un “ajuste” de la economía. Lo peor es que es injusta –el asalariado es el que más sufre-; es hipócrita –relatan que no hay ajuste cuando lo hay-; y es ineficaz –porque nunca, a lo largo de la historia, logró equilibrar la economía de una población.
Con la inflación se sufren todos los problemas de un ajuste sin tener ninguno de sus beneficios. 

EL DESBORDE

Para entender un poco más hacia dónde va la economía argentina me remitiré a tres variables básicas y sencillas:

1) Déficit fiscal.

Un país que tiene superávit fiscal, es decir, que produce más ingresos que gastos, es un país que no puede sufrir graves crisis económicas. En cambio, el déficit fiscal es su principal generadora.
Las crisis económicas pueden quedar en evidencia mediante diferentes síntomas: congelamiento forzado de precios y salarios; restricciones y prohibiciones a las libertades individuales; inflación, devaluación o revaluación de la moneda, etcétera; pero todos estos terminan siendo una consecuencia del déficit fiscal.
Y este déficit es, a su vez, consecuencia de que el país gasta mucho más de lo que produce. 

¿Cómo darnos cuenta de que esto está sucediendo?

Hay varias maneras. La más recomendable es mirar la relación de la suma de los déficits fiscales nacionales y provinciales con el PBI del país.
Cuando vemos que el saldo fiscal de un país es deficitario en un índice mayor al 3,5% respecto del PBI, debemos evaluar que estamos en grave peligro.
En esta visión, es clave evitar las “trampas contables”, que han sido muy utilizadas por el gobierno kirchnerista.

¿Qué es una “trampa contable”?

Por ejemplo, contar como ingresos los ahorros del Banco Central y la ANSES.
Un ahorro es un capital y un capital no es un ingreso compatible de ser balanceado con un gasto.
Sería como considerar ingreso genuino al dinero recibido por la venta de su casa para solventar los gastos que le demanda vivir en esa casa. Usted logra zanjar esos gastos pero se queda sin la casa.
De esta manera, el gobierno nacional esconde su déficit consumiendo capital  que no puede reponer dentro del mismo ejercicio fiscal.

2) Inflación.
Se considera que la inflación en normal e inherente a un sistema productivo que funciona de manera más o menos correcta cuando no supera el 4 o 5%. Arriba de este índice, la economía ingresa en zona de alto riesgo. 

Ahora bien, cuando un país tiene una inflación superior al 20% anual, como es el caso de Argentina, significa que si no se corrige la economía de manera drástica, se desembocará de manera inevitable en una grave crisis.

UN PAÍS QUE PREMIA LA SOLA EXISTENCIA

Uno de los pensamientos más divulgados de la corriente “Nacional y Popular” es ese de que “por el solo hecho de existir le da derecho a un individuo a tener educación, salud, trabajo y vivienda” (1).

En lugar de promover la cultura del trabajo y el esfuerzo como el vehículo que permitirá a un individuo acceder a una vida digna, se culturalizó la de la idea del asistencialismo.
No importa lo que se haga o se deje de hacer, por el solo hecho de ser un habitante del país, el Estado tiene la obligación de mantenerlo y proveerle de todas sus necesidades básicas y existenciales, incluyendo dentro de estas urgencias el fútbol de los fines de semana.

Es muy difícil que la Argentina se convierta en un poderoso país si sus habitantes adhieren a una nación que hace apología de la asistencia como factor de desarrollo.

(1): Expresión dicha durante la propaganda oficial en el programa “Futbol para Todos”.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentileza de su autor Enrico Udenio,  asesor económico y especialista en comercio exterior, se ha desempeñado como empresario comercial e industrial desde 1965. De nacionalidad italiana, arribó a la Argentina, país en el cual reside, siendo niño. Sus compañías en Argentina y en el exterior desarrollaron diversos proyectos comerciales e industriales, algunos de ellos muy conocidos, como fue el caso de la radicación de Honda Motor en el país. A principios de la década del ’90 cerró todas sus empresas para dedicarse al asesoramiento, la docencia y la investigación en política y economía. Autor, en 1981 de los libros "Corazón de Derecha Discurso de Izquierda" y “Diario de un Divorciado”. En cuanto a su postura ideológica, se define a sí mismo como un pragmático independiente, comprometido con la filosofía holística y el construccionismo histórico como forma de mirar a la realidad.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

24/02/2013

MONOTRIBUTISTAS, UNA ESPECIA EN EXTINCIÓN

Por Guillermo LoCane (*)

El titular de la AFIP aclaró recientemente que el gobierno no tiene pensado realizar ningún cambio en el Régimen Simplificado. Y aseguró “en el Monotributo, es donde encontramos la mayor cantidad de enanismo y hasta de fraude fiscal”.

Lo cierto es que, cada vez más, son miles los pequeños contribuyentes que se ven forzados a salir del régimen. O mantenerse en él en forma ilegal. Esto es así debido a que, en la actualidad, es muy fácil sobrepasar alguno de los parámetros máximos que establece la normativa vigente (como los ingresos brutos o alquileres abonados) ya que los mismos se encuentran desactualizados.

La última actualización completa de parámetros data de fines del 2009. En aquella oportunidad se fijaron como máximos de facturación anual $200.000 para locaciones de servicios y $300.000 para el resto de las actividades.

En este último caso (la categoría “L” -para venta de productos-) que tienen un tope de facturación de $300.000 al año, se incluye la obligación de poseer tres empleados como requisito de permanencia. El sueldo mínimo de convenio de los empleados de comercio, es de aproximadamente $6.050. Siendo entonces que, por tres empleados, el costo anual rondaría los $235.950. Si a este valor se le incluye el pago de la cuota del régimen simplificado ($35.484 anual), llegamos a un total de $271.434 al año. Estos gastos representarían un 90% de los ingresos máximos de facturación permitida. Un absurdo.

Pero esta situación no es exclusiva de quienes venden productos. También los que prestan servicios se ven claramente afectados por la falta de actualización de los parámetros que delimitan el régimen. Por ejemplo, un profesional que en 2010 facturaba $9.900 por mes, se encuadraba en la categoría “G”. Pero por el solo hecho de ajustar su tarifa al ritmo del 20% anual desde aquel momento, en 2013 debería abandonar el Régimen Simplificado, dado que su facturación mensual rondaría los $17.000 y el máximo permitido es de $16.667.

El problema que vive, hoy, un monotributista no difiere del que vive el resto de los contribuyentes: Desactualización de montos de exención, escalas de liquidación de impuestos, límites al cómputos de créditos fiscales, deducciones de gastos y otro tipo de conceptos que no se ajustan automáticamente, sino, según el discrecional criterio del gobierno.

En el caso del régimen simplificado, la falta de actualización de parámetros llevará a la paulatina extinción del sistema. Pero no por una vía clara y explícita, sino por otra más sinuosa: el simple trascurrir del tiempo sin las actualizaciones que corresponden al inegable proceso inflacionario.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Guillermo LoCane (Contador Público, egresado de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. Tributarista, consultor, ha sido asesor en el Senado y actualmente lo es en la Cámara de Diputados de la Nación. Integra el Consejo Académico de la Especialización en Impuestos de la Escuela de Economía y Negocios Internacionales de la Universidad de Belgrano, y es miembro de la Comisión de Estudios sobre Finanzas Públicas del Consejo Profesional de Ciencias Económicas) por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

24/02/2013

CRISTINA KICHNER VS. MAURICIO MACRI

Por Héctor B. Trillo

Escribir sobre el tema de las peleas entre la presidenta y el jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires puede llevar a la falsa idea de una toma de posición política que puedo asegurar no tengo, al menos en lo que a ambos personajes respecta.

Creo entender la matriz política que lleva a la señora presidenta a pelearse con el jefe de gobierno por cualquier cosa.  Macri representa, desde el punto de vista mediático oficialista, a  "la derecha". Y ese calificativo es insoportable para lo que podría llamarse "el eje" del actual gobierno. Creo que si a la presidenta alguien le dice que es "de derecha" puede llegar a reaccionar en pocos minutos, como lo hizo cuando el actor Ricardo Darín tuvo la ocurrencia de preguntarse públicamente sobre el crecimiento patrimonial de los Kirchner. Es que crecimiento patrimonial es, para el estándar oficial, equivalente a ser de derecha. Por eso también la señora ha afirmado que ella pertenece a la clase media, lo que no dejó de provocar hilaridad entre sus opositores. Pero en fin, los ricos son la derecha. Punto.

Ahora bien, Macri es un jefe de gobierno. En la ciudad de Buenos Aires hasta 1994 el cargo máximo era el de intendente. Guste o no, Macri es hoy el intendente de la ciudad, sólo que elegido directamente por la gente que vive en la ciudad, lo cual puede llegar a ser discutible dado que se trata de la capital federal del país. Pero ese es otro tema.

Se ha dicho en la prensa hasta el cansancio que el jefe de gobierno es "presidenciable", y que ya en su momento Néstor Kirchner lo había marcado como el principal adversario político. Es muy probable que haya sido así, y que la señora haya tomado la posta.

Los sendos triunfos electorales del PRO en la ciudad, que ya en dos oportunidades dejó muy lejos las aspiraciones del Frente para la Victoria evidentemente han dolido, y especialmente lo han hecho en el círculo áulico presidencial y su correlato ideológico. Los insultos recibidos por los votantes del macrismo son de todos conocidos.

Hace años que diversos funcionarios del  gobierno nacional lanzan acusaciones personales contra Macri; verdaderas descalificaciones en general inconsistentes y absurdas, pero homogéneas. Es decir que todos repiten más o menos lo mismo. Que es "vago", que es "irresponsable", que está "feliz de que haya pobres" y otras lindezas. Esos mismos funcionarios son los que a su vez se rasgan las vestiduras cuando alguien descalifica a la señora. Y esto la incluye a ella misma, que no trepida en utilizar palabras descalificadoras contra sus adversarios, especial y precisamente, contra Macri.

Lo cierto es que estas descalificaciones pretenden ser respuestas en determinadas circunstancias. Pero es lo que menos son. Y dejan siempre la impresión de que lo que ocurre es que no hay respuestas.

No hay respuestas al por qué  de la negativa al traspaso de la Policía Federal. Y en general no hay respuestas  en lo que se refiere a la actuación de esa policía, o al retiro de los lugares públicos que antes vigilaba.  Es un ejemplo. Hay muchos.

Gobernar una ciudad como Buenos Aires no es moco de pavo y muchas cosas hechas por el actual gobierno local son y pueden ser ampliamente discutibles y hasta dignas del peor de los rechazos. Pero la gestión de Macri es la gestión de un intendente. Y un intendente es un administrador local. Poco importa su filiación política. O, más bien, poco debería importar.

Y precisamente creo que este es el punto relevante. La señora presidenta y sus colaboradores intentan instalar en la población la idea de que el gobierno de la ciudad hace determinadas cosas porque es "de derecha", al mismo tiempo que los funcionarios nacionales se enriquecen de manera ignominiosa y viven en Puerto Madero con todos los lujos sin dar ninguna clase de explicaciones y, lo que es peor, tapando las investigaciones con artilugios francamente patéticos, claramente violatorios del Estado de Derecho, y reñidos con las más elementales prácticas republicanas.

Es sabido que varios de los actuales funcionarios y no pocos políticos elegidos por la gente a nivel nacional y también de las provincias y municipios, fueron en los años 90 conspicuos colaboradores de Carlos Menem. Un ex presidente también peronista pero que según estos mismos políticos es ahora un representante de la más rancia "derecha neoliberal". Ese mismo ex presidente fue calificado como el mejor de la historia por Néstor Kirchner.

Todo parece un gran circo. Una patética puesta en escena de las miserias de seres humanos por lo general mezquinos que viven y han vivido del erario por años y años. Todos ellos integrantes de un mismo partido, al que gustan llamar "movimiento" para poder englobar así mejor la genuina falta de una ideología. Porque la verdad es que todos quienes acusan e insultan a Macri por ser "de derecha", son y viven como la más consistente de las derechas, si hay que atenerse a lo que según dejan ver es para ellos ser de derecha.

Como se sabe, en estas horas se generó una nueva discusión por el tema de llamado Metrobús y del traslado de los árboles y monumentos de la Av. 9 de Julio para permitir la traza por donde habrá de circular el transporte público. La señora llegó a afirmar, en El Calafate, que allá los árboles no serían talados, y que para hacerlo habría que pasar sobre su cadáver.

Un histrionismo sobrante, por decirlo de algún modo. Máxime si uno piensa que es la misma presidenta que vetó la ley de glaciares, o que de manera evidente apoya la llamada minería a cielo abierto.

Lo cierto es que quien dispone qué habrá de hacerse con los árboles de El Calafate, es el intendente de esa localidad, y no la presidenta de la Nación, cuya función es muy otra. La señora ha sido elegida para gobernar el país, no para decidir qué pasa en una plaza de una ciudad cualquiera del Interior del país.

No ha sido elegida presidenta para que ataque a gobernadores o jefes de gobierno porque "no saben gestionar", o para que descalifique a personas que han sido elegidas por el pueblo tanto como ella, y en varias oportunidades además.

¿Es la presidenta la encargada de opinar sobre lo que hace el jefe de gobierno con el subte, o con los árboles, o con las ciclovías? ¿No es acaso su función preocuparse por la marcha de la economía, por la educación, por la seguridad pública, por las relaciones con otros países  y por el respeto de las instituciones democráticas, entre muchas otras cosas por demás trascendentes?

El tema de los árboles es realmente denigrante en todo sentido. Mientras el gobierno local habla de "traslado", el gobierno nacional habla de "tala". Recuerdo algo parecido que pasó cuando se amplió la Panamericana y el intendente de Vicente López, el legendario "turco" García, se ató a un árbol para que no fuera trasladado. Al final , obviamente, la Panamericana se hizo. Y lo mismo va a pasar con la General Paz cuando se amplíe.

Lo cierto es que el uso del verbo "talar" de manera genérica sirve para descalificar al jefe de gobierno y a su partido. Y es utilizado adrede. Una vez más la descalificación como manera de resaltar que los buenos y generosos están con el gobierno nacional, mientras que  los desalmados y gozosos de que haya miseria y desatención  están en "la derecha" gobernante en la ciudad.

Porque más allá de que el Metrobús sea una buena o una mala idea, lo cierto es que la crítica debería ir acompañada de soluciones alternativas.  Y eso siempre dentro del ámbito de discusión ciudadana, es decir, local.

No es que la presidenta no pueda opinar, desde ya. Pero creo que está claro que no es su intención opinar.

No quiero enfrascarme en el tema puntual, pero es una realidad que el gobierno de Macri ha hecho unas cuantas obras en estos años. Desde el arreglo del Colón hasta las ciclovías. Desde el traslado admistrativo al sur de la ciudad hasta las reparaciones en las escuelas.

No recuerdo una sola obra de la gestión actual que no haya merecido acerbas críticas. Es realmente sintomático, y, si me apuran, inmensamente torpe.

Ni Macri ni Cristina perderán su "trono" por estas cuestiones menores.  Tanto uno como el otro seguirán haciendo lo que les parece mejor y finalmente el pueblo votante decidirá.

Sería bueno, sin embargo, que se terminen de una vez estas peleas absurdas, inconsistentes y por temas que son de esferas diferentes.

¿No resultaría cuando menos sofocante que la señora presidenta se dedicara a criticar a los intendentes de las miles de comunas que tiene el país?  El absurdo queda expuesto así de manera palpable.

Muchas cosas que ha hecho el gobierno local son altamente discutibles, desde la peatonales céntricas con las ciclovías de doble mano que nadie respeta hasta el mismísimo Metrobús, que lo único que hace es dificultar el tránsito de automóviles sin haber planteado la construcción de sendas playas de estacionamiento en los accesos.

También podría hablarse de los hospitales con deficiencias de infraestructura que sin embargo no difieren de lo que ocurre en las provincias y que además son problemas de vieja data. Lo mismo las escuelas. En fin, todo puede discutirse y cuestionarse.

También es cierto que para llevar acabo grandes obras hacen falta grandes inversiones.

¿Y quién estaría interesado en invertir en líneas de subterráneo en la Argentina si no se  le garantiza mínimamente el respeto de las reglas de juego y tarifas lógicas? Ni hablar del transporte por autobuses. Todas las mañanas podemos ver centenares de ómnibus y combis con "permisos" para transportar turistas, pero que en realidad son los denominados "chárters", negocio que regentea entre otros el grupo Plaza, de la familia Cirigliano.

Todos los caminos conducen a lo mismo y no quiero irme por las ramas.

No es razonable que el poder ejecutivo nacional discuta con un intendentes o gobernadores sobre cuestiones paisajísticas o urbanísticas. No es su tema. Y si lo fuera debería serlo de las 24 provincias y de las miles de intendencias.

Y mucho menos resulta razonable, urbano, serio, educado o como quiera llamársele, salir a tildar al jefe de gobierno de la ciudad de "vago" o de lo que sea. Porque eso, además, es carecer de argumentos para caer en la descalificación personal. Y no hay nada peor que la puesta en evidencia.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

24/02/2013

RAÚL CASTRO CONTRA YOANI SÁNCHEZ

Por Carlos Alberto Montaner (*)  

Yoani Sánchez, a su pesar, tiene la clave. La prueba de que el gobierno de Raúl Castro no ha cambiado prácticamente nada, y continúa siendo un régimen incorregiblemente estalinista, es la organización de los actos de repudio contra la bloguera tras autorizar su salida del país. 
A Yoani le han permitido ejercer su derecho a viajar –que nunca debió negársele–, pero llevándose con ella, tras ella, el acoso de la policía política, las amenazas, los gritos de los energúmenos que no le permiten hablar, exactamente como si estuviera en Cuba. Salió del país, en efecto, pero se llevó a cuestas la dictadura.

Lo único que falta es que la golpeen físicamente, algo que puede ocurrirle en cualquier momento, como le sucedió en Ginebra al activista Frank Calzón, a quien dejaron inconsciente sobre el pavimento de la sede de la Comisión de Derechos Humanos, a donde había acudido a denunciar los maltratos a los presos políticos. 

La dictadura cubana, que copió y mantiene la estrategia de la extinta KGB contra todo aquel que disienta de la línea oficial, sostiene su “legitimidad” sobre lo que se conoce como un “mecanismo escolástico” calcado del modelo teocrático-católico del medievo, entonces auxiliado por la temida Inquisición: 

• La verdad es lo que deciden las autoridades. 
• Los Castro son las autoridades y han descubierto todas las verdades.
• Esas verdades pueden cambiar de acuerdo con la conveniencia de las autoridades. 
• Lo único que les está permitido a los súbditos es obedecer, confirmar y alabar el discurso de las autoridades. 
• Quien discrepa o disienta de esas verdades es un loco, un canalla que vende su conciencia y un agente del enemigo. 

Por lo tanto, merece ser aplastado. 

Para verificar la infalibilidad de las autoridades en los regímenes totalitarios, y para comprobar el carácter malvado de quienes disienten, se ponen en marcha lo que en la repugnante jerga policiaca, cargada de eufemismos, llaman “medidas especiales”. 

Yoani Sánchez, como tantos demócratas de la oposición, ha sido y será víctima de numerosas “medidas especiales” organizadas por un enorme cuerpo de la policía política dedicado a esos sucios menesteres, a cuya cabeza está situado el coronel de la inteligencia Rolando Alfonso Borges, jefe del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. 

¿Qué hace ese Departamento contra Yoani? La espía constantemente. Esparce rumores viles sobre su vida íntima. Trata de enemistarla con su entorno. Le coloca chivatos en su grupo que se disfrazan de amigos. Le inventa complicidades con delitos que nunca ha cometido. La insulta y trata de desacreditarla de mil maneras. Le organiza –como ahora tras su salida de Cuba– actos de repudio ejecutados por turbas del Partido Comunista reclutadas por otro brazo del Ministerio del Interior: el Instituto de Amistad con los Pueblos, creador de los numerosos Comités de Amistad con Cuba que existen en todo el planeta consagrados a instrumentalizar a los partidarios de la dictadura.

Quien quiera saber cómo funciona la policía política cubana y cuál es su estructura, le recomiendo vivamente que conozca cómo operaba la KGB soviética: los cubanos son discípulos aventajadísimos. Para eso hay un libro fundamental, The Sword and the Shield: The Mitrokhin Archive and the Secret History of the KGB. 

Vasili Mitrokhin era uno de los archiveros de la KGB y huyó con muchos de sus papeles tras la debacle de la URSS a principios de los noventa del siglo pasado. Mitrokhin consiguió asilarse en Londres y, con la colaboración del historiador Christopher Andrew, publicó dos tomazos fundamentales. El otro se titula The World Was Going Our Way: The KGB and the Battle for the Third World. De ambos hay traducciones al español.

Reitero la premisa de este artículo porque me parece fundamental: el significado último de la persecución a Yoani Sánchez es que en la Cuba de Raúl Castro todo sigue igual. Continúa mandando la policía política, se mantiene incólume el estalinismo, y no existe la menor intención de crear espacios de libertad en los que los demócratas puedan expresar sus ideas. Todo lo que ha hecho Raúl Castro es alargar un poco la cadena.

(*) Escritor y periodista. Su último libro es la novela "La mujer del coronel". Carlos Alberto Montaner es uno de los periodistas más leídos del mundo hispánico. La revista Poder calculó en seis millones los lectores que semanalmente se asoman a sus columnas y artículos, reproducidos en docenas de diarios y revistas. Ha publicado unos veinticinco libros de ensayos y narraciones. Divide su tiempo entre Madrid y Miami.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

24/02/2013

BRASIL EN LA ENCRUCIJADA

Por Andrés Oppenheimer (*)

Brasil, el país más grande de América latina, todavía puede convertirse en el futuro en una súper-estrella de la economía global, pero para eso deberá dejar de ser un gigante ensimismado.

Hay nuevos datos que indican que - a pesar del anuncio de la presidenta Dilma Rousseff de que Brasil tendrá este año una cosecha récord de granos, del reciente descubrimiento de enormes yacimientos de petróleo y del hecho de que la Copa Mundial de Fútbol 2014 y de los Juegos Olímpicos 2016 le darán a Brasil una oportunidad única para estar en el candelero mundial - las tendencias del comercio brasileño no son buenas.

Un estudio del Banco Mundial publicado la semana pasada, titulado El precipicio competitivo de Brasil, revela que las exportaciones brasileras de productos industriales no van bien, y que Brasil está enfrentando “considerables desafíos competitivos”. 

Traducción: el país se está quedando atrás de otras potencias emergentes, como China, India, Rusia y Sudáfrica.

El informe, escrito por los economistas Otaviano Canuto, Matheus Cavallari y José Guilherme Reis, dice que las exportaciones totales de Brasil se han más que duplicado en los últimos años, en gran parte gracias al aumento de los precios mundiales de las materias primas. Sin embargo, siguen estando muy por debajo de las de otras potencias emergentes.

Mientras que las exportaciones brasileñas aumentaron 262 por ciento durante la última década, el crecimiento promedio de las exportaciones de otras potencias emergentes como Rusia, India, China y Sudáfrica fue del 439 por ciento, dice el estudio.

La integración comercial de Brasil con otros países “está entre las más bajas del mundo”, y no hay “ningún signo reciente de progreso”, indica. 

Aunque Brasil es por lejos el líder latinoamericano en exportaciones de alta tecnología -sus aviones Embraer, por ejemplo, están entre las aeronaves más vendidas del mundo-, “hay una clara reducción en la proporción de exportaciones de alta tecnología en los últimos años”, revela el informe.

Las exportaciones de alta tecnología de Brasil disminuyeron del 10.4 por ciento del total del país en el 2000 al 5 por ciento en el 2010. Inversamente, la proporción de exportaciones de materias primas de Brasil aumentó del 46 por ciento al 63 por ciento de las exportaciones totales en el mismo período, consigna el estudio.

En otras palabras, Brasil se ha vuelto demasiado dependiente de las exportaciones de alimentos, y demasiado dependiente de China. 

Durante la década pasada, las exportaciones de alta tecnología de Brasil crecieron en un “modesto” 36 por ciento, mientras que las de China e India aumentaron en un 873 por ciento y un 389 por ciento respectivamente, señala el informe.

Entre las razones del mediocre crecimiento de las exportaciones brasileñas se cuentan una moneda sobrevaluada que encarece los costos laborales, la baja productividad, los altos costos logísticos y la burocracia gubernamental, explica el informe.

“El gobierno brasileño es muy consciente de estos problemas”, me dijo en una entrevista telefónica Canuto, principal autor del estudio. “Pero debe implementar rápido sus planes, porque los factores de crecimiento que funcionaron bien para el país en los últimos años se han agotado. Los precios mundiales de las materias primas no seguirán aumentando como en los últimos 10 anos”, agregó

Otros economistas ven un cuadro más optimista, acentuando que la economía brasileña probablemente se recuperará y crecerá un 3.5 por ciento este año, y que el gobierno de Rousseff planea nuevas licitaciones de infraestructura para el sector privado, que sugieren un alejamiento de las políticas estatistas. Además, Brasil está tomando medidas drásticas para combatir la corrupción y mejorar los estándares educativos. Recientemente, Rousseff lanzó un plan para enviar a 100,000 graduados universitarios brasileños a hacer maestrías y doctorados en universidades estadounidenses y europeas.

Mi opinión: Soy un gran admirador de la campaña anticorrupción de Rousseff, de sus planes para mejorar la educación, y de sus programas sociales para combatir la pobreza. En casi todos los frentes -menos en la política exterior, en que el gobierno tiene relaciones demasiado amistosas con algunas de las peores dictaduras del mundo-, Brasil es un modelo para sus vecinos.

Pero Brasil tiene que salir de su aislamiento económico. En un momento en el que el mundo parece encaminarse hacia enormes mega-bloques comerciales -tal como el acuerdo de libre comercio que están negociando Estados Unidos y la Unión Europea, que representaría el 47 por ciento de la economía mundial-, Brasil no puede permitirse no tener acuerdos de libre comercio con Estados Unidos, ni con la Unión Europea, ni con cualquier otro bloque importante de libre comercio extra-regional.

Brasil tampoco puede seguir basando su crecimiento en el consumo interno, ni en el constante aumento del precio de las materias primas. Para crecer como las otras potencias emergentes mundiales y beneficiar con su crecimiento a toda Sudamérica, tiene que dejar de ser un gigante mirándose el ombligo.

(*) Andrés Oppenheimer es columnista de The Miami Herald y de El Nuevo Herald. Fue miembro del equipo ganador del Premio Pulitzer, ganador del Premio Ortega y Gasset , ganador del Premio Rey de España, y ganador del Emmy. Es autor de varios libros. Artículo publicado en el Nuevo Herald.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

23/02/2013

HOOD ROBIN

Por Susana Merlo (*)

De 5% de déficit de alimentos en 2003 se pasó a más de 17% el año pasado, con faltantes que superaron los 75 rubros. Como el resultado que la política de controles de precios registró en Venezuela, según el seguimiento del Banco Central de ese país, y espejo en el que varios funcionarios locales pretenden mirarse (¿para obtener los mismos resultados?).

El dato parece haber sido pasado por alto en la Secretaría de Comercio de Guillermo Moreno que, por estos días, más vale se apresta a “profundizar” los controles o, al menos, la amenaza de ellos.

Al margen de la rica experiencia local de fracasos continuos en la materia, es interesante ver, a la distancia, lo que ocurrió en el país bolivariano a partir de estas políticas y cuáles fueron los resultados objetivos.

Por ejemplo, del informe preparado el año pasado surgen, entre los principales resultados, que, además del mencionado desabastecimiento, la política de precios destruyó la capacidad de inversión privada, algo casi obvio si se considera que prácticamente se obliga, en muchos casos, a trabajar con precios por debajo de los costos.

Lo peor surge del hecho de que el objetivo perseguido, controlar/detener la inflación, no se consiguió, ya que la misma, en 10 años, supera el 1.200%, y en los productos regulados el incremento promedia 490%.

Y, por otra parte, si bien es cierto que estos aumentaron bastante menos (no olvidar que, teóricamente, están “controlados”), en contraposición también fueron los que cayeron más en su producción.

Siguiendo con el Caso Venezuela, según el diario El Nacional, “cuando se aplicó el control de precios en 2003, los voceros del Gobierno indicaron que sería una medida temporal para enfrentar las consecuencias del paro petrolero y para frenar el alza de la inflación. Sin embargo, la regulación se volvió una medida permanente”, afirma antes de preguntar: “¿Si el control de precios es tan bueno, luego de 10 años, no tendríamos que tener un abastecimiento pleno y una estabilidad de precios?”.

Cualquier similitud, es mera coincidencia.

Pero hay otro factor no mencionado, de la misma gravedad que los anteriores, y que se suma al desabastecimiento, a la destrucción de la producción local y al desaliento de las inversiones (nacionales y extranjeras), y que es que este tipo de supuestos controles generan una importante alteración de los mercados y un sustancial desvío de recursos entre sectores.

Esto, a su vez, beneficia a grandes porciones de población no necesitada. Dicho de otra forma, aunque se busca beneficiar a los grupos más vulnerables, de menor poder adquisitivo, la realidad es que el beneficio alcanza también a la clase media y media alta que recibe, así, transferencias de parte de los productores (que se van fundiendo y desapareciendo), a pesar de que su poder de compra les permitiría afrontar el costo real de los productos.

Una especie de Robin Hood al revés: le saca a los que producen que son más débiles, para darle a los que tienen.

Una ecuación difícil de digerir, y mucho más de justificar, aún para los chavistas.
El agravante es que en una sociedad organizada (o mejor dicho, “desorganizada”) de esta forma, los que terminan siendo los principales beneficiarios son los que se ubican al margen del sistema que, de hecho, fomenta el agio, la especulación, la evasión impositiva y toda una serie de etcéteras bien conocidos.

Entonces, la pregunta frente a ese espejo es: ¿por qué la Argentina opta entonces por el mismo modelo, como si no le alcanzaran las propias experiencias fallidas?

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de la Ingeniera Agrónoma Susana Merlo por gentileza de su autora y Campo 2.0.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

 

23/02/2013

SIN FRENO

Por el Rabino Sergio Bergman (*)

Sin freno para los trenes.

En una trama de corrupción, negligencia y dolo por quedarse impunes, con plata y quitando vidas inocentes de ciudadanos maltratados y asesinados como ganado por la inmoralidad de funcionarios de un Gobierno que no asume lo humano que debe ser un Estado.

Defendiendo en el relato de la propaganda del Estado a los árboles que siguen talando en las provincias súbditas del Gobierno Nacional y despreciando la tala de vidas de conciudadanos que viajaban hace un año a trabajar.

Sin freno para pactar con Irán, sabiendo que es un régimen teocrático, fundamentalista y terrorista, sin debatir con familiares, instituciones ni partidos políticos, que —aun siendo minoría— son parte de los votos de ciudadanos que no fueron respetados por senadores que obedecen sin freno y pactan con Irán; en lugar de pensar, representar y seguir la conciencia del bien común. Representantes que debieran no someterse a la prepotencia de la autocracia unipersonal presidencial, que hace del Ejecutivo la suma del Poder público, aboliendo de facto la democracia republicana que prescribe la Constitución Nacional.

Sin freno para que el tren de la Argentina se lleve puestos los límites del Estado de Derecho, los Derechos Humanos que se declaman en el relato del verso, pero que en los actos se niegan, denegando la justicia y encubriendo a los culpables. Burlan la dignidad de todo aquello que hoy es profanado en las prácticas demagógicas, y hacen del populismo la única dimensión pragmática, donde quienes tienen el poder abusan de él. Nada de esto sería posible sin la complicidad silenciosa de muchos empresarios argentinos.

Sin freno para ir por todo y pretender, con reelección indefinida y reforma de la Constitución, un poder absoluto sin límites, para llevarse por delante todo y a todos los que no estén dispuestos a entregarse y someterse.

Pero, aun sin freno, no podrán silenciar el clamor de las víctimas, que tienen la voz en nosotros, los que no callaremos, para seguir trabajando junto con sus familiares y encontrar en el marco de la ley cómo frenar antes de descarrilar una vez más esta Argentina, donde en lugar de justicia vivimos con vergonzosa impunidad.

Es necesario parar antes de que una nueva tragedia se lleve vidas como las de quienes viajaban en el tren; o las de quienes cayeron en la trampa mortal de Cromagnon; como las de aquellos que en la sede de la AMIA perdieron la vida y ahora la justicia, cuando pactando con Irán, se encubre a los imputados en la causa en una “comisión de la verdad” y se los libera de la captura internacional por la negligencia de la política exterior argentina.

Esto nos coloca en la historia con quienes fomentan el terror desde Irán, con quienes asesinan por corrupción en la Argentina, con la complicidad de los soldados de un frente de la victoria, que han ganado esta última batalla para asegurar la derrota de la paz, que sólo con verdad, memoria y justicia podremos obtener.

Corrupción que mata, y tratados con regímenes terroristas, que como nuevos socios de una Argentina humillada y ultrajada, viaja a alta velocidad en la dirección contraria a donde va el mundo y conducidos por quienes no tienen freno.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Rabino Sergio Bergman por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

 

23/02/2013

LOS ERRORES DE UNA ASPIRANTE A PAPISA

Por Carlos Berro Madero

Dice Warren Buffett que cuando una persona “explica” y defiende sus errores, demuestra que cuando los cometió tenía plena conciencia de lo que estaba haciendo. El problema de nuestra Presidente es peor aún: no sabe si se está asfixiando por errores de quienes la rodean o por su propia insensatez al propiciarlos.

La mayor parte de ellos han consistido en proyectar un país inviable, que la está obligando -al final de un ciclo perverso-, a resistir la amenaza de “malos encuentros” con la realidad, de cara al futuro.

Quienes –como ella-, comienzan a intuir de alguna manera el ocaso de sus políticas, porque ven que sus oportunidades se han puesto a la deriva, suelen forzar ciertos argumentos con el fin de poder sobrellevar “airosamente” el peso de esta cercanía.

Es el apuro que supone “ir por todo” en el lenguaje bélico de Cristina, cuando poco es lo que queda por desbaratar.

Ha comenzado así una etapa de sublimación amplificada de una gesta a la que intenta darle una nueva identidad, para “recrear” una “seducción” popular perdida.

El gobierno nunca comprendió que “una elite no tiene derecho a imponer su voluntad a los demás, ni tampoco lo tiene grupo alguno, ni aún una eventual mayoría. Toda persona debería ser soberana de sí, siempre que no estorbara los derechos similares de los demás”, como dice Milton Friedman, “porque el Estado fue establecido para proteger tal derecho, no para otorgar un poder mayoritario sin limitaciones”.

La reivindicación de un reducto ideológico para unos pocos, ha terminado enfrentando en el seno del movimiento kirchnerista a fanáticos con pragmáticos.

El actual discurso de Cristina está dirigido pues no solo a los ciudadanos en general, sino a aquellos ex íntimos que buscan abandonar el barco sigilosamente para no recibir el castigo de quien dice, en el colmo de su desenfreno psicológico, que en determinadas circunstancias podría llegar a competir para ser ungida como reemplazante del Papa Benedicto XVI, porque “los que gobiernan tienen que hacerse cargo siempre de sus responsabilidades” (sic).

No queremos ni pensar qué habrán dicho de ella en el Vaticano si leyeron sus palabras.

El pensamiento cuasi sacrílego de la Presidente, más que un “pecado” parece una invitación al suicidio. Porque está destruyendo con sus desvaríos el resto de fe que pueda quedar en quienes pujan por abandonarla y comienzan a verla como una persona “estremecedora”.

El círculo “mínimo” del gobierno ha comenzado a “manotear” lo que tenga al alcance de la mano para evitar la licuación del poder, mientras su candidata a “papisa” no cesa de manifestarse alocadamente como para confirmar cuán lejos está de la realidad.

Saben que no tienen sucesores potables de Cristina y creen que el futuro del movimiento ideológico “redistribucionista” (¿y los negocios?), podría durar un tiempo más en la medida que se siga apelando a una magia conceptual que ya parece tener “la pólvora mojada”, como ha dicho recientemente algún ex compañero de ruta.

La sensación que nos causa todo esto, es que habría que ir preparando los botes para cuando ocurra el naufragio, porque los rumbos en el casco del navío presidencial parecen haberse abierto.

