25/05/2014

REVOLUCIÓN, EVOLUCIÓN, INVOLUCIÓN

Por Malú Kikuchi (*)

Intentamos nacer un 25 de Mayo de 1810. Teníamos muchas razones, algunas conocidas por todos desde la escuela primaria, otras no tanto. Las menos conocidas son más reales, menos “prestigiosas” y más humanas, pero todas hicieron posible ese esbozo de Patria que asomaba en el puerto de Buenos Aires. Fue una revolución, que no fue una revolución, pero que sí fue una revolución. Y no es un galimatías.

La llamamos REVOLUCIÓN (1) de Mayo, porque hicieron renunciar al virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros. Pero no fue una revolución, ya que la Primera Junta en pleno, los 9 miembros, 7 criollos y 2 españoles que abrazaron la causa (Larrea y Matheu), rodilla en tierra le juraron fidelidad a Fernando VII, preso en Bayona y reemplazado en España por José Bonaparte, hermano de Napoleón.

Pero sí fue una revolución, ya que por primera vez en estas tierras, se tuvo en cuenta la voluntad de las personas. No querían ser regidas por Francia, y  no se sentían representadas por las 2 Juntas que le quedaban a España libres del yugo francés: la de Cádiz y la de la isla de León. Y que en esos tiempos la voluntad popular se expresara y tuviera éxito en sus demandas, era una revolución.

Por desgracia, la mayoría de las revoluciones políticas se alimentan de sangre. Y la nuestra fue sangrienta. Primero para imponerla en el interior, ¡tan apegado a España! Y luego contra España, infinitamente más fuerte, rica y mejor armada. Pero triunfó. Siguieron las revoluciones de las  guerras civiles. Después vino un orden sin libertades, opresivo y regresivo, pero que consiguió mantener unidas a las provincias. Finalmente, después del caos, después del orden carcelario, nacimos en serio un 1° de mayo de 1853. Las 13 provincias con grandeza, se bajaron de sus privilegios y decidieron constituirse en Nación. Nacer a un proyecto común, de la mano de una excepcional Constitución, que Buenos Aires no juró (provincia N°14), porque no quería compartir las ganancias de la aduana de su puerto.

Hasta eso se subsanó. En 1863, siendo presidente Mitre, con la 1° Corte Suprema de Justicia (5 miembros,  ninguno de los jueces amigo de Mitre), empezó la EVOLUCIÓN (2). Y las evoluciones nunca son traumáticas, ni sangrientas; en su mayoría suelen ser beneficiosas. La evolución argentina fue extraordinaria.

En pocos años, gobiernos con visión patriótica de largo plazo, una inmigración dispuesta a trabajar en libertad, en un mundo de trenes y teléfonos que acortaban las distancias infinitas, Argentina fue.  Llegó la evolución de la mano de la Constitución Nacional, el respeto por las libertades individuales, por la división de poderes, el respeto de las transitorias mayorías por las también transitorias minorías, y crecimos. ¡Cómo crecimos! De la nada pasamos a formar parte del primer mundo de entonces.

Pero demasiado rápido, empezó la INVOLUCIÓN (3) de la mano de otra revolución. Dice Sebrelli que el 4/6/1943, se sembró en tierra fértil, una gran semilla de populismo, y hoy el árbol cubre al país.

Fue una revolución sin sangre que nos bajó de la evolución y del mundo, de un cachetazo. Empezó hace más de 70 años, pero como toda bajada, se aceleró en la caída. Es hora de pararla. Es tiempo de entender, de una vez y para siempre, todos,  que sin instituciones sólidas, no en el papel, en la realidad, sin respeto irrestricto a la libertad, a la vida y a la propiedad, no volveremos a ser la Argentina que fuimos y lo que es peor, no seremos la Argentina que debemos ser.

Tuvimos nuestra primera revolución y a esa le siguieron muchas.  Todas las que siugieron, nos atrasaron. La evolución no duró lo suficiente como para que se hiciera carne en la gente cuales eran las razones que la hacían posible. La involución se instaló. Hoy nos arrastra al destierro del mundo civilizado.

“No aprendemos más” es una cantinela que escuchamos y repetimos a diario. Y si no hay quien nos enseñe, ¿cómo vamos a aprender? Sarmiento importó maestras, hoy no se puede, no es políticamente correcto. Y nuestros trabajadores de la educación enseñan populismo, porque es lo que se les enseñó  a ellos.

Quiero, necesito creer que si fuimos, volveremos a ser. ¿Cómo? No lo sé. La educación es imprescindible, pero la educación en los valores de la Constitución, que para la mayoría de los argentinos es letra muerta. En los países evolucionados, con buena calidad de vida, las Constituciones son algo vivo, forman parte de lo cotidiano.

Cuando la Constitución sea más importante que el fútbol… Todos los argentinos conocen a Lionel Messi. ¿Cuántos conocen el 1° artículo de nuestra Constitución?

A pesar de todo y aunque no sé si ya sólo existe en la memoria de algunos, ¡Viva la Patria!

Referencias:

(1) Revolución, del latín, revolutio, dar vuelta. DRAE: cambio social fundamental en una estructura de poder, transformación radical respecto del pasado inmediato.

(2) Evolución, del latín evolutio, cambio. DRAE, desarrollo gradual, cambio de propósito, transformación en las ideas.

(3) Involución, del latín, involutio, envolver. DRAE, detención y retroceso de una evolución política, cultural, económica…

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Malú Kikuchi por gentileza de su autora.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

25/05/2014

“EL DERRAME” POLÍTICO

Por el Lic. Claudio Valdez (*)

La teoría económica “Del derrame” sostiene que mediante libertad y reglamentaciones limitadas la producción y el consumo se intensifican. Señala que los buenos resultados macroeconómicos primeramente se distribuyen entre los sectores más acomodados de la sociedad, para finalmente “derramarse” al resto de la población.

Esta teoría no ha podido ser comprobada para La Argentina, incluso tomándose en consideración los períodos de gobiernos con mayores éxitos económicos. Claro que se trata de un país muy particular donde, al decir de un lúcido profesor de la década del 60 del siglo XX: “Se alternaron dos formas de gobierno; la dictajoda y la demojoda”. Cuestión aparte sería la “aceptable aproximación a la realidad” de “los datos” y “las matrices” empleadas para los resultados estadísticos que se validaron, sin olvidar que el Instituto de Estadísticas y Censos ha sido su principal proveedor también durante décadas pasadas. No es muy prudente descartar aquello de que: “Hay mentiras piadosas, hay mentiras perversas y hay estadísticas”.

Si bien en la economía real no hemos participado de ningún “derrame”, no obstante las posibilidades de buenos negocios para la comunidad que los políticos profesionales se encargaron de arruinar; sí en cambio prevaleció el despilfarro, que para encubrir la desmedida corrupción de una renovada oligarquía de partidócratas y empresarios se “derramó mediante prestaciones del Estado” en subsidios, ayudas y planes recurriéndose a profusa emisión monetaria. No es necesario ser economista para entender que, sin cuestionar la urgencia de las necesidades pretendidas como ineludibles, ese dinero despilfarrado son solo “vales a pagar” en el futuro y no “billetes de banco” con respaldo fiduciario.

Luego de una “década ganada” no se puede creer que la pobreza residual requiera de descomunales ayudas macroeconómicas. Si es verdad, como tal “no fue ganada” y de no serlo se trata de una década  expoliada por la corrupción, demandable como malversación, desfalco, o al menos, como mala praxis, como incumplimiento de deberes de funcionarios y abusos de poder.

Respecto al poder, finalidad de la ciencia política y su práctica, es donde radican las inconsistencias organizativas que impiden la realización de la nación. Representativa republicana federal es la forma de gobierno que exige la Constitución. El solo mantenimiento de organizaciones formales, pero vaciadas de contenido, no permite el cumplimiento de los acuerdos del “pacto fundacional”: partidos políticos desprestigiados, Congreso Nacional fallido, Poder Judicial jaqueado por otros poderes del Estado, Poder Ejecutivo pervertido y perverso, cooperativas y empresas estatales insolventes.