Finalmente, se comprueba una vez más lo que dice el científico George Carver: “el 99% de los fracasos de este mundo provienen de gente que tiene el hábito de poner excusas”.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

23/02/2013

UN TRISTE CUMPLEAÑOS

Por Edgardo Zablotsky (*)

El viernes pasado se conmemoró el 202 aniversario del nacimiento de Domingo Faustino Sarmiento y razonablemente no fue feriado; pero, en el país que lidera las estadísticas mundiales en el rubro, su bicentenario tampoco lo fue. ¿Olvido, casualidad? No creo.

Qué peor forma de celebrarlo que con el cierre unilateral por parte del gobierno de la paritaria docente, como un año atrás. La atención ahora se trasladará a la ronda de paritarias a nivel provincial, a las amenazas de paros, de no comenzar las clases y, en el mejor escenario, a la vuelta a la paz luego de algún acuerdo de última hora.

Es fácil predecir que habrá diversos eventos que atraerán nuestra atención: alumnos de colegios secundarios tomarán escuelas, otros cortarán calles, docentes de algún distrito entablarán medidas de fuerzas por estar en desacuerdo con lo dispuesto por el poder legislativo del respectivo distrito y la lista es interminable. Pero la calidad de la educación tan sólo habrá de ocupar la tapa de los diarios cuando, hacia fines de año, se hagan públicos los resultados de los exámenes PISA 2012 y, probablemente, nos recuerden que la mayoría de nuestros adolescentes continúan culminando su educación obligatoria con tan pocas herramientas para desarrollarse en la sociedad del conocimiento como lo atestiguaron los resultados de la ronda de exámenes del 2009.

Por ello, qué mejor forma de celebrar un nuevo natalicio que aprendiendo de otras sociedades, de la misma forma que Sarmiento lo hizo del sistema educativo estadounidense de entonces, inspirado por el educador Horace Mann, lo cual lo llevó a traer a nuestro país a aquellas 61 maestras y 4 maestros americanos que habrían de convertirse en la base de nuestro magisterio. Esta breve nota centra su interés en Holanda, segundo país europeo en PISA 2009, superada sólo por Finlandia, considerada en la actualidad el mejor sistema educativo del mundo. En la Argentina poco sabemos de su particular y exitoso sistema educativo, uno de los más antiguos del mundo en los cuales encontramos la libertad de lo padres de elegir la escuela a la que concurrirán sus hijos, sea pública o privada, financiando el Estado en forma idéntica a ambas. El sistema fue establecido en 1917 y se encuentra garantizado por la Constitución.

El dinero sigue a los estudiantes; cada escuela privada recibe por cada alumno un monto equivalente al costo per cápita de su educación en una institución pública. Los padres no tienen restricción alguna para elegir. Casi 100 años después de instaurarse este sistema, según reporta PISA 2009, alrededor del 66% del alumnado concurre a escuelas privadas, mientras que el 34% lo hace a escuelas públicas; a diferencia del resto de los países miembros de la OECD en los cuales, en promedio, el 85% del alumnado concurre a escuelas públicas y el 15% a privadas.

No hay muchos países cuyo sistema educativo sea similar al holandés; Suecia es una excepción. ¿No será hora de aprender de sociedades tan inclusivas como estas, donde la igualdad de oportunidades se encuentra en las políticas públicas y no en los discursos electorales?

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Edgardo Zablotsky (Ph.D. in Economics, University of Chicago - Profesor Titular de Economía y Finanzas, UCEMA) por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

22/02/2013

NO HAY INFLACION, PERO QUE BUENA ES LA INFLACION

La mentira, se sabe, tiene patas cortas

Por el Dr. Jorge R. Enríquez (*)

Los gobiernos kirchneristas pudieron pensar que escaparían a esta máxima universal, porque mintieron de la forma más descarada y sin embargo lograron mantenerse en el poder por un período muy prolongado: si no son reelectos en 2015, un matrimonio habrá conducido el país por 12 años. Como siempre lo señalamos, las extraordinarias condiciones que favorecieron a la economía argentina en la última década explican buena parte de esa larga hegemonía.

Las mentiras kirchneristas campearon en todos los terrenos, pero en ningún aspecto fueron tan groseras como en materia de inflación. Desde hace unos cinco años, cuando se desplazó a sus autoridades y a los prestigiosos profesionales que lo integraban, el INDEC no refleja sino que crea los aumentos de precios al consumidor, a gusto del gobierno. Por lo general, el índice oficial es entre un tercio y la mitad del real, es decir, el estimado tanto por las direcciones estadísticas provinciales como por las consultoras privadas más confiables.

Mientras la economía gozaba de cierta pujanza, alentada por el viento de cola de los altos precios de las commodities y la tracción de la importante demanda de la industria brasileña -entre otros factores-, la inflación no parecía constituir un inconveniente grave para los trabajadores, que obtenía anualmente en las paritarias aumentos salariales equivalentes a la depreciación real del peso. Pero ahora que el "modelo" da señales inequívocas de un definitivo agotamiento, comienza a hacerse sentir en la mayoría de los bolsillos.

En efecto, la retracción del consumo en los sectores medios es a esta altura inocultable. Supermercados, restaurantes, salas de cine y teatro, taxis, muestran nítidas disminuciones de la actividad comercial.

 Por muchísimo tiempo, el gobierno simplemente ignoró el tema. Por un lado, se aferró al "relato" del INDEC y negó que existiera una inflación preocupante. Por el otro, sostuvo – contradictoriamente - que la inflación es positiva para la economía, que alienta el crecimiento y que quienes proponen la adopción de medidas antiinflacionarias son "neoliberales" al servicio de las grandes corporaciones transnacionales, una suerte de vampiros que se nutren de la sangre del pueblo, pero no pueden lograr su propósito merced a la tenaz lucha de la presidente y su indómito brazo ejecutor, el inefable Licenciado Guillermo Moreno, asistido - según nos hemos enterado últimamente - de la servicial "Pimpi" Colombo.

En este contexto, llama la atención que haya trascendido que la señora de Kirchner solicitara opinión sobre medidas para combatir a la inflación a algunos economistas que no forman parte del gobierno pero que nadie podría calificar de "liberales", adjetivo infamante para el kirchnerismo.

¿Habrá  finalmente comprendido la primera magistrada que la inflación existe, que es una de las más altas del mundo, que no estimula el crecimiento, que obstaculiza las inversiones de largo plazo y que es el más regresivo de los impuestos para los más necesitados?

Nos permitimos dudarlo. Reconocer su craso error implicaría llevar adelante políticas enteramente opuestas a las populistas y cortoplacistas que han signado su gobierno. Debería dejar de lado la ya gastada retórica infantil y voluntarista que la caracteriza y asumir el costo de medidas impopulares, justo en un año electoral.

El gran problema de los relatos artificiales es que es muy complicado para sus autores salir del laberinto que ellos mismos crearon. La ilusión es un lugar más confortable, aunque detrás de ella siempre acechen las crisis, el despilfarro de oportunidades y un futuro sombrío.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentileza de su autor el Dr. Jorge R. Enríquez - Abogado - Periodista y ex legislador porteño.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

22/02/2013

PEHUAJÓ: MENOS DEL IDEAL, MÁS QUE LOS PROMETIDO

Indiscutiblemente se ha puesto sobre el tapete en tema que agitará el ambiente, es una apuesta muy fuerte que ya está haciendo sacudir los cimientos K.

Por Aldo Norberto Bonaveri (*)

Transcurridos cinco días de la Asamblea Agropecuaria de Pehuajó, el lapso es apropiado para analizar lo allí ocurrido, pero fundamentalmente para considerar las derivaciones de la misma y, las implicancias futuras.

Como ocurre la mayoría de las veces que se dan este tipo de concentraciones, la concurrencia suele ser un factor que merece distintas estimaciones, mientras los más optimistas calcularon 3.000 personas, los pesimistas apenas dedujeron 1.000. Seguramente ni unos u otros tuvieron la precisa, que a juzgar por las fuentes más confiables se situó aproximadamente en un punto intermedio. En síntesis, fue una movilización importante; menor de la esperada por los organizadores, pero superior a lo que anhelaban en el Gobierno.

El clima imperante entre los concurrentes evidenció gran malestar y mucha bronca contenida. Con un duro tono, los asambleístas fustigaron la política agropecuaria (o la falta de ella) y a sus ejecutores. Tampoco faltaron críticas para Scioli e, inclusive la oposición recibió lo suyo.

Como no podía ser de otra manera, en varios pasajes y por distintos participantes, se rememoró la gesta del 2008, factor motivante inevitable para retomar una lucha que requiere altas dosis de compromiso, convencimiento y unidad.

Cabe recordar que en aquel momento el sector tradicionalmente individualista e indiferente, supo advertir la gravedad de un problema bien planteado por los dirigentes: Las implicancias de la resolución 125; fue entonces cuando los productores asumiendo las actitudes que hoy nuevamente deberían prevalecer, supieron sobreponerse, evitando una sangría adicional de u$s 2.820 millones de la producción a un Estado voraz.

El contexto actual es diferente al de un lustro atrás, pero no menos desventurado. Así lo entendieron los presentes y lo aprecian productores de distintas ramas. El menú del sector productivo está cada vez más signado por acontecimientos negativos como la intervención de los mercados, trabas comerciales mediante consecuencia de la aplicación de distintos mecanismos, y gradual pérdida de competitividad. Al campo en su conjunto, se le hace cada día más espinoso seguir produciendo ante la baja rentabilidad, habida cuenta de la absurda política cambiaria e incremento constante de costos internos. Las altas retenciones son ahora más gravosas producto de la desoptimización de las variables citadas.

Las coincidencias fueron absolutas cuando reclamaron la unidad de la Mesa de Enlace, lo que sin duda expresa un aval para sus referentes, pero al mismo tiempo el mensaje no significa un “cheque en blanco”. Los popes de las cuatro entidades tienen ahora más claro que antes, que no hay lugar para interpretaciones “sui generis”. A propósito, los presidentes aseveraron que no aceptarán convites al diálogo individualmente, tal como lo tenía pergeñado el ministro Yauhar. “O vamos las cuatro entidades juntas o no va nadie”.

Al momento de realizar propuestas surgieron distintas ideas para materializar la protesta, empero la moción que concitó consensos fue: “El cese de comercialización de soja por tiempo indeterminado”. Medida de fuerza que sería adoptada a partir de comenzada la nueva cosecha.

No cabe duda que esta sería la acción que más afecte al Gobierno que está ávido y urgido que “el yuyito” se exporte. Al respecto, en Balcarce 50 ya sacaron las cuentas, suponen la generación de u$s 26.200 millones y muy especialmente los u$s 9.000 millones que le quedarían en concepto de retenciones.

Indiscutiblemente se ha puesto sobre el tapete en tema que agitará el ambiente, es una apuesta muy fuerte que ya está haciendo sacudir los cimientos K. Más allá del mutismo de las figuras más encumbradas del Gobierno, segundas líneas oficialistas están tratando de retomar la hipótesis alguna vez tanteada: “Estatizar el Comercio de Granos”.

Independientemente de cuanto pueda avanzar el Gobierno en esa dirección, la propuesta del cese de comercialización de soja generará un gran debate interno, conforme a lo resulto en Pehuajó constituirá un punto insoslayable del Orden del Día de las próximas asambleas. De adoptarse tal modalidad habrá una cantidad significativa de agricultores que tendrán muchas dificultades para acatarla; la cuestión excede a la falta voluntad o la disciplina gremial, sino que estará vinculada a la imposibilidad financiera de sobrellevarla por largo tiempo.

Dicho aspecto no puede ser eludido de cualquier evaluación, es más, la cuestión ya amerita considerar si habrá eximidos y demás situaciones que se pueden plantear al respecto. Tales recaudos no están descartando nada de antemano, pero si exige imaginación y una clara definición para definir reglas de juego. Como cualquier postura osada requiere una exhaustiva ponderación de costos y beneficios, como así también de factibilidades e inconvenientes.

Otra de las ideas barajadas por los productores en Pehuajó consiste en retraer al máximo las compras, suspender inversiones, reduciendo al máximo las erogaciones. Opción drástica también que traería aparejado la paralización del interior en primera instancia, con secuelas posteriores sobre la agro industria, la cadena comercial y transacciones bancarias.

Una pregunta que muchos se hacen es cual fue el resultado arrojado por la primer asamblea. Seguramente habrá distintas opiniones al respecto; el trámite de las deliberaciones, las coincidencias alcanzadas y las recomendaciones practicadas indican a mi entender lo siguiente:

La convocatoria hacía prever que el plenario avanzaría en el diseño de plan de acción concreto, si bien ello no aconteció, se establecieron pautas y puntos de partida para definir en próximas asambleas. Para algunos resultará insuficiente, no obstante fue útil para “sacudir” y poner en marcha al sector que se encontraba escéptico.

Como quedó expresado, importante es la ratificación de la Unidad de la Mesa de Enlace y, sobre todo, el énfasis puesto en ello por todos los presentes; como así el compromiso asumido por los protagonistas.

En conclusión: Menos del ideal, más que lo presentido.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Aldo Norberto Bonaveri por gentileza de su autor y Pregón Agropecuario.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

 

22/02/2013

JUGANDO CON FUEGO

Por Ricardo Lafferriere

Informaciones hecha públicas el domingo por un matutino de alcance nacional indican que el antiguo programa misilístico que costó tantos dolores de cabeza al país en los inicios de la administración Menem, estaría siendo reactivado en el marco de un convenio de cooperación con la empresa estatal venezolana “CAVIM” (Compañía Anónima venezolana de Industrias Militares).

La nota peligrosa es el convenio vigente de esta última con el proyecto iraní de desarrollo nuclear y misilístico, razón por la cual ha sido sancionada hace pocos días por el Departamento de Estado de Estados Unidos, en razón del embargo decretado por Naciones Unidas sobre Irán, por su proyecto de desarrollar su capacidad nuclear ofensiva.

Quien esto escribe siguió de cerca, hace años, los avatares del proyecto Cóndor II, desarrollado durante el gobierno del presidente Alfonsín, mirado con recelo –pero entonces tolerado- por Estados Unidos, en razón de su posible contradicción con el MTCR (tratado destinado a limitar la proliferación misilística). Lo defendió hasta donde fue posible, consciente de la importancia que traería al desarrollo tecnológico nacional. El gobierno de Alfonsín era insospechado de cualquier intento desestabilizador, armamentista o terrorista, y ante eso, aún en el marco de reiteradas tensiones, pudo ser mantenido y avanzó.

Dicha iniciativa debió ser luego, con la administración Menem, desmantelada. El motivo no fue otro que la incertidumbre que generaba en los actores de la alta política internacional la displicencia con que el entonces candidato triunfante en las elecciones de 1989 expresara, en declaraciones a la prensa, que dicha tecnología sería transferida a Mohamar Kadafi, que en ese momento había expresado su interés. Esa transferencia se realizaría como contraprestación por el apoyo económico que el dirigente libio otorgara al candidato justicialista en esas elecciones.

El mundo es uno solo y tiene vasos comunicantes. Nada es secreto. Mucho menos, cuando los propios protagonistas se lo cuentan a la prensa. De ahí que cuando pocos meses después la Argentina necesitara el apoyo norteamericano en gestiones ante el FMI, en una de sus recurrentes crisis, altos funcionarios del país del norte exigieran el desmantelamiento de dicha iniciativa como condición para prestar la aquiescencia pedida. Y así fue dispuesto, trasladándose las instalaciones a la órbita civil –CONAE-, esparciéndose los científicos que trabajaban en él, y trasladando las partes estratégicas a España, para proceder allí a su destrucción.

Por supuesto, en el país la polémica fue fuerte, con acusaciones cruzadas y descalificaciones recíprocas. Lo cierto es que la Argentina cosechó el fruto de su improvisación, y de la reiteración de una tradicional actitud de ciertos protagonistas compatriotas: la negación de la “realpolitik”, como si nuestro país fuera el ombligo del mundo y no estuviera obligado, como cualquiera, a medir ventajas y desventajas de cada decisión antes de tomarla. Y después de producidas las consecuencias, vestirse con traje de epopeya y comenzar contra el mundo una guerra verbal, que sólo conduce a profundizar las consecuencias. El patrioterismo, remedio de los imbéciles, o como diría Samuel Johnson, “la última defensa de los canallas”, hace el resto.

Ahora, y de no desmentirse con hechos la noticia mencionada más arriba, estaríamos cercanos a reiterar el error. No parece suficiente la ambigua desmentida del Ministro de Planificación. El 90 % del mundo está unido en la lucha contra el terrorismo y contra la proliferación atómica y misilística. Nuestro propio país formaba –y aún hasta hoy, forma- parte de ese consenso, que no es una imposición de las naciones grandes, sino de las Naciones Unidas. Recomenzar el viejo proyecto, nuevamente bajo la órbita militar, hará renacer viejas sospechas, alimentadas por el incomprensible “memorando” firmado con Irán por el que virtualmente se amnistía a los funcionarios de dicho país por la autoría de los dos atentados terroristas más graves de toda nuestra historia, con un saldo de decenas de muertos.

La propia circunstancia de que la reanudación del proyecto fuera anunciado en el 2011 por la presidenta en la Cena anual de las Fuerzas Armadas, en lugar de hacerlo en un ámbito científico o tecnológico civil, alimenta resquemores y sospechas en un mundo impregnado de desconfianzas.

No parece buen momento, ni en el país ni en el mundo, para estos experimentos. Desarrollar un lanzador satelital que ayude a cerrar el circuito de la tecnología espacial es una muy buena cosa. Poner ese desarrollo en el ámbito de una cooperación inter-militar, con vínculos ciertos y públicos con un país embargado por las Naciones Unidas por su actitud proliferante y agresiva, es otra.

Más aún: al igual que en 1990, es la mejor forma de condenar a esa iniciativa al ostracismo científico internacional y de llevar al país a una profundización de su peligroso aislamiento.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

21/02/2013

…Y SOLO FALTA ALINEARNOS CON COREA DEL NORTE

Por el Dr. Alfredo Raúl Weinstabl (*)

La mayoría de los analistas políticos y los periodistas serios califican, con un léxico prudente y moderado tal como corresponde a  profesionales de fuste, la política exterior llevada a cabo por la presidente Cristina Fernández, como impredecible, errática y equivocada.

 Pero ese lenguaje medido puede llegar a confundir a aquellos desprevenidos  o incautos que lamentablemente en nuestro país son varios millones.

La política exterior llevada a cabo por el cristinismo es todo aquello que señalan los analistas, pero fundamentalmente es además, y esa es su característica principal, disparatada y groseramente torpe. Es disparatada y torpe, porque no responde a ninguna política estudiada y cuidadosamente planeada en búsqueda del logro de objetivos nacionales fijados con anterioridad.  Inclusive se duda de que haya objetivos políticos nacionales en las relaciones internacionales de nuestro país.

No es el objetivo de esta corta nota relatar los vaivenes de la política de nuestra presidente. Simplemente destacar algunos pocos aspectos salientes de nuestro cada vez más aislado país en un contexto mundial en el que los países tienden a conformar la “gran aldea global” a través del fenómeno que trajo aparejado la globalización, consecuencia del vertiginoso avance de la tecnología.

No es el mundo que se nos viene encima como manifestó nuestra confundida mandataria. Somos nosotros, la Argentina que se cae del mundo, por sus tremendos y desastrosos equívocos y disparates.

Tampoco es el peronismo porque este gobierno no tiene poco y nada del peronismo tradicional. Recordemos que los que conducen las riendas del poder son los que fueron echados de la Plaza de Mayo por el creador y jefe del peronismo. Tampoco es la ideología del partido gobernante, porque todos sabemos que no tienen ideología conocida, salvo el oportunismo político.

Pero inclusive el oportunismo, que podría ser una dudosa pero aceptable táctica política, el kirchnerismo la ejecuta mal y desprolijamente.

A continuación algunos aspectos negativos de la lamentable y desastrosa gestión de Cristina Fernández.

La cancillería y el cuerpo diplomático, en una proporción probablemente la más elevada en el periodo democrático iniciado en el año 1983, está cubierta por nombramiento políticos en desmedro de los de carrera. Y obviamente estos no están en condiciones, por más buena voluntad que pongan, en igualar al diplomático de carrera.

El actual canciller Héctor Timerman, se destaca netamente por su falta de vuelo, idoneidad y torpeza ejecutiva y verbal y seguramente será el peor canciller que se recuerde en nuestra Historia. Su deseo de agradar a la mandataria lo lleva a cometer errores que lo llevan al límite del ridículo, no solo en sus acciones sino también en sus argumentaciones.

La Argentina es actualmente un país en donde todo está por hacerse. Y lo que ya está hecho hay que rehacerlo por su obsolescencia y deterioro por muchísimos años sin el mantenimiento y cuidado adecuado. (Ferrocarriles, carreteras, servicios públicos, etc.)

En un mundo en donde los capitales financieros buscan afanosamente regiones y países en donde invertir con seguridad y rentabilidad, estos evitan cuidadosamente nuestro país para radicarse en los países limítrofes y en América Latina en general.

Este gobierno es el directamente responsable que los capitales extranjeros no quieran radicarse en el país.

El gran “pecado” del cristinismo  es nuevamente dejar pasar de largo el tren de la historia al espantar los eventuales inversores y no tener acceso a créditos y préstamos  con un interés tan bajo que parece irrisorio, por su fantasioso y trastornado “modelo económico”.

Los disparates y errores de la mandataria en la relaciones internacionales, empezaron prácticamente cuando inició su primer gestión presidencial e inclusive aún antes.

En un viaje por España antes de asumir la primera presidencia la impresión que dejó fue muy pobre. Un empresario presente en uno de sus actos públicos la calificó como "vedette populista" y una mujer “frívola”, “frívola y populista” es el término exacto que utilizó. Un debut nada  gratificante para la candidata...ni para el país.

Los desplantes, errores, faltas a la educación y al protocolo aceptado universalmente y su confusa e incontenible verborrea, es una de sus características de la Sra. Fernández en el ámbito de las RR.II.

Recordemos que apenas iniciado su primera gestión presidencial, cuando se descubrió la famosa valija de Antonini Wilson contrabandeando casi un millón de dólares, presumiblemente para el financiamiento de su campaña presidencial, Cristina imprudentemente acusó a EE.UU. de montar una “operación basura” en contra de ella y lo consideró como una intromisión en la política regional.

Y así comenzó, desde el principio, a tensarse las relaciones con el principal potencia del mundo. Con el correr de su gestión la tensión llegó casi a un punto límite. Pasó lo mismo con otros países, inclusive con los españoles, que fueron los principales inversores en la Argentina en la década anterior.

La soberbia, la agresividad y el destrato de la mandataria es casi un aspecto común en las relaciones con otros países. Y esa tensa y mala relación la tenemos con  los principales y más importantes países occidentales: EE.UU. España, Alemania, Inglaterra, Francia, Italia, recientemente Israel y toda la comunidad judía  y seguramente otros países que se me quedan en el tintero.

La misma mala relación que tiene con casi todos los sectores del nuestro país, la tiene con los países con los cuales nos relacionamos. ¡Un verdadero caso de análisis y estudio!

Hay decenas de errores y torpezas de la presidente para narrar y buscar una explicación racional: desde la errática relación con Gran Bretaña por las Islas Malvinas hasta el verdadero asalto a mano armada en la estatización de YPF, perjudicando groseramente a una empresa española.

Para no prolongar esta nota en y a modo de síntesis la buena relación de la Argentina es solo con los  países de gobierno autoritario o dictatorial de América: Venezuela, Cuba, Ecuador y Bolivia.

En el resto del mundo podemos mencionar, la Libia de Kadafi, Angola, (ref.1) ahora Irán y dentro unos pocos días, la peor dictadura de Africa: Guinea Ecuatorial. (ref.2).

Para complementar este sombrío y kafkiano panorama, solo nos falta alinearnos con Corea del Norte para estar dentro de los “Outsiders” del mundo.

Ref:

(1) Tanto Angola como Guinea Ecuatorial están gobernados por dos de los dictadores africanos  que más años  están el poder. Ambos son violadores sistemáticos de lós “Derechos Humanos”, bandera política de nuestro actual gobierno.

(2) Guinea Ecuatorial figura entre los 12 países más corruptos del mundo, según Transparencia Internacional. Recordemos que el presidente de este último país, Teodoro Obiang, en el año 2008, fue invitado por la presidente a visitar la Argentina. En esa ocasión esta, reprochó públicamente al invitado la trasgresión de los “Derechos Humanos en su propio país. La respuesta fue inmediata. Obiang se fue del país, furioso. Desde la página oficial de su gobierno dijo que “no viajó a la Argentina para recibir lecciones de democracia y respeto de los derechos humanos”.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Dr. Alfredo Raúl Weinstabl por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

21/02/2013

LOCOS POR EL PASADO

Por  Agustín Laje Arrigoni (*)

La historia desempeña un papel fundamental en la construcción de toda nación. Como el cemento, solidifica lazos que unen a distintos individuos insertos en el marco de una cultura relativamente compartida, que ha recorrido y recorre, precisamente, el interminable camino histórico.

La consciencia del pasado se hace necesaria no sólo para comprender lo que nos sucede, sino también para mantenernos conscientes de qué cosas no debieran ocurrirnos nuevamente. La historia así entendida constituye la insustituible herramienta de aprendizaje de una nación.

Existe, sin embargo, una línea a veces difícil de hallar que separa la justa dosis de historia, de lo que podría calificarse como un exceso de historia que deviene obsesiva. Como el cemento acuoso, la obsesión histórica acaba entorpeciendo toda construcción con vistas al futuro. Fascinados con lo que fuimos, descuidamos lo que somos y lo que queremos ser.

Los argentinos de la era kirchnerista hemos sido arrojados al túnel de la historia por un gobierno que ha hecho del pasado una fuente de legitimidad. Procurando ser una suerte de continuidad ideológica de la juventud setentista, el kirchnerismo puso en el pasado el eje de su identidad política y, a la postre, arrastró a todos en su anacrónico viaje por el tiempo.

No hay mejor indicador al respecto que un lenguaje político abarrotado de calificativos, disyuntivas y categorías que marcaron la moda de varias décadas atrás, y que hoy han vuelto a penetrar en nuestra cultura política. Hablar como en tiempos pretéritos nos conduce muchas veces a pensar, y por lo tanto a actuar, como en esos mismos tiempos ya oxidados. Aquí es cuando la historia, en dosis excesiva, deja de guiarnos en el intento de evitar repetir errores y, antes al contrario, nos conduce a ellos nuevamente.

La obsesión por el pasado ha sido tan expansiva, que incluso define hoy lo que pomposamente se considera “el regreso de los jóvenes a la política”. Basta con echar una mirada sobre los nombres de las nuevas organizaciones políticas juveniles para advertir una especie de nostalgia generalizada que lo inunda todo.

“La Cámpora”, en referencia a un presidente aliado a Montoneros que duró apenas 49 días en el poder, compuesta por jóvenes kirchneristas que dicen ser “soldados de Perón”; “La Solano Lima”, de filiación macrista, en honor al vicepresidente de Héctor Cámpora; “La Juan Domingo”, apoyada por Scioli, inspirada en Perón; “La Alfonsín”, por ahora visible sólo en redes sociales, en homenaje al presidente de 1983; “La Juan B. Justo”, también por ahora sólo en las redes, en honor al fundador del Partido Socialista. Hasta el nacionalismo se ha sumado a esta tendencia con “La Seineldín”, en referencia a la cabeza del alzamiento carapintada de Villa Martelli.

La obsesión histórica se manifiesta, en este orden de cosas, como un apego más a personajes históricos que a ideas y concepciones políticas bien definidas. ¿Qué significa hoy ser “camporista”, “solanolimista”, “seineldinista”, “alfonsinista” e, incluso, “peronista”? El culto a la personalidad parece ir en detrimento de lo que es una adhesión a ideas concretas. En efecto, debe resultar difícil visualizar correctamente la política actual utilizando las gafas de personas que ya han muerto, cuyo ejemplo puede ser o no estimable, pero que tuvieron que lidiar con momentos históricos significativamente distintos al nuestro.

Mirar hacia atrás para reconocerse en el ahora es valioso. Pero a los argentinos nos han hecho volver la cabeza hacia atrás para mantenernos allí, bien distraídos, mientras hipotecan nuestro futuro en nombre de causas ya oxidadas.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentilesa de su autor Agustín Laje Arrigoni autor del libro “Los mitos setentistas” es Director del Centro de Estudios Libertad y Responsabilidad.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

21/02/2013

ECUADOR: ¿DICTADURA SIGLO XXI?

Por Andrés Oppenheimer (*)

Mucha gente se pregunta cómo el Presidente de Ecuador, Rafael Correa, logró ganar tan cómodamente las elecciones del domingo pasado pese a los enormes escándalos de corrupción que lo salpicaron, y de sus ataques constantes contra la prensa libre y las instituciones democráticas. Pero si uno mira de cerca lo que está pasando en Ecuador, la arrasadora victoria de Correa no debería sorprender a nadie.

Por el contrario, lo raro habría sido que se diera un resultado diferente. Esa fue mi conclusión después de entrevistar unos días después de las elecciones al ex presidente ecuatoriano Osvaldo Hurtado, quien acaba de publicar un libro titulado “Dictaduras del siglo XXI”, en obvia referencia al "Socialismo del Siglo XXI" que afirman estar impulsando el presidente Venezolano Hugo Chávez, el propio Correa, y otros imitadores.

¿Cómo explica que Correa haya ganado con el 57 por ciento de los votos, incluso después de varios escándalos de corrupción?, le pregunté a Hurtado. 

Para quienes no recuerden los recientes titulares de Ecuador, el primo de Correa, Pedro Delgado, renunció a su cargo de presidente del Banco Central el 19 de diciembre, después que los diarios informaron que había mentido al afirmar que había terminado sus estudios en economía. Más importante aún, según versiones periodísticas Delgado habría usado una opaca agencia gubernamental creada por Correa para otorgar préstamos a amigos del gobierno, para proyectos que nunca se materializaron.

Ese fue tan sólo el último de varios escándalos de corrupción muy cercanos a Correa. El propio hermano del presidente, Fabricio Correa, confirmó públicamente que recibió enormes contratos del gobierno — de más de 300 millones de dólares, según los informes de prensa —, y dijo que el presidente estaba al tanto de esas transacciones.

Sin embargo, nada de todo esto parece haber perjudicado al presidente, debido al boom petrolero y a la dolarización de que se ha beneficiado el país en los últimos años.

“Ecuador vive el momento de mayor prosperidad de su historia reciente", me dijo Hurtado. “Por donde se mire hay nuevos edificios, nuevos centros comerciales de lujo, y cada se ven más automóviles en las calles”.

Hurtado señaló que el boom empezó varios años antes de que Correa asumiera la presidencia en 2007. Los precios del petróleo han aumentado desde 9 dólares el barril en 1999 hasta 100 dólares el barril en la actualidad, y “de hecho, la pobreza había disminuido mucho más antes de asumir Correa, que después de que asumió Correa", dijo Hurtado.

Además de la prosperidad petrolera, Correa ganó las elecciones porque impuso reglas electorales hechas a su gusto y medida. El presidente controla todas las instituciones, e impone cada vez más restricciones a la prensa, agregó Hurtado.

Según las leyes electorales del gobierno de Correa, los medios ecuatorianos no pudieron publicar artículos “tendenciosos”, lo que de hecho representó una censura de facto de cualquier artículo que pudiera criticar a Correa o a su gobierno. 

Asimismo, Correa invocó una imaginaria conspiración mediática internacional para silenciar varias radios, construir un imperio mediático gubernamental e intimidar a los periódicos independientes con demandas judiciales millonarias.

Hurtado me dijo que "a diferencia de las dictaduras de antaño, que daban un golpe de estado, cerraban el condeso y sustituían al presidente, las dictaduras del siglo XXI desconocen el orden constitucional bajo el cual fueron elegidas y crean un nuevo orden constitucional que les permite perpetuarse en el poder". Con el tiempo, "se convierten en dictaduras", agregó.

¿Qué deberían hacer quienes apoyan la democracia en Ecuador, Venezuela, Bolivia y otras autocracias?, le pregunté. Hurtado respondió que la oposición no puede hacer gran cosa, salvo presentar candidatos únicos para evitar dividir el voto opositor, como pasó en Ecuador, respondió.

“La respuesta debería venir de la Organización de Estados Americanos (OEA), porque estos gobiernos violan varios artículos de la Carta Democrática Inter-Americana", dijo Hurtado. “Pero desgraciadamente, la OEA no se ha pronunciado, y utiliza un doble parámetro: uno para las dictaduras de derecha y otro para las dictaduras de izquierda."

Mi opinión: Como alguien que siempre se opuso a dictaduras de derecha e izquierda, estoy de acuerdo con Hurtado en que hay un doble estándar, y que la OEA esta haciendo la vista gorda a las autocracias de izquierda.

Estos autócratas narcisistas-leninistas siguen el mismo manual: lanzan sus candidaturas a elecciones presentándose como campeones de la lucha contra la corrupción, y tan pronto son elegidos cambian la constitución para asumir poderes absolutos y eternizarse en el poder. Y cuando comienzan a ser criticados por ser más corruptos que sus antecesores, quieren cerrar los medios aduciendo que hay una “conspiración mediática’’ en su contra.

Tal vez estas autocracias no duren mucho tiempo mas, porque la enfermedad de Chávez, la disminución de los precios de las materias primas y sus desastrosas políticas económicas pueden debilitarlas. Pero por ahora, nadie debería sorprenderse de la ’’arrasadora victoria" de Correa.

(*) Andrés Oppenheimer es columnista de The Miami Herald y de El Nuevo Herald. Fue miembro del equipo ganador del Premio Pulitzer, ganador del Premio Ortega y Gasset , ganador del Premio Rey de España, y ganador del Emmy. Es autor de varios libros. Artículo publicado en el Nuevo Herald.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

20/02/2013

CURIOSO: EL GOBIERNO NOS DA LA RAZÓN

Por Carlos Manuel Acuña (*)

El perfil psicológico de quienes ocupan el poder siempre ha sido motivo de estudio, discusiones y, por cierto, de grandes preocupaciones en determinados casos. Actualmente, el nuestro ofrece motivos más que evidentes para el análisis y el intento de prever actos políticos y las consiguientes medidas de gobierno, sobre todo cuando se muestran contradictorias y a veces inexplicables. Esto último permite una selección importante de las iniciativas del cristinismo -algunas defensivas, la mayoría agresivas- especialmente por la proximidad de unas elecciones que deberían darse dentro de ocho meses, aunque podrían adelantarse por necesidades tácticas del oficialismo. Pero en lo que específicamente se refiere al comportamiento de la Primera Magistrada, podemos decir que nos encontramos frente a una mujer empecinada, intolerante, arriesgada y capaz de jugar a todo o nada aunque siempre confiada en el éxito pese a la experiencia de los acontecimientos de los últimos años en que todo le sale mal. Concurrentemente, Cristina es autoritaria por naturaleza y no duda en demostrarlo y, como complemento, está convencida de que su ideologismo no es tal sino una apreciación exacta de una realidad inconmovible. Asimismo, esta certeza, como una rueda que encierra su conducta, posee una dosis de prejuicios que distorsionan y hacen imposible su objetivización del escenario en el que se desenvuelve. Tiene metas y objetivos y, cuando los errores se hacen evidentes y palpables, la equivocación se la asigna a la intervención de enemigos que la acosan y deben destruirse, por lo que insiste de manera reiterada en la creencia de que alcanzará los resultados esperados. Tiene metas y objetivos y no descansará hasta alcanzarlos… aunque se alejen sistemáticamente, excepto que la secreta finalidad sea la de crear un campo arrasado para luego construir algo distinto. Una vez lo explicamos a través de los consejos de su asesor Ernesto Laclau, empeñado en construir una burguesía nueva que reemplace a la que construyó a la Argentina en la que, pese a todo, todavía vivimos.

Hace poco -prácticamente unas horas- en estas mismas columnas hablamos de dos temas cuya esencia ya forma parte de la temática con que los analistas hacen el ingente esfuerzo para entender lo que se trama en Olivos y se lleva a la práctica desde la Casa Rosada. Así, cuando nos referimos a los futuros estallidos que sacudirán el cuerpo social de los argentinos, nos remitimos al 1° de abril, cuando debería concluir el previsto final del período de congelamiento de precios con su carga inflacionaria y las consecuencias clásicas de esta medida a la que estamos acostumbrados por las veces que se aplicó siempre con idénticos resultados. Agregamos -no cabía otra cosa- que sobrevendría el desabastecimiento, el mercado negro y, finalmente, la explosión de los precios cuando finalice. Las dudas acerca de la intensidad, giraban en torno de la vigencia del cepo a la libre comercialización de divisas y a otro cepo que se estudia detenidamente por la enorme dificultad de implementarlo: nos referimos a la libre comercialización de los granos y, de hecho, a otra similar que conceptualmente no es diferente a la primera: la libertad para engordar terneros y venderlos cuando el productor desee hacerlo, cuando quiera y le convenga. De hecho, hoy se ve obligado hasta vender a los bovinos hembras que produce, por la necesidad de pagar impuestos que lo tienen cansado.

Ahora venimos a enterarnos de que, un poco tarde, Cristina W., Guillermo Moreno y por ende el ideólogo Carlos Zannini aprecian (igual que nosotros) que si se levanta el congelamiento que podría profundizarse con el de los salarios y de los subsidios para evitar la estampida de los precios, éstos devendrían en la imposibilidad de acceder a los productos básicos que exige la vida cotidiana. Por innecesario, no subrayamos en esa oportunidad tan cercana que los primeros y principales damnificados serán los sectores de bajos recursos, en tanto los niveles medios de la sociedad ya soportan el cierre de casi cincuenta mil PYMES, suceso que implica un aumento de la desocupación y, por ende, la búsqueda de medios para poder subsistir. A eso nos referimos con la palabra “estallido”, que ya flota en el escenario que comienza a dibujarse con trazos profundos y peligrosos que incorporan el drama de la creciente inseguridad delictiva.

Hoy agregamos a esta breve descripción que el gobierno “nacional y popular”, en vez de adoptar medidas que signifiquen el reingreso al mundo para obtener créditos indispensables que permitan salir del marasmo, insiste en alejarse de esta imperiosa necesidad con medidas que nos apartan más todavía, lo que viene a suceder cuando se creía que no cabía nada más para que el fracaso se mostrara con toda su crueldad y crudeza: nos referimos al resistido pacto con Irán, demostrativo de que siempre existe la posibilidad de un “pasito más atrás”, como en el colectivo cuando está repleto y el conductor pide que se haga espacio para nuevos y sufridos pasajeros. La única diferencia con este ejemplo son las decenas de víctimas de la AMIA y el doloroso escándalo de una investigación que quedará trunca.

Según parece, la cuestión iraní viene atada con los avatares que afectan la paz interna de la República de Venezuela, que sería la intermediaria del suministro de tecnología nuclear por nuestra parte y en favor de Teherán, interesada, como se sabe, en contar con misiles aptos para concretar una amenaza atómica contra Israel. El problema significa -por decirlo de alguna manera- una pulseada donde aparece con firmeza el interés islámico que amenaza a Occidente. La cuestión ya es conocida, pero lo que todavía no se ha considerado o, si se prefiere, difundido, es que también existe un problema energético derivado de la imposibilidad venezolana de continuar con el suministro de combustibles. Agotada su capacidad por múltiples motivos, entre ellos la facilidad demagógica con que el chavismo distribuyó su producción, de la que depende, por ejemplo, la economía cubana, cuyas autoridades manipulan el “resucitamiento” inconcluso y no creíble de El Comandante. Como gran paradoja, digamos que en este complejo mundo de la política, las ideologías que disfrazan a los intereses y a la vigencia de éstos, los Estados Unidos compra los mayores volúmenes a Caracas, habida cuenta que posee refinerías capaces de recibir a un petróleo de mala calidad y cargado de azufre.

Esto es tan cierto, como que determinadas marcas de automóviles resolvieron en la Argentina suspender sus líneas gasoleras por el riesgo de que los usuarios utilicen gasoil de este origen y que, en consecuencia, afecten el rendimiento y duración de los motores con el consiguiente desprestigio. Como puede apreciarse, en estos terrenos las cosas no son simples ni mucho menos y repercuten en sectores que no aparecen directamente en la escena pública. Tampoco los sospechados negocios de intermediación en las importaciones, como sucede desde hace tiempo en nuestro país, cuya crisis energética sí es palpable por parte de quienes sufren permanentemente cortes de electricidad que contribuyen al malhumor y al mencionado estallido que crece alimentado día a día.

En el gobierno apenas si tienen tiempo de evaluar estos componentes del escenario, evaluación que los funcionarios de la “mesa chica” deben hacer dentro de un marco de histerismo, gritos desaforados, jarrones y adornos que vuelan por los aires, insultos a troche y moche y recurrencia a opiniones como la que suministra el joven Axel Kicillof, que debe disimular -de común acuerdo- sus diferencias con Guillermo Moreno, siempre dispuesto a controlar todo lo que está a su alcance o fuera de su posibilidad; da lo mismo. De tal manera, en vez de buscar soluciones de fondo es factible que se opte por extender el congelamiento hasta octubre, cuando ocurran los comicios legislativos. Si así ocurre, recomendamos a nuestros lectores que acopien lo que puedan antes de enfrentarse con la negrura de un mercado ávido de cobrar “precios especiales” y a escondidas, en actos comerciales que no quedarán fiscalmente controlados. El fracaso vuelve a aparecer en escena.

Esta palabreja que puede ser terrible (e incontrolada) en gobiernos como el nuestro, tiene variables infinitas. Una de ellas es la que seguramente veremos cuando se acelere la nueva batalla contra el campo, que ya registra los primeros escarceos, con toneladas de planillas orientadas a impactar contra las distintas etapa de la comercialización. Quienes no estén conectados con aquellos que se ocupan de lucrar dentro y desde el gobierno para “superar” las medidas y normas que este mismo provoca, preparan “el talero” para revolearlo en nuevos piquetes y cortes de rutas. Virtualmente, son la mayoría del sector y esto ocurrirá inexorablemente, pero el caso es que los camiones con que se piensa transportar obligadamente los resultados de la cosecha gruesa que comenzará dentro de muy poco están conducidos por integrantes de un gremio que responde a Hugo Moyano y a la CGT opositora, lo que es algo más que un novedoso ingrediente en este nuevo conflicto que prepara el cristinismo en vísperas de un proceso electoral que ya no se sabe si hay alguien más con quien se peleará Cristina en nombre del Frente para la Victoria. ¿Victoria?, nos preguntamos una vez y mientras discurrimos acerca de todas estas contradicciones y extrañas estrategias que caracterizan esta etapa de nuestra ex República, sabemos que la Presidente no desecha una reelección caracterizada por una adversidad buscada expresamente. Nos remitimos, entonces, al inicio de este artículo, no sin reconocer que la curiosidad admite toda clase de elucubraciones y entre ellas recordamos que es la empresa española INDRA la encargada del recuento de unos votos que de todos modos serán seguidos meticulosamente, uno a uno, por una oposición que para esto sirve, dada su incapacidad en el campo de las candidaturas y la unidad.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentileza de su autor Carlos Manuel Acuña -Periodista y escritor- autor entre otros libros de "Por Amor al Odio", "Vertbitsky - de la Habana a la Fundación Ford" y "Los Traidores"

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

 

20/02/2013

SALARIOS VERSUS IMPUESTOS + INFLACIÓN 

Por el Dr. Carlos R. Brown (*)

Al consumir, los trabajadores son hoy porcentualmente los mayores contribuyentes de la Argentina.

Y esto se debe fundamentalmente a dos circunstancias: la primera de ellas se vincula con la brutal presión tributaria a la que se ve sometido dicho sector como consecuencia particularmente del Impuesto a las Ganancias y del Impuesto al Consumo o al Valor Agregado (IVA) que abonan como consumidores finales. Sólo entre esos dos impuestos nacionales, un trabajador con un ingreso medio debe ceder al fisco alrededor del 40% del total recibido. Y si consideramos el resto de los impuestos directos e indirectos tanto de orden nacional como provincial y municipal, el trabajador termina resignando hasta la mitad de su ingreso.

Asimismo, el incremento del mínimo no imponible en un 20%, al no reconocer el proceso inflacionario del año anterior –que se estima en un 25,20%-, resulta totalmente nulo o deficitario: una mejora salarial de entre un 25 y un 30% sólo implicaría una mayor cantidad de trabajadores contribuyendo y un mayor nivel de retención para los que ya lo estaban haciendo.

A ello debemos agregarle que este contexto inflacionario –aún negado por el discurso oficial-, en conjunto con otros factores como la falta de inversión, la desconfianza y la inseguridad jurídica, producen desde hace más de un año la destrucción de empleos.

Por lo tanto, existe una confrontación entre el salario percibido por el trabajador medio y la desesperada captación de fondos públicos por parte de un Estado voraz, que de este modo se beneficia con una mayor recaudación y con menores valores en sus obligaciones.

Por el contrario, si comparamos esta situación con la del resto de la región, nuestros países hermanos controlan sus procesos inflacionarios con resultados positivos: en Brasil la inflación es de un 5%; en Uruguay, 7%; en Paraguay, 4%; y en Chile, 1%.

El caso de Brasil es paradigmático en este sentido, ya que con el fin de incrementar la actividad económica ha bajado significativamente los impuestos al sector productivo y ha reducido los impuestos al consumo popular. En el camino opuesto, la Argentina aumenta cada vez más los impuestos y tasas nacionales, provinciales y municipales, las cuales afectan directamente a los sectores productivos y laborales medios.

En definitiva, lejos de profundizar esta confrontación, debemos exigir un Estado eficiente, que se encamine hacia una política estratégica de mediano y largo plazo, con plena conciencia de nuestra realidad económica local, regional y mundial.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Dr. Carlos R. Brown (Diputado Nacional por la Provincia de Buenos Aires, Presidente de la Comisión PYMES de la Cámara de Diputados, Presidente del Movimiento Productivo Argentino. Fue intendente del partido de General San Martín, Ministro de la Producción y Secretario de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires) por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

20/02/2013

INTIMIDACIÓN EFICAZ Y HUMILLACIÓN PERMANENTE

Por Alberto Medina Méndez (*)

El poder se consolida y avanza en la medida que va encontrando avales tácitos y explícitos que se lo permiten. Cuando la sociedad por acción u omisión va firmando cheques en blanco, pues el sistema acelera el proceso y se fortalece día a día. Esto ocurre solo cuando las respuestas de la sociedad se convierten en permanentemente funcionales.

Pero también se refuerza esa idea por la cual cuando cada uno de los actores, se somete mansamente a la letra fría del guión sin más, pues los gobiernos siguen avanzando y lo hacen a todo ritmo.

Mucho de eso está pasando en estos tiempos. Por diferentes motivos, y con el poder va consiguiendo, secuencialmente,  paso a paso, cada uno de los objetivos que se propone, y lo consigue en base a una dinámica poco novedosa pero muy pragmática, la de generar temor en la sociedad.

Es evidente que no pueden conseguir respetabilidad, ese atributo tan ansiado por muchos pero que tanto merito real implica lograrlo, y mediante el cual los ciudadanos se sumarían a ideas y proyectos de un modo activo, voluntario, con plena satisfacción y evidente entusiasmo.

Asumiendo sus limitaciones y escasos talentos, acuden al mecanismo más bajo, antiguo, pero efectivo, el de construir temor, el de producir miedo, ese que paraliza y que hace obedecer sin ninguna resistencia.

Bajo esta dinámica, todos, desde su lugar, parecen ser el blanco de la estrategia elegida. Nadie puede quedar afuera y en ese juego, el poder hace mucho esfuerzo por profesionalizarse y perfeccionar herramientas.

Primero empieza por lo más simple. Intenta comprar voluntades, o tal vez sería mejor decir, utilizando el término adecuado, que pretende alquilar voluntades abonando su canon periódicamente para conseguirlo.

Con esos ciudadanos, utiliza el más lineal de los instrumentos, el dinero, ese que permite quebrar voluntades, por el solo hecho de recibir algo a cambio. Esta modalidad es magistralmente exitosa, ya que  establece un vínculo perverso pero altamente efectivo de dependencia sostenida.

Los sectores más vulnerables son los primeros en caer en esta redada. Son los que precisan sobrevivir y no han encontrado aun el modo de lograrlo. La pobreza es el primer escalón al que se acude bajo esta dinámica, con diferentes formas que comparten la esencia central. Ayuda social, dádivas, subsidios, cualquier forma de asignación de dinero, directo o indirecto, sirve para que este sector de la sociedad actúe en consecuencia y se someta a los mandatos del poder, sin ningún argumento que modere su impacto.

Si no cumplen al pie de la letra su parte del trato, serán abandonados, y el gobierno dejará de darles, lo que discrecionalmente les otorga cotidianamente. El temor a perder esa ayuda económica, hace que esa parte de la sociedad canjee dignidad por dinero sin pensarlo demasiado.

Pero a medida que se avanza en esta estrategia, se van encontrando con sectores más duros, que oponen algún tipo de escollo, que tienen mayor reservar moral y allí apelan a otras refinadas herramientas, mas retorcidas y sofisticadas, pero no por ello, menos efectivas.

A los medios de comunicación en general y a los periodistas en particular, los dominan con la pauta oficial.  Un par de anuncios por acá, otros por allá y ya está, automáticamente se alinean y se avienen a decir lo necesario.

Lo hacen ya sea porque reciben favores económicos y eso los convence de que el gobierno dice la verdad siempre, y que hasta tienen enemigos comunes, o bien, cuando funciona la autocensura, esa variante de sobreactuada lealtad, de no morder a la mano del que les da de comer.

Sin justificarlo, se puede entender que los sectores asalariados, los más débiles desde lo económico, acepten someterse a cambio de supervivencia, aunque eso no los exime de la indignidad de hacerlo.

Pero llama mucho más la atención como gente que no precisa el dinero para su sostenimiento vital, y que inclusive ha construido grandes empresas, se someta linealmente, casi del mismo modo que el resto de la comunidad.

Resulta difícil entender la falta de coraje en general, pero mucho más la de los que más tienen. Es cierto que los gobiernos, se han especializado en encontrar nuevos modos de atemorizar, de intimidar, pero se supone que este grupo de ciudadanos debería tener más anticuerpos para oponerse.

Amenazas de mostrar trapos sucios, probables inspecciones de organismos estatales, algún incremento de tributos siempre inminente, cuando no operativos de prensa en proceso, o simple condena social organizada, las herramientas son múltiples y siempre existe la posibilidad de incorporar nuevos instrumentos que se agreguen al arsenal habitual de rutina.

Los empresarios, los hombres de negocios, también son objeto de esta disputa de poder, en el que los gobiernos se han propuesto amedrentarlos como uno más, aunque en estos casos con métodos diferentes.

Bajo ese paraguas de temor, muchos de ellos terminan claudicando, se ocultan, buscan perfil bajo, sacrifican ganancias y resignan negocios solo para no ser el nuevo blanco de los ataques.

Inclusive a veces son tentados por el poder de turno para ser parte de algunos proyectos y recibir su tajada redoblando la apuesta para asociarlos y tenerlos del mismo lado. De ese modo se asegura el poder, que nadie podrá arrepentirse pronto, al menos no mientras el nuevo negocio funcione.

Algunos pocos, han empezado a mostrar el camino. Solo se consigue vencer al poder, cuando se deja de respetarlo como tal, cuando se aparta esta idea de tenerle miedo crónico y temor visceral, y se comprende que arrodillándose solo se posterga el final, pero no se cambia su rumbo.

Por ahora estamos en el proceso de acrecentamiento de ese poder que solo los consolida cada vez más, y recorriendo ese temible círculo vicioso de tener más votos y apoyo popular, más adeptos y prisioneros del sistema, para seguir haciendo lo mismo con altos índices de resignación social. En fin, en estos tiempos solo vemos la indignidad de un proceso de intimidación eficaz y humillación permanente.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Alberto Medina Méndez por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

19/02/2013

ANTES, ARQUITECTA EGIPCIA; AHORA, PAPISA

Por el Dr. Guillermo Enrique Avogadro (*)

“La primera fuerza que dirige el mundo es la mentira.” Jean-François Revel

Realmente, la tradición de la Iglesia católica nos ha puesto a salvo de un peligro que nunca hubiéramos imaginado hasta el viernes, cuando doña Cristina, desde la Patagonia, comunicó al mundo que, de no existir tal regla, ella sería papisa.

Más complicada aún que ese nuevo disparate –no olvidemos el “poco de miedito” que, dijo, debíamos tenerle- fue su encendida afirmación que atribuyó el crecimiento, lamentablemente no confirmado por la realidad, en la producción nacional de petróleo y gas a que las empresas reinvierten en el país las ganancias que, antes, distribuían entre sus accionistas.

Olvidó la señora Presidente que, para concretar la forzada venta de un porcentaje importante de YPF a los Eskenazi, familia que sólo sabía de petróleo lo necesario para hacer llenar el tanque de su auto, pese a lo cual Repsol le cedió la administración de la empresa y, además, debió prestar el dinero necesario para pagar la compra, los españoles y los argentinos habían firmado un contrato que imponía la distribución del 95% de las utilidades (en la industria petrolera mundial, nadie distribuye más del 25/35% y se reinvierte el resto) para que los nuevos dueños pudieran devolver el préstamo, y que ese acuerdo fue aprobado por escrito por Patotín Moreno y por don Néstor (q.e.p.d.).

Es decir que, para repartirse esas ganancias –el primer año incluyeron a las no distribuidas en el ejercicio anterior, por lo cual llegaron al 140%- y quedar todos contentos –los Kirchner, perdón, los Esquenazi, porque se habían apoderado del 25% de la empresa sin poner un peso, y Repsol porque se llevaba todas las ganancias y podía empezar a irse del país que había congelado sus precios y le prohibía retirar sus propios dividendos- la Argentina sacrificó sus reservas de hidrocarburos, a un costo equivalente, según Alieto Guadagni, a quinientos millones de cabezas de ganado; para tener una noción de qué significa eso, piense que la nefasta y estúpida política ganadera del kirchnerismo nos hizo perder “sólo” doce millones.

Ahora, nuestra frustrada papisa reescribió la historia y Él, que resultó una pieza esencial para la privatización original de YPF, aparece como un primigenio cruzado de la estatización/confiscación de la maltrecha empresa que preside don Galluchio, que no ha podido obtener un solo dólar extranjero para invertir en ella, que hoy vale en el mercado casi la mitad de su precio de venta original.

Tal como preveíamos la semana pasada, el tema del acuerdo con Irán sigue haciendo un mal ruido para el Gobierno, ya que ha significado nada menos que la destrucción definitiva de los importantes nexos que había construido con la comunidad judía y con Israel, que tantos réditos les reportara. Claro que la revelación del negocio de Fabricaciones Militares –a la cual se atribuyó la propiedad de la tecnología de combustibles misilísticos- con una empresa venezolana puesta por Estados Unidos en la lista negra por sus vínculos con el régimen de los ayatollhas y la enorme similitud entre el reactor iraní y el argentino, no ha hecho otra cosa que enturbiar todavía más las razones de doña Cristina para apurar el trámite legislativo, como reveló don Multiuso Pichetto ante un no previsto micrófono abierto.

La señora Presidente, con la no razonada colaboración de las bancadas oficialistas en el Congreso, nos ha metido de lleno en el peor conflicto del presente, que enfrenta a todo el mundo occidental –nuestros socios naturales- con un país teocrático, que desconoce la democracia y que pisotea los derechos humanos, amén de pretender la destrucción total de Israel. Realmente, y mirándolo por donde se lo mire, un alto costo para la Argentina, que pagarán las futuras generaciones y que nos hundirá aún más en la decadencia y la insignificancia.

Pero todo está permitido en el universo particular de doña Cristina: indignarse cuando su propia tropa es escrachada y organizar episodios idénticos contra sus “enemigos”; batallar por los derechos humanos sólo cuando conviene; mentir sin ningún prurito ni vergüenza; negar la inflación y pretender que se puede vivir con $ 6 diarios; destruir la economía y llamarlo éxito; aislarnos del mundo; impedir el desarrollo por falta de inversiones; liderar los rankings de falta de transparencia y de competitividad, de inflación y de corrupción; invertir más dinero en peor educación; poner cepos al dólar y a la publicidad; atacar despiadadamente a la Justicia y desconocer sus fallos; inventar viviendas, hospitales y escuelas no construidos; cambiar normas y reglamentos a voluntad, y no escribirlo nunca; proteger, sin límites, a los funcionarios venales; alquilar a los jueces que deben investigar al poder; robar impunemente los fondos de Santa Cruz y las tierras fiscales de Calafate; incrementar inexplicablemente los patrimonios; recibir valijas chavistas y embarcar toneladas de drogas en aeropuertos militares; hundir barcos amarrados; pelearnos con Inglaterra por Malvinas y asociarnos con empresas británicas que exploran petróleo allí; celebrar el embargo de la Libertad y alquilar aviones ingleses por no poder usar el Tango 01; llevar a empresarios truchos y falsificadores a inexplicables giras comerciales; construir un impresionante imperio multimediático e imputar la autoría de todos los males a la prensa libre; dejar al país sin energía; y miles de etcéteras que, seguramente, usted mismo enumerará.

Esto, el modo de gobernar, es lo que se deberá poner en discusión en octubre, salvo que, como me temo y he explicado, la señora de Kirchner se convenza de la imposibilidad de lograr su reelección y decida, para evitar convertirse en pato rengo –en el imaginario cristinista, sin gobernabilidad autocrática- incendiar el país y suspender las elecciones, cualquiera sea el precio a pagar por ello.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Dr. Guillermo Enrique Avogadro por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

19/02/2013

LA IGLESIA, EL PAPA Y SU RENUNCIA

Por Alberto Buela (*)

El agudo sociólogo italiano Carlo Gambescia distinguió cinco actitudes posibles ante la abdicación del Papa: la apocalíptica, como signo del fin de una época, la providencialista donde Dios velará, la drietológica que indica una motivación escondida en la renuncia, la progresista donde se facilita la democratización de la Iglesia y la humanitaria que respeta la dolorosa elección.

No cabe duda que nosotros como creyentes adherimos a la quinta opción, pero como analistas políticos, ésta no nos explica nada, pues asume y acepta el hecho consumado.

Los mass media en su inmensa mayoría adoptaron la interpretación progresista o democrático reformista según la cual hay que aprovechar esta dimisión inesperada del Papa para seguir modernizando la Iglesia en la línea inaugurada por el concilio Vaticano II. Línea que fuera interrumpida en parte por un Papa anticomunista, y por ende, antiizquierdista como Juan Pablo II. Y continuada sin mayores convicciones por Benedicto XVI.

En el fondo los mass media quieren una Iglesia a su gusto y modo. Pretenden un Papa al estilo del que ellos crearon como lo fue Juan XXIII, al que ellos mismos bautizaron “el bueno”, cuando lo que hizo fue abrir las puertas de la Iglesia “al humo de Satanás”, según la expresión de otro Papa arrepentido por los errores cometidos.

Desde la época de Pío XII, que se le plató al mismísimo Hitler en la plenitud de su poder con una encíclica escrita en alemán Mit Brennender sorge= Con viva preocupación. Desde ese papado la Iglesia no ha tenido relevancia internacional ninguna. Ninguno de estos últimos cuatro Papas produjo un hecho de relevancia mundial como el que produjeron antaño infinidad de Papas hasta Pío XII.

Se nos podrá decir: pero el mundo cambió, y es cierto. Pero la que cambió sustancialmente fue la Iglesia. Y eso a partir del Vaticano II, un concilio sugerido y fogoneado por los medios en el que se buscó el aggiornamento: que comenzó como pastoral y terminó como dogmático; que desacralizó una liturgia milenaria; que transformó a los curas en sociólogos. En definitiva, que no tuvo en cuenta aquel mensaje de un profundísimo filósofo como  Franz Brentano cuando afirmó: El saber de la Iglesia es un “saber de salvación” y no un saber social o político.  La consecuencia política del Concilio fue que la Iglesia terminó jugando la carta al socialismo con Paulo VI. Y fracasó como fracasó el socialismo.

Con ello la Iglesia perdió vocaciones y conversiones, dos pilares que venía remontando desde la época en que el papado bajo Pío IX y León XIII, triunfa sobre la Kulturkampf de Bismarck. Claro está, de esto el progresismo no habla.

Es interesantísimo hacer notar, aunque sea una tara de nuestro oficio, cómo en todo este período que va de 1871 a 1950 se multiplica por miles el clero católico así como las conversiones de grandes pensadores y personajes. Scheler, Bergson, Newman,J.Green, el Rabino de Roma, Edith Stein, Simone Weil, Ch. Peguy, P. Claudel, L. Bloy, J. Maritain, Ch. de Foucauld, J. Joergensen, P. Wust, Raisa Maritain,  J. Cocteau, G. Marcel, G. Chesterton, Y.Lewis, G. Greem, F. Copleston, T. Elliot, T. Haecker, E. Jünger, García Morente, para poner un filósofo español.

Estas grandes conversiones por el nivel intelectual y espiritual se clausuraron a partir del “escándalo” del Vaticano II. Skandalon = piedra, significa estrictamente el obstáculo o incidente público que obra como causa para que alguien actúe o piense mal.

La Iglesia se confundió y confundió a sus fieles. El famoso aggiornamento quedó limitado a una adecuación a la opinión publicada que en su mayoría proviene del mundo liberal de izquierda que no es precisamente católico.

Es que el concepto de aggiornamento fue un concepto equívoco que los hombres de la Iglesia lo entendieron como una adaptación parcial a ciertas necesidades que plantea el mundo moderno, mientras que los enemigos de la Iglesia (la masonería, el rabinato, los ateos, el marxismo, el socialismo, el liberalismo, el protestantismo, el neopaganismo) lo entendieron como una adecuación infinita a todas las pautas o normas culturales generadas por ellos: el abandono del celibato, las sacerdotisas, la píldora anticonceptiva, el uso del preservativo, el aborto, el divorcio, el matrimonio gay, la no responsabilidad de los judíos en la crucifixión de Cristo,[1] el sacerdocio de los homosexuales, la eutanasia, el alquiler de vientres para procrear, y un largo etcétera.

El Papa renuncia porque sabe que la Iglesia, en tanto institución política, está en manos de alguien superior a él mismo, sea la Curia romana o sean los poderes indirectos. Y como él no quiere ser un títere de esos poderes renuncia, de allí que el mejor y más profundo titular mediático haya sido el del ex católico diario ABC de Madrid: El Papa libre.

El Papa no actuó como un débil y senecto agnóstico ni como un burgués individualista al que las cosas no le salen bien, ni tampoco actuó como Papa, pues sino, no hubiera renunciado. Los Papas no se bajan de la cruz, afirmó por ahí un obispo. La decisión fue una determinación privativa de la persona Ratzinger, en tanto único, singular e irrepetible, moral y libre. Y en ese sentido es incuestionable.

Qué nos está permitido esperar? No mucho. Seguramente que los poderes que generaron la drástica decisión de Ratzinger tomarán buena nota y no van a poner en la silla de Pedro a otro intelectual, políticamente progresista (propuso en su mensaje al parlamente alemán “un Estado socialdemocrático” y al final de su encíclica Caritas in veritate la construcción de un gobierno mundial), ya mayor cuando electo, e inhábil en el manejo de los hombres, sino a alguien del establishment eclesiástico. Que cumpla con todos los requisitos que encierra el concepto de establsihment = grupo dominante que detenta el poder y la autoridad.

Nos arriesgamos un poco más y decimos que dada la quiebra financiera del Estado Vaticano no sería nada raro que el próximo Papa provenga de alguna gran potencia o potencia emergente. Poderoso caballero es don dinero.

Pero estas son las opiniones de los hombres y seguramente otro será el criterio de Dios Padre quien puede condolerse y  hacer que sople el Espíritu en el próximo Cónclave. Pero esto último va más allá del análisis politológico.


[1] Yendo en contra de lo escrito expresamente por San Pablo en la I Tes. 2, 14-25: Los judíos son los que dieron muerte al Señor Jesús y a los profetas y los que nos han perseguido a nosotros y desagradan a Dios, y son enemigos de todos los hombres. Hoy el más grande teólogo especialista en cristología, Olegario González de Cardedal, hace malabarismo teológicos para explicar lo imposible y acomodar este punto al Vaticano II, hasta que al final apoyándose en otro insigne colega, J.A. Fitzmyer afirma: “ No hay ninguna prueba que demuestre que sea totalmente falsa la imagen general de los relatos de la pasión donde se implica a ambas partes” (Cristología, BAC, Madrid, 2008, p.108)

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Alberto Buela por gentileza de su autor. Alberto Buela por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

19/02/2013

EL HEREDERO DE LA HOZ Y EL MARTILLO

Por Nicolás Márquez (*)

Tras la implosión del socialismo soviético y tras la apertura al libre mercado del comunismo chino, la izquierda trasnacional parecía no tener herederos, hasta que irrumpió en escena el coronel golpista Hugo Chávez Frías en los años 90`.

Desde entonces, y gracias al boom de los commodities y al dinero del narcotráfico (del que el socialismo regional se vale para financiar tanto sus quimeras ideológicas como su aparato represivo), Chávez se consagró en una suerte de líder mundial heredando la antorcha del totalitarismo comunista clásico pero aggiornada y reconvertida en este actual despotismo populista, que fuera bautizado pomposamente como Socialismo del Siglo XXI.

Lo cierto es que esta nueva versión del colectivismo autoritario con sede en Caracas, además le permitió a la tiranía vitalicia de los ancianos Castro en Cuba valerse de los abundantes petrodólares venezolanos y de esta manera, poder oxigenar y prolongar un poco más la petrificada y descascarada revolución de 1959, brindándole como contraprestación a la nueva izquierda su propaganda legendaria y justiciera.

Sin embargo, tanto sea por causas políticas, biológicas o clínicas de público conocimiento, ni los represores Castro ni tampoco el dictador Hugo Chávez pueden seguir aspirando a liderar este proyecto imperial/regional en las Américas. Pero los liderazgos nunca quedan vacantes mucho tiempo y alguien tenía que ocupar ese lugar.

De los cuatro caciques restantes y supérstites de la cofradía izquierdista iberoamericana tenemos al mestizo Evo Morales, al ex guerrillero Daniel Ortega, a la abogada exitosa Cristina Kirchner y al histriónico economista Rafael Correa. Es más que evidente que los tres primeros no tienen cualidades intelectuales, ni académicas, ni discursivas suficientes como para pretender detentar o heredar un liderazgo continental de este tenor. Más aún, en el caso de Cristina Kirchner, la susodicha ni siquiera ha demostrando destreza suficiente como para comandar eficazmente su propio país ni tampoco para poder estirar su autocracia mas allá de lo que ordena la Constitución Nacional (que la viuda pretende reformar pero que las encuestas de opinión vienen confirmando la ausencia de consenso para consumar esta sórdida maniobra).

Rafael Correa, dictador del Ecuador y beneficiario del boom petrolero del que goza su país, acaba de ser reelecto una vez más con el 56% de los votos según resultados parciales de suyo irreversibles.

Portador de gran carisma, poder de convicción, recursos como polemista y sobre todo, detentador de cuantiosos dólares petroleros, Correa desde el año 2007 se dedicó a perseguir periodistas, empresarios, medios informativos, políticos opositores y a toda forma de manifestación disidente. Incluso, supo convertir traumas personales en políticas de Estado, tal el caso del episodio que padeció su padre (Rafael Correa Icaza) quien estuviera varios años preso en los Estados Unidos por narcotraficante, lo cual forjó en el vástago Rafael un especial encono para con el país del norte y una particular condescendencia para con el narcotráfico internacional: el masivo indulto a las “mulas”, el refugio que el Ecuador brinda a las FARC y la financiación que Correa ha recibido de esta última organización homicida confirman el idilio.

El Ecuador, a diferencias de Venezuela o Argentina, tiene una economía mucho más ordenada y márgenes de inflación muy modestos: ¿por qué razón?. Ecuador tiene  la economía dolarizada y no hay margen para emitir papel moneda alegremente. Correa es socialista pero no come vidrio. Además es economista educado en los Estados Unidos y sabe mejor de números que el barrabrava Guillermo Moreno.

Decía Víctor Hugo (nos referimos al autor de la novela “Los Miserables” y no al relator miserable) que “entre un gobernante que hace el mal y un pueblo que lo consiente existe cierta solidaridad vergonzosa”, y gran parte del Ecuador ha demostrado ser solidaria con la dictadura, pero la solidaridad no es tan gratuita ni espontánea. El 25% del padrón electoral de ese país depende del Estado y por ende Rafael Correa cuenta con una enorme muchedumbre mendicante cuyo voto está condicionado o maniatado por la prebenda gubernamental.

Pero como quiera que sea, una vez más, la historia ha demostrado que las masas conducidas y subsidiadas suelen elegir por el transitorio disfrute de corto plazo.

En países con cultura cívica precaria, las dictaduras populistas se financian con plata y mientras haya plata habrá dictadura.