A pesar de esta breve enunciación de algunas de las causas de la frustración política padecida por la  ciudadanía responsable, la excitación de aspirantes a candidatos se incrementa con “repartijas no disimuladas” de cargos para próximos períodos electorales. Desconociendo los principios republicanos  entendidos como periodicidad y cargos no hereditarios, muchos aspirantes reincidentes para variadas y distintas posiciones electorales, además de familiares de no pocos “representantes salientes” tanto del gobierno nacional como de los de las provincias y municipios, continúan alistándose para la contienda que les pueda garantizar su status de políticos profesionales.

Por lo visto; los políticos de profesión no solo derraman el presupuesto, corregido constantemente por “mayores costos”, sino que pretenden continuar gozándolo para sí mismos y sus familiares: gran estafa representativa y federal, que hacen extensible al fundamento “republicano”. Valga de apercibimiento que nuestra Organización Nacional se diferencia de cualquier “monarquía dinástica” y en consecuencia tampoco avala ningún tipo de “cortesanos”. Patético es, además, que la “nueva oligarquía en acción” dista de ser valorable como “aristocracia” (gobierno de los mejores).

Personajes de estas características, injurian la vocación de los prohombres que aquel 25 de Mayo de 1810 comenzaron ofrendando su bienestar personal, sus bienes propios y hasta sus vidas por dar al país “una nueva y gloriosa nación”. Pretenden asimismo engañar “al soberano”, presentándose como vía de solución para el mal desempeño efectuado por muchos de ellos mismos: son culpables o al menos responsables del colapso de un gran país, así considerado por extensión y recursos.

Mientras tanto, desde hace 30 años vienen haciendo lo inconveniente y no lo necesario, pero siempre viviendo a costa de “el derrame” político. Ahora resurgen como renovados postulantes a candidaturas, apenas pudiendo representar la ineficiencia política.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Licenciado Claudio Valdez por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

24/05/2014

COMO EL PENADO 14

Por el Dr. Jorge Enrique Yunes (*)

“En una celda oscura del presidio lejano el penado catorce su vida terminó. Dicen los compañeros que el pobre presidiario murió haciendo señas y nadie lo entendió. En una noche fría que el preso deliraba su mueca tan extraña dio mucho que pensar, y sin embargo, nadie, de tantos carceleros se acercó a la celda, del que no pudo hablar.” Esta es la primera estrofa del afamado tango escrito por Carlos Pesce con música de Agustín Magaldi y Noda. Lo evoco porque, sin pretender hacer numerología barata, coincidentemente ese número (14) lleva el artículo de la Constitución Nacional que dentro del capítulo primero, que refiere a las Declaraciones, Derechos, y Garantías, contempla los Derechos Civiles de todos los habitantes de la Nación, y que bien vale recordar y transcribir para luego efectuar un somero análisis comparativo con la cruda realidad de los hechos que se vienen suscitando sin solución de continuidad en nuestro país. “Todos los habitantes de la Nación gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio, a saber: De trabajar y ejercer toda industria lícita; de navegar y comerciar; de peticionar a las autoridades; de entrar, permanecer, transitar y salir del territorio argentino; de publicar sus ideas por la prensa sin censura previa; de usar y disponer de su propiedad; de asociarse con fines útiles; de profesar libremente su culto; de enseñar y aprender.” (Art. 14 C. N.). Concretamente me quiero detener en aquellos Derechos Civiles, que en aras de un pseudo “legítimo ejercicio” han conculcado sistemáticamente otros derechos de igual jerarquía constitucional. Es que nadie puede ejercer un derecho, por más legítimo que este parezca, conculcando a su vez con su ejercicio otros derechos tan o más importantes que aquel. Me estoy refiriendo a los consabidos cortes de ruta, a los piquetes obstructivos, a las ocupaciones ilegítimas, etc., tanto en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires como en cualquier otra importante urbe de este bendito país, peticionando a las autoridades por sus derechos, pero a su vez mutilando los otros derechos de los ciudadanos a circular libremente, a trabajar, a comerciar, a usar y disponer de su propiedad o a publicar sus ideas sin censura previa. La autoridad debe asegurar el ejercicio de todos los derechos civiles de los habitantes, y en este caso El Estado ha estado ausente y sin aviso. La Argentina lamentablemente ha dejado de ser un Estado de Derecho y se ha transformado en un Estado Patoteril, en un Estado Mutilador, en un Estado Selectivo, en fin, en un Estado Injusto, y como la letra del tango, el Artículo 14 de la Constitución Nacional hace rato que “murió haciendo señas y nadie lo entendió”. A modo de epílogo ya lo dijo Cicerón: “Seamos esclavos de la ley para que podamos ser libres".

(*)  Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentileza de su autor, Dr. Jorge Enrique Yunes; Abogado; Doctorado en Ciencias Jurídicas y Sociales; Analista Político; Investigador; Precandidato a Diputado Nacional por el Distrito Santa Fe en las Elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias del 14 de Agosto de 2011. Rosario, Provincia de Santa Fe, República Argentina; Twitter@Dr_Jorge_Yunes.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

23/05/2014

¿SE DESPIERTA LA JUSTICIA FEDERAL?

Por el Dr. Jorge R. Enríquez (*)

¿Se está despertando de su prolongado letargo la justicia federal?

En los últimos días se emitieron algunos fallos que molestan al Poder Ejecutivo.

En primer lugar, la Sala II de la Cámara Federal dispuso que se investigue a la presidenta de la Nación por la eventual comisión de delitos en la celebración del convenio secreto entre YPF y Chevron.

Por otro lado, la Sala I de la misma Cámara declaró la inconstitucionalidad del acuerdo con Irán por la investigación del ataque a la AMIA. En un fallo extenso y muy bien fundamentado, el tribunal sostuvo que dicho convenio implicaba una indebida intromisión del Poder Ejecutivo en una causa pendiente. El canciller Héctor Timerman salió a denunciar que los jueces pretendían usurpar la conducción de la política exterior que le corresponde a la primera magistrada.

En rigor, ocurrió exactamente lo contrario. No estaba en debate la política exterior. Los jueces no podrían invalidar la dirección general de esa política. Lo que aquí se discutía era si el Poder Ejecutivo podía inmiscuirse en una causa penal en trámite ante nuestra justicia por un hecho criminal ocurrido en la Argentina. Y no cabe ninguna duda: no puede. No solamente porque así surge de los principios generales de la división de poderes, sino porque nuestra Constitución tiene un artículo específico que lo determina, el 109, que expresa:

"En ningún caso el presidente de la Nación puede ejercer funciones judiciales, arrogarse el conocimiento de causas pendientes o restablecer las fenecidas".

Termina de esta forma uno de los máximos papelones de nuestra historia diplomática. Nunca nadie pudo explicar satisfactoriamente por qué se había firmado un acuerdo tan manifiestamente inconstitucional y tan opuesto al objetivo de búsqueda de la verdad de la investigación judicial, al otorgarle a los sindicados por la justicia argentina como presuntos autores del atentado el beneficio de pasar de imputados a promotores de una confusa Comisión de la Verdad.

¿Renunciará Timerman después de esta gaffe? No parece. En todo caso, la responsabilidad fundamental es de la señora de Kirchner y de los miembros del Congreso que votaron esa ignominia.

También en las últimas horas la Cámara de Casación resolvió rechazar un recurso de Amado Boudou contra la resolución que deniega su sobreseimiento en la causa “Ciccone”.

De manera que la investigación seguirá adelante y el vicepresidente podría llegar a ser procesado. En rigor, teniendo en cuenta los abrumadores indicios de la causa, llama la atención que aún no se encuentre en esa situación procesal.

Tan importante como la resolución misma es lo que uno de los jueces señala, cuando sugiere que el fiscal De Luca actuó casi como un abogado de Boudou más que como quien debía impulsar contra él la acción penal.