Por ahora y mientras el petróleo siga en alza, Correa detentará el Palacio de Carondelet y en adelante, los latinoamericanos empezaremos a escuchar y a leer mucho más sobre este personaje, que está dejando de liderar solamente su país para ocuparse de reemplazar definitivamente a sus agonizantes colegas de Cuba y Venezuela, para erigirse de a poco en el heredero continental de la reacomodada y barnizada estampa de la hoz y el martillo.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Nicolás Márquez (abogado, periodista y escritor, sus últimos libros son "Chávez, de Bolívar al narcoterrorismo" y “El Cuentero de Carondelet. Rafael Correa”) por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

19/02/2013

EL PAPA DE LA SONRISA

Por el Dr. Jorge Enrique Yunes (*)

Juan Pablo I (en latín: Ioannes Paulus PP. I), Albino Luciani, nacido en el noroeste de Italia en la ciudad de Canale d'Agordo, el 17 de octubre de 1912 y fallecido en la Ciudad del Vaticano el 28 de septiembre de 1978, fue el Papa Nº 263 de la Iglesia Católica y el último de los Pontífices italianos hasta el día de la fecha. Actualmente se encuentra en proceso de Beatificación por la Santa Sede. Gran parte de su infancia y adolescencia la vivió en la ciudad de Murano, cerca de Venecia.-

Albino Luciani fue el primer Pontífice nacido durante el siglo XX. Hijo de don Giovanni Luciani (un humilde artesano del vidrio) y doña BortolaTancon. Nació en su propio hogar, ubicado en una pequeña localidad italiana llamada Canale d'Agordo, en Belluno (en esa época conocida como Forno di Canale) el 17 de octubre de 1912. Fue bautizado por la matrona que ayudó en el parto, ya que se temía que muriera por su aparente debilidad física. Su bautismo fue formalizado dos días después por el párroco del pueblo, el Padre Achille Ronzon. Albino fue el mayor de cuatro hermanos del matrimonio Luciani. Los otros hermanos son Edoardo, Nina, y Federico que falleció de muy corta edad. La familia de Luciani, de extracción más que humilde, pasó serias penurias durante la Primera Guerra Mundial (1914). Cuando tenía 6 años, recibió el sacramento de la Confirmación de manos del Obispo Giosuè Cattarossi. A los diez años de edad, su madre murió y su padre contrajo nuevas nupcias con una mujer de gran devoción; fue entonces cuando nació su vocación sacerdotal, según él declaró, gracias a la predicación de un Fraile de la orden de los Capuchinos.-

“En toda esta semana, los periodistas han hablado de la pobreza de mi infancia. Pero ninguno podría llegar a sospechar jamás el hambre que yo he conocido.” refería Albino Luciani en oportunidad de haber sido coronado Papa.-

En 1923, ingresó en el Seminario Menor de la localidad de Feltre. En 1928 se cambió al Seminario Gregoriano de Belluno, donde fue ordenado Subdiácono en 1934, Diacono en febrero de 1935, y finalmente Presbítero el 7 de julio del mismo año, en la Iglesia de San Pedro en Belluno. Dos días después fue nombrado Cura Párroco de su ciudad natal (Canale d´Agordo), meses más tarde fue transferido, ahora como profesor de religión del “Instituto Técnico de Mineros de Canale d´Agordo”. En 1937 es nombrado Vicerrector del Seminario Gregoriano de Belluno, cargo que ocupó hasta el año 1947.-

Cursó estudios teológicos en la Pontificia Universidad Gregoriana donde se graduó como Doctor en Sagrada Teología el 27 de febrero de 1947, con la Tesis “El origen del alma humana de acuerdo con Antonio Rosmini”. Ese mismo año fue nombrado Canciller de la Diócesis de Belluno, por el Obispo Girolamo Bortignon. En diciembre de ese año fue nombrado Monseñor y Secretario del Sínodo Local de Belluno. Fue nombrado Pro-Vicario General de la Diócesis de Belluno, en 1948, y Director de la Oficina de Catequesis de la Diócesis. En 1949, organizó el Congreso Eucarístico de Belluno y apareció su libro “Catequesis en Migajas”. En 1954 fue nombrado Vicario General de la Diócesis de Belluno y, dos años después, Canónigo de la Catedral de la misma Diócesis.-

El 15 de diciembre de 1958, fue nombrado Obispo de la Diócesis de Vittorio-Véneto, por el Papa Juan XXIII (Ángelo Giuseppe Roncalli); fue consagrado como tal en la Basílica de San Pedro, por el mismo Papa, el 27 de diciembre de ese año.-

Tomó posesión de la Diócesis de Vittorio-Véneto el 11 de enero de 1959. Durante 11 años ejerció su ministerio en esta Diócesis, realizando su primera Visita Pastoral el 17 de junio de 1959.-

En 1962 asistió a la apertura del Concilio Vaticano II en Roma; estaría presente en cuatro de las sesiones de dicho Concilio.-

El 15 de diciembre de 1969, el Papa Pablo VI lo elevo al cargo de Patriarca de Venecia, sucediendo de ese modo al cargo que anteriormente fuera ocupado tanto por Giovanni Urbani como por Ángelo Giuseppe Roncalli (Papa Juan XXIII).-

También el Papa Pablo VI lo elevo a la Dignidad Cardenalicia el 5 de marzo de 1973.-

Fue elegido como el 263.er Papa de la Iglesia Católica, el 26 de agosto de 1978. Fue el primer Papa con dos nombres, gesto con el que pretendía honrar a sus dos predecesores: Juan XXIII y Pablo VI.-

Su elección se produjo en la tercera votación de un Cónclave inusualmente breve, el más corto del siglo XX. Juan Pablo I eligió como lema de su papado la expresión latina  “Humilitas”  (humildad), lo que se reflejó en su polémico rechazo de la coronación y de la tiara papal en la ceremonia de entronización,en contra de lo prescrito por la Constitución Apostólica de Pablo VI.-

Como Papa, Juan Pablo I estableció un ambiente de optimismo y reformas que nunca llegaría a avanzar más allá de las propuestas. Murió, según las fuentes oficiales, de un infarto agudo de miocardio, 33 días después, el 28 de septiembre de 1978, siendo el cuarto pontificado más breve de la historia.-

El Vaticano afirma que Juan Pablo I (Albino Luciani) falleció de un infarto agudo de miocardio en su cama, y que no se llevó a cabo autopsia alguna por la oposición de sus familiares. Algunos aspectos de esta declaración oficial, sin embargo, se vieron contradichos más tarde: no fue el Irlandés Monseñor John Magee (posteriormente Obispo de Cloyne, Irlanda), quien fuera Secretario personal de Pablo VI, Juan Pablo I y Juan Pablo II, la primera persona en hallar el cadáver del Pontífice, sino una de las religiosas que se encargaban del trabajo doméstico, Sor Vicenza, como se supo en 1988. Igualmente, la familia del fallecido Papa reveló en 1991 que la muerte no le sobrevino en la cama, sino en su escritorio. Estas incoherencias oficiales, junto a otros factores de índole económica, han dado origen a teorías conspirativas que apuntan a un envenenamiento del Pontífice.-

Juan Pablo I pretendía ahondar en las reformas iniciadas por Juan XXIII. La clarificación de las cuentas vaticanas era una de sus prioridades. Mientras fue Patriarca de Venecia, en 1972, la Banca Vaticana vendió al Banco Ambrosiano (Propiedad de Roberto Calvi) la Banca Cattolica del Veneto, sin consultar al Obispado Metropolitano de Venecia, del cual Monseñor Albino Luciani era jerarca. El responsable de esta acción fue el Arzobispo Paul Marcinkus, lo cual llevó a ciertas desavenencias entre Monseñor Albino Luciani (aún no nombrado Papa), y el norteamericano responsable de la dudosa administración Vaticana de entonces. La Banca Cattolica de Veneto estaba especializada en préstamos con bajos tipos de interés dirigido hacia los más necesitados; quizá por esto el Papa Albino Luciani toma cartas en el asunto. El Obispo Giovanni Benelli, sustituto del Secretario de Estado Vaticano le cuenta que existe un plan entre Roberto Calvi (Banco Ambrosiano), Michele Sindona – Lucio Gelli (Logia Propaganda 2) y el Obispo Paul Marcinkus (IOR - Banco Vaticano) para aprovechar el amplio margen de maniobra que tiene el Banco Vaticano y poder concretar impunemente de ese modo distintos delitos fiscales como: “evasión de impuestos, movimiento y traspaso ilegal de acciones, lavado de dinero espurio, distintos negociados”. La reacción de Albino Luciani, recogida en el libro “Con el corazón puesto en Dios: intuiciones proféticas de Juan Pablo I”, es de una enorme decepción.-

El 9 de mayo de ese mismo año de la muerte de Juan Pablo I 1978, había sido asesinado el Primer Ministro de la República Italiana, Aldo Moro, líder del Partido Demócrata Cristiano. Las extrañas circunstancias del deceso de Albino Luciani (un ataque cardíaco, para alguien que gozaba de buena salud), y otros sucesos misteriosos, como que la defunción no fuese certificada por el forense vaticano, sino por otro, y lo precipitado de su embalsamamiento, dispararon la teoría de que en realidad Juan Pablo I fue asesinado. La doble confesión de la monja, Sor Vicenza, que encontró el cadáver del Pontífice (en una primera versión: vestido aún, en su baño, posiblemente en el piso, donde vomitó; y la otra: en su cama, con documentos desordenados y las gafas caídas de su rostro, ya despojado del hábito papal) inducen a pensar que fue envenenado.-

Algunas obras de investigación abundan en la teoría del envenenamiento. El libro “El día de la cuenta” del Sacerdote español Jesús López Sáez, presume que el Sumo Pontífice fue envenenado con una fuerte dosis de un vasodilatador. El libro In God's Name ("En el nombre de Dios") del investigador inglés, David Yallop, sostiene que fue envenenado por altos jerarcas de la Iglesia Católica en complicidad con mafiosos vinculados con el Banco Ambrosiano y las hermandades secretas masónicas.-

En 1988 el Vaticano abrió sus puertas al periodista John Cornwell y le dio todo tipo de facilidades para entrevistar a los testigos acerca de la vida y la muerte de Juan Pablo I, incluso algunos que nunca habían declarado en público sus vivencias. El libro “Como un ladrón en la noche. La muerte del papa Juan Pablo I” de Ediciones Aguilar, a ritmo de thriller, relata las entrevistas efectuadas al Secretario del Papa difunto, el sacerdote Diego Lorenzi, al Obispo Paul Marcinkus a cargo del IOR (Instituto para las Obras de Religión o Banco Vaticano), a la sobrina del Papa Luciani, de profesión Médica, a un Sargento de la Guardia Suiza, a los embalsamadores, los hermanos Signoracci, a distintos periodistas, a un Agente del FBI que trabajó en Roma, a NavarroValls, quien estaba a cargo de la Radio Vaticano, a los médicos del Papa, los Dres. Renato Buzzonetti y Fontana, etc. La aparente conclusión es que, a tenor de los testimonios vertidos, pareceríacasi inverosímil que el Papa hubiera sido asesinado, ya que todos testimonian que el Papa habría fallecido a causa de una “conjunción de factores”, entre ellos: su carácter afable y pastoral que se vio aplastado por la apabullante burocracia vaticana y la enorme presión de trabajo a la que fue sometido, (tan es así que el propio Cardenal francés y Secretario del Estado Vaticano, Jean Marie Villot, reconoció que se sentía culpable por haberle agobiado a trabajo con maletas repletas de documentos), la poca ayuda que recibió del entorno para desempeñar su nueva función (vacío institucional), sus problemas de salud (Hipotensión) sobre todo de tipo circulatorios, embolias, trombos, etc., que combinado con el gran estrés y un posible descuido en la medicación (“Efortil” poderoso hipertensor) junto con la ausencia de trato por parte de los médicos del Vaticano pudieron producir una embolia pulmonar (trombosis) la noche del 28 de septiembre de 1978. Por su parte el Papa Albino Luciani, según atestiguan sus más cercanos allegados, habría pedido íntimamente al Señor, visiblemente decepcionado por la enquistada corrupción dentro de la anquilosada estructura vaticana, que se lo llevara de este mundo, y decía casi proféticamente que pronto vendría un Papa extranjero... ¿Casualidad o Causalidad?

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Dr. Jorge Enrique Yunes (Abogado; Doctorado en Ciencias Jurídicas y Sociales; Analista Político; Investigador; Precandidato a Diputado Nacional por el Distrito Santa Fe en las Elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias del 14 de Agosto de 2011.Rosario, Provincia de Santa Fe, República Argentina) por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

18/02/2013

FFAA ILEGALES

Por Malú Kikuchi (*)

Las FFAA argentinas, las que existen en la Constitución Nacional, están en franca etapa de destrucción. Hoy son tristes debilidades desarmadas. Por decisión del gobierno, porque no les importa su existencia o porque desconocen su utilidad. Por lo que sea, están dejando de ser.

Al mismo tiempo crecen las FFAA ilegales ante la pasividad del gobierno. Se supone que el gobierno no auspicia estas FFAA ilegales, pero hasta ahora no se han tomado medidas en su contra. La lista de estas FFAA ilegales, es larga y peligrosa.

Argentina cuenta con miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC; tiene el privilegio de tolerar muchos miembros del Partido Comunista del Perú- Sendero Luminoso; Cocaleros bolivianos, algunos Sin Tierra paraguayos y un surtido grupo variopinto de todos los movimientos terroristas americanos, incluyendo algunos instructores de las ex IRA y de ETA.

¿Por qué eligen Argentina para vivir, adiestrar y propagar sus ideas? Simple: Argentina deja entrar a cualquiera. El sistema de inmigración del país ni siquiera es un colador, no existe. Son bienvenidos desde narcos a terroristas, ladrones de guante blanco y sicarios.

Argentina, país generoso y estúpido. Toda la escoria que no puede continuar sus andanzas en sus propios países, aterriza en Argentina. El gobierno está muy ocupado en cerrar acuerdos con Irán. No mira. O no quiere mirar. Como no mira la inflación, la inseguridad, la pobreza creciente o la corrupción.

El esquema es terrible y muy fácil de comprender. Las FFAA constitucionales deben desaparecer. Salvo gendarmería y prefectura naval, mejor equipadas y mal pagadas. Entonces gendarmería trabaja en las villas o en los piquetes (anti K), en vez de cuidar las fronteras, que son infinitas.

Prefectura naval en vez de cuidar la costa atlántica, tan rica en peces, permite la depredación más imperdonable a manos de barcos de varias nacionalidades, porque también está ocupada en sacar okupas de lugares públicos o desarticular manifestaciones en contra del gobierno. La ley 24059 de Alfonsín, prohíbe que ejército, marina o aeronáutica intervengan en temas internos de la nación.

La policía, constantemente denigrada  desde el gobierno y particularmente desde los medios, no puede dar abasto. Están mal pagos, los matan como si los asesinos practicaran tiro al blanco, a nadie le importa. En cualquier lugar del mundo asesinar un policía es imperdonable, acá es un dato más, como la temperatura diaria, a la que le damos más importancia. Sin FFAA y con una policía destratada y además imposibilitada de actuar en la mayoría de los casos, porque reprimir, aunque legal, no es “progre”, la población está inerme ante el delito.

Pero la naturaleza es enemiga del vacío, y cuando algo no está, se reemplaza por otra cosa. Y esa otra cosa son estas FFAA ilegales que operan en casi todo el país. Sendero Luminoso pretende desde Orán, hacerse dueño de Salta, con drogas y armas de gran calibre, que entran sin problemas. También operan en Jujuy donde la ciudad de Salvador Mazza, es llamada la Juárez argentina.

Están en la provincia de Buenos Aires y copan la costa atlántica. El desastre de Cerro Dragón fue obra de Sendero Luminoso. Es el grupo con mayor cantidad de armas. Las FARC se ocupan y ocupan el NOA, bajan por la cordillera y son los maestros de los movimientos indigenistas, que van desde la Tupac Amaru, hasta los  mapuches del Sur. Muy bien pertrechados.

Cocaleros bolivianos y Sin Tierra paraguayos (con algunos líderes brasileños), están instalados en el NEA y bajan por el litoral, aunque sin llegar hasta Buenos Aires. Todos estos movimientos subversivos y armados trabajan y son parte del narco tráfico. Según la Asociación Antidrogas de la República Argentina, AARA,  Sendero Luminoso copa la droga en la Villa 1-11-14 y en la 31. Hay narcos dominicanos en toda CABA; colombianos desde el Chaco, hasta Santa Fe; y los mexicanos trabajan impunemente en la zona Zárate/Campana y tienen copado el tráfico en Liniers.

De acuerdo a un artículo del Times del 24/4/01, todas estas organizaciones se comunican a través de Internet, y más allá de las disputas territoriales, han conformada una red del tipo de las que tejen las arañas. Al mejor estilo Al Quaeda, que significa red de redes.

En el sur de México, en la zona de Chiapas, más exactamente en la selva Lacandona, el subcomandante Marcos y la Comandanta Ramona, el 20/4/1996 recibieron a Danielle Mitterrand. A partir de ese día se sucedieron año tras año las reuniones en la selva Lacandona, a las que se le fueron sumando todos los movimientos subversivos del continente, incluyendo el de los Kurdos. Mamá Hebe, Sergio Shocklender y D´Elía representaron a Argentina. De ahí nace el foro de San Pablo  (25 al 30/1/01), para oponerse al foro de Davos, exponente del capitalismo liberal.

En las anuales declaraciones surgidas de las reuniones en la selva Lacandona, encabezadas por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, EZLN, nace lo que ellos llaman el “Primer Gran Movimiento Contestatario del siglo XXI”. Los “ideales“ y los objetivos son los mismos que en los 70: llegar al poder. De ser posible a través de elecciones democráticas que dejarán de ser republicanas en cuanto sean gobierno. Mientras, para mantenerse, se alían al narcotráfico.

Exceptuando Cuba, Nicaragua, Venezuela, Ecuador, Bolivia y … Argentina, el resto de Latino América ha manejado su política y sus FFAA mejor que nosotros y les va mejor que a nosotros. Mientras sigamos despreciando y destruyendo el patrimonio, la historia y los hombres de nuestras FFAA, estas irán siendo reemplazadas por grupos terroristas bien armados, con todo el dinero del narcotráfico necesario para operar, sobornar, someter y comprar a quien sea. Y recordando la Colombia anterior a Uribe, se compran jueces, policías, ministros, congresistas y …

Cuando se acerquen las elecciones legislativas de octubre, antes, cuando se acerquen las internas de agosto, piense. Piense en serio, no con el bolsillo, ni con el corazón. Piense con la cabeza. El país se nos desintegra y el futuro es oscuro. El Chapulín Colorado es una serie muy divertida para chicos, pero cuando llegue el momento de preguntarnos: “¿y ahora quien podrá defendernos?, no aparecerá el Chapulín, no aparecerá nadie. Y seremos responsables por haberlo permitido.

P.D. : El policía que “aprieta”, tortura, mata o viola; el militar que cometió delitos de lesa humanidad, con pruebas firmes y concretas, juzgados por jueces probos, no influenciados por modas o por el ejecutivo, con testigos reales, no son ni policía, ni militar, son delincuentes comunes y deben ser condenados como tales.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Malú Kikuchi por gentileza de su autora.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

18/02/2013

DE ESTALLIDOS Y FRACASOS

Por Carlos Manuel Acuña (*)

Obviamente, la noticia más importante en lo que va de este 2013 -que pinta bastante difícil- ha sido la dimisión de Su Santidad Benedicto XVI, un suceso que llega cargado de grandes consecuencias potenciales, que merece un tratamiento por separado. En lo que se refiere a la Argentina, también la finalización del verano se aproxima cargada de amenazas y complicaciones que permiten vislumbrar algunas bien conocidas y acordes con la implementación de las últimas medidas económicas, en tanto los otros componentes de la tragedia que se abate sobre los argentinos no logran generar el habitual acostumbramiento que suelen producir. Esto obedece a diversos motivos y entre ellos se destaca el contenido de estos hechos que justifica recordar el sentido de una definitoria palabreja que utilizamos a lo largo del año que transcurrió: anarquía.

Para algunos analistas todavía no nos hemos acercado a la plenitud del significado que entraña este vocablo, aunque sí admiten que los acontecimientos ofrecen señales inequívocas y alarmantes. Por ejemplo, el avance de la inseguridad, que la hace indisimulable, como sucedió días atrás en oportunidad del atascamiento del tránsito en la Ruta Panamericana, cuando la lluvia produjo el inédito atascamiento del tránsito por el agua acumulada que superaba el metro de profundidad. Los automovilistas fueron asaltados a plena luz de la tarde temprana y despojados por jóvenes armados que rápidamente se hicieron de dinero, relojes, alhajas y otros bienes sin que apareciera en momento alguno la policía. Poco después, vecinos de Pilar, hartos de sufrir la falta de electricidad a lo largo de la semana, cortaron la misma ruta con el consiguiente asalto, pero esta vez perpetrado a la vista de gendarmes destacados para vigilar el paso de los vehículos, a los que se reclamó que intervinieran para impedir el delito. La respuesta, aparecida en varios diarios, fue que las órdenes recibidas no se lo permitían. Lo insólito es que, conocido el episodio, no hubo aclaración alguna y por lo contrario abundaron las anécdotas que circularon de boca en boca, acerca de sucesos similares, con el agregado de que en varias y distintas oportunidades los policías destacaron que cualquier intervención que culminara en la lógica violencia que producen esas situaciones, los convierte en víctimas que deben someterse a la acción de la justicia, sobre todo si el delincuente cae abatido por sus agresiones o defensa a balazos. No sólo en el ámbito urbano capitalino, también en el campo ocurre algo parecido, especialmente cuando existen ciudades cercanas a lo largo de la costa marítima, por ejemplo, donde el turismo igualmente sufre las consecuencias de este problema. No vamos a extendernos en demasía sobre este asunto por demás conocido y en aumento, que se ha convertido en una fiel expresión de lo que significan las teorías permisivas del progresismo en boga. No es necesario y cada uno de los lectores podrá incorporar su anecdotario a este flagelo que ya se repite como una indignante letanía.

Concurrentemente, los informes económicos certifican que durante 2012 se cerraron casi cincuenta mil PYMES, fenómeno que afecta tanto a los sectores medios que mueven a este importantísimo segmento productivo, lo que viene a sumarse a un progresivo contingente de industrias y comercios de todo tipo que cierran sus puertas, casi siempre en silencio pero con sensibles repercusiones locales. Las noticias llegan una tras otra y explican el crecimiento de la delincuencia que también acompaña la incorporación de más y más jóvenes al consumo de drogas blandas y de las otras, generándose de esta manera un circuito o cadenas cuyos eslabones tienen a su vez otras derivaciones, como la violencia contra el personal médico y de enfermería en los hospitales públicos. Parientes que no aceptan la realidad de sus enfermos y rechazan las malas noticias o las familias de los delincuentes heridos que inmediatamente toman cartas en el asunto dificultan la labor policial y alteran significativamente la paz social, al mismo tiempo que dibujan un escenario similar al de otras sociedades más atrasadas. Hace rato que la Argentina dejó de caracterizarse plenamente por su origen europeo para ingresar en un proceso de latinoamericanización del que, además, se siente orgullosa a partir de las palabras de sus políticos y dirigentes. La demagogia tiene sus variantes.

A propósito, mientras continuamos por el camino inverso al que en otras épocas permitió a nuestro país ejercer un liderazgo continental y llegar con nuestra cultura académica o popular a todos los países de habla hispana, Brasil, que hoy nos reemplaza en ese papel y desmiente aquello que sostenía que, por razones idiomáticas, tendría una barrera que lo condenaba en la tabla de posiciones, hoy ocupa el primer lugar en poder económico y por cierto militar, pues es mucho lo que tiene que defender. El producto bruto interno del Estado de San Pablo, por ejemplo, es superior al de toda la Argentina, en tanto Chile o Perú, por hablar tan sólo de otros países grandes de la región, se caracterizan por un auge económico y de acuerdo con la tendencia general fortalecen sus aparatos defensivos en todos los órdenes. Si traemos a colación nuestro caso en este rubro, con sólo recordar los buques que se hunden, los aviones que se caen o están obsoletos y a su vez el material terrestre se achica y deja de funcionar, nos despierta el interrogante sobre los motivos específicos de una situación creada de ex professo. Para la mayoría de los observadores esta realidad obedece a un antiguo prejuicio ideológico sumado a una revancha por la derrota sufrida por el terrorismo hace más de treinta años. Lo inexplicable no pasa únicamente por el complejo político que contiene esta situación, sino también por su inutilidad pero, sobre todo, por la incapacidad que lleva añadida para defender el sistema institucional si se llega al estallido al que aludimos en nuestro título de hoy. Pero hay otro componente: pese a la sostenida campaña realizada en este tópico, que incluye el factor cultural y la historia que se quiere modificar, las Fuerzas Armadas gozan de una popularidad acentuada, especialmente a partir de la percepción de la gravedad y la alarmas que soportamos. Huelgan los comentarios.

Pese a todo, Cristina W., cuya imagen ha caído a límites que rozan el porcentaje que tuvo Néstor Kirchner cuando alcanzó el poder hace diez años, insiste en la posibilidad reeleccionaria con bastante angustia, pues no ignora que una derrota legislativa este año le cierra categóricamente el camino para 2015. El anuncio poco claro de que consultaría economistas para que le aconsejen qué debería hacer para superar el grave problema de la negada inflación, carece de sentido a la luz de la experiencia. El año pasado informamos de la reunión reservada mantenida con el titular del Banco Central, Mario Blejer, quien le señaló, entre otras cosas, que no podía continuar con las medidas de control y estatización. No obstante, no sólo se continuó por el mismo camino, sino que se lo acentuó junto con otra iniciativa que ya provocó serios problemas políticos en la interna oficialista: la ubicación de jóvenes inexpertos en puestos clave de gobierno. La Cámpora y sus variantes aparecen como un objetivo de formación de nuevos cuadros partidarios, pero la incompetencia y la ausencia de capacidad e incluso de vocación por las funciones a cumplir, motiva una sostenida resistencia en todo el aparato partidario que aspira a integrar las listas de candidatos. La intención de favorecer a los jóvenes recién llegados es resistida por la mayoría peronista, que no acepta este criterio y promete que aparecerán listas paralelas en condiciones de ser oficializadas pero también impugnadas entre sí. Para unos, se trata de simple impericia del pequeño grupo dominante en el actual oficialismo, para otros, no es esto únicamente, sino también el deseo de contar con elementos propios para poder imponerse ideológicamente en una segunda etapa que en los hechos, ha comenzado.

Son muchas las preguntas que se formulan alrededor de este tema que aparece en la escena como un capricho. Así, los intendentes bonaerenses, de quienes dependen en buena medida los votos, han informado de su lealtad a Cristina pero simultáneamente de su rechazo a la presencia camporista que no pierde oportunidad de manifestarse. Esta dualidad, entendible por un lado e inexplicable en la persistencia cristinista y de sus asesores, también irrita en otros sectores. Por ejemplo, al comenzar la reunión organizada este viernes por las cuatro entidades representativas del campo en la bonaerense localidad de Pehuajó, apareció un gran cartel ubicado en la primera fila de una concurrencia de tres millares de personas como mínimo, enojada por las dificultades creadas a la producción. El cartel sostenía que había que “democratizar la tierra”, un concepto difícil de explicar pero de fácil reconocimiento en cuanto a la autoría. Ya informamos que en varias ciudades del interior La Cámpora abrió locales y reparte dinero para conquistar simpatías, lo que es suficientemente revelador de un plan orquestado que los productores relacionan, entre otras cosas, con las presiones que existen para impulsar la venta de los remanentes de la cosecha anterior pero igualmente con miras a obtener información sobre la prospectiva de la actual producción de soja. Por cierto, es imposible recabar una información precisa al respecto, pero la extraordinaria burocracia y papelería con que se abruma a quienes producen habla de una escalada de esta presión e incluso de la eventual obligatoriedad de vender, al margen de la voluntad o de otras necesidades distintas a la del simple acopio. El campo realizará al menos dos asambleas más, pero los ánimos están levantiscos y las dirigencias deben esforzarse para contener posibles resistencias avanzadas. Lo cierto es que se avecina otro conflicto y los funcionarios más sensatos del gobierno no lo ignoran pero la necesidad de obtener recursos es tan acuciante, que esta política persiste pese a todo.

Para concluir por hoy, debemos referirnos a lo que ya evidencia el fracaso del congelamiento de precios, pues comenzó el desabastecimiento y el mercado negro, un proceso que se agudizará con el correr de los días. La escalada inflacionaria se muestra imparable y, tal como lo mencionamos tiempo atrás, cuando quienes vivan exclusivamente de los subsidios, aprecien -como cualquiera que reciba un salario- que la mensualidad ya no alcanza ni para atender lo esencial. Lo dijimos hace unas semanas y ahora lo reiteramos, pues el tema consiste en otro aporte para el mismo estallido y un claro fracaso que se anticipa a los comicios. Con ello, la cuestión institucional, ya seriamente afectada por los motivos más diversos, pone en jaque, una vez más, a la crisis argentina. Si acotamos la cuestión externa -e interna- derivada por el pacto con Irán, el enfrentamiento desatado con la comunidad judía argentina y con el propio Israel, adquirirá niveles extraordinarios pues esto implica un enfrentamiento con el mundo occidental al que todavía pertenecemos. Los papelones de Timerman lo han llevado a enfrentarse con la misma comunidad a la que pertenece, factor que incorpora otro motivo más a su ya dificultada estabilidad. De ser cierta la noticia de que esta cuestión está relacionada con el aporte de tecnología nuclear que involucra a Venezuela, que operaría como puente con los iraníes, nos encontramos frente a un escenario difícil de calificar, pues a su vez Caracas transita por una profundización de su división interna acelerada por lo que serían falsas fotografías acerca del real estado de Hugo Chávez. Concurrentemente, la situación del oficialismo iraní se muestra difícil y, como postre de esta situación, Cuba está doblemente comprometida por las fotografías y la total influencia sobre el vicepresidente Nicolás Maduro, lo que obliga a subrayar que tenían razón quienes sostenían que había que desconfiar de la “apertura” del castrismo y tomar muy seriamente el pie que físicamente logró poner La Habana en el continente y en la región. Decirlo es algo más que una observación objetiva, pues de un plumazo nos lleva a la memoria de los años setenta, a nuestra propia guerra contra la subversión, a la que sufrieron otros países -algunos hemos nombrado y no queremos dejar de mencionar al Uruguay- a la presencia de Ernesto Guevara de la Serna, alias el Che (cuya fotografía está ubicada en la Casa Rosada) y finalmente al derrumbe económico que parece preparado como un terreno apto para repetir la historia.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentileza de su autor Carlos Manuel Acuña -Periodista y escritor- autor entre otros libros de "Por Amor al Odio", "Vertbitsky - de la Habana a la Fundación Ford" y "Los Traidores"

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

18/02/2013

LA ARGENTINA SAGRADA Y CONSAGRADA

Por el Rabino Sergio Bergman (*)

El tiempo y el espacio necesarios para la construcción de una Argentina diferente requieren una dimensión de lo sagrado. Del mismo modo en que, en la religión, se celebra lo sagrado como un acto de conciencia, de igual forma una religión cívica debe conseguir —por medio de una nueva cultura ciudadana— que todo lo relacionado con el ser-argentino y con el ser-Nación tenga una significación especial que, en cierto modo, lo haga sagrado.

Lo sagrado se inicia cuando cada habitante, en forma consciente, reconoce y acepta que ya no puede, simplemente, “sobrevivir” en el país, sino que debe “vivir” el país con intensidad y responsabilidad. Darle una dimensión sagrada es tener conciencia de la oportunidad única y singular de hacer de nosotros y del lugar que habitamos algo especial. Transformar por medio de una acción cultural lo profano en sagrado otorga sentido trascendente a aquello que, en lo cotidiano, estoy convocado a modificar. Las acciones de consagración de un civismo religioso no se refieren a las creencias o experiencias metafísicas sino, por el contrario, a la acción concreta y cotidiana de incrementar el compromiso de identificación con la argentinidad,

A diferencia de la creencia de que lo sagrado es una dimensión de D-s que irrumpe en la realidad concreta, nuestra visión es la de una construcción humana cultural que, en nosotros y entre nosotros, hace lugar en el mundo para D-s. Es hacer en lo concreto una acción que nos conecte, nos vincule y nos permita sentir en el hacer, aun sin decir, que hay algo de otro orden que está involucrado en lo que hacemos. En este sentido, esta dimensión es la que llamamos recuperar el Paraíso perdido, del que nadie está excluido por sus creencias dogmáticas. Es, más bien, un espacio de tolerancia y de convivencia en paz que nos permita reflexionar sobre las cosas que hay que hacer para recuperar los dones que la Creación otorgó a la Argentina y poder acrecentarlos por medio de nuestras acciones.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Rabino Sergio Bergman por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

 

18/02/2013

LOS NUEVOS MEGABLOQUES COMERCIALES

Por Andrés Oppenheimer (*)

El anuncio del presidente Barack Obama en su discurso del Estado de la Unión de que Estados Unidos negociará acuerdos de libre comercio con Asia y Europa ha planteado una pregunta espinosa: ¿Cómo impactará en Latinoamérica la creación de estos nuevos bloques comerciales de las economías más grandes del mundo?

La respuesta parece ser que algunos países latinoamericanos se beneficiarán con esos megaacuerdos comerciales, mientras que otros se perjudicarán. Antes de analizar cuáles países saldrán bien parados de la nueva geografía comercial mundial y cuáles no, veamos los hechos.

En su discurso anual ante el Congreso, Obama anunció que además de las actuales negociaciones para firmar un Acuerdo de Asociación Transpacífico con varios países asiáticos y algunos países latinoamericanos de la costa del Pacifico, Washington iniciará conversaciones para firmar un Acuerdo de Asociación Transatlántico con los 27 países de la Unión Europea. 

El acuerdo Transatlántico, que busca entre otras cosas impulsar la recuperación de Europa y reactivar la economía mundial, llevaría a la creación del bloque de libre comercio más grande del mundo. Estados Unidos y Europa ya representan el 47 por ciento de la economía mundial y un tercio del comercio mundial.

Aunque la Unión Europea ya es el socio comercial más importante de Estados Unidos y las tarifas aduaneras entre ambas partes ya son bajas, de alrededor del 4 por ciento, el Acuerdo Transatlántico le daría un impulso mayor al comercio bilateral, reduciendo costos a las exportaciones por barreras regulatorias.

Los acuerdos de libre comercio Transpacífico y Transatlántico de Obama son las iniciativas comerciales más ambiciosas de Estados Unidos después del colapso en el 2005 de las negociaciones para un Area de Libre Comercio de las Américas, que incluía a 34 países del continente.

Ahora, en ausencia de otro proyecto estadounidense para crear un bloque de libre comercio continental en las Américas, los nuevos planes comerciales de Obama con Asia y Europa podrían tener un impacto positivo en México, Centroamérica, Colombia, Chile y otros países que ya tienen acuerdos de libre comercio tanto con Estados Unidos como con Europa, dicen la mayoría de los expertos en comercio internacional.

Inversamente, las nuevas iniciativas comerciales estadounidenses pueden perjudicar a los miembros del Mercosur — el bloque comercial integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela—, que no tienen acuerdos de libre comercio con Estados Unidos, ni con Europa.

“Si ya tienes acuerdos de libre comercio con Estados Unidos y con Europa, como es el caso de México o Colombia, podrás exportar el mismo producto, bajo las mismas condiciones, a un mercado mucho más grande”, me señaló David Lewis, un especialista en comercio de la empresa consultora Manchester Trade, con sede en Washington D.C.

Además, los países latinoamericanos que ya tienen acuerdos de libre comercio con Estados Unidos y Europa posiblemente lograrán atraer más inversiones estadounidenses y europeas, me dijo Lewis. Eso se debe a que el acuerdo Transatlántico podría eliminar restricciones que actualmente enfrentan empresas Europeas para, por ejemplo, enviar productos hechos con insumos europeos libres de impuestos desde Colombia, por ejemplo, al mercado estadounidense. 

Claudio Loser, un ex funcionario del Fondo Monetario Internacional que actualmente es miembro del Centennial Group, otra empresa consultora de Washington D.C., afirma que países del Mercosur como Brasil y Argentina serán los mayores perdedores si se concretan estos megaacuerdos comerciales.

A menos que los países de Mercosur concreten como mínimo un acuerdo de libre comercio con Europa, les resultará cada vez más difícil competir con sus vecinos que ya tienen acuerdos de libre comercio con Estados Unidos y Europa.

“Brasil o Argentina pueden creer que van a poder seguir creciendo eternamente comerciando principalmente con China, pero el hecho es que Estados Unidos y Europa representan el 47 por ciento de la economía mundial, mientras que China representa alrededor del 12 por ciento”, dice Loser.

Mi opinión: Aún está por verse si los acuerdos de libre comercio Transatlántico y Transpacífico se concretarán, y si serán tan ambiciosos como los pintó Obama. Y también es posible que China reaccione acelerando sus propias negociaciones para formar su propio megabloque comercial con India y otros países asiáticos.

Pero coincido con casi todos los expertos en comercio internacional en que si los países del Mercosur no se insertan en alguno de los nuevos megabloques comerciales del mundo, se quedarán cada vez más atrás respecto de México, Colombia, Chile y otros de los países mas globalizados de America latina.

Considerando que Latinoamérica representa tan sólo el 8 por ciento de la economía mundial, los miembros de Mercosur se engañarán a si mismos si creen que podrán crecer más rápido comerciando tan sólo en su propio vecindario.

El mundo de los megabloques comerciales se parecerá cada vez mas al juego de las sillas, o de las sillas musicales, en el que los países que no encuentren un lugar se quedaran fuera de juego.

(*) Andrés Oppenheimer es columnista de The Miami Herald y de El Nuevo Herald. Fue miembro del equipo ganador del Premio Pulitzer, ganador del Premio Ortega y Gasset , ganador del Premio Rey de España, y ganador del Emmy. Es autor de varios libros. Artículo publicado en el Nuevo Herald.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

 

17/02/2013

LOS INTERESES DE CUOTAS DE TARJETAS Y PRÉSTAMOS PERSONALES PAGAN 21% DE IVA. ¿PORQUÉ?

Por Guillermo LoCane (*)

Desde el gobierno se reclama constatemente al sector financiero que realice un esfuerzo y ”abarate” las tasas de interés. Pero se omite considerar que los intereses de préstamos personales y cuotas de tarjetas se hallan “encarecidos” con la tasa del 21% del Impuesto al Valor Agregado.

Cuando se estableció el IVA, allá por la década del setenta del siglo pasado, su alcance era restringido. Los interes de préstamos financieros no estaban alcanzados. Con la llamada generalización del Impuesto al Valor Agregado dispuesta varios años más tarde (1990), las operaciones financieras pasaron a estar alcanzadas por el impuesto.

Para las empresas tomadoras de préstamos y todos aquellos que sean responsables inscriptos, el impuesto pagado en las operaciones financieras es crédito fiscal que pueden computar contra el débito fiscal que les corresponda. O sea, no afecta sus costos.

Esto no es así para los consumidores finales, en su mayoría  asalariados, jubilados y otros similares que recurren a préstamos personales y a la financiación del saldo mensual de sus tarjetas de crédito, quienes, además de las elevadas tasas de interés que cobran los bancos, deben pagar un porcentaje del 21% en concepto de Impuesto al Valor Agregado que ya viene incluido en la cuota respectiva. Y esto afecta directamente el costo final de la operación.

Por la forma en que está diseñado este tributo, su amplia generalización convierte al estado, igual que cuando aumenta la nafta, la luz, el gas y los peajes, por ejemplo, en socio beneficiario del mayor costo que en definitiva pagan las familias en sus consumos.

La generalización del IVA dispuesta oportunamente, fue luego restringida al eximirse del impuesto a los intereses sobre préstamos para vivienda propia, pero, la amplia gama de préstamos para consumo, los intereses sobre compras financiadas con tarjetas de crédito y la financiación de los saldos de tarjetas de crédito se hallan, como dijimos, alcanzados por el gravamen, encareciendo este legítimo recurso de financiación popular y  afectando, con su presión, el bolsillo del consumidor.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Guillermo LoCane (Contador Público, egresado de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. Tributarista, consultor, ha sido asesor en el Senado y actualmente lo es en la Cámara de Diputados de la Nación. Integra el Consejo Académico de la Especialización en Impuestos de la Escuela de Economía y Negocios Internacionales de la Universidad de Belgrano, y es miembro de la Comisión de Estudios sobre Finanzas Públicas del Consejo Profesional de Ciencias Económicas) por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

17/02/2013

LA RENUNCIA DEL PAPA Y SU ENSEÑANZA

Por Mons. Héctor Aguer (*)

La renuncia de Benedicto XVI ha causado sorpresa y conmoción en todo el mundo. Especialmente nos ha conmovido a nosotros, miembros de la Iglesia, hijos de la Iglesia.

Yo he ponderado las reacciones de los medios de comunicación y he visto allí muchas intervenciones razonables, comprensivas, incluso elogiosas, pero también algunos comentarios malsonantes y hasta, yo diría, innobles.

Por eso el primer pensamiento mío en esta comunicación con ustedes, mis amigos televidentes, es de agradecimiento y homenaje al Santo Padre Benedicto XVI, este gran Papa, que es un hombre de Dios, que ama tan profundamente a la Iglesia y lo ratifica con este gesto final donde se manifiesta su amor a la Iglesia”.

Por eso me gustaría destacar tres puntos fundamentales de su Pontificado, que me parece que han marcado fuertemente a la comunidad cristiana y se ha hecho notar en el mundo, incluso entre los críticos.

En primer lugar su enseñanza, su magisterio, que se ha notado como algo nuevo, destacado, desde el principio de su Pontificado. No me refiero sólo a las encíclicas, los numerosos y variados discursos, sino también y sobretodo a las homilías dirigidas a los fieles, que han sido siempre de una gran profundidad y sencillez. No es fácil, aún para el que está acostumbrado a hablar y que tiene, digamos, experiencia de cátedra, aunar la profundidad y la sencillez.

Pero lo más importante es que todo el Magisterio del Papa está centrado en Jesucristo y en la fe. El centro de la vida de la Iglesia es Jesucristo y la fe es el medio de vida por el cual nosotros adherimos a Cristo y nos unimos a Él. Esta misma dimensión parece obvia, elemental, pero es preciso subrayarla en nuestro tiempo.

En segundo lugar, el Papa Benedicto XVI ha afirmado la identidad católica en tiempos difíciles, de grandes convulsiones y de mucha discusión. Yo aquí quisiera apuntar, precisamente, a la interpretación que él ha hecho, en continuidad con el Magisterio de Juan Pablo II, del Concilio Vaticano II y especialmente lo que ha llamado la hermenéutica de la reforma en la continuidad que hay que contraponer a una hermenéutica de la ruptura y de la discontinuidad.

La Iglesia sigue una tradición que nos viene de los Apóstoles, la actualiza continuamente y la comunica intacta y siempre de un modo adecuado, procurando que sea comprensible al hombre de hoy.

En tercer lugar y ligado a lo anterior, rescataría la intencionalidad pastoral de este Pontificado. Podríamos pensar a propósito de este aspecto de la misión pontificia, en los viajes apostólicos del Santo Padre, en sus visitas a las parroquias, y cómo en el trato cercano se ha mostrado siempre sencillo, acogedor. Quiero pensar sobretodo en la pastoral de la cultura y en el dialogo entre la fe y la razón. El Papa Benedicto XVI en esto ha abierto caminos importantísimos en los discursos que ha pronunciado en universidades o ante el Parlamento alemán y el Parlamento inglés. Ha mostrado la necesidad para la razón humana de abrirse a la trascendencia; sólo así podrá ser verdaderamente humana. Ha mostrado, por otra parte, los fundamentos del derecho, de la vida política, la necesidad de que se abra un espacio público a la religión, la presencia de lo religioso en la sociedad de hoy.

Pues bien, he hecho una rápida síntesis de lo que a mí me ha parecido digno de ser subrayado de este Pontificado tan rico.

Pero, por último, volviendo a la cuestión de los comentarios que se han hecho en estos días, me parece que no es posible comprender a la Iglesia, entender qué es la Iglesia y comprender, por tanto, un gesto como el de Benedicto XVI, si no se tiene fe. Una persona sin fe por más gran periodista o excelente comunicador que sea una persona respetable pero sin fe no puede entender a la Iglesia.

Y eso es lo que ha pasado, eso es lo que se ha notado. Hemos escuchado muchas versiones altisonantes, innobles, pero de personas que no tienen fe y entonces no saben de qué se trata. Consideran a la Iglesia, en todo caso, como una ONG internacional, un centro de poder, y no se dan cuenta que en la organización, por más compleja que sea, aunque con muchas fallas y demás, es solo el envoltorio de un contenido, y el contenido es un misterio. Ya el Concilio Vaticano II lo expresaba muy bien; comenzaba a hablar sobre la Iglesia hablando del misterio de la Iglesia.

Para terminar les dejo una frase del mismo Benedicto XVI, que ha dicho que el corazón de la Iglesia no está donde se proyecta, se administra y se gobierna sino que está donde se ora, ¡donde se ora! Creo que lo que tenemos que hacer nosotros ahora, en este momento tan singular, tan insólito y tan importante de la vida de la Iglesia es preciso eso: ¡orar por la Iglesia!

(*) Monseñor Héctor Aguer es arzobispo de La Plata. Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentileza de AICA.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

17/02/2013

MARCO RUBIO Y SU MARCHA A LA CASA BLANCA

Por Carlos Alberto Montaner (*)

El senador Marco Rubio quiere ser presidente de Estados Unidos. No se trata de un deseo descabellado. El hecho de que su partido lo hubiera elegido para responder al discurso de Obama prueba que hay mucha gente influyente que lo acompaña en esa aspiración. Creen en él.

¿Cuáles son sus “ventajas comparativas” para la batalla electoral? 

Es joven, pero con una larga experiencia que incluye la presidencia del Congreso en Florida. Es un abogado elocuente. Es hispano bilingüe y bicultural, lo que quiere decir que el mainstream no lo rechaza mientras los hispanos pueden verlo con simpatía, aunque no sea mexicano, grupo que acapara al 70% de la etnia. Es cristiano, circunstancia que acaso lo ayuda entre ciertas personas creyentes. Es conservador a la manera reaganiana, es decir, desconfía de la capacidad del gobierno para beneficiar a los individuos. Tiene fama de ser un hombre de familia, y está dotado de una personalidad agradable. 

Su biografía, además, casa perfectamente con la historia del americano self-made-man que viene de un hogar de inmigrantes pobres y escala la ladera social por medio del trabajo y los estudios. Su triunfo dentro del partido contra el candidato natural, el gobernador Charlie Crist, y luego su exitosa batalla por llegar al senado federal, lo acreditan como alguien a quien hay que tomar en cuenta. Sabe jugar sus cartas con destreza, pero también con rudeza si es necesario.
¿Cuáles son los factores que tiene en contra? Su partido republicano, en general, ha decidido controlar la entrepierna de los norteamericanos y se las ha arreglado para enfrentarse a las mujeres que desean tener el control sobre su propio cuerpo –léase el derecho a interrumpir el embarazo–, y a los homosexuales y lesbianas, a quienes les regatea el derecho a contraer matrimonio, o les niega a gays y lesbianas el derecho a formar parte de las fuerzas armadas mientras, simultáneamente, proclaman su orientación sexual. 

En el terreno económico, su partido republicano, además de ser percibido como antiinmigrante, se ha dejado colocar la etiqueta de ser un club de blancos ricos, insensibles a las necesidades de los pobres, y enemigos de los intereses de los pensionados, a quienes les van a quitar o disminuir el seguro médico o la jubilación, en lugar de presentarse, como en la era de Reagan, como el partido proinmigrante que sabía cómo se creaba la riqueza y cómo se malgastaba.

Esta limitación de los republicanos se confirmó claramente durante las últimas elecciones. El 90% del tiempo, el candidato Romney se vio obligado a defender sus ideas y propuestas, como si él fuera el mandatario, mientras el presidente Obama no tenía que explicar su obra de gobierno, ni la enorme deuda pública, ni el pobre desempeño del mercado laboral, porque su hábil maquinaria de comunicación había convertido al Partido Demócrata en una institución compasiva defensora de los más necesitados. El problema eran las supuestas ideas de Romney, no la obra de gobierno de Obama.

En todo caso, el factor más importante para entregarle o negarle a Marco Rubio la Casa Blanca, no serán sus virtudes personales, y ni siquiera la buena o mala imagen del republicanismo, sino el desempeño de los demócratas en este segundo periodo de Obama. 

Lo que hizo presidente a Reagan en 1981 no fueron su simpatía, ni su experiencia como gobernador de California, ni el poder de sus ideas neoconservadoras basadas en la visión de Hayek y Friedman. Fue el desastre del gobierno de Jimmy Carter, a quien casi todo lo hizo o le salió mal, desde la inflación, hasta el secuestro de los norteamericanos en Teherán, pasando por el espasmo imperial de Moscú en Afganistán. Como suelen decir los españoles: si compraba un circo, le crecían los enanos.

La política tiene ese componente siniestro: pese a la experiencia de Romney, las posibilidades del candidato aumentan o disminuyen con la suerte del gobernante anterior. A Marco Rubio, como a cualquier opositor, le conviene que se hunda su adversario. Si eso sucede, y si logra modificar la percepción de su partido, puede ser el primer hispano que ocupe la Casa Blanca. Llegaría al poder a bordo del fracaso de Obama. Como Reagan.

(*) Escritor y periodista. Su último libro es la novela "La mujer del coronel". Carlos Alberto Montaner es uno de los periodistas más leídos del mundo hispánico. La revista Poder calculó en seis millones los lectores que semanalmente se asoman a sus columnas y artículos, reproducidos en docenas de diarios y revistas. Ha publicado unos veinticinco libros de ensayos y narraciones. Divide su tiempo entre Madrid y Miami.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

16/02/2013

POR LA RAZÓN O POR LA FUERZA

Por Justo J. Watson (*)

Pocos se dan cuenta de que alguien reirá de sus creencias políticas en el futuro. Un futuro descorazonadoramente cercano, además.

Parecería procedente prevenirse: el estado actual del conocimiento social o “democrático” resulta en verdad digno de sorna para cualquiera que, suspendiendo por unos minutos sus pre-juicios mentales (“el Estado es imprescindible”), se permita una mirada objetiva sobre lo que nos rodea.

Porque, como llegó a señalar el gran Carlos Pellegrini en un exceso de cinismo “no hay voto más libre que el voto que se vende”.

Comprobación profunda y terrible que marca al gen letal, nacido con el propio sistema electoral. El mismo que nos condujo a este presidencialismo prostituido, minado de fallos muy difíciles de revertir y sumido en el lento proceso de su propia descomposición.

Es dentro de este cadáver institucional donde circulan y se afanan los 40 millones de rehenes de nuestra ex república.

Basta abrir los ojos para observar qué tan lejos estamos (tras 160 años de intentos) de la bella teoría constitucional, de la vocación desinteresada de servicio público, de la intocable división de poderes protectora de minorías, personas y bienes.

No. El control del Estado garantiza hoy y aquí riqueza personal, poder absoluto para el reparto de cargos de fábula, empleos públicos y privilegios. Un sitio donde negocios políticos y de empresarios cortesanos se confunden en una trenza corrupta, que crece retroalimentándose. Y donde los “recursos” coactivos de la nación (impuestos, emisión, deuda) son simple botín clientelar distribuible a discreción a través de todos los niveles del gobierno.

Poca cosa fuera de este núcleo duro realmente importa.

Estado, votaciones, soberanía territorial, fuerzas del orden, poderío fiscal, referentes políticos, dictado de leyes, economía digitada, gobierno… son, en el imaginario de las multitudes que “deciden”, conceptos aceptados que se funden y confunden.

Es ya una obviedad que la democracia así entendida encarna, al decir de Hans Hermann Hoppe (autor, economista, sociólogo y filósofo alemán nacido en 1949), el dios que falló.

Conclusión que desnuda en Argentina y en algunos otros países de electorados tóxicos como Venezuela, Angola o Irán, su cara más terminal, blanqueando la asociación ilícita de clientes y políticos. Pero que puede verificarse hasta en Alemania, cuna del muy europeo (y cada día más insostenible) capitalismo renano, máximo ejemplo de eficiencia en el intento de combinar Estado benefactor con economía de mercado. Todos acaban deglutiendo su propia y sacralizada utopía sin contemplaciones.

Cada vez más, para la mitad honesta y creativa de nuestra población el Estado representa una amenaza, un enemigo de sus progresos, ingresos y patrimonios. Un ente ineficaz (improductivo, depredador, coimero), injusto (el 80 % descree de la Justicia y de la ecuanimidad de este extraño Gran Hermano) y peligroso por donde se lo mire. Una verdadera mafia o monopolio de forzamiento, engaño y sobre todo… de robo a gran escala.

Para en análisis libertario que nos identifica, no ya la palanca de algún desarrollo social sino una fábrica de pobres funcionando “a cucheta caliente”, destruyendo riqueza y honestidades a mayor velocidad de la que pueden ser creadas. El mal en estado casi puro.

Podemos sonreír con el negro cinismo del prócer, porque el sistema entero es nulo de nulidad ética absoluta. Y porque además falló miserablemente en todas las áreas, hundiendo a más de un tercio de nuestra sociedad en un pantano criminal de miseria y muertes evitables. De desesperante atraso con respecto a naciones como Brasil, México, Alemania, Corea, Canadá, Francia, Japón y otras a las que, poco antes de optar por profundizar en este tan cretino (nunca mejor adjetivado) fiscalismo “solidario”,… ¡mirábamos de arriba! Superándolas, aunque hoy nos parezca increíble, en niveles salariales y en casi todas las demás variables productivas.

A su tiempo, las fichas caerán en su sitio porque en definitiva se trata de sentido común; de lo voluntario primando por sobre lo coercitivo; de evolución espiritual. Del ser humano libre y pensante imponiéndose al primate que enarbola un garrote. De que el mercado (todos nosotros, tecnológicamente unidos por su intermedio en voto perfecto o decisión cotidiana) castigue con pobreza y exclusión a los mafiosos que hacen fraude y atropellan, evitando que se auto-premien con riquezas malhabidas.

Ya que con verdadera competencia a todo nivel, franqueamos el paso a una etapa superior: la meritocracia.

Es el norte adonde debemos apuntar durante este interregno socializante, para dejar de ser conducidos por la fuerza y empezar a serlo por la razón.

A favor y no en contra de la libre-potencia creativa de la tríada invencible: trabajo + mente + capital. Hagámoslo.

No hay otra forma definitiva y civilizada de superar sin violencia social el odio, la envidia y el resentimiento que emponzoñan nuestra patria: cortemos las manos al juego monopólico del Estado y demos a todos las mismas limpias oportunidades de prosperar a través del propio esfuerzo. Liberando a millones del “voto esclavo”.

Para todo lo cual no sirve seguir apoyando “oposiciones” de centro-izquierda. Empecemos a dar soporte a quienes nos propongan razonar con más crudeza; más a fondo. A quien nos prometa más cooperación voluntaria y menos “solución” estatal. Al político que con mayor firmeza nos proponga quitarnos de la nuca la dura bota impositiva. La que hoy aplasta la cara de laboriosos y honestos contra los excrementos de su corrupción militante, siempre impune.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Justo J. Watson por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

 

16/02/2013

EL PRÓXIMO CANCILLER

Por el Rabino Sergio Bergman (*)

El próximo titular de la Cancillería deberá ser necesariamente alguien de carrera. Una carrera profesional y de idoneidad en política exterior. Ya no podremos arriesgar más improvisación de quien sólo corre todo el día de un lado para el otro con el fin de enmendar lo que desarregla, ni de quien sale presuroso a dar conferencias vociferando los fracasos que son travestidos en logros épicos. Acreditado solo en la autosuficiencia de su soberbia, tan vehemente como inconsistente, nos subestima. En sus constantes intentos por querer ser alguien, no hay dudas de que esta vez lo logró: con lo que firmó, ya nunca será olvidado.

El próximo canciller deberá ser constructor de puentes. En principio, restaurador de todos aquellos que fueron volados con el objetivo de aislarnos del mundo y estar alineados con regímenes dictatoriales, demagógicos, teocráticos; que ponen a nuestro país fuera del mundo civilizado.

Un nuevo canciller que no hunda el barco de la política exterior argentina, ni al que se lo embarguen por todas aquellas deudas que su predecesor asumió en una especie de actitud de barrabrava de la diplomacia. Un nuevo capitán, que a diferencia de quien conduce el barco hoy, no se suba al Titanic, convencido de que la nueva "revolución nacional y popular" es ir de frente contra el iceberg para partirlo en dos.

El próximo canciller puede ser de cualquier origen, cultura y religión, pero si llegara a ser nuevamente un miembro de la comunidad judía, no quedará exento de reparar la degradación que sentimos quienes, con orgullo de ser tan judíos como argentinos, no podemos menos que expresar indignación al haber sido cómplices y partícipes necesarios de la entrega de la causa AMIA, de los agravios al Estado de Israel y de la claudicación ante Irán; otorgándoles un inesperado como repudiable triunfo diplomático y simbólico. En una renuncia -lamentablemente, la que no fue a su cargo sino a los principios-, nuestro canciller selló con su firma un acuerdo que propicia la creación de una Comisión de la "verdad" entre dos estados, asumiendo que lo que sabemos hasta el día de su firma es mentira, donde está escrito "interrogatorio" y él lee "indagatoria"; donde ni una coma puede ser modificada en lo que aparenta ser un logro y es un fracaso. Nos engañan presentando dos estados en diálogo "histórico", simétrico y diplomático, cuando, en realidad, no lo son. Se trata de dos estados, es cierto, pero uno es la Argentina, que cede su soberanía obstruyendo a su propia Justicia; y el otro es Irán, imputado en la masacre con la participación -ya acreditada en la causa- de sus más altos funcionarios.

El próximo canciller deberá no engañar. Es un compromiso ético en la función pública, fundamento que fue traicionado cuando se pactó a espaldas de todos, negando lo que ya sabíamos: estaba negociando con Irán. Se sentó sin escrúpulos con quienes niegan la Shoá, el genocidio de seis millones de judíos y que -ante el silencio de nuestra diplomacia cómplice- van por más y piden de viva voz la destrucción de Israel. Podría haber sido cualquier día del año, pero no deja de ser un dato revelador pactar con Irán en el Día del Perdón, cancelando el secreto mal guardado de las negociaciones iniciadas hacía tiempo, que sin pudor ni vergüenza siempre fueron negadas. Un día y un acto de entrega que, en la memoria judía y argentina, nunca será olvidado. Argentina se rindió ante el monstruo que no desaparece, sino que muta en un antisionismo fundamentalista y terrorista que propone, ya no sólo destruir un Estado, sino a todo el judaísmo; reeditando la judeofobia en su versión más reciente.

El próximo canciller deberá cargar con el peso y con el dolo de un acuerdo firmado por su antecesor, a espaldas de la comunidad judía, de los familiares de la AMIA, de la sociedad y de la ley argentina.

Sin embargo, no será menor el peso de una comunidad judía que sí supo ofrendar al país, desde los primeros inmigrantes, a nuestros mejores hombres y mujeres, que hicieron sus aportes al bien común, en tantas disciplinas, entre las que la política tiene muchos logros y reconocimientos más allá de este lamentable fracaso.

Pero aun ante tanto crédito bien merecido, no podremos desconocer la enorme deuda ética y cívica, al haber malogrado el privilegio conferido de haber tenido un primer canciller judío en la Argentina. A su debido tiempo, la comunidad judía y la sociedad toda asumiremos el pecado de omisión, en el complaciente silencio por temor a los poderosos; en lugar del coraje en la convicción de los principios.

Hasta que asuma un nuevo canciller, será necesario reconocer con plena conciencia el hecho de que se le dio la espalda a la soberanía argentina, a la condición judía, a la memoria de la Shoá y a la solidaridad con el Estado de Israel.

Sólo cuando salgamos de la manipulación demagógica y volvamos a escribir la historia que supere el verso del relato, podremos todos por igual reconocer lo que hoy muchos ya sentimos y asumimos: una humillante vergüenza. A la Argentina, mientras llega el próximo canciller, no podemos menos que pedirle perdón.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Rabino Sergio Bergman por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

 

15/02/2013

¿DEMOCRATIZAR LA JUSTICIA?

Por el Dr. Jorge R. Enríquez (*)

Hace unos días, la señora de Kirchner volvió a reclamar la "democratización" de la Justicia y adelantó que tenía planes para alcanzar ese objetivo.

El kirchnerismo tiene una especial maestría para resignificar palabras, a tal punto que suele usarlas en un sentido opuesto al de su acepción habitual. Así, por ejemplo, en cuanto a la ley de medios, el propósito de "acallar cualquier disidencia" se enuncia mediante la apelación a "la pluralidad de voces”.

Algo similar sucede con esta reiterativa "democratización". ¿Qué quiere decir democratizar la Justicia?

El Poder Judicial, en un país republicano como el que establece nuestra Constitución, es democrático, porque los jueces son designados en última instancia por el pueblo. No lo son de manera directa, mediante elecciones, sino a través de mecanismos en los que intervienen representantes del pueblo (Poder Ejecutivo, Senado) y desde 1994, en el orden federal, también, con carácter previo, el Consejo de la Magistratura, que se compone de representantes del pueblo, de jueces (elegidos indirectamente por el pueblo) y de abogados (elegidos por sus pares).

Salvo en algunos Estados de los Estados Unidos de América, es muy raro que los jueces sean electos popularmente en forma directa. Inclusive en ese país, tal mecanismo es objeto de fuertes cuestionamientos, ya que parece impropio de la función judicial hacer campañas, promesas electorales, recibir financiación proselitista, etc.

De todas formas, si la mentada democratización implicara la elección popular de los jueces debería hacerse a través de una reforma constitucional, que hoy parece remota porque el oficialismo no cuenta con las mayorías necesarias en el Congreso.

¿Qué procura, entonces, la presidente cuando insiste con este críptico concepto? Es difícil saberlo, pero aún sin tocar el texto de  la Constitución puede usar su holgada mayoría en ambas Cámaras del Congreso para promover reformas legislativas que afecten la independencia judicial. Acaso pretenda introducir modificaciones a la ley del Consejo de la Magistratura para reforzar el componente político en detrimento de los estamentos judicial y de abogados. Fue por su iniciativa, siendo senadora, que en 2006 se modificó esa ley con el propósito de alterar inconstitucionalmente el equilibrio previsto en el artículo 114 de la CN. ¿Profundizará este año ese camino? En otras palabras, ¿profundizará la inconstitucionalidad? ¿Irá, también en esta materia, tan sensible a los valores republicanos, por todo?

Otra idea que subyace en las declaraciones de la primera mandataria y de sus habituales voceros es la de que los jueces no pueden “alzarse” contra las decisiones de los órganos políticos. Llevar este criterio al extremo implicaría rechazar nada menos que el control judicial de constitucionalidad, que viene ejerciéndose en la Argentina desde hace 150 años, cuando se sancionaron las primeras leyes de organización de la justicia federal y se constituyó la Corte Suprema, y que desde 1994 está expresamente reconocido en la Constitución. No hay país civilizado en el que el control de las leyes y demás actos estatales no esté a cargo de órganos independientes. Si el controlante es el mismo controlado no hay límite alguno a la inconstitucionalidad. Prescindir de una ley porque es inconstitucional es una decisión “contramayoritaria”, como lo  señala la doctrina norteamericana. Y está bien que así sea: ni una amplia mayoría legislativa –aun cuando esté respaldada por la opinión pública- puede violar los preceptos constitucionales. Postular lo contrario equivale a desconocer lisa y llanamente la existencia de la Constitución.

En cualquier caso, de algo podemos estar seguros: "democratizar", para el kirchnerismo, es "subordinar", "alinear", "hacer obedecer al Poder Ejecutivo". En otras palabras, conseguir jueces dóciles, que no investiguen la corrupción gubernamental, que no ejerzan cabalmente el control de constitucionalidad, que no molesten.

Democratizar es, pues, en la neolengua K, terminar con la República.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentileza de su autor el Dr. Jorge R. Enríquez - Abogado - Periodista y ex legislador porteño.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

15/02/2013

EL FUTURO DEL DÓLAR

Por Enrico Udenio (*)

La táctica del gobierno nacional para darle estabilidad a la economía sin que la gente pierda consumo está entrando en una fase que algunos economistas auguran como terminal.
El desdoblamiento del mercado cambiario en varios tipos de dólar así como los congelamientos de precios hasta el 1 de abril, es una película que los argentinos (por lo menos aquellos que han pasado los 50 años de edad) la han visto demasiada cantidad de veces y ya saben cómo será el final.

FUNDAMENTALISMO IDEOLÓGICO

Es muy difícil, por no decir imposible, que el “kirchnerismo cristinista” –una especie de fundamentalismo ideológico- acepte como lógico y normal la finalización de su período en el poder para darle cabida a una alternancia política diferente.
Cristina no solo ambiciona la re-reelección, también necesita mantener poder, aunque el futuro presidente sea otro, para no terminar siendo una asidua visitante de los Tribunales de Justicia por sus actos anticonstitucionales y su desproporcionado enriquecimiento ilícito.

Por ello, gran parte de su futuro se juega en las elecciones legislativas de este año.
Gastará, entonces, lo que el Estado ya no tiene ni debería gastar aunque en ello arriesgue la posibilidad de una destrucción financiera, que si se produce, generará grandes conflictos sociales.
En la necesidad imperiosa de evitar estos conflictos, seguirá emitiendo abundante moneda para cubrir el enorme déficit en el que incurrirá para afrontar con éxito las elecciones legislativas.

Su objetivo económico está muy claro: que la gente no pare de consumir para evitar que se agudice la estanflación.
Desde lo estratégico podría asegurarse que Cristina y sus seguidores “Nac & Pop” han decidido jugar todo su futuro político en las elecciones legislativas de este año.

SIN INVERSIONES, EL DÓLAR PARALELO CRECERÁ

Es muy posible que el gobierno nacional decida devaluar el dólar oficial a un ritmo mayor que los años anteriores y que también oficialicen un desdoblamiento cambiario, pero si no se anuncian medidas pro liberación del mercado para incentivar a los empresarios nacionales y extranjeros a invertir en el país, el dólar seguirá siendo el producto más codiciado.
La fuerte emisión monetaria junto con todas las otras variables de la economía indican que la moneda estadounidense seguirá subiendo, aunque más lentamente. Como suele suceder, alcanzará “un techo” para luego bajar un 10% y quedarse un tiempo breve en ese “lecho”. Ante la siguiente medida oficial estatista, fiscalista y “anti-mercado” volverá a dispararse.

En estas condiciones, y con la comprobación histórica de que el que tiene dólares “siempre termina ganando”, nadie se desprenderá de ellos salvo ante necesidades especiales.
Toda la propaganda que haga el gobierno a favor de una Argentina optimista que crece, gracias a las maravillosas medidas de la economía “nac & pop”, no torcerán la intuición de los inversores y ahorristas que los impulsa a comprar dólares aunque no les agrade hacerlo al elevado precio actual.

La oferta de la divisa estadounidense es cada vez más escasa y aunque durante la última semana los operadores del gobierno, con el Banco Macro a la cabeza, vendieron muchos dólares en el mercado paralelo, no lograron despegarlo demasiado de los $ 8 por dólar.

La conclusión es simple: un bien que tiene baja oferta y una muy alta demanda, tiende a subir de precio.
La única forma de parar la suba del precio de este bien es equilibrando la oferta y la demanda. Si esto no se hace, la tendencia continuará sin pausa.

Un informe publicado en Infobae lo explica con claridad: “La inflación también provoca otros problemas muy graves, como por ejemplo, que el país se vuelva cada vez más caro en términos de dólares. Y esto complica nuestras exportaciones, ya que son cada vez más caras, e incentiva las importaciones, ya que son cada vez más baratas en pesos.
Esto, por supuesto, agrava el problema, ya que disminuye la oferta de dólares e incentiva la demanda. Es decir, estamos ante un círculo vicioso que sólo se puede mantener con una tasa de devaluación cada vez más veloz.
Mientras el Gobierno se dedique a hacer "marketing económico" y no "política económica", esta tendencia seguirá. Y usted como inversor encontrará en la moneda estadounidense una excelente alternativa de inversión.”

Días pasados me encontré con un tweet muy simple de parte de un lector de Los Anteojos del Tata. Decía: “El funcionario K que inventó el cepo armó una bomba con una mecha cada vez más corta. Si no la anulan, explotará y el dólar se llevará puesto al gobierno. Apuesten que es así.”

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentileza de su autor Enrico Udenio,  asesor económico y especialista en comercio exterior, se ha desempeñado como empresario comercial e industrial desde 1965. De nacionalidad italiana, arribó a la Argentina, país en el cual reside, siendo niño. Sus compañías en Argentina y en el exterior desarrollaron diversos proyectos comerciales e industriales, algunos de ellos muy conocidos, como fue el caso de la radicación de Honda Motor en el país. A principios de la década del ’90 cerró todas sus empresas para dedicarse al asesoramiento, la docencia y la investigación en política y economía. Autor, en 1981 de los libros "Corazón de Derecha Discurso de Izquierda" y “Diario de un Divorciado”. En cuanto a su postura ideológica, se define a sí mismo como un pragmático independiente, comprometido con la filosofía holística y el construccionismo histórico como forma de mirar a la realidad.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

15/02/2013

¡NO ESTÁN ENROSCANDO LA VÍBORA!

Por el Arq. José M. García Rozado (*)

Se puede vivir sin el FMI, y hasta sin el BM y el BIRD, pero no se puede vivir aislados y fuera del contexto de las naciones; Argentina vive en la “burbuja” de creer que se puede vivir de y con lo nuestro, y esto es inimaginable, y además muy poco recomendable.  Los costos globales del “aislacionismo internacional argentino” dejarán muy profundas huellas en el futuro nacional, pero para tapar la presente realidad el Gobierno cristikirchnerista desvía el eje de la atención y ahora todos solamente discutimos el Tratado de entendimiento argento-iraní.

Nadie discute ya que estar fuera del contexto de las naciones es caerse del mundo, y por lo tanto apartarse del siglo, pues el sistema financiero mundial no ofrecerá más préstamos, no sólo al Estado nacional o a las provincias, sino que condena a las propias empresas radicadas en el país, sean o no argentinas. El aislacionismo, entonces, no será por las altísimas tasas de interés que nos cobran –más del triple que a Uruguay, Paraguay y hasta Bolivia- y que vedan lograr mejores finanzas públicas y privadas, sino que entramos en la categoría de nación inexistente, lo que en muy corto tiempo nos arrastrará a la categoría de país “inviable”, cayéndonos literalmente del mundo global, por lo cual, no es que elegiremos “vivir con y de lo nuestro”, sino que estaremos obligados a vivir en esas circunstancias y a comercializar con aquellos otros países que se encuentren en las mismas condiciones de inviabilidad e inexistencia para el concierto de las naciones.

Quien cuestione la ideología de los organismos o la de sus funcionarios, que son en definitiva quienes marcan las diversas implementaciones, o sea aquellas que rigieron sus comienzos, como las que lo hicieron durante las últimas décadas, ahora muy esmeriladas y criticadas internacionalmente como consecuencia de la crisis de los estallidos de las burbujas estadounidenses y europeas, no se equivocarán, pero estos –los organismos internacionales de crédito y fomento-  siguen siendo, y muy en especial el FMI, el “contralor del mundo, su inspector, y el auditor de todo país miembro, guste o no, y  si no se es miembro no se existe”. Se superó la etapa de la mitad del siglo XX, etapa en la que Argentina y muchos otras naciones se negaron a integrarse a estos organismos financieros mundiales, recién creados y tras los acuerdos de Yalta, acuerdos que además crearon organismos políticos como Naciones Unidas y posteriormente la Organización de Estados Americanos.

Aquellos tiempos difieren de los actuales, es más difieren de los de los 70 del siglo XX, época en la que Argentina ya estaba integrando dichos organismos –FMI, BM, BIRD, etc.-, pues el mundo ya de aquellas épocas comenzaba una etapa de integración regional y caminaba hacia la globalización económica y de las comunicaciones, etapa global que implicaba económicamente subsumirse al poderío de la economía de la potencia imperial dominante, aunque por ese entonces aún no en soledad pues la Unión Soviética mantenía, aunque por pocos años más, una importante presencia. A partir de la caída del Muro de Berlín y la desaparición de la URSS, el “Imperio” se transformó durante casi dos décadas en la única y omnipresente potencia económica, financiera, política y militar del mundo. Es en este contexto donde el FMI adquiere su rol indiscutido de “contralor, inspector y auditor” global, con políticas equivocadas o no. Es verdaderamente cierto que una enorme cantidad de aquellas políticas arrastraron a enorme cantidad de países y naciones a situaciones calamitosas que terminaron con una proporción mundial muy significativa de pobres, hambreados y excluidos, así, como que una importante cantidad de sus “pronósticos” fueron erróneos, equivocados y hasta adolecieron de no saber anticiparse a las crisis mundiales, regionales y de países.

Así llegamos, los argentinos a aceptar imposiciones de modelos y planes, que a través de los cipayos internos nos condujeron a las crisis de 1989 y 2001, y el mundo asistió a la falta de previsión de la enorme crisis financiera desatada entre 2007 y 2008, y el FMI y sus funcionarios debieron ser rescatados de las más severas y ciertas acusaciones por aquellas naciones que “dominaron y dominan su directorio” –las más poderosas del mundo-, obligaron a juntar una gigantesca e impensada masa de recursos financieros para respaldarlas y para que pudiera continuar con sus funciones, pero –no nos engañemos- no sólo no perdió poder, sino que por el contrario, este organismo adquirió aún mucho más poder del que tenía previamente a la crisis, y es más, “le pusieron un látigo en las manos”, látigo que se usa para domesticar a aquellas naciones o países que por culpa de sus cipayos y corruptos de adentro permiten que sus economías y sus finanzas se vean vapuleadas por la realidad. El ejemplo de las “mentiras de Grecia, respecto de su economía y su deuda” es un muy claro y concreto ejemplo del poder actualmente renovado del FMI.

Quien por ideologismos infantiles, o por necedad e incapacidad, no quiera ver este proceso o se resista a verlo caminará en la penumbra más absoluta perdiendo el rumbo de la historia y del siglo, y termina por caerse del mundo globalizado. Es por esto que la actitud infantil y cargada de ideologismos ahistóricos del gobierno cristikirchnerista de enfrentar al organismo por la intervención en las estadísticas nacionales, estadísticas que por su manipulación estúpida e irracional, privaron al país de datos confiables, tanto para evaluar su situación respecto del crecimiento, como de los estándares socioeconómicos reales sobre los que planificar el camino a seguir, para salir de la situación de exclusión y pobreza de infinidad de compatriotas. La sanción, una “moción de censura” aplicada por el FMI contra nuestro país, por los falsos indicadores económicos oficiales, es el primer caso en la historia de la institución financiera mundial, aplicada a nación alguna y puede servir y oficiar de “antecedente de una expulsión” del mencionado organismo.