Si Boudou fuera procesado, sería el primer vicepresidente de la Argentina en tener esa condición. Ni la Constitución ni las leyes determinan que en tal caso el funcionario deba renunciar o pedir licencia, pero sería razonable que así sucediera. Pero precisamente por ser razonable, es improbable que ocurra en el universo K.

Salvo, claro, que la señora Presidenta percibiera que el costo político de mantener esa pesada carga es muy alto. Podría haber cortado de cuajo el asunto en cuanto salió a la luz, pidiéndole a Boudou que se apartara del cargo. ¿Por qué no lo hizo? Acaso porque más que el caso "Ciccone" o "Boudou",  este también puede llamarse el caso "Kirchner".

En síntesis, a los graves problemas de la economía y la seguridad se van acumulando los de orden judicial para los más altos jerarcas del régimen kirchnerista. 

No es casual, lamentablemente, que estos atisbos de independencia aparezcan cuando el gobierno se exhibe en situación de debilidad. Ojalá que en el futuro nuestros jueces federales obren con toda la energía necesaria al margen de la fortaleza o debilidad política del gobierno de turno. Solo así cumplirán la eminente función de control que la Constitución les asigna.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentileza de su autor el Dr. Jorge R. Enríquez - Abogado - Periodista y ex legislador porteño.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

23/05/2014

ALGO PARECE OLER A PODRIDO EN DINAMARCA

Por Carlos Berro Madero (*)

No es nuestra especialidad escribir sobre coyunturas específicas de la realidad, sino reflexionar sobre la misma. Hoy, no podemos evadir la tentación de analizar las causas del actual estupor colectivo provocado por los extraños “bandazos” que está dando la nave “insignia” capitaneada por Cristina Fernández.

Había en una época un juego muy divertido: el del Gran Bonete, en el que ningún participante se hacía cargo de su desaparición. El gobierno está encarnando en estos días una versión posmoderna del mismo cuando se le hace la pregunta capital: “¿Yo, señor? No, señor”, y ante la insistencia del interrogador: “¿Pues entonces quién lo tiene?”, en el juego se respondía: “el Gran Bonete”, que era como “cargarle el mochuelo” a otro. Cristina y sus adlateres responden de la misma manera.

Muchos periodistas que andan incansables a la búsqueda de noticias recorriendo la calle y los ministerios con perseverancia y sacrificio plausibles, están dando cuenta de la nueva realidad del kirchnerismo: una verdadera “kermesse” donde las novedades se secretean mediante el “bouche oreille” (boca oreja) inmortalizado graciosamente por los franceses respecto de los trascendidos que se “soplan” en las profundidades inaccesibles del pabellón auditivo.

Si estamos de acuerdo con que la situación general es pésima (porque lo “palpamos” simplemente caminando por la calle viendo que la gente duerme a la intemperie tapada con cartones como nunca antes), podríamos añadir que es muy posible que algunas medidas que hasta hoy se explicaban en idioma “cristino-kirchnerista”, parezcan más extrañas que nunca y huelan a hecatombe en puerta.

No parece razonable que se pretenda gobernar festejando con grandiosidad inoportuna el 25 de Mayo al redoble de los tambores folklóricos gastando dinero “al cohete”, ni que se sigan agregando feriados al almanaque por cualquier motivo, ni que el Banco Central se haya “sentado” sobre el dólar, escatimándoselo hasta a los importadores que ya tenían compromisos firmados con el exterior.

Algo extraño está sucediendo “puertas adentro” de la Rosada.

Todo este tiempo nos ha extrañado que algunos economistas, en apariencia muy preparados, dieran su impresión sobre lo que ocurre con las cuentas públicas remachando la misma con un “hasta para las cifras del INDEC”.

Pero nos preguntamos: ¿De qué INDEC hablan? ¿Del de Kiciloff comparado con el de Moreno, en un lugar donde perduran Edwin e Itzcovich? ¿Del de Dinamarca o Estados Unidos?

Los periodistas valientes a los que hemos aludido –que no en todos los casos son “hijos” ni entenados de Magneto-, están diciendo con sencillez algo impactante: TODOS LOS MIEMBROS DEL GOBIERNO BALBUCEAN Y SE CONTRADICEN EN PRIVADO (“off the record” según se suele decir) probando que existe un desbarajuste generalizado alrededor de quien ya ha dado pruebas suficientes que no tiene capacidad para gobernar.

Daría la impresión que ninguno de ellos tiene acceso “colectivo” al despacho de una Presidente que no convoca a reuniones de gabinete y recibe por separado a cada uno de sus funcionarios diciéndoles en cada caso lo que debe hacerse, AUNQUE NO TENGA NINGUNA RELACIÓN CON LO QUE LE DIJO A OTRO.

Así no se gobierna ni se calman expectativas en ningún país del mundo.Tenemos la sospecha de que “algo huele a podrido en Dinamarca” como le decía Marcelo a Hamlet en la obra de Shakespeare, porque lo que comprobamos en nuestros encuentros diarios con la realidad “real”, casi, casi lo está certificando.

Hace algunos días recordábamos a la escuela de Viena, y a su discípulo dilecto Ludwig von Mises, que sostenía que eran los individuos al seleccionar sus preferencias quienes valorizaban sus apetencias personales respecto de los bienes de consumo.

Por analogía pensamos: ¿no será que muchos miembros del “equipo” de Cristina ya han seleccionado las suyas, dejando de luchar y esconderse para ocultar lo que parece presentarse como un navío que se va a pique haciendo sonar sus sirenas de salvataje?

Si no fuera así y no consiguieran ponerse de acuerdo entre todos los que “transpiran” la camiseta K, sería urgente que cambien las volutas de humo que están enviando por alguna otra señal que no parezca un aviso del hundimiento prematuro de la embarcación donde decidieron cobijarse por ideología o conveniencia. O ambas cosas a la vez.

De no ocurrir lo que señalamos, es más que probable que les explote la carga de la sentina y mande el navío a pique mucho antes del fin de 2015.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Carlos Berro Madero por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

23/05/2014

LA IGLESIA Y EL MOVIMIENTO OBRERO

Por el Arq. José M. García Rozado (*)

La historia del Movimiento Obrero Argentino desde la mitad del siglo XX, est{a jalonada por una impronta “peronista”, que implica una impronta “social, cristiana y humanista” por lo cual siempre existió un muy consecutivo y profundo diálogo entre la Iglesia Católica Argentina y el Movimiento Obrero Organizado. La impronta peronista de “todas las organizaciones gremiales” –salvo excepciones muy puntuales-  casi obligó a que aquel diálogo permanente y fecundo se diere asiduamente, pero en especial en momentos de crisis institucional, política y económica. La “Semana Social” que como tradionalmente sucede se llevará a cabo en Mar del Plata en la última semana de Junio. La carta de Francisco a CFK.

La Iglesia Argentina desde épocas inmemoriables supo tender puentes con las coorporaciones (si no le gusta el nombre denomínelo como quiera) de la República: los tres Poderes políticos –Ejecutivo, Legislativo y Judicial-, el empresariado nacional, las Fuerzas Armadas y el sindicalismo. El porqué de estos  encuentros, consejos, discusiones, invitaciones a compartir mesas o charlas, siempre a sido el mismo, ya que ésta por su impronta fue, es y seguirá siéndolo un símbolo de unión y de solución de los diferendos. Así, como en épocas lejanas en el tiempo, nuestra iglesia coqueteaba con la oligarquía vacuna y terrateniente a quienes siempre les sacó provecho para sus propios designios (mantenimiento de escuelas, hogares de niños y ancianos carenciados, comedores populares, etc.) y supo “manipular” estas relaciones para servir de componedor de diferencias políticas entre dicho sector y el sector obrero, o con el resto de los partidos políticos existentes.