El gobierno cristinista fue extensa y claramente advertido por una infinidad de economistas, diplomáticos y académicos argentinos y extranjeros de que a partir de la intervención del INDEC, en enero de 2007, nos exponíamos a que se nos colocare el cartel de “nación imprevisible y nulamente creíble”, y por lo tanto se nos ralease del concierto de países a quienes las finanzas mundiales consideraban premiables con inversiones, inversiones que tras la crisis internacional de 2008 se desparramaron por el mundo creíble a tasas nunca vistas del 1 al 4% anual, tasas que beneficiaron a naciones del subcontinente que aprovechándolas renegociaron sus deudas públicas, rebajando a un tercio las tasas que venían pagando hasta ese entonces. Uruguay es el claro ejemplo de esta situación. La falsedad de las estadísticas, iniciada en enero de 2007, es exclusiva responsabilidad del actual gobierno, pues es la sucesión de los anteriores de Cristina y de Néstor y nada ha modificado desde aquel entonces, no sólo que no lo modificó, sino que engaño al pueblo y a quienes él mismo contrató para realizar análisis y estudios que permitieran volver a la normalidad –Universidades nacionales (5)- a quienes nunca se les tomó en cuenta las recomendaciones y los análisis efectuados.

¿Cuál fue la respuesta del Gobierno a las críticas y las desconfianzas internas y externas? ¿Cómo reaccionó desde un primer momento la Casa Rosada? Con enojos rotundos, llamados seudo epopéyicos a la soberanía, críticas por los errores del organismo y de sus funcionarios, agresiones infantiles no sólo aquí, en nuestro país vía las redes sociales, sino haciendo uso de micrófonos en reuniones internacionales como la Asamblea de las Naciones Unidas por parte de la Presidente, y de sus aplaudidores monigotes. Fue la actitud de siempre, la de mirar al mundo y a la realidad a través del “espejo retrovisor” y atrasando en la historia y para consumo interno, mientras que el Ministro Hernán Lorenzino aceptó internacionalmente que “apuran un nuevo índice”, ¿verdad o nuevo engaño? ¿Otra mentira más, como ya lo hiciere el actual vicepresidente siendo Ministro de Economía cuando prometió pagarle al Club de París? ¿Cree el cristinismo, y la Presidente que con mentiras, ocultamientos, incumplimientos y falsedades podrá evitar castigos mayores?

El permanente accionar del Gobierno Cristina, falaz y basado en un “discurso-relato” que poco y nada tienen que ver con la realidad, nos ha llevado a enfrentar la condena –por suerte en revisión- del Juez Thomas Griesa, y ahora la moción de censura de parte del FMI,  una y otra puede conducir al país a tener que enfrentar gravísimos juicios por parte de los tenedores de bonos que se ajustan por inflación y por el aumento del PBI, pues de ser declaradas las estadísticas como falsas en la revisión de setiembre 2013 por parte del organismo, como por una condena por parte de la Cámara del Segundo Circuito de Nueva York, aquellos tenedores –no los mal llamados “fondos buitres” sino- de bonos renegociados a través de los canjes de 2005 y 2010 con seguridad iniciarán querellas contra nuestro Estado por el delito de haber defraudado económicamente a éstos al pagárseles cifras notoriamente inferiores a las que debieron cobrar durante estos últimos seis años. Así veremos nuevamente incrementarse la deuda externa y/o interna hoy ya en cerca de US$ 240 mil millones, hasta llegar a cifras imposibles de ser pagadas por el país y más con las condiciones macroeconómicas adoptadas por la administración cristikirchnerista.

El gobierno Cristina Fernández, luego de un año negro y aciago como el pasado 2012, enfrenta un año electoral nada fácil, y es por este motivo que viendo que ni la supercosecha y menos aún la reactivación de nuestro socio y vecino Brasil, le alcanzarán para poder enfrentar la realidad cruda de un gasto interno en franco crecimiento, una emisión monetaria totalmente descontrolada –llevamos casi 80% de aumento del circulante desde 2001 a la fecha-, un déficit de la balanza de combustibles, y una desastrosa política –o impolítica- energética y una inflación que pretende ser tapada por parches y curitas del estilo del “congelamiento de precios por 60 días” y su coequiper la falta de difusión de precios y ofertas en los diarios de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, todo ello acompañado de una abierta traición a sus “socios sindicales de la CGT Balcarce”, a quienes se les negó hasta el premio consuelo de un aumento realista –ya no digamos justo o equitativo- del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias sobre los sueldos alimentarios de los trabajadores, y ahora se les pretende imponer, para completar la traición al pueblo argentino, una paritaria obrera con “topes salariales del 17%” que no llegan a cubrir ni siquiera el 30% de la inflación pasada sumada a la que se espera para 2013.

Como el 22F se acerca irremediablemente, y los tardíos y falaces anuncios presidenciales y ministeriales respecto de la modernización, o siquiera de la puesta a punto mínimo del sistema ferroviario interurbano y metropolitano, no alcanzan para ocultar las broncas y los genuinos reclamos populares por la tragedia anunciada de la que se cumplirá el primer aniversario, es que el Gobierno CFK viene ensayando distintos globos distractivos. Primero fue la expropiación inconstitucional de la sede palermitana de la Sociedad Rural Argentina, que apelación mediante aún no ha podido cumplir, luego fue la recepción de la Fragata embargada por incompetencia y tozudez del propio gobierno, como si se tratare del recibimiento de un cuerpo militar que llegare de combatir y apabullar a un imaginario enemigo externo –para esta razón “los fondos buitres y los caranchos de adentro” (denominación utilizada para catalogar a nuestros jubilados que reclaman con justicia las deudas que este gobierno “nacional & popular” no ha querido cancelar)-. Más acá en el tiempo el papelón internacional de nuestro Canciller Timerman en Gran Bretaña, negándose a reunirse con los “ciudadanos ingleses ocupantes o habitantes del suelo argentino de las Islas Malvinas”, otorgándoles una entidad que aquellos no tienen y permitiéndole al Canciller británico el “logro” de no tener que iniciar las tratativas por la devolución del territorio nacional malvinense.

Para completar este “enroscamiento de la víbora del cristikirchnerismo” Cristina Fernández, junto a Timerman, Filmus, Pichetto y los Fernández del senado nacional utilizaron el sufrimiento y la tragedia de los familiares de las 85 víctimas fatales de la AMIA para generar en el pueblo un nuevo acto distractivo, al que infantilmente se han plegado casi la totalidad de los opositores y la enorme mayoría de la prensa que se dice no oficialista y hasta opositora al Gobierno ciristikirchnerista. El Tratado de Entendimiento no es otra cosa que una maniobra truculenta y verdaderamente hipócrita de utilización de los derechos humanos para ocultar del pueblo la realidad cruda y concreta de la crisis socio-político-económica que estamos viviendo, y cuyas verdaderas consecuencias están a la vuelta de la esquina. Argentina se aísla totalmente del concierto de las naciones, no sólo por su infantil enfrentamiento con el FMI, sino por su alineamiento ahistórico con un régimen fundamentalista y totalitario como el régimen teocrático de Irán, régimen que es un verdadero paria hasta para el mundo musulmán, al que enfrenta y al que combate como lo viene realizando respecto de las naciones árabes que salen de regímenes totalitarios e intentan consolidar sistemas democráticos, con falencias y en medio de crisis propias de éstos cambios.

Entrar en el juego del Gobierno Cristina, es defeccionar de las realidades verdaderamente importantes que nos tienen que inquietar: sacar a nuestros hermanos de la exclusión, el hambre y la indigencia; generar trabajo genuino y digno para todos nuestros connacionales, lograr la felicidad del pueblo y la grandeza de la Patria, mediante iniciar la senda del crecimiento con desarrollo sustentable y asentados en una educación y salud de excelencia y universalizada, con progresos en la ciencia y la tecnología que nos vuelva verdaderamente independientes y soberanos, todo ello excluyendo enfrentamientos internos, descalificaciones de quienes piensan diferente y sin intentar imponer un pensamiento único, es hora de unión, diálogo y concordia, de lo otro ya hemos tenido demasiado. ¡No nos enganchemos en esta permanente acción distractiva que nos impone el cristikirchnerismo y que sólo nos conducirá al enfrentamiento entre hermanos y al aislamiento internacional más completo!

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Arq. José M. García Rozado (Integrante de la Liga Federal Nacional y del Movimiento Político Sindical José Ignacio Rucci), por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

14/02/2013

EL ACERCAMIENTO A IRÁN REVELA CONTRADICCIONES DEL RELATO

Por  Agustín Laje Arrigoni (*)

Es sabido que las compañías y amistades del kirchnerismo son, en la mayoría absoluta de las veces, francamente vomitivas. En el nauseabundo repertorio de malas juntas que detenta el oficialismo, podemos encontrar dictadores regionales como Chávez y Castro, ex terroristas de Montoneros y ERP, terroristas de ETA, MIR y Sendero Luminoso asilados por el gobierno de Cristina Kirchner, piqueteros antisemitas como Luis D´Elía, apologistas del terrorismo internacional como Hebe de Bonafini, y ahora, para “ponerle la frutilla al postre” como se dice, se suman al elenco nada menos que fundamentalistas iraníes.

El hilo conductor que atraviesa a todos los personajes mencionados, es el fanatismo violento como base de sus concepciones políticas. Dogmatismo, odio e intolerancia como rasgos distintivos de sus respectivos credos y afiliaciones ideológicas extremistas.

Si las malas juntas del kirchnerismo ya se han convertido en toda una cotidianeidad, la particularidad en el plano discursivo de las nuevas relaciones con Irán, es que éstas revelan una serie de contradicciones flagrantes vinculadas al “relato K” que es menester señalar.

En efecto, en la construcción de su discurso ideológico, el kirchnerismo ha mezclado cuatro elementos fundamentales que hoy trastabillan frente a sus polémicos interlocutores: la militancia setentista traducida en una parcial concepción de los Derechos Humanos; el feminismo encarnado en una presidente de sexo femenino que permanentemente se victimiza por tal cosa; un supuesto progresismo moral concentrado en la cuestión homosexual; y más recientemente, la idea de democracia (“democratización”) no como régimen opuesto a la autocracia, sino como opuesto a la República.

Si tomamos, pues, los ejes discursivos tal como los presenta el relato kirchnerista, tendremos la secuencia siguiente: Derechos Humanos, progresismo, feminismo y democracia. Ningún militante del “modelo nacional y popular” contrariaría lo anterior. Y es justamente por ello que el acercamiento del gobierno argentino a Irán suscita algunas preguntas incómodas: ¿Qué hace un gobierno que dice ser paladín de los Derechos Humanos negociando con negadores del holocausto judío cuyo presidente ha ordenado públicamente que “Israel debe ser borrado del mapa”? ¿Qué hacen supuestos militantes del feminismo firmando convenios de cooperación con quienes tienen sometida a la mujer a pautas culturales que incluyen la lapidación y otras prácticas prehistóricas abominables? ¿Qué hacen presuntos “progresistas” acordando con un país que pena con la horca a la homosexualidad, y que ya lleva más de 300 homosexuales condenados a muerte? ¿Qué hacen supuestos “demócratas” arrodillándose frente a una teocracia vinculada a Hezbollah?

El relato vuelve a chocar contra la realidad. ¿No será que en verdad lo que estructura la ideología kirchnerista es el setentismo en lugar de los Derechos Humanos; el culto a la personalidad en lugar del feminismo; el desprecio a la República, en lugar del ideal democrático?

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentilesa de su autor Agustín Laje Arrigoni autor del libro “Los mitos setentistas” es Director del Centro de Estudios Libertad y Responsabilidad.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

14/02/2013

¿OTRA VEZ LA "INFLACIÓN CERO"?

Por Héctor B. Trillo (*)

Si bien debemos confesar que prácticamente hemos perdido nuestra capacidad de asombro, no deja de llamarnos la atención que nuevamente un gobierno recurra de manera intensiva a métodos de control de precios para atacar el problema inflacionario.

Hemos señalado muchas veces que las políticas intervencionistas constituyen verdaderas drogas para gobernantes que en general se sienten impotentes ante la realidad económica, sea por desconocimiento o por simple arrogancia. Sea como fuere, el intervencionismo genera siempre la necesidad de mayores intervenciones, dado que las infinitas variables que se ven afectadas por la más simple medida de control económico, da lugar a nuevas medidas de intervención, que a su vez generan incontables nuevos desajustes en una especie de alud  que finalmente termina arrastrando todo lo que encuentra a su paso.

Es de sobra conocida aquella famosa máxima que reza que en economía es posible hacer cualquier cosa, pero nunca evitar las consecuencias.

Desde los ya lejanos años de Roberto Lavagna y su política de "tipo de cambio alto" e impuestos a las exportaciones para "disciplinar" el mercado ha pasado demasiada agua bajo los puentes.

Las prohibiciones y controles de todo tipo dieron lugar a la aparición de un funcionario de características grotescas, pero cargado de una enorme prepotencia fruto del poder que hoy por hoy la presidenta de la Nación le otorga. Hablamos de Guillermo Moreno, y su infinita insistencia en métodos cuyos resultados han sido desastrosos aún dentro de este mismo gobierno.

Todas sus políticas intervencionistas, dejando de lado el autoritarismo y la violación de derechos elementales por un momento, han dado lugar a verdaderos desastres. El mercado de la carne, el del trigo, el del maíz, los controles a las importaciones, las prohibiciones de exportaciones, el "cepo" cambiario, lo que sea.  Y toda esta catarata de verdadera imbecilidad (no encontramos otra palabra) ha intentado "disciplinar" a millones de personas que practican el comercio de la manera que mejor les parece dentro de un marco legal y democrático.

Mientras tanto, desde un Banco Central absolutamente devaluado y cuya autarquía ha sido eliminada de un plumazo por un simple decreto de "necesidad y urgencia" y luego por una ley votada por un grupo de legisladores que simplemente responden a las consignas oficiales sin debate serio alguno; se ha encargado de explicar al pueblo que no hace falta controlar la emisión monetaria, dado que no es ésa la causa de la inflación. Y por ende inyecta  moneda a un promedio de crecimiento del 40% anual, generando un verdadero descalabro inflacionario que el secretario Moreno, el viceministro Kicillof y algunos otros intrépidos funcionarios, intentan detener atando con alambre los engranajes  del funcionamiento de la economía, con la idea casi estúpida de que si ocurre lo que ocurre, es por culpa de "empresarios inescrupulosos" y no de la multiplicación de los pesos en circulación sin la contrapartida de un similar incremento de bienes y servicios.

Ahora se acordó un congelamiento de precios por 60 días en los supermercados. Un acuerdo que todo el mundo sabe que no es un acuerdo sino una imposición.  Y por estas horas ciertos representantes de cámaras empresarias (como por ejemplo el señor Calvete, que representa a los llamados supermercados chinos) han salido a decir que la medida no es suficiente.  Es decir, que para que semejante engendro dé resultado es necesario también controlar los precios de los proveedores, de los fabricantes, de los productores, de los importadores y de todo el mundo.

Eso es lo que hizo aquel recordado ministro de Juan Perón, José Ber Gelbard, que prácticamente sacó una fotografía de la economía y dejó todo congelado en un determinado valor. El catastrófico resultado de semejante acto de inconsciencia, fue el llamado "rodrigazo" de 1975.

Porque entre tantísimas otras cosas nadie pone un freno a los precios a menos que sienta que los precios están yéndose de las manos. Y si los precios se van de las manos es por algo. Y si ese algo no se analiza y corrige y simplemente se concluye que es la "mala leche" de millones de empresarios, realmente la salida no puede ser sino el desastre.

En 1974, se llegó a afirmar que la famosa "distribución del ingreso" había alcanzado el 50% para los trabajadores, la cifra más alta jamás registrada. Pero, ¿cómo se medía ese valor?. Obviamente se medía partiendo de la base de las listas de precios congelados establecidas por el gobierno peronista. Pero resulta que a esos precios, en los incipientes supermercados "Minimax" y en los almacenes del barrio, no se conseguían los productos.

Es decir que nominalmente la cosa estaba fenómeno, pero en la realidad (la única verdad) los bienes no se conseguían ni a los precios oficiales, ni, en muchos casos, a ningún otro.

Porque fabricantes y proveedores habían directamente parado la producción.  Algo parecido a lo que ha venido pasando en estos años en rubros tales como el energético, donde la falta de inversiones ha derivado en una situación insostenible que poco a poco pone sobre el tapete el estado de cosas tantas veces pronosticado por prácticamente todos los profesionales del tema.

La economía es dinámica por definición. Cualquiera que revise de manera periódica los valores internacionales de los distintos bienes, observará la gran cantidad de cambios que se producen en los precios, por las razones más diversas. ¿Cuál es la razón por la que esta gente que hoy gobierna la Argentina vuelve a creer que si congela todo la cosa irá mejor? ¿Cuál es el fundamento técnico que lleva a suponer que alguno de los precios en cuestión puede incluso bajar por razones estacionales u otras? Ninguna que se conozca.

No queda otra que concluir que estamos yendo nuevamente a aquella recordada "inflación cero" que terminó como terminó.

No analizamos aquí otra medida francamente inexplicable en un contexto medianamente democrático: la prohibición de anunciar en los diarios las ofertas. Y no lo hacemos porque creemos que excede el marco de lo que pretendemos resaltar. Aunque no deja de traer a nuestra memoria aquella famosa máxima atribuida a Ramón de Campoamor: "si quieres ser feliz, como me dices, no analices".

Una especie de "ojos que no ven." insólito a estas alturas, cuando todo el mundo puede meterse en Internet o incluso enterarse de lo que pasa con sólo concurrir a dos o tres supermercados y leer los carteles. Claro, hay que caminar un poco, eso sí.

Pero no más que cuando se pretendía que todo el mundo fuera a comprar todo al Mercado Central porque es más barato.

Y para terminar, ¿desde cuándo economistas profesionales creen que congelar precios en los supermercados "no es suficiente"? ¿Eso significa que creen que las medidas de congelamiento, si son masivas, sí serán suficientes?

Si el oficialismo sigue por el camino equivocado y la oposición no lo corrige porque piensa más o menos lo mismo, el daño será todavía mayor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

14/02/2013

EL PROBLEMA DE RUBIO NO FUE EL AGUA

Por Andrés Oppenheimer (*)

El senador Marco Rubio, la gran esperanza hispana de los republicanos para 2016, es un político inteligente que todavía puede llegar a la fórmula presidencial de su partido, pero metió la pata en grande durante su respuesta televisada al discurso del Estado de la Unión del Presidente Barack Obama.

No estoy hablando del hecho de que pareciera atípicamente nervioso, llevándose la mano a la frente reiteradamente como intentando secarse el sudor o calmar una picadura de mosquito.
Y tampoco hablo del momento en el que casi desapareció de la pantalla de TV para buscar una botella de agua, una escena con la que los caricaturistas se harán un banquete por un buen tiempo. 

(Poco después del discurso, el influyente sitio de internet Político.com publicó un artículo sobre el episodio de Rubio buscando su botella de agua con el título “El problema de Rubio con la bebida”, mientras el sitio de noticias CBS News habló del “Momento del Water bottle-gate de Marco Rubio”).

Estoy hablando del contenido del discurso. Rubio, que acaba de aparecer en la tapa de la revista Time titulada “El Salvador Republicano”, perdió una excelente oportunidad de establecerse como un republicano que puede llegar a los votantes independientes que —aunque no están contentos con el presidente Obama— ven al partido republicano como un partido que ha sido secuestrado por la extrema derecha.

Rubio tuvo una gran oportunidad de girar un poco hacia el centro en temas tales como inmigración, los derechos de las mujeres y violencia armada, sin por eso claudicar de sus críticas al gasto público del gobierno de Obama. Pero Rubio no lo hizo.

Con respecto a la inmigración, el senador cubano-estadounidense de 41 años con quien los republicanos esperan recuperar una parte del voto latino después de la paliza que recibieron de los votantes hispanos en las elecciones de 2012, no se atrevió a pronunciar la palabra "ciudadanía" cuando habló sobre qué hacer con los 11 millones de inmigrantes indocumentados de Estados Unidos.

Minutos antes, en su discurso a la nación, Obama había propuesto una reforma inmigratoria integral con mayores controles fronterizos y “una vía responsable para ganarse la ciudadanía” que incluya la verificación de antecedentes criminales, el pago de importantes multas, el aprendizaje del inglés y que los indocumentados se pongan al final de la fila de quienes hicieron los trámites para inmigrar legalmente al país.

Pero en su discurso, Rubio pareció sugerir que se le de a los indocumentados una residencia permanente, sin ciudadanía.

“Necesitamos una solución responsable y permanente para el problema de los que están ilegalmente en el país”, dijo Rubio. “Pero primero, debemos ocuparnos de las promesas incumplidas del pasado para asegurar nuestras fronteras y asegurar el cumplimiento de nuestras leyes”. 

El problema de no ofrecer una vía condicionada a la ciudadanía para los indocumentados es que, entre otras cosas, patearía el problema para adelante, creando una enorme subclase de marginados que dentro de diez años se lanzarán a las calles para exigir sus plenos derechos.

Francia y otros países que le han dado a los indocumentados residencia permanente sin ciudadanía han creado una enorme subclase de marginados que nunca se integraron a la sociedad, y que en muchos casos recurrieron a manifestaciones violentas. 

Con respecto al control de armas, Rubio no propuso ninguna medida destinada a reducir la reciente oleada de homicidios masivos, ni siquiera después de la última masacre de niños escolares de Newtown, Connecticut.

Minutos antes, en su discurso, Obama había propuesto medidas como aumentar los controles de antecedentes de quienes compran armas para dificultar así que los criminales puedan comprar armas.

La respuesta de Rubio fue que “Debemos enfrentar eficazmente el problema del aumento de la violencia en este país, pero socavar inconstitucionalmente los derechos de la 2da Enmienda de los estadounidenses respetuosos de la ley no es la manera de hacerlo”.

Sobre temas de igualdad de genero, en su discurso Obama instó a los republicanos a aprobar una ley de Violencia contra las Mujeres, y otra ley para igualar los salarios de hombres y mujeres, además de otras medidas que aseguren igual trato para todo el personal militar, incluyendo a los gays. 

Pero Rubio no abordó de manera directa ninguno de estos temas en su discurso.

Mi opinión: Rubio se recuperará de su “water-gate” porque —tal como lo pude comprobar las veces que lo he entrevistado - es un político inteligente, amigable, que seguramente superará este traspié con una mezcla de humor auto-crítico y propuestas políticas inteligentes.

Pero no estoy tan seguro de que será el “salvador Republicano” que logrará reconectar a los republicanos con los hispanos, las mujeres y otros sectores de la sociedad, a menos que se distancie mucho más de la extrema derecha republicana en los temas sociales. El problema de Rubio no fue su botella de agua, sino su mensaje!.

(*) Andrés Oppenheimer es columnista de The Miami Herald y de El Nuevo Herald. Fue miembro del equipo ganador del Premio Pulitzer, ganador del Premio Ortega y Gasset , ganador del Premio Rey de España, y ganador del Emmy. Es autor de varios libros. Artículo publicado en el Nuevo Herald.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

 

13/02/2013

LA SOBERBIA MENTIRA

Por el Dr. Guillermo Enrique Avogadro (*)

"El tiempo de engañar a los hombres se acaba” Pedro I de Brasil.

Cuando vi por televisión la última cadena nacional que nos propinó la señora Presidente, aún sabiendo que estaba mintiendo en forma descarada, no pude menos que asombrarme por la inteligencia con que presentaba el tema del inexplicable memorándum de entendimiento que había ordenado al ex Twitterman firmar; una nueva Cristina, toda seria y condescendiente, sin gritos ni insultos, se presentaba en sociedad con aires de estadista. Nadie podía pensar que fuera el propio Irán quien, tan solo dos días después, la desnudara y la mostrara tal como es, alguien sin escrúpulos de ningún tipo, capaz de utilizar cualquier método, aún la muerte de tanta gente, para servir a sus ignotos deseos personales. 

Sorprendió esta mañana la declaración de un miembro de su Gobierno que, ratificando cuanto han dicho los opositores argentinos y las organizaciones de la comunidad judía local, dejó claramente establecido que, de producirse el viaje de Canicoba Corral y de Nissan a Teherán, sólo podrán mantener con los funcionarios persas imputados de la comisión de los atentados un diálogo amistoso ya que, en ningún caso, podrán éstos ser obligados a prestar declaración indagatoria. Todo eso torna aún más oscuras las razones que llevaron a doña Cristina a ordenar la firma de este curioso memorándum, que seguramente será convertido en ley y elevado a rango constitucional por imposición de las mayorías oficialistas en el Congreso.

Me llama la atención que ambos funcionarios judiciales no hayan formulado protesta alguna, o simplemente renunciado, cuando todo el proceso judicial llevado a cabo aquí por ellos ha sido puesto en duda nada menos que por la señora Presidente, quien ha aceptado que sea revisado por una futura “Comisión de la Verdad” que, a esta altura, nadie sabe quién compondrá ni cuáles serán sus exactas funciones, salvo anular los pedidos de captura internacionales vigentes que Interpol ha librado contra los iraníes.

Si esta es la conducta de quienes rodean a la viuda de Kirchner, que nuevamente han dedicado toda su actividad a humillar a la comunidad entera, no puede sorprender que les resulte imposible caminar por la calle como cualquiera de nosotros, sin recibir la condena social traducida en los famosos escraches. Carlotto, Guita-rrita Boudou, el Gay-ísimo Oyarbide, Patotín Moreno y Kiciloff pueden dar fe pública de ese desagrado general que los rodea.

El oficialismo y muchos inocentes argentinos se rasgaron las vestiduras cuando el Pende-viejo fue increpado frente a sus hijos en Buquebus; sin embargo, nadie comparó lo sucedido con la famosa arenga de la viuda de Kirchner en la EsMA, cuando imputó falsamente a la señora de Noble de apropiarse de sus hijos adoptivos y llegó hasta ofrecerse a acompañar a la  Abuelérrima a los Tribunales internacionales si los argentinos no le daban la razón. Al negar que los escraches que se practican, diariamente, desde las tribunas oficiales –sean éstas discursos presidenciales, tribunas de doña Hebe o programas pseudo periodísticos- son enormemente más graves que los que hacen los particulares, cuando éstos carecen de otro canal de expresión, convalidan la teoría de los "dos demonios”, es decir, aquélla que la Justicia tuerta niega, ocultando, tras un manto de impunidad, a los asesinos que pusieron bombas y mataron e hirieron a tantos ciudadanos, con o sin uniforme, en la década de los 70’s y que hoy ocupan cargos relevantes en el Gobierno nacional.

A la confirmación iraní acerca de la catadura moral de la señora Presidente, un hecho que debe preocuparla un poco, se han sumado otros dos, uno confirmado y otro potencial, que han generado un enorme malhumor a la ocupante de la quinta de Olivos. Me refiero, obviamente, a la coronación de Máxima Zorreguieta como reina de Holanda, y a la posibilidad de Jorge Bergoglio de convertirse en Sumo Pontífice tras la inesperada renuncia de S.S. Benedicto XVI.-

Que la hija de un señor al cual la venganza desatada contra cualquiera que haya sido funcionario del proceso militar se transforme en la figura más relevante de Europa, produjo en doña Cristina un desagrado tal que le impidió celebrar la noticia, que tanto alegró a sus compatriotas, ni siquiera en las redes sociales, a las cuales se ha mostrado recientemente tan afecta. Las “luces del centro” del mundo siempre han encandilado a la señora Presidente, que las ha utilizado para exhibir todas sus alhajas y mostrar a todos, en especial a sus pares, cómo alguien puede enriquecerse tan rápido en la función pública; el haber sido desplazada de su lugar como argentina más famosa por una joven, mona y, además, legítimamente tan rica, no pudo más que modificar la respuesta que, hasta ahora, le devolvía el espejo infantil.

Pero la posibilidad de que su enemigo número uno en la jerarquía eclesiástica nacional o Monseñor Sandri –el otro prelado argentino considerado papable, también amigo de sus antecesores en la Casa Rosada- se puedan transformar en el próximo jefe espiritual de la cristiandad, reviste características más profundas y, por supuesto, más graves. Ya no bastará, si el cónclave elige a uno de ellos, con inventar Te Deum en el interior para evitar asistir a la Catedral metropolitana y verse obligada a escuchar las sensatas críticas del Cardenal Bergoglio sobre la realidad nacional; a partir de entonces, seguramente las obligadas visitas al Vaticano serán cosa del pasado, ya que el tradicional saludo debería ser hecho a alguien que conoce demasiado bien a la Argentina y, por tanto, es reacio a creer en relatos.

Los problemas económicos gravísimos, exclusivamente generados por la torpeza de sus funcionarios pero, básicamente, por la ideología nefasta de quien toma las decisiones, están conformando la tormenta perfecta que llevará a la Argentina al centro mismo de un huracán de consecuencias inéditas. Tal vez, cuando la calma finalmente llegue, descubramos que lo bueno de los vientos que tantos daños habrán causado será que, también, se habrán llevado algunas de las causas de nuestra decadencia al cajón final de la historia.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Dr. Guillermo Enrique Avogadro por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

13/02/2013

ENCHASTRE JURÍDICO, AMNISTÍA POLÍTICA

Por Ricardo Lafferriere

El acuerdo con Irán no encuadra en ninguna institución jurídica argentina. Constituir una Comisión no judicial que investigue la autoría de delitos que son objeto de causas judiciales y en los que existen órdenes de detención expedidas, si es administrativa –aunque sea binacional, o internacional- carecerá de efectos jurídicos sobre los imputados.

Pero si esa Comisión Administrativa se convierte en un Tratado Internacional, reemplazando para estas causas los institutos legales de la “Indagatoria” y la “declaración testimonial”, implica una reforma “ad-hoc” del Código Procesal Penal, que los imputados podrían eventualmente invocar para liberarse de su orden de captura.

Lo que resulta insólito es la intervención judicial. ¿Qué naturaleza jurídica-penal tendrán las declaraciones que se tomen? ¿Serán indagatorias, con su consecuencia inherente que es la disposición de los reos por parte de los jueces? ¿Se cumplirán para ello los requisitos procesales de participación de las partes previstas en la ley, o sea el Ministerio Público, los defensores y los querellantes? ¿Designarán los imputados abogados defensores? ¿Se les designarán de oficio en caso que no lo hagan? ¿Serán simples testimoniales? ¿Se realizarán bajo juramento, y por lo tanto no tendrán validez como pruebas de cargo contra cada declarante? ¿Reemplazarán esas declaraciones a las que los imputados están conminados a realizar en los procesos en curso? ¿O serán simples elementos de juicio “en búsqueda de la verdad”, ajenos a los procesos?

Sin duda, por estas y otras preguntas que los técnicos en derecho penal ya han anotado, lo que se ha firmado con Irán conforma un enchastre jurídico.

Pero sus efectos, verdaderos motivos por el cuál Irán firmó el acuerdo, conforman una real amnistía, sancionada por el Congreso del país en el que se cometieron los crímenes. La consecuencia real y concreta será la paralización indefinida de las causas en Argentina, conducidas a un callejón sin salida. Será una virtual amnistía, encubierta y vergonzante.

Se habrá concretado la impunidad sobre los dos atentados terroristas más grandes de la historia realizados en nuestro país.

Ni los funcionarios que firmaron esta humillante capitulación del derecho argentino ante el terrorismo ni los propios terroristas amnistiados, sin embargo, podrán festejar. Las normas penales que castigan esta clase de delitos, claramente “de lesa humanidad”, podrán burlarse por poco tiempo.

Estos crímenes son imprescriptibles y no pueden ser objeto de amnistía ni perdón. La responsabilidad se extenderá también al Estado argentino, por haber renunciado a su responsabilidad de persecución penal, ubicándose en similar situación que Irán. Y ello abrirá automáticamente la jurisdicción de cualquier tribunal del mundo –léase bien, de cualquier tribunal del mundo- para abrir su causa.

Más tarde o más temprano, el peso del derecho penal internacional caerá sobre ellos.

La política internacional del kirchnerismo ha sido y es lastimosa para los intereses nacionales. No sólo en el plano regional, sino en el global, el país ha optado por el aislamiento y su imbricación con lo peor del planeta. Este acuerdo consolida ese rumbo, en un escalón mayor de gravedad: hasta ahora, la Argentina era vista como el hazmerreír de todos, pero había un compromiso que nunca se atrevió a romper: el de su apoyo a los esfuerzos internacionales contra el terrorismo.

Este acuerdo traspasa ese límite. No es aventurado afirmar que si el Congreso aprueba este enchastre, no será ya sólo el kirchnerismo –en última instancia, una circunstancia en la historia nacional, que como cualquier gobierno, en algún momento terminará- quien extravió sus pasos. Será la Nación Argentina, con el peso de sus máximas instituciones políticas.

Y desde ahí, será mucho más trabajoso volver.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

13/02/2013

CLAVES PARA UN MUNDO MEJOR

Por Mons. Héctor Aguer (*)

El período de vacaciones ya se aproxima a su fin. Muchas personas habrán ido a los lugares clásicos de veraneo, otras todavía lo harán en marzo y muchos se habrán quedado en su casa, en su pueblo, en su ciudad. La cuestión de las vacaciones no necesariamente hay que identificarla con el turismo.

Se pueden hacer muchas cosas sanas, divertidas y, sobre todo, se puede descansar en vacaciones que ese tendría que ser el objetivo principal. Hay mucha gente que vuelve de las vacaciones más cansada que cuando se fue.

¿Qué cosas se pueden hacer? Un poco apuntar a lo espiritual de la propia vida. A veces estamos tan absorbidos por el vértigo de la exigencia cotidiana durante el año que no tenemos tiempo como para respirar espiritualmente, para visitar amigos que hace mucho tiempo que no vemos, para entregarnos a algunos de los hobbys o de las cosas que nos recrean y que nos resultan gratas. Hay tantas cosas que se podrían imaginar.

Nosotros en la Argentina, y en el mundo ocurre más o menos lo mismo, tenemos también las vacaciones de invierno, que son un receso escolar pero de suyo tiende a extenderse, un poco a federalizarse, se crea una especie de ánimo generado de vacación.

Y después hay muchos feriados durante el año, aunque lamentablemente ya hace muchas décadas se suprimieron algunos feriados religiosos que eran muy significativos para el pueblo argentino; por ejemplo el 15 de Agosto que es la Fiesta de la Asunción de la Virgen que era llamado clásicamente el Día de Santa María, que es la fiesta por excelencia de la Virgen Santísima. Otro es el 6 de Enero que es la Fiesta de la Epifanía del Señor o de los Reyes Magos. Los Reyes han sido eliminados ya por Papá Noel.

También el 1° y el 2 de Noviembre que son la Solemnidad de los Santos y la Conmemoración de los Fieles Difuntos que eran días de reflexión y de visita al cementerio, de recordación de nuestros muertos y demás.

En su lugar se han impuesto, con el tiempo, distintos feriados nuevos de carácter civil. Pero ahora también con esta costumbre de trasladarlos hace que la conmemoración en el fondo queda evaporada, porque la conmemoración se hace rápidamente para poder tener ese día ¡libre!. Se han inventado también los llamados feriados “puente” o sea que tenemos pequeños ciclos de vacaciones a lo largo del año.

Yo no voy a entrar en la discusión acerca de si esto está bien o no. He notado que en realidad no es tanta la gente que se traslada con estos feriados largos un poco un poco artificiales. La última vez decían 800.000 personas lo que sería el 2% de la población. Por tanto la inmensa mayoría se queda en su casa y simplemente sin hacer nada descansa.

Además, claro, esto es un gran incentivo a la actividad turística pero ya he visto las protestas de otros sectores de la producción y de servicios porque ellos se ven menoscabados. Ante esta cuestión tienen que cerrar sus negocios, las distintas oficinas y demás.

Por eso todo esto es muy discutible. Yo creo que lo que tendríamos que pensar, detenidamente, es el efecto en lo que hay que llamar la cultura del trabajo, necesaria para que una sociedad progrese, crezca verdaderamente, alcance un nivel de desarrollo integral.

No sea cosa que tan aferrados al feriado, al feriado largo, a la vacación, nos vayamos olvidando de que la vacación verdadera, la vacación larga, es la del Cielo. Sí, así tal cual, es la del Cielo y acá en la Tierra hay que trabajar y sobre todo hay que trabajar si uno quiere progresar, si uno quiere contribuir efectivamente al bien común.