Más acá en el tiempo, fue esa misma Iglesia la que “acorraló y terminó siendo la gestora primaria del golpe sedicioso de 1955”, tras graves y contundentes errores políticos y sociales del segundo gobierno del General Perón. Pero también fue esa misma Iglesia la que medió para que aquel peronismo proscripto ilusoriamente por los sediciosos y gorilas, lograse acordar con diversos partidos políticos y con sectores militares que dejaron de compartir aquellas ideas de proscripción. En el último medio siglo XX, la Iglesia incorporó a la CGT como nuevo articulador entre el pueblo trabajador y los demás poderes instituídos: el político, el empresario y las Fuerzas Armadas. Así llegamos a vivir una Iglesia que supo aportar curas y monjas al trabajo de las nuevas clases sociales incorporadas a la vida política y sindical argentinas. Algunos no comprendieron bien el “mensaje” y lo tergiversaron incorporándose a los sectores influídos por las ideas “revolucionarias de la lucha armada” y de la puja de clases que provenían de la vieja Europa y muy especialmente de dos pensadores Gramsi y Regis Debray. Adoctrinados por éstas ideas de que la lucha popular se realizaba a través de la “boca de los fusiles”, abandonaron la Iglesia y hasta cuestiones básicas como la abstinencia y el celibato, dejando los hábitos y además de casarse y formar hogares parentales se incorporaron a los sectores que ya muy abiertamente enfrentaban el Poder Constitucional del Gobierno electo por un 64% de los argentinos, mediante las armas.

Esta Iglesia, luego de reconocer su participación –como institución en el golpe sedicioso de 1955- retoma el camino histórico de buscar limar los desencuentros para alcanzar metas y objetivos comunes a la totalidad del pueblo, articulando la jerarquía eclesiástica con los curas villeros, que como el Padre Carlos Mugica Echagüe, desarrolaban importantísimas tareas entre los sectores más humildes y menos protegidos. Esta nueva concepción (que fue la que en la mayoría de los tiempos primo en la Iglesia) se hizo carne y salvo dolorosas excepciones supo siempre acompañar las luchas obreras y populares. Así nos encontramos con las capellanías religiosas de una muy importante porción del sindicalismo peronista, o en su defecto las muy intensas y contínuas relaciones entre las autoridades eclesiásticas y las sindicales. La Iglesia siempre tuvo “metas muy importantes” y poco modestas, por lo cualsupo intervenir en todos los procesos políticos de nuestra Patria desde su misma conformación como incipiente polo de separación de la Corona Española, aportándole a éste grupo pensadores y actores de enorme talla iontelectual y hasta de construcción y equipamiento de las fuerzas que pelearían por nuestra independencia y luego la de las repúblicas hermanas.

Es esta misma Iglesia la que junto al MTA y la CTA enfrentaron abiertamente las políticas antinacionales de privatizar hasta las empresas estratégicas –YPF, Gas del Estado, Hidronor, Aerolíneas Argentinas, Ferrocarriles del Estado (asajeros y de carga), el sistema jubilatorio en manos de inescrupulosos banqueros que concentraron las AFJP, etc.- acompañando a aquellos sectores sindicales que bajo la conducción de Hugo Moyano y De Genaro, abiertamente se opusieron a este despojo inaudito e innecesario, que nos impusiera el poder mundial globalizado mediante sus esbirros internos, y que tras la fatídica prédica del Capitán Ingeniero Alvaro Alsogaray y el accionar de Domingo Felipe Cavallo y del artífice pensador Dromi, llevaron casi hasta el borde mismo de la disgregación nacional, que estúpida e infantilmente adoptare el Gobierno aliancista triunfador (para regocijo de Carlos Menem) en los comicios de octubre de 1999.

Fue el actual Papa Francisco, quien como Cardenal Primado, y ante la crisis institucional y económica de 2001 llamó primero a la reflexion al ex Presidente Fernando De la Rúa, para que se parase con la represión indiscriminada que su Gobierno estaba llevando adelante entre el 19 y el 21 de diciembre de aquel trágico año 2001. Per a la vez, también fue él y la Iglesia toda la que se puso al hombro la necesidad de contar con recursos para paliar al menos las necesidades de una población que acababa de vivir la que fue quizás la máxima crisis políticoeconómica  e institucional de la vida de los Argentinos; y en ese carácter de componedor y de mediador sentó a la mesa a los sectores agropecuarios (los primeros que podían ayudar al ser quienes muy rapidamente producían bienes y dineros) y al resto del empresariado, los sindicatos y el Gobierno de Eduardo A. Duhalde para que se acordara, en esa “Mesa de Conciliación Nacional”, indicándoles quienes eran los primeros aportantes económicos para salir de la crisis.

Es la misma Iglesia que le señalare al ex Presidente Néstor C. Kirchner que no se podía gobernar desde la soberbia y el autismo en aquel duro Tedeum del 25 de mayo de 2004, que provocare la ira furibunda del ex Presidente y de su actual continuadora, por lo que decidieron trasladar el tradicional Tedeum al interior del país desconociendo que ese servicio religioso no tenía que ver solamente con la fecha patria, sino que había sido instituído para dar gracias a Dios por aquel conato popular de 1810. El poder político entendió que aquel cardenal y las autoridades eclesiásticas “eran su enemigo político”, en vez de razonar el porqué de la reprimenda de Bergoglio. Las relaciones en vida de Néstor nunca fueron recompuestas y así llegamos a la Iglesia de Francisco Papa, y las diatribas del cristikirchnerismo que al ver las reacciones que provocaban aquella entronización, mutaron hipócritamente hasta convertirse casi en un “espantoso cuadro de una Presidente lamebotas” que ante cada revés viaja o peregrina a Roma en busca de una foto con su Santidad.

Ahora esa Iglesia se propone sentar a una misma mesa al jefe de la central oficialista, Antonio Calo de la UOM, con sus archirrivales de las centrales opositoras, Hugo Moyano de Camioneros y Luis Barrionuevo de la UTHGRA. “Va a ser algo histórico. Ni sé cuantos años hace que no estamos juntos” reía el pasado 19 de mayo Luisito. En esta oportunidad fue Monseñor Jorge Casaretto, obispo emérito de San Isidro y miembro numerario de la Pastoral Social de la Iglesia, quien asumió el reto de conversar con los sindicalistas de la CGT Azul y Blanca conducida por Luis Barrionuevo, en un “desayuno de trabajo” servido en el gremio de la Federación de Trabajadores del Tabaco. Entre tazas calientes con mate cocido y facturas, Casaretto invitó e insistió en la necesidad de que éstos gremios concurran y participen en el último fin de semana de Junio de la “SemanaSocial”, del ya tradicional encuentro que la Iglesia organiza en Mar del Plata. Los integrantes y la conducción de la CGT Azul y Blanca se comprometieron a concurrir. Casaretto este próximo viernes 24 irá al Sindicato de los Trabajadores de Obras Sanitarias, que conduce el oficialista Lingieri, para convocar igualmente a la CGT Balcarce que conduce Caló, mientras que el lunes 26 hará lo propio con la CGT Azopardo conducida por Hugo Moyano.

“Con todos y para todos”, podría sintetizarse una descripción del espíritu con que el Episcopado Argentino viene orientando todas y cada una de sus manifestaciones públicas, tanto las plasmadas en sus documentos episcopales como en las diversas intervenciones unipersonales. Así se puede entender y leer sin buscar segundas intenciones –esas que siempre busca y encuentra el sector duro del cristinismo-, que vayan más allá que las estrictamente planteadas. El pasado documento episcopal que tanto malestar y ruido produjo en el “círculo aúlico presidencial”, retrató con amplia y generosa mirada “la más estricta realidad” que vive y padece el pueblo argentino. Fue dirigido a la sociedad toda, a sus líderes y dirigentes políticos, empresarios, sindicales y sociales, y a ninguno en especial, aunque no fuera así interpretado por el Gobierno Cristina Fernández que lo sintió como “un ataque destituyente y ahistórico”, porque creyó que con peregrinar a Roma todo lo demás venía de yapa. Y esto no es así, la Iglesia de Roma y la Argentina, como la del resto del mundo, siempre va a bregar por la “destrucción de la pobreza  e indigencia”, y porque el sistema capitalista que gobierna el mundo globalizado entienda la “necesidad de la equidad social”  y de la “redistribución de la riqueza” entre todos los seres humanos que conformamos este bendito planeta Tierra.

Los convites que la Comisión de Pastoral Social llevó a la CGT Azul y Blanca, para participar de la próxima Semana Social y que será replicado este fin de semana (viernes y lunes) a la CGT Balcarce u ¿oficialista aún?, y a la CGT Azopardo es una nueva muestra de que la Iglesia no quiere perder aquel rol de “componedora y mediadora” y menos aún el perder su poder de llegada a todas y cada una de las, por ahora, vertientes del movimiento obrero organizado. Es también seguro que, así como se invitara a las trres centrales cegetistas, se haga lo mismo con las dos vertientes antagónicas de la CTA de Pablo Micheli y Hugo Yasky; sin que esto implique preferencias o favoritismos, pues no es ésta la intención eclesiástica, ni lo fue nunca. Así como las manifestaciones son para marcar problemas y convocar a la busqueda de soluciones a éstas. Las relaciones entre Iglesia y sindicalismo, como yas lo explicitaramos, es muy especial porque el sindicalismo argentino –y muy especialmente el peronista-  es uno de los muy pocos que se reconoce cristiano.

Por el contrario, en el resto del mundo, y de latinoamérica el sindicalismo se enrola en el socialismo, o comunismo y son agnósticos o anticlericales. Si los tres dirigentes de las mayoritarias centrales cegetistas concurren a Mar del Plata, podrá a futuro atribuirse a la Iglesia la producción fotográfica “inédita desde hace ya más de 200 años”. Pues es en los 90 del siglo pasado que se rompe la unidad del movimiento obrero peronista de la CGT, cuando Moyano y algunos otros gremios conforman el MTA que repudiaba los manejos privatizadores del menemato. La “Semana Social” de este 2014 lleva el significativo nombre de “El Papa Francisco y la cuestión social” y se desarrollará entre el 27 y el 29 de junio. Casaretto  en el gremio de Trabajadores del Tabaco les remarcó a los sindicalistas presentes la “importancia de la unidad en el movimiento obrero sindical”; a lo que recordó Carlos Acuña de Estaciones de Servicio que “le respondimos que nosotros estamos dispuestos, siempre y cuando no se pretenda que bajemos la bandera de la defensa de los trabajadores”. A lo que Casaretto respondió “El gran desafío es derrotar la pobreza y la exclusión y el sindicalismo tiene que tomarse en serio el tema de la “inclusión social”. En una época defendía a los que eran pobres, que eran los trabajadores, pero hoy el trabajador en blanco no es pobre y si lo es el trabajador en negro.”

Este llamado a pelear por los trabajadores no registrados –trabajo que le corresponde, debemos decirlo claramente, al Gobierno nacional, y a los provinciales y municipales en mucha menor medida- fue completado con la siguiente aseveración “Por eso desde el sindicalismo hay que plantearse como encarar políticas que incorporen a toda esa gente al trabajo formal”. Durante las campañas presidenciales de 1999 y la de 2011, el IPPE –Instituto de Planificación de Políticas de Estado- ya venía reclamando una mucho mayor presencia cdel Estado, acompañado por los gremios, para regularizar a los trabajadores no incluídos, la atención de los jubilados por parte de sus respectivos gremios, desafectándolos del INSSJyP –PAMI- e incorporándolos a las Obras Sociales Sindicales, así como la implementación de políticas que conlleven la “capacitación e instrucción” por parte de los gremios, para con los desocupados; lográndose así posibles obreros capaci8tados tecnicamente para reincorporarse a la vida laboral activa, una vez superado la crisis socioeconómica que en el fin del siglo XX era la “recesión de 1998” y en 2011 era que “la fiesta tarde o temprano se paga” y los que siempre las pagan son los sectores obreros y de trabajadores empobrecidos, cada vez más.

Luego de confirmar la participación de su sector Barrionuevo explicitó: “Marcamos durante todo este tiempo una línea de conducta defendiendo los derechos de los trabajadores, defendiendo las instituciones y por eso adherimos fuertemente a las propuestas que plantea la Iglesia para que tengamos una Argentina sin hipocresías”. La postura de la Iglesia ante el crecimiento reciente de la izquierda dura erosionó aquel paradigma de un gremialismo peronista, humanista y cristiano, aunque esta nueva izquierda no sea aún significativa, es necesario que el proclamado y decidido apoyo de Juan Perón a la “doctrina social de la Iglesia”  sea reafirmado por este sindicalismo unido, que oriente al pueblo trabajador en esa línea humanista y no de lucha de clases. La doctrina que orienta enfatizando al hombre como centro de la actividad económica, y que fuere muy mentada durante los 90, cuando privatizaciones mediante dejaron a miles y miles de trabajadores en la calle –con el acompañamiento cómplice, como minimo, del kirchnerismo ya gobernante-  ahora puede ser invocada para llamar la atención sobre los jóvenes que no estudian ni trabajan, por eso los intercambios de opinion entre Casaretto y la CGT Azul y Blanca sobre narcotráfico, inflación, pobreza y delito cada vez más violento. Esa juventud necesita ser reincorporada a la vida estudiantil o laboral, subrayando la necesidad de generación de trabajo digno, en blanco y bien remunerado.

El papa Francisco le envió una carta a Cristina Fernández por la celebración del 25 de Mayo que se realizará el próximo domingo. En su escrito, el Pontífice envió saludos y le pidió al señor "la intercesión de María Santísima de Luján que encuentren caminos de convivencia pacífica, de diálogo constructivo y mutua colaboración" para que "crezca así por doquier la solidaridad, la concordia y la Justicia". Si bien la carta esta fechada el 15 de mayo, recién fue difundida este jueves (22 de mayo) por Presidencia de la Nación- Recordemos que este año Cristina Fernández resolvió llevar nuevamente el tedeum a la Catedral Metropolitana, luego de 8 años de no realizar la tradicional fiesta religiosa en dicha Catedral (la última vez fue en 2006, con Néstor Kirchner como Presidente). Es que desde que Jorge Bergoglio arribó al Vaticano, la relación del kirchnerismo con la Iglesia Católica comenzó a dar un giro (bastante oportunista, falso e hipócrita, por otra parte), aunque no sin conflictos: en las últimas semanas, algunos funcionarios, entre ellos la propia Presidente, se manifestaron en contra de un documento de la Conferencia Episcopal Argentina que indica que la Argentina "está enferma de violencia". De todos modos, tras los cruces, la mandataria recibió a la cúpula de la Iglesia Católica, encabezada por monseñor José María Arancedo. “Es que el horno no está para bollos, y Cristina necesita mejorar su imagen”. Una pelea fuerte con la Iglesia Católica sería un golpe duro. Se había advertido que resultaba más que llamativo que por primera vez en su mandato, Cristina Fernández haya decidido participar del  tradicional tedeum que se realiza todos los años en la Catedral porteña. En realidad, su actitud más conciliadora con la Iglesia comenzó en el momento en que Jorge Bergoglio fue designado como Papa (¡no querrá la Casa Rosada mantener un vínculo tenso, a los ojos del mundo, con el Papa!).

Pero apenas horas después según el vocero Monseñor Guillermo Karcher, que habló desde el Vaticano, la carta, que presentaba errores de ortografía, no fue escrita por el Sumo Pontífice, y quien lo hizo incurrió, según sus palabras, en un acto de "mala leche". En la carta, se deseaba que "se encuentren caminos de convivencia pacífica y que crezca la solidaridad la concordia y la justicia". "La verdad es que está hecho con muy mala leche. El papa no tiene bronca pero ¿A quién se le ocurre una cosa así? Usar el nombre del Papa, el membrete de la Nunciatura. Nunca ocurrió algo así", afirmó Karcher en diálogo con la señal C5N. La desmentida del Vaticano llegó luego de que la Presidencia de la Nación difundiera un texto firmado por Francisco el 15 de mayo pero con sello de la Nunciatura en Buenos Aires en la que el Pontífice llamó a la "concordia" y que la sociedad "encuentre caminos de convivencia pacífica, de diálogo constructivo y mutua colaboración". Karcher, oficial de protocolo del Vaticano, sostuvo esta tarde que la carta difundida por la oficina de prensa de la Presidencia con un mensaje del Papa a la presidenta Cristina Kirchner por el nuevo aniversario del 25 de Mayo es "falsa". La publicación de la carta había sido anunciada en el marco de las constantes intenciones que ha tenido el gobierno de Cristina de Kirchner de "pegarse" a la muy buena imagen positiva que mantiene Mario Bergoglio luego de su nombramiento como Sumo Pontífice.  El escándalo rápidamente trascendió en los medios, que ha replicado la "truchada" K a la velocidad de la luz. A raíz de esto, siendo las 19:10 hs, parece que el sitio de la presidencia se encuentra fuera de servicio.