Estas cosas son un poco delicadas porque, en realidad, nuestra profunda vacación es el descanso. Digo el descanso de la vida eterna pero al descanso de la vida eterna llegamos gracias al trabajo meritorio que hacemos aquí todos los días.


(*) Monseñor Héctor Aguer es arzobispo de La Plata. Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentileza de AICA.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

 

12/02/2013

UNA EMBOSCADA PARA OCULTAR LA CAUSA

Por Alberto Medina Méndez (*)

Los controles de precios y cada intento de intervención a la economía no son un fenómeno nada novedoso. En todo caso se podría afirmar, sin temor a equivocarse, que abundan ejemplos de este tipo en la historia mundial y muchos de ellos datan de varios siglos atrás.

No menos cierto es, que por estas latitudes también disponemos de antecedentes en el pasado, algunos de ellos inclusive de unas cuantas décadas atrás.

Pero lo cierto es, que en el presente ya convivimos con ellos desde hace años, tal vez en estrategias más específicas y enfocadas, pero no por ello menos vigentes.

Muchos mecanismos se implementan para intervenir la economía y manipularla para supuestos fines loables.

A estas alturas de los acontecimientos suponer que los que lo imponen desconocen sus efectos sería demasiada ingenuidad.

En todo caso aspiran a que los efectos negativos puedan ser demorados, postergados o bien solo minimizados, y afloren los supuestos beneficios de corto plazo de la intervención directa con más vigor que sus consecuencias.

Subsidios otorgados con arbitrariedad, amenazas oportunas en las diferentes etapas de los procesos de producción, distribución y comercialización, compensaciones que intentan disimular ciertos efectos, ventajas impositivas asignadas con discrecionalidad, todos ellos mecanismos enredados, que elevan el poder de negociación de los gobiernos cuando pretenden convertirse en los dioses de la economía.

En ese contexto, y luego de negarlo hasta el cansancio, los gobernantes parecen estar dispuestos a asumir que la inflación, o algo que se le parece mucho a su definición, existe como tal, ya no porque ellos la perciban de ese modo, sino porque en las encuestas de opinión aparece como una innegable preocupación, cada vez mayor, de la sociedad toda.

Esos sondeos muestran como la gente relaciona el aumento de precios generalizado, pero fundamentalmente lo hace cuando se trata de los productos de primera necesidad, esos que obtienen a través de las cadenas de supermercados.

Por eso, esta vez, el anunciado “acuerdo” implica una acción que busca concentrarse en este punto, con pretensiones de atacar la sensación, más que el problema de fondo. Y es por ello que se puede afirmar que la estrategia esta vez no es tan inocentemente infantil.

Se podría suponer que apunta a lo que la gente percibe, pero en realidad se trata de un mero ardid algo más elaborado, que pretende por un lado intentar disminuir el impacto real del incremento de precios en el corto plazo, inclusive tal vez con algún efecto positivo esperable por el cual el consumo pueda ser alentando por una aparente estabilidad transitoria de precios, pero en el fondo se trama algo más perverso que no aparece a simple vista.

Si la estrategia de corto plazo resulta aceptablemente efectiva, traerá consigo interesantes réditos electorales, mostrará un alivio y al mismo tiempo cierta confirmación de donde está el poder, que el gobierno siempre prefiere hacer evidente porque refuerza una imagen que le seduce.

Pero el moderno populismo contemporáneo, no da puntadas sin hilos, es decir que no se metería en algo cuyo fracaso no les permitiera al menos una salida elegante y tácticamente valida.

Ellos, definitivamente, se preparan para lo irremediablemente evidente, es decir para el esperable fracaso de estas políticas, que matemáticamente solo traen siempre desabastecimiento y la proliferación de mercados informales en desarrollo, que son más abundantes aun, en tanto la política de control es más restrictiva y dura.

Pero no son nada originales a la hora de buscar enemigos. Nuevamente intentarán que “malos de la película” sean los empresarios, en este caso, más específicamente, los supermercadistas, intermediarios, distribuidores y hasta productores de alimentos.

Ya han decidido que si la economía no les hace caso como caprichosamente quieren, pues pagarán los platos rotos los empresarios, y pondrán en el centro de la escena a los “formadores de precios”. Ese repetido argumento siempre funciona a la hora de seducir a los más desprevenidos y desinformados.  Después de todo, parece verosímil que existan los villanos, y en este caso los gobernantes, desean ponerle nuevamente ese sombrero a ese sector de la economía que no les simpatiza y que casi nunca los apoya electoralmente.

Sigue siendo difícil imaginar que realmente desconocen el problema, mucho más aun que no saben acerca de su verdadera causa, pero no menos cierto es que necesitan seguir utilizando la causa real como factor de poder.

El populismo demagógico sin emisión monetaria, se las vería en problemas. Eso lo obligaría a administrar con responsabilidad los recursos del Estado, y de eso realmente no saben demasiado, en todo caso prefieren emitir sin límite alguno y lidiar con la consecuencia más nefasta y perversa que se deriva de la herramienta elegida, es decir la inflación.

No están dispuestos a hacer lo correcto, a atacar las causas profundas de la inflación, dejando de emitir sin respaldo. Sin esos recursos no podrían hacer demagogia electoral, ni distribuir artificialmente dinero, con dádivas subsidios y fondos para amedrentar a todos, aunque cada vez tenga menos valor la moneda.

En definitiva, ellos ya decidieron dar su próximo paso y lo están ejecutando al pie de la letra. Y también saben que, o bien consiguen su objetivo de disminuir el aumento de precios, o ya tienen preparada la trampa para que la gente señale a los culpables que ellos precisan. En fin, solo una emboscada para ocultar la causa.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Alberto Medina Méndez por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

12/02/2013

EL ACUERDO CON  IRÁN HA CREADO UNA SUGESTIVA NERVIOSIDAD Y PROVOCA OBJECIONES MUY EXTRAÑAS

Por el Dr. Juan Gabriel Labaké (*)

Desde que la Agencia DyN difundió mi nota anterior (el 3-2-13) han pasado sólo nueve días. En ese corto lapso se ha desencadenado una ruidosa pelea política, en la que las objeciones al acuerdo parecen indicar que hay razones ocultas para torpedearlo con  razón o sin  razón, palos porque bogas y palos porque no bogas.

Veamos.

Aclaraciones necesarias

Ante todo, es indispensable partir del hecho de que el caso de los atentados contra la AMIA y la Embajada de Israel, la deuda externa y la  usurpación de nuestras Islas Malvinas por una potencia de la Unión Europea y de la OTAN (es decir, aliada estratégica de EE.UU.) son las tres mayores y más delicadas cuestiones que debemos resolver los argentinos en los próximos tiempos. Ellas nos colocan, sin  haberlo buscado ni querido, en el ojo del huracán internacional que ya se ha desatado por la conquista de los espacios geopolíticamente vitales en la puja por la hegemonía mundial. Esa lucha es el centro de gravedad que marca y define el mundo de poder multipolar con que se inauguró el siglo XXI.

Ignorar esa realidad es hipotecar peligrosamente nuestro futuro, en un juego cuya ceguera lo asemeja al de la ruleta rusa.

El acuerdo con Irán, bien conducido, puede llevarnos a desactivar una de esas tres delicadas cuestiones: el de los atentados a la AMIA y a la Embajada de Israel.

Para tener una idea cabal sobre esos atentados y su importancia en el tablero internacional descripto, conviene recordar la intensa y desembozada participación que han tenido dos potencias extranjeras (EE.UU. e Israel) y sus respectivos servicios secretos de inteligencia en su investigación (quizás y dolorosamente deberíamos decir  su “desinvestigación”) y en el señalamiento apresurado de culpables. Y también debemos tener presente que ambas potencias extranjeras, aun cuando han señalado categóricamente en numerosas ocasiones que los autores fueron los iraníes (hasta el año 2002 insistían también con la pista siria) y que poseían pruebas irrefutables de ello, jamás han aceptado enviarnos algo semejante. Ni siquiera han contestado los exhortos que los doctores Juan José Galeano y Adolfo Canicoba Corral les enviaron hace ya muchos años. El último reclamo de una respuesta –que también fue desoído por Israel- fue hecho por el juez de Instrucción en 2006, ante un pedido expreso de mi parte. Consta en el expediente.

En segundo lugar, es innegable ya que no poseemos prueba alguna que haga sospechar siquiera la culpabilidad de los iraníes. A este punto lo expuse en mi nota anterior, por lo que me ahorro su desarrollo.

Finalmente,  es necesario recordar que la tarea de la Comisión de la Verdad, incluido el interrogatorio a efectuarse en Teherán, no es jurisdiccional (no reemplaza la labor del juez y del fiscal argentinos), sino que es una simple investigación que tratará de aportar datos útiles a nuestras autoridades judiciales. Algo semejante, en parte, a una pericia. Así lo establece expresamente su texto. De ahí en más, si alguien desea dudar de la buena fe o de la capacidad negociadora de sus signatarios (los nuestros y los iraníes) es ya harina de otro costal. 

Las objeciones publicadas

Sentadas tales premisas, se pueden desmenuzar las objeciones que ha recibido dicho acuerdo. Me circunscribiré a las que fueron publicadas por los dos diarios de mayor circulación nacional, sin  mencionar a sus autores (sólo indicaré datos genéricos sobre ellos) para no herir susceptibilidades y no abrir frentes colaterales de debate que nos distraigan. 

Las objeciones publicadas son:

1.- Que el acuerdo es inútil porque Irán nunca entregará a sus funcionarios aunque resultaren culpables a criterio de la Comisión de la Verdad (de un dirigente de la colectividad judía).

Si así fuera, lo mismo habríamos dado un enorme paso adelante, pues el mundo tomaría nota de que teníamos razón, y sancionaría a Irán con la dureza que es de imaginar, mientras nuestro prestigio como nación se elevaría a alturas épicas ante los ojos de los hombres de buena voluntad de todo el planeta. Algo nada despreciable por cierto. Y ello, sin contar con que podríamos exigir y obtener cifras grandísimas en concepto de indemnización por  daños (para los familiares de las víctimas y para la Argentina como Estado). Hay mil formas de hacerlo vía embargo de cuentas bancarias.

¿Por qué oponerse al acuerdo, entonces?

2.- Ahmadinejad quedará como una persona interesada por la verdad y la justicia… Y la Argentina, que está con los pies y con las manos atadas, no podrá demostrar nada de lo que quiere demostrar, porque no tiene procedimiento de indagación en marcha. (Para resguardar el buen nombre y el prestigio académico de nuestras facultades de Derecho, debo aclarar que el autor de tales afirmaciones no es abogado; pero, para baldón de nuestro servicio exterior, me veo obligado a reconocer que el hombre  ocupó altos cargos diplomáticos).

¿Cuáles son nuestras ataduras de pies y manos, si estaremos en igualdad de condiciones con Irán para presentar todo tipo de pruebas ante los cinco juristas internacionales? El propio autor de tamaña afirmación nos las indica al decir “(nuestro país) no habrá logrado demostrar nada de lo que quiere demostrar”, lo cual significa que no tenemos pruebas. Si las tuviéramos, la demostración sería muy fácil, casi rutinaria.

Y su falta de conocimientos jurídicos lo lleva a agregar el sinsentido de que la atadura consiste en que no está previsto “un procedimiento de indagación”. Esa afirmación, en realidad, no es exclusiva del diplomático aludido, sino de varios objetores más, entre los cuales hay abogados, aunque cueste creerlo. La verdad es que, según el artículo 294 de nuestro Código Procesal Penal:

a)- un juez de instrucción (o un fiscal como instructor delegado, que es el caso del Dr. Nisman) cita a indagatoria a una persona “Cuando hubiere motivo bastante para sospechar” que participó del delito investigado; y

b)- la indagatoria no tiene como finalidad investigar al sospechoso, sino justamente lo contrario: darle oportunidad de aclarar su situación y defenderse, luego de haber sido investigado y encontrado suficientemente sospechoso.

Es decir, el juez instructor primero debe investigar al sospechoso hasta tener “motivo bastante” para indagarlo. No al revés, como pretende el declarante en cuestión: indagarlo para saber si es sospechoso. De donde se deduce que dicho instructor, antes de indagarlo, debe obtener alguna prueba o al menos indicios “graves, precisos y concordantes” de la culpabilidad del sospechoso. De ahí el sinsentido de afirmar que estamos con las manos atadas porque, en esta etapa de investigación, no podremos indagar a un sospechoso… antes de demostrar que es sospechoso, valga el juego de palabras.

De todos modos, el diplomático del caso está reconociendo la triste realidad: no tenemos pruebas, ninguna prueba.

3.- Que Irán no es confiable porque es un país terrorista (de varios objetores).

Como es universalmente conocido, tanto las Naciones Unidas, como la Unión Europea y EE.UU. tienen organismos oficiales que califican de terrorista a los grupos y/o países que, a su criterio (no siempre inocente), lo son. Ninguna de esos tres “calificadores” citados ha considera jamás que Irán sea un país o un Estado terroristas, aun cuando lo atacan permanentemente, y no justamente en forma considerada.

Aún  así, aunque Irán  fuera un  país terrorista, si la Comisión de juristas dictamina que sus funcionarios son los culpables, la razón quedará de nuestra parte, con los beneficios que mencioné en el punto 1. Insisto, ¿Por qué y para qué oponerse al acuerdo, entonces?

4.- Que Irán no nos inspira confianza, no acostumbra a decir la verdad, que es maestro en dilatar las cosas, etc. (de varios objetores).

Todos los países del mundo son sospechosos de ocultar la verdad, cuando no de mentir directamente, en las ocasiones en que consideran que sus intereses nacionales peligran o está en juego. Sabido es que, en la política como en la guerra, la primera víctima es siempre la verdad. Pero ello es válido para todos los países del mundo, incluido el nuestro, y no sólo para Irán. Por eso mismo, los tratados o acuerdos internacionales no se firman ni descansan en la ingenua creencia de la veracidad de la otra parte y de su voluntad inquebrantable de cumplir lo acordado en las buenas y en las malas. Lo que garantiza la buena fe en su cumplimiento son los controles y las cláusulas de seguridad que se suscriben, así como las sanciones que se puedan aplicar a la parte incumplidora. En el caso del acuerdo con Irán, hay controles más que suficientes: la Comisión, ya lo dije, estará formada por juristas internacionalmente reconocidos; y ambos gobiernos y ambas autoridades judiciales participarán en la audiencia decisiva y controlarán su corrección. ¿Qué más garantías podemos pedir, si el Dr. Nisman, en quien confían plenamente la DAIA y la AMIA, ya que es uno de los suyos (forma parte de la DAIA y tuvo una actuación pública en las elecciones internas anteriores de esa institución), será un protagonista central de dicha audiencia?

Dicho de paso, sería muy conveniente, porque completaría la seguridad buscada y la confianza deseada en el acuerdo con Irán, que las querellas (AMIA, DAIA y las agrupaciones de familiares de las víctimas), así como los imputados, junto con sus abogados defensores, pudieran asistir a esa audiencia en  calidad de observadores.

Respecto de las sanciones que tendríamos a mano en el hipotético caso de  que Irán  incumpla lo acordado, ya dije lo suficiente en  el punto 1.

5.- Que el acuerdo logrará sólo hacer perder tiempo y postergará la resolución de la causa judicial. Se perderá todo lo avanzado… (de una nota del New York Times).

Los autores de esta objeción no dan razón alguna que avale tal suposición, pero lo real es que la causa no ha podido ser resuelta, y sus responsables judiciales ni siquiera han logrado procesar a alguien en casi 19 años de investigaciones, a  pesar de estar dotados de un batallón inimaginable de abogados (son 32 sólo en la Fiscalía del Dr. Nisman) y de un  equipamiento que es la envidia del resto del Poder Judicial. El intento de destrabar la causa con este acuerdo podría llevar 6 meses, quizás un  año, de modo que, si fracasara, poco agregará a los 19 perdidos. Además,  el expediente judicial está totalmente paralizado y sin posibilidades de avanzar desde 2008, año en que Irán respondió nuestro exhorto y pidió que se le envíen las pruebas de la acusación, si las tenemos. Y está paralizado porque el Dr. Nisman se niega a contestar el pedido iraní desde entonces. Mal podemos argumentar, pues, que es Irán el que quiere dilatar la resolución de la causa.

6.- Que el acuerdo vulnera la legislación argentina, y aun nuestra Constitución Nacional, al exigir la prórroga de la jurisdicción soberana (de varios objetores).

Esa objeción ya fue rebatida en mi nota anterior. Por otro lado, dicha crítica ha amenguado mucho en estos días, seguramente por su debilidad manifiesta.

7.- Que para ser aceptable, el acuerdo debió establecer que el interrogatorio a los iraníes tendrá carácter y alcances de indagatoria (de varios objetores, incluso juristas conocidos).

La contradicción de esta objeción con la anterior es visible e invita a pensar que sólo se busca entorpecer la ratificación parlamentaria del acuerdo, y evitar la investigación controlada por ambas partes. En efecto, si el interrogatorio previsto fuera una indagatoria, estaríamos prorrogando la jurisdicción soberana. Entonces atacarían el acuerdo por ser inconstitucional. Y si no se le da carácter de indagatoria a dicho interrogatorio, lo atacan por ineficiente. Eso no es serio, y menos lo es en boca de juristas de reconocida trayectoria. Queda la impresión de que algo extrajurídico, y extraño al acuerdo en sí, está obnubilando a tales juristas.

Lo único cierto es que el acuerdo establece que las conclusiones a las que arribe la Comisión de juristas internacionales, luego de una audiencia controlada por todas  las partes interesadas, deberán ser “tenidas en cuenta” por ambos países signatarios. En otras palabras,  las autoridades judiciales argentinas podrán aprovechar la información  que obtengan en esa audiencia y, en base a ella, decidir si indagan a no a los iraníes, todo bajo la mirada escrutadora de los cinco juristas internacionales elegidos por  ambos países. ¿Qué más podemos pretender de un país a cuyos altos funcionarios hemos acusado, con mucha liviandad y ninguna prueba, de ser los autores de tamaño crimen?

8.- Es un anillo al dedo para Irán. Peligroso y muy negativo porque hace lugar a la ley iraní que no prevé la imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad y que dice que los iraníes sólo pueden ser juzgados por jueces iraníes (objeción de un reconocido jurista y un diplomático con mucha trayectoria y repetida profusamente por la dirigencia judía). Y en el mismo sentido, un diputado nacional agregó que el acuerdo validará procedimientos y resultados que serían muy diferentes si se aplicara la ley argentina.

¿Pero es que hay algún país del mundo que acepte sin más que sus ciudadanos sean juzgados por jueces extranjeros, y según leyes extranjeras? Todos, sin excepción, ponen condiciones estrictas para ello.

Nuestra propia ley de extradición, la Nº 24.767, establece en estos casos:

No procederá la extradición cuando existan especiales razones de soberanía nacional, seguridad u orden público u otros intereses esenciales para la Argentina, que tornen inconveniente el acogimiento del pedido (art. 10).

Si el requerido para ser extraditado fuese nacional argentino, podrá optar por ser juzgado por los tribunales argentinos, según la ley penal argentina y la extradición será denegada (art. 12).

La solicitud de extradición de un imputado debe contener…  una explicación de los motivos por los que se sospecha que la persona requerida habría tomado parte en el delito (art. 13; recuérdese que nosotros enviamos los exhortos sin prueba alguna que mereciera ese nombre).

9.- Los iraníes lo usarán para ocultar la responsabilidad de los autores de los crímenes. Si la Comisión de la Verdad actúa de mala fe, puede afectar el esclarecimiento de los hechos y la legitimidad del accionar de la justicia argentina (de un reconocido jurista).

¿Pero cómo podrían hacerlo si dos de los protagonistas centrales de la audiencia serán nuestro fiscal y nuestro  juez de instrucción? ¿No se confía en ellos? Además, Irán podría ocultar cualquier prueba ahora, etapa en que aún no rige el acuerdo, sin controles “molestos”. ¿Por qué y para qué se arriesgaría a ocultarlos cuando esté controlado por dos expertos funcionarios judiciales como son los Dres. Nisman y Canicoba Corral? En realidad, el único ocultamiento comprobadamente existente es el que cometen el fiscal Nisman y el juez Canicoba Corral al no divulgar, como corresponde, que Irán ya respondió el exhorto en 2008 y solicitó el envío de las pruebas, solicitud que el fiscal y el juez se han negado a satisfacer hasta ahora.

10.- Se pone en riesgo la validez de lo actuado por los fiscales y jueces argentinos y de lo que se actúe en  el futuro (del mismo reconocido jurista).

Ello sólo ocurrirá si se demuestra que los hemos acusado sin tener prueba alguna. ¿Es eso lo que se teme?

11.- Se debe analizar si se podría incluir en la ley que los interrogatorios sean parte del proceso judicial argentino (del mismo reconocido jurista).

¡Pero eso sí que sería inconstitucional!

12.- Debemos rechazar el acuerdo porque Irán niega el Holocausto, propugna la desaparición de Israel y está acusado de fabricar arnas de destrucción masiva (de un diputado nacional).

Negar el Holocausto no es un delito, al menos en nuestro país, y en todo  caso sería un error o una apreciación distinta de la historia que es, siempre y por definición, opinable y revisable. Pedir la desaparición del Estado de Israel puede ser una utopía o un error político (algo también opinable) pero nunca un delito. Y lo de las arnas de destrucción masiva, es un pretexto que, desde el escándalo de la invasión a Irak y su criminal destrucción, nadie ha vuelto a usar (para no hacer el ridículo). ¡Ni los EE. UU, siquiera! Que los tres dislates hayan sido dichos por un diputado nacional es preocupante.

13.- Se le reconoce jurisdicción a la justicia iraní.  Otro semejante: Podría implicar la impunidad de los culpables, porque los interrogatorios se tomarán bajo la ley iraní (de dos diputados nacionales).

No es cierto, porque el interrogatorio no será un acto jurisdiccional, como demostré en mi nota anterior, y por ello mismo no necesita un procedimiento especial, ni argentino, ni iraní.

14.- El acuerdo suspende de hecho las órdenes de captura de Interpol… El juez y el fiscal ya han conseguido identificar a los ideólogos del crimen y conseguir que Interpol apruebe su captura (de un diputado nacional).

Pero en el exhorto no citaron prueba alguna que avalara tan antojadiza “identificación”. Además, Interpol no tiene facultades para averiguar si tales pruebas existen o no, porque es sólo una policía internacional que, si la petición de capturas de un país miembro cumple las formalidades, debe obedecerla sin analizar las pruebas.

15.- Es una parodia (el interrogatorio) porque no se encuentra previsto en la ley argentina (pero ya lo estará…)  y los interrogados no podrán ser detenidos luego de su declaración (del mismo diputado nacional).

Es lo lógico, porque el interrogatorio no tendrá alcances de una indagatoria, que sería inconstitucional, sino de simple investigación. Luego de realizarse una pericia, por ejemplo, tampoco quedan detenidos los sospechosos,  al menos hasta que el juez así lo decide.

16.- Supone la tácita renuncia de nuestro país a las órdenes de captura de Interpol (del mismo diputado nacional).

No es cierto: de acuerdo al artículo 7 del acuerdo, la única interpretación posible es que Interpol podría suspender transitoriamente las órdenes de captura, hasta tanto la Comisión de la Verdad emita su dictamen.

17.- Será denigrante para nuestro país que caigan las capturas internacionales. Se pone en  riesgo la posibilidad de condenar a los responsables (del mismo diputado nacional). 

Eso sucedería sólo si la Comisión de la Verdad dictaminara que no hay pruebas para detener a los iraníes. Pero en ese caso, sería lógico que cayeran. Así sucedió cuando, sin pruebas, pedimos  la captura del ex embajador iraní Solenmaipour y un juez londinense ordenó liberarlo y, por si fuera poco, nos condenó a pagar las costas (280.000 dólares) por haberlo acusado falsamente. Conviene recordar que Solenmaipour es uno de los ocho acusados por nosotros que serán interrogados ahora en Teherán… Esta objeción es, pues, una apertura anticipada del paraguas.

18.- Es inconstitucional porque viola la garantía del debido proceso y de la defensa en juicio, ya que se restringe la presencia de las víctimas y las querellas (del mismo diputado nacional). 

Pero si fuera una indagatoria tampoco podrían asistir las víctimas y las querellas, según nuestro Código Procesal Penal.

19.- Una vez que se apruebe por ley, el acuerdo será un tratado, pero vendrá el momento de desandar lo hecho (de un ex alto diplomático argentino).

Está proponiendo abiertamente repudiar el tratado en el futuro. Lo preocupante es que lo haya dicho quien ejerció altas funciones diplomáticos. ¡Y luego nos quejamos de nuestra imprevisibilidad que tiene cansado al mundo entero!

20.- No sabemos relacionarnos con  el mundo… estamos pagando el costo de la ignorancia (del mismo ex alto diplomático argentino).

Dicho por el mismo autor de la amenaza anterior (de repudiar el tratado en el futuro),  resulta incomprensible.

21.- El voto de la mayoría oficialista no va a dar legitimación política al acuerdo. 

Es otra forma de amenazar con repudiar el tratado en el futuro, esta vez proferida públicamente por un destacado diputado nacional.

22.- El acuerdo está estrictamente alineado con la posición diplomática de Irán,  y ello se demuestra porque el (diario) Teherán Times expresó hace unos días: “Si el informe demuestra… la falta de evidencia para las acusaciones contra personas inocentes, ellos deberían ser recompensados y, gracias al memorandum de entendimiento, no habrá más necesidad de interrogarlos” (de un  dirigente judío).

Es de estricta justicia que, si se demuestra la inocencia de los acusados, éstos sean liberados de culpa y cargo, y recompensados. Así es en el mundo entero. ¿Por que se reclama una excepción en este caso?

23.- Cristina también es responsable porque con Menem integraba el bloque oficialista (de una diputada nacional).

Es difícil disentir con esta objeción, pues su evidencia hiere los ojos. Pero ella forma parte del debate partidario argentino, el “doméstico”, que es legítimo pero nada tiene que ver con la confiabilidad o no del acuerdo.

24.- “Estaríamos dando paso a un tercer atentado” (de un  dirigente judío)

Creo que esa desafortunada frase, pronunciada nada menos que por el presidente de la AMIA, debe ser atribuida al nerviosismo que ha invadido a toda la dirigencia de la colectividad judía ante la posibilidad de que lo actuado por el Dr. Nisman sea revisado sin concesiones. Ellos deben  saber, con  toda seguridad, que en el expediente no hay prueba alguna contra los iraníes. Y también deben saber que, por el contrario, consta que Irán ha enviado pruebas de que las acusaciones de nuestro exhorto son falsas. Ello quizás lo haya llevado al presidente de la AMIA a pronunciar tamaño dislate que, al fin y al cabo, crea una ominosa sospecha sobre ellos mismos. Porque si ahora se llegare a cumplir la tétrica profecía de un tercer atentado, los primeros sospechosos serán sus profetas. Pienso que, cuando el señor Borger se calme un  poco, pedirá disculpas por tal exabrupto, o al menos, se arrepentirá de haberlo pronunciado.

25.- La DAIA propuso reformar el Código Procesal Penal para permitir el juicio en  rebeldía o juicio en ausencia (de los diarios).

También  este dislate debe ser atribuido a la nerviosidad que ha invadido a la dirigencia comunitaria. Condenar en ausencia es un atropello exclusivo de las dictaduras más abyectas.

26.- Quizás el comentario editorial del diario Clarín del domingo 10-2-13 esté dando una pista de lo que sucede realmente. Expresa muy sugestivamente el señor Van der Kooy: Aseguran (no dice quiénes) que la Argentina nunca ha podido probar con seriedad en estos 18 años la culpa de Teherán.

Ése es el meollo de la cuestión.

(*) Abogado. Diputado nacional (1973/1976). Embajador (1989/1992). Abogado  defensor de Isabel Perón en los juicios del Proceso Militar. Abogado defensor de Alberto Kanoore Edul en el caso AMIA.  

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Dr. Juan Gabriel Labaké (Abogado. Diputado nacional (1973/1976). Embajador (1989/1992). Abogado  defensor de Isabel Perón en los juicios del Proceso Militar. Abogado defensor de Alberto Kanoore Edul en el caso AMIA) por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

12/02/2013

MEGA DEVALUACIÓN EN VENEZUELA: NUNCA ES TRISTE LA VERDAD, LO QUE NO TIENE ES REMEDIO

Por Guillermo LoCane (*)

En febrero de 2003, el Gobierno de Chávez puso en vigencia un sistema de control de cambios para frenar una aceleración de la fuga de capitales. A duras penas lo logró, ya que estiman en unos 145.000 millones de dólares la salida ilegal de fondos en una década.

Ahora, el ministro de Finanzas y Planificación Económica de Venezuela anunció una nueva devaluación de la moneda fijando el tipo de cambio oficial de 6,3 bolívares por dólar, desde los 4,3 que estaban vigentes desde 2011. De esta manera, el Gobierno realizó una depreciación de la divisa del 46,3%. Todo refuerza la idea de que el VEF (Bolívar Venezolano Fuerte) es cada vez más débil y los venezolanos huyen de él tanto como pueden, a pesar de que muchos (sobre todo los vinculados al régimen) han hecho fortunas operando en el mercado de divisas.

Insólitamente, se explicó que esta medida fue “ordenada” directamente por el presidente ausente con permiso judicial, Hugo Chávez.

Más burocracia: Esta cotización pasará a ser la única, ya que las autoridades financieras anunciaron además la eliminación del tipo de cambio secundario del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (Sitme) de 5,3 bolívares por dólar, manejado por el Banco Central. Entre las otras resoluciones, el ministro informó que se creará un Organismo Superior para Optimizar el Sistema Cambiario que contará con la participación del Ministerio de Petróleo y Minería, el Ministerio de Planificación y Finanzas y el Banco Central de Venezuela Algunas de sus funciones serán priorizar la asignación de divisas a los fines de (bla, bla, bla), estimular el crecimiento económico y disminuir la inflación, determinar las importaciones para alcanzar metas presupuestarias, equilibrar los flujos de disponibilidad de divisas de acuerdo a las metas del plan de gobierno y creación de un sistema automatizado. El presidente Chávez había fijado un férreo control de cambio a partir de 2003 que rige para todas las importaciones de bienes, compra de dólares para viajes al exterior y adquisición de deuda soberana y de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA). Con esta última modificación, el bolívar sufrió cinco ajustes cambiarios desde entonces.

El” blue” en Venezuela: la cotización comparada con el dólar paralelo mantiene una diferencia muy amplia que supera el 220%, según informó la agencia Reuters. En Venezuela es ilegal dar información sobre el precio del billete informal, que es el que la gente común debe pagar si quiere comprar dólares. En ese mercado no regulado, un dólar se paga 20,30 bolívares, una diferencia aun insalvable con los valores oficiales.

Esta es la primera devaluación oficial del bolívar desde enero de 2010. En el ínterin el gobierno hizo de todo, menos interpretar la realidad, que, finalmente se muestra con su crudo rostro y sin remedio. Remedio que muchos estiman no ha llegado con esta mega-devaluación, la cual, aún con su brutalidad, es solo una aspirina para la tambaleante economía del país caribeño.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Guillermo LoCane (Contador Público, egresado de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. Tributarista, consultor, ha sido asesor en el Senado y actualmente lo es en la Cámara de Diputados de la Nación. Integra el Consejo Académico de la Especialización en Impuestos de la Escuela de Economía y Negocios Internacionales de la Universidad de Belgrano, y es miembro de la Comisión de Estudios sobre Finanzas Públicas del Consejo Profesional de Ciencias Económicas) por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

 

11/02/2013

DEBILIDADES DESARMADAS

Por Malú Kikuchi (*)

Con la conciencia de saber que el tema es ríspido y poco amable, que no es políticamente correcto, que de esto no se habla, que enfrentar verdades que exigen decisiones difíciles y decididamente antagónicas, en un país ya demasiado dividido, que no es deseable, pero aunque no guste, es imprescindible y oportuno. Esto no se refiera a los precios máximos, ni al dólar blue, ni al abominable y vergonzoso tratado con Irán, aún así, es urgente e importante. Es necesario.

Los argentinos, ¿quieren o no quieren tener FFAA? ¿Se preguntan para qué sirven las FFAA? ¿Los ciudadanos ¿tienen conciencia de la situación de las FFAA?  Para empezar hay que aclarar que las  todo poderosas ex Fuerzas Armadas, hoy son tristes Debilidades Desarmadas. La referencia no abarca Gendarmería, ni Prefectura Naval, que parecen estar mejor equipadas, no por eso mejor remuneradas. La referencia es sobre las históricas FFAA.

Los argentinos todos deben debatir, si es que el concepto no se ha perdido en estos últimos años, si el país quiere y necesita, o sólo quiere pero no necesita, o necesita pero no quiere tener FFAA. Así como están, no tiene sentido que existan. Las FFAA han sido reducidas de manera tal, que no se sabe para qué están, y hoy no tienen una función definida, ni proyectos en perspectiva.

Se mantienen mal los hombres y los elementos que las componen. Los sueldos son ridículos, el prestigio es nulo, los uniformados, gracias a la propaganda estatal, están mal vistos, la sociedad no los respeta. Todo ello gracias a un paciente trabajo de demolición de las instituciones que realiza con inteligencia y éxito, el gobierno actual. No saben para qué están, no tienen trabajos concretos, ¿qué razones hay para mantenerlas?

Hay que debatir, plebiscitar, votar y decidir. No se puede tener una marina de guerra que pierde barcos sin haber combatido en una guerra. La guerra que está acabando con la  Armada de la (ex) República Argentina, A.R.A., es la desidia y el abandono. El rompehielos Irízar se incendió hace años y todavía no está en condiciones; la Fragata Libertad, buque escuela, estuvo presa durante 72 días, porque Argentina no paga sus deudas y porque sus ministros de defensa y de RREE, no saben de geografía ni de diplomacia, no conocen el código marítimo y la verdad es que no les importa.

La presidente dijo refiriéndose a la Fragata: “Que se la queden…” La diplomacia de carrera, que alguna todavía queda, solucionó en parte el problema y la Fragata  volvió. Probablemente no vuelva a salir del barrio del MERCOSUR para evitar otros embargos. El Espora se averió en 2011, los repuestos requeridos fueron alemanes: no se pagaron. Se volvió a averiar en 2012 estando en Sudáfrica, para repararla se le exigió a la Argentina que pagara su deuda anterior. El país ha comenzado una brillante carrera como mal pagador.

El Santísima Trinidad se fue ahogando solo, de tristeza por el olvido, el descuido, el qué me importa, es sólo un barco que luchó en Malvinas. Se hundió. Ahora hay otro barco averiado, el Beagle, que debería llevar provisiones a los esforzados argentinos que soportan la inclemencia de la Antártida, para demostrar que esa tierra le corresponde a esta patria. Será reemplazado por un barco holandés. Ya no es sólo un problema del gobierno que obviamente aborrece a las FFAA,  es un problema de todos los argentinos que deben tomar una decisión lo antes posible.

Si se vota por eliminarlas, se ahorraría el sueldo de los que están en actividad en ejército, marina y aeronáutica, más el dinero miserable que se destina al aprovisionamiento y mantenimiento de armas, municiones, tanques (¿hay?), barcos y aviones. No será mucha plata, probablemente más que la de fútbol para todos, o no, pero algo es algo. Y ya se le ocurrirá al gobierno algún disparate para todos y todas, en el que usar la plata en un año electoral.

Pero si los argentinos consiguen apaciguar la feroz propaganda en contra de las FFAA, y ubicar en el tiempo en que sucedió, el hecho que “los milicos” se creyeron los dueños del país demasiados años, y que durante la guerra civil de los 70 cometieron atrocidades y además recuerdan cómo se gestó la Patria, puede que voten de otra manera. Puede que decidan que es bueno y necesario tener FFAA preparadas, pertrechadas, educadas y sometidas al poder civil.

Sin la defensa de unos pobres batallones con menos españoles que criollos, Argentina sería un país del Commonwealth.  Sin el apoyo corajudo del regimiento de Patricios, liderado por el Coronel Saavedra, no hay 25 de mayo posible. El ejército es previo a la nación. En cuanto a la marina, ya en 1811 la 1° escuadrilla argentina comandada por Azopardo y Gurruchaga, y en 1814,  con Brown, rescatando a Montevideo sitiada durante 4 años, se asegura la ausencia de españoles en el Río de La Plata. Y el General Roca creando la marina de guerra capaz de combatir en el mar, y Puerto Belgrano  capaz de albergar barcos de gran calado, no fuera cuestión que los chilenos atacaran.