Recordemos que desde 2005, por las diferencias que tenían el ex presidente Néstor Kirchner y el entonces arzobispo metropolitano y actual papa Francisco, Jorge Bergoglio, el Gobierno decidió no concurrir al tedeum que se realiza todos los años en la Catedral de Buenos Aires. De hecho el año pasado, Cristina Fernández asistió al tedeum de Luján (volvió luego de 3 años) mostrando un acercamiento a la Iglesia Católica. Ya se había anticipado entonces que el Gobierno hipócritamente se había vuelto “más papista que el Papa” luego de que Bergoglio fuera designado como tal en pleno año electoral para la Argentina. Cristina no va a la Catedral desde 2006, cuando acompañó como primera dama a Néstor Kirchner. En aquella oportunidad, fue el propio Bergoglio quien dirigió la ceremonia y lanzó un dura homilía. Advirtió que el poder “nace de la confianza, no de la manipulación, el amedrentamiento o la prepotencia”, y provocó el enojo del entonces presidente. Desde entonces, cada año el Tedeum se desarrolló en distintas ciudades del país. Para este 25 de mayo, Cristina no sólo vuelve a la Catedral sino que además ordenó que haya una “gran fiesta en Plaza de Mayo, donde ella será la única oradora”. Sí habrá actuaciones musicales, como la de Juan Carlos Baglietto y Fabiana Cantilo entre otros; a ellos, se sumará Teresa Parodi, actual ministro de Cultura. Según dijo la ministro al sitio Twit Político, “el 25 de Mayo queremos hacer una fiesta. Va a haber una serie de conciertos de artistas populares y también un desfile de moda de los jóvenes diseñadores de la Argentina”. La noche “va a culminar con un concierto, una orquesta, un grupo muy hermoso”, dijo Parodi quien aclaró que “yo, simplemente, voy a cantar el himno con todos. Ya no me toca cantar”

Los riesgos de que los planes sociales clientelisticamente repartidos atenten contra “la ultura del trabajo” es uno de los ejes sobre los que la Iglesia pretende se trabaje, discuta y se propongan soluciones coherentes y serias. La Iglesia es, desde siempre, respetuosa de los reclamos sindicales, pero a su manera también quiere jugar un rol para atenuar la conflictividad social existente, y cada vez más profunda y violenta. No es nuevo el rol que vuelve a desarrollar la Iglesia Argentina en medio de esta nueva crisis politico-institucional, que se agrava con la inflación, una devaluación impresionante, la pérdida del poder adquisitivo de trabajadores y la ignominia de las jubilaciones, y el autismo de un Gobierno que no quiere darse por aludido.  El impuesto al trabajo, así como la gigantesca imposición fiscal de un Estado que no cumple con ninguna de las funciones que le son propias: seguridad, educación, salud y generación de condiciones para incorporar más y más trabajadores. ¡O sea el desarrollo nacional!

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Arq. José M. García Rozado (Integrante de la Liga Federal Nacional y del Movimiento Político Sindical José Ignacio Rucci), por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

23/05/2014

PAN Y CIRCO NO ALCALZA

Por Carlos Mira

La noria vuelve al punto de partida. La “Pax Cambiaria” de estos últimos dos meses parece estar llegando a su fin.

El experimento “fabregista” que consistió en llevar la tasa de interés a las nueves para secar la plaza de pesos y con eso contener el dólar blue no fue acompañado por ninguna medida sobre el fondo de los problemas.

Al ministro estrella del gabinete, Axel Kicillof, que perece ser un “genio” según la presidente, le parece más atinado hablar del racismo clasista de los argentinos antes de solucionar el problema de los pobres que él dice representar.

El analgésico disimuló la fiebre y todos andaban muy contentos porque la magia parecía dar resultados: no tenemos que hacer ninguno de los esfuerzos grandes que requeriría solucionar el problema verdaderamente y de todos modos estamos obteniendo los resultados que queremos, es decir que el enfermo no tenga fiebre.

Pero nada es permanente en el mundo de los analgésicos. Y además suelen tener efectos colaterales. Luego de dos meses de dosis abundantes de aspirinas y antiinflamatorios, al paciente le empezó a molestar el estómago, sus niveles de coagulación sanguínea se modificaron y todo el mundo empezó a alarmarse.

El nivel de actividad económica cayó, empezaron las suspensiones y los despidos entonces se encendieron las alarmas. Había que terminar el jueguito de las tasas, la orden al Central debía ser bajarlas. Mientras se anunciaron más planes y más gasto.

Entonces la infección básica reapareció y con ello las consecuencias obvias de la fiebre alta. Se disparó el tipo de cambio blue y ahora pasa los $ 12, volvieron las minidevaluaciones del oficial, superando los $ 8.07, se volvió a abrir la brecha entre ambos y regresaron los perfumes del verano.

Lo que está causando todo este desbarajuste es una cadena de impecable lógica económica que, sin embargo, los cráneos de la economía se niegan a aceptar. La inflación presiona el tipo de cambio porque cuando pretende frenárselo artificialmente las tasas aseguran unos retornos en dólares que ninguna actividad productiva puede empatar.

Como consecuencia de ello, la bicicleta financiera arroja gente a la calle, en medio del gobierno “nacional y popular”. La inflación a su vez está causada por la emisión que, o se seca a fuerza de tasas o se libera y se va a precios o a hacer presión sobre el tipo de cambio. Y la emisión está causada por el gasto improductivo y estrafalario en que la presidente ha embarcado al país desde que tomó el gobierno en 2007, continuando la tendencia que su esposo había inaugurado 2 años antes cuando despidió a Lavagna.

Ese gasto desaforado desencadenó la presión impositiva insoportable, la crisis con el campo y la estatización de las AFJP. Nada de eso alcanzó, entonces se recurrió a la máquina de hacer billetes, lo que aceleró el proceso en el que estamos.

Si el gobierno no para su demagogia y deja de gastar, la bola de nieve acabará con nosotros, empezando por aquellos destinatarios iniciales de la demagogia. Es curioso pero quienes primero perecerán por los desmanejos causados por la mala praxis económica son aquellos a los que hipócritamente el gobierno dice defender, en nombre de los cuales no reparado siquiera en lanzar divisiones clasistas, frases que una vez dichas, no se puede controlar sus consecuencias, en fin, lo que sea necesario, con tal de no frenar la demagogia y una ideología paleontológica.

El nivel de gasto público crece más de 10 puntos por encima de la recaudación a una tasa que supera el 40%. Este desbarajuste fiscal está en la base de los problemas que tenemos. Frente a ello el gobierno solo atina a buscar culpables entre los que describen el problema y a radicalizar su discurso hacia variantes de clase que el mundo ha dejado atrás hace décadas.

El verso de los pobres, los negros, los excluidos, los marginados como una consecuencia de la maldad de la oligarquía ya no convence a nadie: el gobierno “nacional y popular” hace 11 años que tiene el poder absoluto del país. Ha embarcado a la Argentina en un proceso de concentración del poder y de la riqueza pocas veces visto y ha despilfarrado una fortuna de recursos provenientes de condiciones internacionales que de todos modos ingresó al país a pesar de todo lo que el gobierno hizo para hacer de la Argentina una isla separada del resto de la Tierra.

Ahora según ha confesado increíblemente en jefe de gabinete se espera a la salvadora irrupción del Mundial de fútbol para tener la esperanza de que la gente se olvide de que su plata no vale nada y hable de otra cosa.

Capitanich, el día en que en el medio de un circo político que no imitó ni siquiera Irán en ocasión de presentar la lista de 30 jugadores, dijo que “en el próximo mes no se hablará de otra cosa que no sea de fútbol en la Argentina, lo cual coincide con nuestra pasión y con nuestro interés”, como si el gobierno estuviera deseando la llegada de ese otro analgésico para hacer de cuenta que los problemas se pueden resolver por el mero hecho de taparlos.

Es una pena que se eche mano de estos disimulos para seguir engañando a todos. Me ha tocado escuchar a muchos –con los que no comparto ni una letra- decir que prefieren que la Argentina no avance en la Copa del Mundo con tal de que el gobierno no encuentre una excusa para desviar la atención de la gente. Me parece que ya no es necesario. La gente podrá seguir siendo fiel a su pasión sin por ello dejar de percibir que toda la mentira populista se ha terminado. No hay espacio para el “pan y circo”.

Disfrutaremos lo que podamos el “circo” sin dejar de saber, por ello, que la política socioeconómica del gobierno destruyó la fábrica de “pan”.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

23/05/2014

PERONISMO. DE LA INSOLENCIA A LA POSTRACIÓN

El legado de una sociedad estropeada

Por Jorge Asís (*)

Introducción
Complementos de la escenografía

“¿Para qué nos hicieron venir?”. Es el lamento de un “gobernador atragantado” (cliquear).
El interlocutor, otro sobreviviente, aunque sin territorio, lo comprende. Pero le reclama:
“No me lo preguntes a mí. Preguntáselo a Parrilli, o a Zannini”.
Ambos se identifican con el sentimiento tóxico de la inutilidad. Les cuesta asumir que fueron convocados para aplaudir en el Salón Blanco. Como complementos sustanciales de la escenografía televisiva.
Pero ni siquiera pueden acercarse para saludar a La Doctora.
Ella termina, agradece a “todos y todas”, entre los cánticos de los fervorosos que “bancan el proyecto, nacional y popular”.
Sin embargo se forma un cordón de seguridad mientras La Doctora se esfuma.
Finaliza la cadena. Los medios vuelven a sus programaciones habituales.
Forreados, los gobernadores vuelven hacia la habitualidad de sus provincias.

Osiris Alonso D’Amomio

La transgresión perdida

“El peronismo, Carolina, era insolencia”, confirma la Garganta.
Una suerte de rebeldía emotiva, racionalmente aplicada a la noción de justicia social.
Creatividad, transgresión, atorrantismo.
Tendencia hacia el placer inmediato, según Santoro, el gran pintor del sentimiento que fue.

Aquel peronismo insolente y transgresor -para Oximoron- hoy se presenta como un conjunto triste de oficinistas preocupados por hacer “la suya”.
Atender sus quioscos, pensar en la próxima, para cobrar, mojar.
Y pagar, sobre todo los salarios.

Entre los gobernadores, es De la Sota, El Cordobés Profesional, quien se banca alguna disidencia real. Y hasta por ahí nomás. Porque mantiene el escudo cultural de una provincia obstinada.
Como reflexiona El Sofista del Llano: “En treinta y un años de democracia, Córdoba nunca fue alfonsinista. Ni tampoco fue menemista. Menos, sobre todo, kirchnerista”.
“Córdoba es la Cataluña argentina”, confirma otra Garganta. Lo sostiene con más orgullo que espanto.

Mientras tanto San Luis, con los Rodríguez Saa, es -para Oximoron- un Estado Libre Asociado. Como Puerto Rico. Con menos dinero pero sin mar.

Otras provincias carecen de la tendencia hacia la diferenciación. Algunos gobernadores, incluso, embajadores. O una especie de virreyes.
Meros representantes del poder central que deben bancarse la persistencia cotidiana del desaire.
Se instala, y se toma como algo normal, que si La Doctora los bombea, o los posterga, se les incendian los territorios. Tienen que convivir con la monotonía del maltrato.
En el federalismo trucho no queda otra alternativa que sostener esta patología de gobierno. La gran farsa de “Cristina Conducción”.

Aunque los vegetalizados sepan que La Doctora no conduce un pepino.
Sólo los manda, por intermedio de Zannini, El Cenador. Ahora también a través de los mensajes de Capitanich, El Premier. El que pasó de Premier a Locutor Matinal.

La Doctora ni siquiera los tiene en cuenta. Por un sentido bartolero de la conveniencia, los peronistas que quedan se suman al equívoco de creerse conducidos. Y hasta minimizan el rol de los sindicatos.
Como aquí se dijo: de columna vertebral, las organizaciones sindicales pasaron a ser, en el peronismo que gobierna, apenas apliques indeseables.

Por sus atributos descartables -para Oximoron- La Doctora lo prefiere, como presidente del Partido Justicialista Vegetal, a Eduardo Fellner, El Milagritos de Jujuy. El que llamativamente “es” porque no quiere “ser”.
Y Juan Carlos Mazzón, El Tejedor, heredero del Flaco Mera, emerge como el penúltimo escéptico eficaz.
Por pedido de La Doctora, El Tejedor disuelve la ristra de los presidenciables. De los que quieren “ser”.
Por orden alfabético, en nombre de La Doctora se distribuyen las vicepresidencias honorables.

Sin que nadie tenga la insolencia, o la rebeldía, de decirle a La Doctora lo que sostienen entre ellos, sin decirlo.
“¿Quién c…te crees que sos?”.
O: “¿cómo se te ocurre que vas a poner todos los diputados?”.
O: “ya debimos tragarnos hasta el sapo de Zamora, ¿qué más querés?”.
O a lo mejor: “Sin el PJ, con la fuerza propia que tenés, a lo sumo podrías llegar a la otra cuadra”.
O acaso, ya en el esplendor de la etapa lazarista:
“Si tu destino inmediatamente político, Cristina, no pasa por la utopía del regreso. Pasa por Comodoro Py”.

El crepúsculo del PJV

Sin embargo La Doctora se permite el lujo de disolver, en la mezcla, al instalado Milagro-Scioli, Líder de la Línea Aire y Sol, con su aceptable replicador, Urribarri, El Padre del Marcador de Punta. El atendido que puso a Gallucio en YPF. Y a alguien menos conocido. A Michel, en la AFIP (no olvidar que la SIDE, comparada con la actual AFIP, es ateneo religioso).

Después de todo, como se sostiene hasta en los arrabales de La Agencia de Colocaciones, “va a ser Mancusso”, se dice, por Scioli.
“Pero Mancusso, para fortalecerse, a alguien tiene que ganarle”.
Y La Doctora acomoda en la mezcla, para esmerilar a Scioli y atemperarlo, a los que por ahora no aparecen en ninguna pantalla.
Como Domínguez, El Lindo Julián, y Randazzo, El Loco de la Florería.
Son los dos “rivales eternos de la Cuarta”, que necesitan nacionalizarse con celeridad. Para llegar, con más fuerza, a la gobernación de la provincia de Buenos Aires, La Inviable. Y así evitar, en adelante, la forzada importación de las figuras metropolitanas. Como se importó en su momento a Ruckauf, El Missing, o el propio Scioli.

Por su mediocridad estructural, sólo el PJV le obedece a La Doctora. Es el único factor de poder que le queda. Con cierto valor y una base siempre considerable de votos.
Como el “muy buen crepúsculo”, al que canta el poeta Nicanor Parra, el PJV es “el único amigo que le queda”.
El resto del Frente para la Victoria, con los sellos de Unidos y Organizados, representa una colección honorable de buscapinas que contemplan el horizonte con la tensión de la medialuna enarbolada.
En el plano dirigencial del PJV, La Doctora logra instalar, por la instrumentación negociada de Mazzón, a los jóvenes que prefiere imaginar como sus continuadores. Buscapinas enrolados en La Agencia de Colocaciones. La Cámpora.