La aeronáutica es del siglo XX. Antes no existían los aviones. Igualmente está desguarnecida.

¿Qué hacer? En 1998 se decidió la reestructuración militar y se destinaron US$25 millones para modernizar las FFAA. Nunca se cumplió. En 2013 el gobierno le ha destinado el menor porcentaje del PBI de los últimos 7 años. 15% para mantenimiento, el resto sueldos. El preámbulo de la Constitución dice: “proveer a la defensa común”. Hoy no hay con qué, y casi no hay con quienes.

Los argentinos deben ser honestos y decidir si quieren FFAA o si no las quieren. Es bueno recordar, antes de decidir, que  a finales del siglo IV, el escritor latino Flavius Renatus Vasetius, al servicio del emperador Valentino II, plasmó en palabras un concepto cierto: “Si quieres la paz, prepárate para la guerra” (Si vis pacem para bellum”).

Hay una anécdota en la historia de los EEUU cuando recién asomaban al mundo como nación. Parece que Jefferson y Madison (luego presidentes de los EEUU), autores entre otros de la extraordinaria Constitución americana, se la acercaron a George Washington para que la revisara. El héroe de la independencia de las 13 colonias inglesas y primer presidente de los EEUU, quedó encantado.  Con una salvedad, en algún artículo los constituyentes  habían dispuesto que los EEUU nunca tendría más de 3.000 hombres preparados para combatir. Washington comentó el artículo y les dijo, “estoy de acuerdo, siempre y cuando se aseguren que los países que rodeen a los EEUU nunca tengan más de 3.000 hombres bajo las armas”. Ese artículo no forma parte de la Constitución  americana.

Argentina hoy, no tiene hipótesis de conflicto de ninguna clase. La referencia es a conflictos bélicos. Es una bendición. Nuestros vecinos tampoco tienen hipótesis de conflictos bélicos. Sin embargo, están bien armados y equipados. “Si quieres la paz, prepárate para la guerra”.

Argentina, ¿qué piensa hacer con sus obsoletas, débiles y desarmadas FFAA? Hoy están en el limbo, y el limbo ha sido declarado inexistente. ¿Qué hacer? De los argentinos depende.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Malú Kikuchi por gentileza de su autora.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

11/02/2013

LA INFLACIÓN: FIGURITA REPETIDA

Por Elena Valero Narváez (*)

Desde el Gobierno se repite que los empresarios y los comerciantes son los responsables de la inflación. El pato lo paga la gente.

A pesar de que la Historia les muestra fracaso tras fracaso, se han decidido a comenzar con los controles de precios. No les basta con intervenir en importaciones, exportaciones o el dólar, fustigan con amenazas a quienes, porque no quieren o no pueden, no cumplen con compromisos de precios. La inflación real les muestra sus efectos, por ello intentan controlarlos sin tener en cuenta las causas.

Las guerras mundiales que trabaron el comercio internacional motivaron controles que parecían justificados pero nunca dieron resultado, ni en esas circunstancias, ni después, cuando se utilizó la  emisión monetaria como instrumento de cooptación de masas o para intentar poner velos a una mala política económica.

La Historia argentina desde Victorino de la Plaza, pasando por Yrigoyen, y con más detalle desde 1946 hasta nuestros días, los controles de precios fueron moneda corriente, como parte de políticas intervencionistas. Muchos olvidan que en los primeros gobiernos de Perón varios comerciantes fueron enviados a la cárcel por no cumplir con los controles de precios.

A pesar del fracaso se siguió insistiendo tanto en los sucesivos gobiernos peronistas como radicales. Pero ya no se puede seguir culpando a gobiernos anteriores. Hay que tomar el toro por las astas y buscar soluciones a las causas no a los efectos.

Hemos aprendido, un poco. Los sindicalistas y la gente, como también los comerciantes, saben que no se podrán mantener los controles de precios si no se controlan también las demás variables. ¿Se mantendrán los precios de gas, luz, los alquileres de los negocios, los salarios de los empleados, y las múltiples variables que están ligadas al comercio para que los comerciantes cumplan con la orden del gobierno?

Es imposible solucionar el problema inflacionario con esas viejas recetas fracasadas en todas partes del mundo y en distintas épocas.

El gobierno debería revisar las políticas que se implementaron para combatir la inflación en los países que tuvieron éxito.

No se logra sin un cambio de gran magnitud, con un plan global consensuado con las fuerzas políticas, sociales y económicas del país. Ya que se pide sacrificio, el gobierno tiene que ser el primero en moderar sus gastos, causa principal de la emisión monetaria, si quiere cambiar las expectativas de la gente, factor necesario para bajar la inflación.

El `plan debe basarse en el libre funcionamiento de los mercados para que la gente se anime otra vez a invertir y pueda hacer lo que ahora no puede por la inflación: prever el futuro sin lo cual no es posible pensar cualquier empresa. También se tiene que abandonar estimular el consumo para reactivar la economía que ha dejado pésimos resultados: alza de precios y del costo de vida, matanza de vientres, corrupción, especulación, e imposibilidad de cumplir con las deudas, entre otros igualmente perniciosos..

Una vez que se comienza con los controles siguen otros y otros. Es asi como se está debilitando, peligrosamente, la actividad privada, sin que importe que sea  el factor decisivo de la riqueza del país. Buen ejemplo de ello es el campo, del cual dependen en buen grado.

El clima social se va a envilecer cada vez más:  se percibe, ya, malestar de abajo hacia arriba, como siempre pasa, cuando cuesta llegar a fin de mes: las calles de la ciudad de Buenos Aires lo demuestran, con las manifestaciónes de las centrales obreras pidiendo aumento de salarios. Y esto recién empieza, lo sabemos bien quienes vivimos épocas de índices elevados de inflación.

La salida existe pero, vendrá con un gobierno leal a los valores constitucionales, convencido de que debe ser el primero en respetar las leyes y manejarse con buenos modales ante  la opinión pública nacional e internacional.

Hoy, injustamente, nadie se refiere a un político que intento que los argentinos amaramos la libertad: el Ing. Álvaro C. Alsogaray, quien fue el primero que alertó a los políticos y a la gente sobre las consecuencias de dejar que la inflación se saque el corsé. También sobre la lenidad de los controles de precios y salarios que forman parte de políticas que atacan de plano -como él repetía-  el art 28 de la Constitución: “los principios, garantías y derechos reconocidos en los artículos anteriores (del texto constitucional), no pueden ser alterados por las leyes que reglamenten su ejercicio”.

 Hoy vale recordar sus opiniones e ideas, porque los hechos parecen repetirse: “El gran dilema argentino en estos momentos reside en saber si nos inclinaremos hacia la regimentación del socialismo o hacia la libertad que promete el liberalismo. El país no podrá escapar a esta crucial decisión”.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Elena Valero Narváez (Periodista y analista política. Autora de “El Crepúsculo Argentino”, Lumiere, 2006) por gentileza de su autora.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

11/02/2013

LE ESTALLA LA BOMBA A LA DICTADURA KIRCHNERISTA

Por Nicolás Márquez (*)

La inflación es la emisión de moneda sin respaldo. Su consecuencia es el aumento generalizado de precios, por la sencilla razón de que el valor de la moneda se envilece y se necesita cada vez mayor cantidad de papeletas iguales para comprar el mismo bien de consumo. Es decir que la inflación refleja la disminución del poder adquisitivo de la moneda: una pérdida del valor real del medio interno de intercambio y unidad de medida de una economía.

Junto con Venezuela, Sudán del Sur y Bielorrusia, la Argentina kirchnerista lidera los ránkings más altos de inflación mundial. Sin embargo, los tres primeros países mencionados (más serios y confiables que la Argentina), al menos tienen el decoro de mostrar sus respectivos índices reales de inflación, en cambio, en el caso local, como se sabe, el régimen de Cristina Kirchner miente con las cifras inflacionarias de un modo morboso y escandaloso por medio del deslucido INDEC.

La Argentina viene padeciendo inflación de manera constante desde los años 40´, cuando promediaba la dictadura populista de Juan Perón. Desde entonces y excepción de tres períodos espaciados, nuestro país viene siendo víctima (y culpable) de este flagelo adictivo.

¿Cómo y por qué funciona el perverso mecanismo estatista de la inflación?

Supongamos que invitamos a una docena de amigos a una fiesta en casa, y en el afán de agasajarlos implementamos un alegre programa doméstico titulado “vino tinto para todos”. Pero resulta que mis modestos ingresos personales sólo me permiten comprar vino para abastecer a sólo tres comensales y no a doce. En vez de cancelar o achicar la fiesta, decido sin más llevarla a cabo, pero no la voy a financiar trabajando más horas para poder comprar más bebida o adquirir un préstamo a un tercero para tal fin, sino que apelo a un método facilista y artificial consistente en echarle agua al vino para abastecer a todos los invitados. ¿Resultado de este sortilegio?, pues el vino se va envileciendo, perdiendo sabor, diluyéndose sus propiedades y a la postre, sólo tendremos agua algo coloreada.

Este ejemplo de libro básico, nos sirve para explicar cómo maneja el kirchnerismo la economía local, siempre imprimiendo papelitos de manera indiscriminada en la pretensión de financiar el “paratodismo”, banquete en el que una porción enorme de la población recibe favores transitorios o regocijos volátiles sin dar contraprestación alguna, sin llevar a cabo el menor esfuerzo y virtualmente sin trabajar.

Este generoso “plan económico” (por llamar de algún modo a este conjunto de chapucerías populistas) en verdad lo heredó en el año 2003 Néstor Kirchner y éste lo “profundizó” apelando al concurso de personajes de sórdida reputación que obraron de Ministros de Economía, tales como la bolsera Felisa Michelli, el imprentero Amado Boudou y ahora dicen que hay un tal Hernán Lorenzino que hace la parodia, pero que en verdad dicha Cartera la maneja el vituperado  turista Axel Kicillof.

El excelente contexto internacional del que goza la Argentina desde hace una década hizo que el país no sufriera en lo inmediato los desatinos de este infausto despilfarro estatista, pero ya las secuelas del derroche se están empezando a hacer notar de manera cada vez más dramática y pronunciada. Luego, el régimen intenta paliar el mal por ellos creado no rectificando el rumbo sino congelando precios, receta nada original que ya se aplicó en la Argentina repetidas veces con resultados siempre calamitosos.

Luego, para aminorar la inflación en serio, el kirchnerismo tendría que dejar de emitir moneda y con ello deponer la financiación de subsidios y entretenimientos pasajeros a su plebe. Esta medida sería razonable pero antipática, dado que le haría perder al kirchnerismo muchos clientes y en pleno año electivo dicha maniobra sería desde el punto de vista proselitista demasiado riesgosa. Ante esto, el régimen, como siempre, elije sacrificar la lógica por una especulación electoral y así proseguir repartiendo sonajeros para mantener amenizada a su muchedumbre mendicante y eventuales votantes.

Pero el problema no es tan sencillo para la banda que detenta el poder del Estado. Seguir emitiendo implica proseguir la política dadivosa pero a la vez significa castigar el poder adquisitivo de la gente. Y los sectores que menos posibilidades tienen de defenderse de la inflación son los de menores ingresos, que es precisamente el espectro social que la pandilla gubernamental pretende conservar o secuestrar electoralmente.

Congelar precios es un artificio de naturaleza efímera, algo así como intentar tapar la humedad de la pared no arreglando la pérdida de agua del caño que la ocasiona sino volviendo a pintar la pared procurando así que la infiltración se disimule por un rato. Pero para las elecciones faltan más de “un rato”: ocho meses. ¿Podrá disfrazarse la corrosión salarial que causa la inflación de aquí al mes de octubre?

Si el régimen achica el gasto se queda sin clientes, si lo mantiene pero disfraza la inflación congelando precios corre el riesgo de que la bomba estalle en sus manos antes de octubre y la suerte electoral del oficialismo quedaría del todo liquidada. ¿Qué encrucijada verdad?

El populismo empieza a quedar preso de su propia trampa y la dictadura kirchnerista comienza a advertir que el vino sabe demasiado aguado y que la fiesta deja de causar algarabía para dar paso a un creciente y evidente malestar. Pero ante ello el régimen prefiere seguir echando agua y entonces todo indica que la dictadura se irá convirtiendo poco a poco en un contradictorio populismo impopular.

La gran duda es si la mentada impopularidad que trae consigo el estallido de la bomba inflacionaria acontecerá antes o después de octubre…

 Desde entonces la estabilidad monetaria se consiguió durante el paso por la cartera de Economía del Ingeniero Alvaro Alsogaray en 1958 (durante la Presidencia de Arturo Frondizi), de Adalbert Krieger Vasena en 1966 (Presidencia del Gral. Juan Carlos Onganía) y finalmente en los tiempos de la “Convertibilidad” (creada por Domingo Cavallo en 1991) durante la presidencia de Carlos Menem.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Nicolás Márquez (abogado, periodista y escritor, sus últimos libros son "Chávez, de Bolívar al narcoterrorismo" y “El Cuentero de Carondelet. Rafael Correa”) por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

11/02/2013

REFLEXIONES: IRÁN POR LA REFORMA

Por el Rabino Sergio Bergman (*)

Vinieron por todo. Lo advirtieron. Está claro. Ya no vamos sino que venimos.

Irán por Amia. Y vinieron, se llevaron la causa puesta. Aceptan una “comisión de la verdad”, admitiendo que antes no la teníamos. Firmaron sin consultar a los que saben, salvo a los iraníes que son quienes triunfaron; y recibirán, además, el apoyo de los votos legislativos por obediencia debida.

Dicen que quieren Justicia; y, en realidad, la quieren ajusticiar cuando no es dependiente y obsecuente.

Irán por Irán. Es decir, mal alineados y alineados con el mal, asociados con un régimen teocrático, fundamentalista y terrorista; ¡y asumiendo como logro "que Irán está dispuesto a dialogar"!

Lo que no pudo el mundo libre, simulamos pretenderlo nosotros, los campeones de los barrabravas, y engañando con un tema tan sensible como la causa AMIA que podremos obtener de Irán ¡lo que nunca nos darán! Eso sí, pagando de contado y a sola firma, mientras Irán promete a crédito sin plazo, Argentina le da lo que le piden: restablecimiento de relaciones diplomáticas plenas, más comercio, negocios; y Argentina cabecera de desembarco del régimen de los ayatolas en Latinoamérica.

Esta vez, los buitres somos nosotros, hacemos de la Justicia y la causa: carroña, demostrando que la falta de límites, la ambición y el poder no tienen fondo. Y esta vez, a este fondo le vamos a pagar. Lo que estamos por embargar, es la libertad, ya no la fragata.

Bajo la coartada de la AMIA, se trata de blanquear al régimen de Irán. La embajada de Teherán ya no será Caracas, sino la Rosada, en Capital Federal.

Irán por la Reforma. Ya no solo por la reelección eterna, sino por un cambio de valores en nuestro pacto social, que es reformar la Constitución Nacional, mutando la demagogia populista de facto en la que vivimos, en un nuevo "orden" que dé por terminada la democracia republicana en nuestro país...

Es por ello, para los que están dormidos, anestesiados y distraídos, que debemos recordarles: ya no solo es AMIA e Irán; es ir por todo y llevarse puesta a la Argentina.

¡No nos dejen solos como comunidad judía resistiendo! La masacre de la AMIA no es nuestra sino de toda la sociedad argentina, como venimos juntos luchando casi dos décadas por Memoria y Justicia, ambas dimensiones que pretenden ser traicionadas por votación en el recinto. El peligro de pactar con Irán es un tema de la agenda nacional, no de una comunidad. Si algo tan repudiable como obvio pasa la votación, ¿por qué no lo haría la reforma de la Constitución de la Nación?

Es hoy un capítulo más de aquello que se inició con el Campo. Entonces pensamos que era solo ir por la caja. No fue solo eso. Fue ir contra un sector de la sociedad para dividirnos. Fueron por ellos con las retenciones, pero venían por todos. Entonces, Campo y Ciudad cuanto más pretendían dividirnos, nosotros más nos uníamos. Supimos despertar, federalizar, movilizar, resistir y luchar en el marco de las instituciones parlamentarias para evitar que voten con obsecuencia y lo hagan sí a conciencia.

¿Seremos capaces, como con la 125, de resistir y lograr que los legisladores representen a la gente; en lugar de obedecer ciegamente a quienes degradaron la democracia en la suma del poder público, intentando de facto abolir para siempre la división de los tres poderes con la violencia de la prepotencia, sin respetar ningún límite? ¿Somos conscientes de que la Constitución, ya reformada en el ´94 sin ser respetuosamente observada, quiere ser ahora violada y profanada luego del resultado electoral de 2013?

La votación del memorándum de acuerdo con Irán es el globo de ensayo para verificar tanto la anomia de la sociedad como la ductilidad de legisladores propios y ajenos para entregarse al absolutismo presidencial unipersonal. Ahora, irán por la reforma. Si una aberración como el acuerdo firmado con Irán es aprobado, nada ni nadie impedirá que vayan por todo. Ellos ya vienen. ¿Nosotros a dónde vamos?

Una nueva Constitución –que nada tendrá de aquella que instituyó a la Argentina como Tierra prometida en su Preámbulo– será el desierto del destierro de nuestra esperanzas para una próxima generación.

La comunidad judía aun dividida y cooptada por la política nacional, supo unida en sus diferencias decir que NO al acuerdo con Irán. Es hora de que ahora todos los argentinos de buena voluntad –incluyendo a quienes simpatizan con el Gobierno Nacional– asumamos ante esta emergencia institucional, el compromiso argentino de salir a contar los votos en el Congreso de la Nación. Esperemos, esta vez, encontrar representantes del pueblo que no nos abandonen por el terror de la hegemonía autocrática; y que recuerden la Constitución por la que juraron. Necesitamos que sus conciencias los iluminen para que sean sus votos la mayoría y no necesitar del milagro de la independencia y conciencia de un Vicepresidente de la Nación con la que no podemos contar hoy...

Ahora que ya fueron por la AMIA –entregándonos–, van por Irán –sometiéndonos–. Que no lo logren con los valores de nuestra Carta Magna.

El memorándum del acuerdo con Irán es solo el anticipo de lo que vendrá. Ya volaron la Embajada de Israel y la sede de la AMIA. ¿Les dejaremos también a los nuevos socios de Irán atentar contra nuestra Constitución Nacional?

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Rabino Sergio Bergman por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

 

10/02/2013

TARDE O TEMPRANO, LA ECONOMÍA PONE LOS LÍMITES

Por Enrico Udenio (*)

¿Qué hago con lo que tengo? y/o ¿qué va a pasar con el dólar? y/o ¿cuándo colapsará todo esto? son preguntas que me hacen en los últimos tiempos.
Siempre respondo lo mismo: no soy adivino, porque en la Argentina lo imprevisible y lo inestable es lo usual.

De todos modos, podemos prever algunas cosas porque el mercado tiene ciertas reglas que, tarde o temprano, siempre se cumplen.

Como en la Argentina los políticos son expertos en ignorarlas y en desafiarlas, sucede lo que estamos viendo desde hace cinco años: pérdida del respaldo real que había para sostener el peso; falsificación de las estadísticas nacionales sobre el desempleo, pobreza, PBI, costo de vida y demás datos; incremento desmesurado del empleo estatal; apropiación del dinero de los jubilados y del Banco Central para incentivar un consumo forzoso y para sostener gastos y subsidios cada vez mayores;  atraso cambiario y pérdida de competencia industrial; colapso energético y de los transportes; apropiación ilegal de YPF con la terrible consecuencia que esto produjo sobre las inversiones en el país; desaforada emisión de moneda para cubrir el agujero fiscal; provincias nuevamente al borde la quiebra; cepo cambiario, congelamiento de precios… en fin, a veces sorprende cuando los fanáticos K dicen que los economistas liberales pronosticaban desastres y no pasó nada. ¿?

¿A qué asociarán la palabra desastre?

¿De qué se trata entonces todo lo que sucedió hasta ahora?

Como la gran mayoría de la oposición política fue incapaz de confrontar a los Kirchner, vez más en la historia del país llegó el día en que el límite a los desajustes y el descontrol de su “modelo” lo pusieron el mercado y la economía.

Es que el mercado somos todos nosotros y la economía central de un país es la economía familiar. La lógica detrás del funcionamiento económico del hombre y la familia es siempre una: su supervivencia gracias al resguardo de bienes. Desde hace casi tres siglos que este sistema no se ha modificado y es muy probable que continúe así por mucho más tiempo.

LAS OPCIONES DEL ARGENTINO MEDIO

Quienes detentan grandes fortunas tienen muchas variables para resguardar sus bienes, pero no sucede lo mismo cuando la economía es más restringida. En ese caso no existen demasiadas opciones. Veamos las principales:

1) ¿Nos quedamos con nuestros pesos viendo cómo se devalúan aceleradamente… o nos pasamos a otra moneda u otro valor de cambio –como es el caso del euro- aunque también se devalúen?
2) ¿Convertimos nuestros pesos en bienes inmuebles o en bienes consumibles?

Mi respuesta es:

A) Cualquier opción es buena antes de conservar el peso argentino. No son recomendables la compra de bonos nacionales o provinciales, ni los plazos fijos en los bancos pues pagan entre un 12 y un 15% anual mientras la inflación supera el 25%.
B) Hay que tener en cuenta que, si bien es obvio que la pérdida de valor del dólar o el euro es mucho más baja y lenta que la del peso, conviene comprarlos a sabiendas de que no hay que guardarlos por demasiado tiempo en “el colchón”. Es conveniente reinvertirlos dentro del lapso de un año.
C) Desde ya, los metales preciosos, liderados por el oro y la plata, son un buen reaseguro del patrimonio con probabilidades, incluso, de obtener algún beneficio, pero comprar metales en la Argentina, luego del cepo cambiario, se convirtió en una misión muy difícil e insegura (no es sencillo confirmar la calidad del metal adquirido).
D) Respecto a consumir bienes de uso como, por ejemplo, artículos del hogar, computación o automóviles, no lo aconsejo a pesar de que muchos optaron por esta alternativa aprovechando las tasas negativas y el dólar oficial.

Hay que evitar la tentación porque consumir este tipo de bienes durables es cada día que pasa más peligroso porque llegará el momento en que el modelo “colapsará” y se necesitarán contar con bienes que conserven mejor su valor –como es el caso de las propiedades inmuebles o los metales preciosos o el efectivo guardado en dólares.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentileza de su autor Enrico Udenio,  asesor económico y especialista en comercio exterior, se ha desempeñado como empresario comercial e industrial desde 1965. De nacionalidad italiana, arribó a la Argentina, país en el cual reside, siendo niño. Sus compañías en Argentina y en el exterior desarrollaron diversos proyectos comerciales e industriales, algunos de ellos muy conocidos, como fue el caso de la radicación de Honda Motor en el país. A principios de la década del ’90 cerró todas sus empresas para dedicarse al asesoramiento, la docencia y la investigación en política y economía. Autor, en 1981 de los libros "Corazón de Derecha Discurso de Izquierda" y “Diario de un Divorciado”. En cuanto a su postura ideológica, se define a sí mismo como un pragmático independiente, comprometido con la filosofía holística y el construccionismo histórico como forma de mirar a la realidad.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

10/02/2013

DÍA NEGRO PARA LA LIBERTAD, EL COMERCIO Y LA PRENSA LIBRE EN LA ARGENTINA

Por el Lic. Luis Parodi (*)

Sucedió lo que tenía que suceder tal como venían desarrollándose los acontecimientos y las presiones cada vez más desproporcionadas a la prensa libre, a las empresas y al comercio en nuestro país.  Gobierno Arbitrario rayano en lo dictatorial, funcionario cavernícola que presiona ilegal e informalmente a las empresas, empresarios y comerciantes de cadenas de alimentos y electrodomésticos cobardes que a su vez intiman a sus empleados a no hablar con medios periodísticos.

Daba indignación –no sorpresa porque era “crónica de una muerte anunciada” por cobardía– leer hoy sábado 9 de febrero a la mañana los principales diarios todavía considerados libres en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

¡Que alguien me muestre qué norma, resolución, decreto o ley del Estado Nacional, prohíbe hacer publicidad comercial y publicar precios, ofertas y descuentos en los medios de prensa en la Argentina!

En nuestra sociedad pasa como con el ejemplo de lo que hay que hacer para hervir una rana viva: no se la debe tirar directamente al agua hirviendo porque saltará para salvar su vida.  Por el contrario, se la debe primero hacer flotar en agua tibia y lentamente ir aumentando la temperatura. La rana no podrá salvarse. 

No hay posibilidad de prensa libre en ningún país sin una publicidad variada que le garantice independencia.

No hay posibilidad de competencia y precios justos si las empresas no pueden difundirlos.

No hay derechos de los consumidores si los mismos no pueden comparar y decidir libremente lo que desean comprar y cómo.

La Argentina de hoy me hace acordar a la experiencia de mi abuelo húngaro que estudió ingeniería industrial en la Alemania de la República de Weimar. El sistema político, débil, atomizado, y con gran desconfianza y conflicto entre pares, luego de la derrota alemana en la Primera Guerra Mundial no fue capaz de resistir las presiones, y la permanente pérdida de libertades hasta el advenimiento del nazismo.

En nuestro país, un grupo minúsculo que ha copado al partido hegemónico gracias al interés o la cobardía del resto de sus integrantes ya está instalado en el poder y hará lo que sea y lo que le permitamos para mantenerse en el mismo, con re-re-re si lo logran o con una estrategia a la rusa (Putin-Mendelev-Putin o Cristina Jefa de Gabinete).

Para que el deterioro económico del país (Venezuela ayer devaluó 46,5% el bolívar) no sea la única causa de una derrota electoral del gobierno nacional, la oposición debe acordar como mínimo 5 o 10 puntos de acuerdo, incluyendo libertad de prensa y comercio, aunque no se presente totalmente unida.

También aquellos líderes opositores que quieran conducir el país deben acordar competir con la vigente ley de internas abiertas, simultáneas y obligatorias. 

Sometámonos a la Constitución Nacional, defendamos la Democracia, la Libertad y la República y podremos entre todos los argentinos desarrollar un proyecto de progreso en común que nos enamore a todos y nos haga sentir orgullosos del deber cumplido ante nosotros mismos y ante nuestros hijos.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Lic. Luis Parodi (Presidente de Unión por Todos Vicente López - Secretario de RRII de Unión por Todos Provincia de Buenos Aires)  por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

10/02/2013

LAS NACIONES NO TIENEN INTERESES

Por Carlos Alberto Montaner (*)

Jeane Kirkpatrick, la notable ensayista y diplomática norteamericana de la era de Reagan, solía decir, con cierta melancolía, que ella, como académica, se había adiestrado para buscar la verdad, pero, como diplomática, a veces su detestable función era ocultarla. 

El profesor panameño Guillermo (Willy) Cochez, democristiano muy prominente, ex embajador de su país ante la OEA en el actual gobierno de Ricardo Martinelli, tuvo que enfrentar un dilema similar a los que mortificaban a Kirkpatrick, y optó por decir la verdad y cumplir con su conciencia, antes que mentir o parapetarse tras una montaña de eufemismos. Esa posición le costó su cargo, pero le ganó el respeto de muchísima gente.

El incidente ocurrió el 16 de enero en la sede de la OEA en Washington. Por aquellos días se ventilaba el insólito caso del presidente reelecto de los venezolanos, Hugo Chávez, internado en un hospital en La Habana, presuntamente moribundo o muy grave, circunstancia que debió resolverse de acuerdo con la Constitución, cuyo texto establecía claramente que, ante hechos de esa naturaleza, debían celebrarse elecciones en treinta días, convocadas por el presidente de la Cámara. 

Al embajador Cochez, que es, además, profesor en la Facultad de Derecho de una universidad panameña, le pareció intolerable que el gobierno venezolano violara la ley, ignorara la ausencia de Chávez, y transmitiera ilegalmente la autoridad al vicepresidente Nicolás Maduro, todo ello con el beneplácito de la OEA y de su cantinflesco Secretario General, José Miguel Insulza. Anteriormente, el mismo organismo juzgó con gran severidad las destituciones de los presidentes Manuel Zelaya, de Honduras, y del paraguayo Fernando Lugo, pese a que ambos procesos se llevaron a cabo dentro de la ley vigente en esos países.

Para Cochez, que tenía una larga historia personal de lucha contra la narcotiranía panameña de Manuel Noriega, y de solidaridad con otros países que intentaban establecer la democracia, como ocurrió en El Salvador de Napoleón Duarte en la década de los ochenta, su amigo y compadre socialcristiano, ésa era una oportunidad de decir la verdad y ayudar a los venezolanos libres a denunciar lo que realmente ocurría en Venezuela.

Al fin y al cabo, la Carta Democrática, firmada por todos los países miembros de la OEA, le daba la razón a Cochez. Venezuela no era una verdadera democracia, sino una variante del despotismo, sancionada en las urnas, donde no se respetaban los derechos de las minorías y no existían poderes independientes. El Caudillo había fagocitado las funciones del Poder Judicial, mientras el Parlamento, con una mayoría forzada por unas reglas electorales abusivas, apenas era una caja de resonancia de la voz del amo.

Ante este episodio, que demuestra la coherencia moral de Guillermo Cochez y el doble lenguaje y la cobardía de numerosas cancillerías, vale la pena recordar un elemento que suele olvidarse: es falso que las naciones tienen que escoger entre sus intereses y sus principios. 

En realidad, las naciones sólo pueden tener principios. Las naciones son abstracciones. Son tribus unidas por lazos espirituales intangibles. Son los individuos, las empresas, los partidos quienes tienen intereses.

El señor Chávez ha corrompido a numerosos grupos y líderes políticos con sus maletas llenas de petrodólares, como las que descubrieron en Argentina; y ha extirpado la decencia del comportamiento de países pequeños que se benefician de los envíos de petróleo en condiciones ventajosas, como ocurre en casi todo el Caribe, pero esa conducta inmoral tiene un nombre en el derecho penal: “sometimiento voluntario a la extorsión”.

Todos esos políticos y gobernantes latinoamericanos que miran para otro lado cuando el chavismo atropella a los venezolanos, cierra o acosa a los medios de comunicación, ayuda a las narcoguerrillas comunistas colombianas, se colude con la teodictadura iraní para elaborar armas nucleares, o contribuye con recursos de distinta envergadura al triunfo de sus cómplices en la construcción de esa gran jaula llamada Socialismo del Siglo XXI, no están defendiendo los intereses de sus países: están pisoteando los principios en los que se asientan sus naciones. Están pudriendo las bases morales de las sociedades que dicen representar. Eso, sencillamente, es muy grave. 

Gracias, embajador Cochez, por oponerse a esa inmundicia.

(*) Escritor y periodista. Su último libro es la novela "La mujer del coronel". Carlos Alberto Montaner es uno de los periodistas más leídos del mundo hispánico. La revista Poder calculó en seis millones los lectores que semanalmente se asoman a sus columnas y artículos, reproducidos en docenas de diarios y revistas. Ha publicado unos veinticinco libros de ensayos y narraciones. Divide su tiempo entre Madrid y Miami.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

10/02/2013

¿CUALES SON LOS PAÍSES MÁS CORRUPTOS?

Por Andrés Oppenheimer (*)

Un nuevo estudio sobre la corrupción en Latinoamérica contiene algunas cifras alarmantes: un promedio del 20 por ciento de la gente de la región dice que un policía o algún otro funcionario público le ha pedido un soborno en los últimos doce meses, comparado con un 5 por ciento en Estados Unidos, y un 3 por ciento en Canadá.

La encuesta del Barómetro de las Américas, realizada por la Universidad de Vanderbilt, cuyos resultados en detalle serán revelados el jueves en el Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Miami, muestran que en algunos países latinoamericanos como Haití, Bolivia y Ecuador, el número de personas que dicen haber recibido un pedido de soborno en el último año ha superado el 40 por ciento.

Esos tres campeones regionales de la corrupción están seguidos bastante de cerca por México, Perú y Honduras, donde el porcentaje de personas que dicen que algún policía o empleado público les ha pedido un soborno es del 31 por ciento, el 28 por ciento y el 26 por ciento respectivamente, según la encuesta realizada a 40.000 personas en 26 países. 

Esta encuesta es uno de los mejores indicadores de la corrupción en los países, porque a diferencia de otras que miden la percepción de corrupción - preguntando a la gente cuánta corrupción hay en su país, algo que puede ser influenciado por los titulares del momento - ésta mide los incidentes concretos de extorsión que las personas han sufrido en carne propia.
Entre los países que se encuentran en el medio de la tabla de las víctimas de corrupción están Argentina, donde alrededor del 20 por ciento de las personas dicen que les han pedido pagar soborno en los últimos doce meses, Colombia (con el 16 por ciento) y Venezuela (con el 15 por ciento).

Sorprendentemente, entre los países que están por debajo del promedio regional de corrupción se encuentra Brasil, donde la presidenta Dilma Rousseff ha despedido a más de media docena de ministros por sospechas de corrupción, y donde un mega escándalo de corrupción gubernamental que termino con una condena de diez anos de prision al ex alto funcionario del partido de gobierno Jose Dirceu ha dominado los titulares de los últimos dos años. 

Un porcentaje relativamente bajo de brasileños, el 11 por ciento, dicen que les han pedido un soborno durante los últimos doce meses, revela la encuesta. El país más honesto de Latinoamérica es Chile, donde sólo el 6 por ciento de la gente dice que le han pedido un soborno, dice la encuesta.

Elizabeth J. Zechmaeister, una profesora de Vanderbilt a cargo de la encuesta que se realiza cada dos años, me dijo que el porcentaje de victimas de corrupcion en la región subió en el 2012, pero que no es una tendencia uniforme en todos los países.

“Los países que hicieron subir el promedio regional son Ecuador, Bolivia, Haití y Honduras”, me dijo. “Pero en Brasil, México y Argentina vemos una disminución de las víctimas de sobornos".
En Ecuador, las víctimas de sobornos se duplicaron en los ultimos dos años, del 21 por ciento en el 2010 a 41 por ciento en el 2012. Inversamente, en Brasil la cifra cayó a la mitad, del 24 por ciento en el 2010 al actual 11 por ciento en el 2012, revela la encuesta.

¿Qué podemos aprender de estas cifras?, le pregunté a Ariel Armony, director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Miami y socio académico del estudio de Vanderbilt.

“Lo que muestran las cifras es que cuando la gente piensa que las instituciones son corruptas, es más proclive a pagar y aceptar sobornos”, dijo. “Por otra parte, cuando la gente ve que el gobierno reprime la corrupción, como en Brasil, la gente se comporta de forma mas honesta”.

Mi opinión: Estoy de acuerdo. No es una coincidencia que, en momentos en que el gobierno de Brasil está reprimiendo la corrupción, el número de brasileños que fueron víctimas de sobornos se haya reducido a la mitad. Y no es una casualidad que Chile, que tiene instituciones fuertes, es el país latinoamericano con el menor número de experiencias de soborno.

Es cierto que hay muchas otras causas de corrupción, incluyendo el exceso de regulaciones gubernamentales y grandes burocracias. Cuantos más inspectores del gobierno hay, tantas más oportunidades hay de pedir sobornos.

Pero, en general, la corrupción empieza desde arriba, y se puede frenar desde arriba. No es un mal cultural, o biológico, que no se pueda curar.

La buena noticia es que Brasil, el país más grande de la región, está dando un ejemplo al combatir la corrupción desde el gobierno, haciendo que sus instituciones —y la división de poderes— funcionen. ¡Sería buenísimo que todos los vecinos de Brasil siguieran sus pasos!

(*) Andrés Oppenheimer es columnista de The Miami Herald y de El Nuevo Herald. Fue miembro del equipo ganador del Premio Pulitzer, ganador del Premio Ortega y Gasset , ganador del Premio Rey de España, y ganador del Emmy. Es autor de varios libros. Artículo publicado en el Nuevo Herald.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

Seguros de Embarcaciones

 

OTRAS OPINIONES

 

 
Estadísticas de visitas