Estamentos

No será fácil, en el futuro inmediato, asumir que convivieron, hasta la postración, con la magnitud de la patología cristinista.
Con el último gobierno de origen peronista que lega una sociedad unánimemente estropeada.
En los tres estamentos. Arriba. En el medio. Y abajo.

1.- Los poderosos que construyen riqueza saben, hasta aquí, que sólo pueden hacerse buenos negocios cuando se está muy cerca del poder. Si se es, claro, “del palo”.
Los aspirantes a la sucesión como Macri o Cobos, Massa o Scioli, Sanz, Carrió o Binner, tendrían que elevarse y convencer a los constructores de riqueza. Que para hacer buenos negocios en la Argentina, para proyectarse, no es estrictamente indispensable arrimarse al poder. Ni tender hacia la ventajita de la proximidad.
El capitalismo no requiere que el inversor sea pecaminosamente amigo del transitorio interesado que decide.

2.- Deja una capa media exhausta. Carne fácil de caceroleo. Agobiada por el hartazgo sin representación política. Consumistas sofocados por el desvarío de pagar impuestos inútiles, sin que se le garantice la vigencia de reivindicaciones elementales. Derivaciones sustanciales de la idea de la libertad. Artículo 14.

3.- Deja, por último, abajo, lo peor, una marginalidad peligrosamente creciente. Millones de miserables excitados con el cuento invasivo de la inclusión social. Urgidos de soluciones inmediatas.
Estafados por la plantación irresponsable de una revolución imaginaria. Por un gobierno que los franeleó con el engaño de la pertenencia.
Los aspirantes a la sucesión de La Doctora deben saber que el desposeído queda en un estado infinitamente más calamitoso que el de 2001.
En trece años, aquel desposeído asistió al estrago del narcotráfico. Al culto subsidiado de la pereza sin perspectivas.
Al divisorio rencor, que unifica -para Oximoron- a los tres estamentos de la sociedad estropeada.

Carolina Mantegari

(*) Jorge Asís nació en Buenos Aires en 1946. Es autor de "Flores robadas en los jardines de Quilmes", un best seller de los años '80 que fue llevado al cine en 1985. Además escribió las siguientes novelas: Don Abdel Zalim, El burlador de Domínico (1972). La familia tipo (1974). Los reventados (1974). Carne Picada (1981).  El Buenos Aires de Oberdán Rocamora (1981). La calle de los caballos muertos (1982). Canguros (1983). Diario de la Argentina (1984). El pretexto de París (1986). El cineasta y la partera (y el sociólogo marxista que murió de amor) (1989). La línea de Hamlet o la ética de la traición (1995). Lesca, el fascista irreductible (2000).  Fue representante argentino frente a la UNESCO, secretario de Cultura de la Nación y embajador de la Argentina en Portugal durante el gobierno de Carlos S. Menem. El presente artículo fue extraído de su sitio denominado "Jorge Asis Digital.Com" http://www.jorgeasisdigital.com/

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

22/05/2014

SON TAN INÚTILES QUE COPIAN Y ENCIMA LO HACEN MAL

Por el Arq. José M. García Rozado (*)

Además de mentirnos con las cifras de la inflación, el PBI, los datos de pobreza e indigencia y la desocupación;  al inflar  algunos datos pasan a incumplir leyes nacionales –como la Ley de Educación votada por ellos en el Gobierno Néstor K-, ahora además debemos preguntarnos dos cosas básicas los argentinos: ¿quién es más inútil Moreno o Kicillof?; y en segundo término ¿No era que Martín Redrado era un antiargentino, gorila y destituyente como Presidente del BCRA? Las  contestaciones a estas disquisiciones vienen a poner de manifiesto la incapacidad para gobernar, no de esos “simples colaboradores” de Cristina Fernández, sino de la mismísima Presidente de la Nación, cuyo grado de soberbia es casi tan grande como el de su propia incapacidad para gobernar la Nación Argentina.

Ayer explicábamos como las cifras del INDEC de Kicillof, solo pudieron mantener cierta verosimilitud apenas dos meses, pues ya en marzo aquellas discreparon ciertamente con las del Congreso, las de los Gobiernos de Buenos Aires, Córdoba y San Luis y las de las consultoras económicas serias que son contratadas por quienes generan trbajo y riqueza nacional; y por lo tanto nunca van a “comprar mentiras exprofeso”. Lo de abril fue realmente una payasada el ministro de Economía pues por agradarle a Cristina Fernández mintió en más de un 1%. Además es este mismo “niño mimado” por la Presidente quien salió a los cuatro vientos a explicarnos que el PBI nacional no era el que veníamos conociendo sino que por haber cambiado “la base anual de medición inicial” el mismo crecía en casi un 25%, y como esto sucedía porque se tomaba en cuenta el Censo Poblacional de 2010, y este había marcado un incremento poblacional, las cifras de pobreza e indigencia, así como las de desocupación registraban una importante baja numérica –simple alquimia estadística- que no les resuelve el problema ni al pueblo y mucho menos al país real, no ese país vitual del que se jacta Cristina Fernández y el resto de la cohorte de aplaudidores rentados, abyectos seguidores y obsecuentes de toda laya.

Pero como las cifras cuando se inflan, no pueden sesgarse para ciertas cosas si y para otras no, al manipular las cifras de cantidad de población, año de Base para comparar PBI, crecimiento, empleo, pobreza, indigencia; se termina por generar entonces la paradoja de que es éste mismo Gobierno el que incumple con la Ley de Financiamiento Educativo de 2005 que exige un incremento porcentual año a año, de la inversión en educación. Con los nuevos parámetros aplicados el pasado año 2012 se invirtió apenas un5,3% del PBI, es más desde su inicio mismo se viene, según la corrección del PBI llevada a cabo por el INDEC de la mano de Kicillof, incumpliendo pues en el año 2006 se invirtió apenas el 4,1% cuando debiere haberse invertido el 4,7% es tan así que según los nuevos números de Kicillof y el INDEC la “deuda de los Gobiernos nacional y provinciales con la educación” por no haber nunca cumplido con las metas que fijó dicha ley es de $ 82.812 millones, que se deben sumar a los malos resultados en los exámenes internacionales, los problemas de convivencia y de atención en las aulas, alta deserción en la secundaria especialmente pero también en la escuela primaria. Las deudas sociales son compartidas por la enorme mayoría de los expertos en educación, pero siempre se sostuvo que estos no eran por tener “bajos presupuestos” porque el Estado en Argentina estána invirtiendo más del 6% del PBI en educación.. Al cambiar el mismo Gobierno la “forma en que el INDEC mide el PBI, tomando en cuenta la inflación que existió desde 2004 (nuevo año Base de la medición), las cifras del PBI nominal se incrementaron hasta en un 30%; y como el gasto en educación no se modifica por ser el mismo, el resultado final es que, “por pura magia de las matemáticas”, el porcentaje de educación sobre el PBI –agrandado matemáticamente- es en realidad “bastante menor al que era hasta hace un par de días”.

Axel Kicillof cumple escasos seis (6) meses al frente del Ministerio de Economía donde llegó para reemplazar al desdibujado Hernán Lorenzino que se quería “ir” cuando le preguntaban de la inflación. Su gestión tendría la ventaja de la salida del omnipresente Guillermo Moreno de la secretaría de Comercio Interior, signada por resonantes fracasos en materia de control de precios y escándalos que horadaron la imagen del Gobierno de Cristina Fernández. Pero Kicillof terminó perpetuando los controles de precios, las barreras en el comercio exterior, la inflación alta –moderada ahora por la recesión que despunta, pero que no coincide con la publicada por el INDEC- con algunas novedades de la ortodoxia que rechaza, como el ajuste (vía quita de subsidios) y el endeudamiento que pretende si logra acordar con el Club de París después de aprobar en el Congreso el escandaloso, además de “doloso y cuasi delictivo” pago del resarcimiento a Repsol, sobre quien había dicho que “debería resarcir a nuestro país por el pasivo ambiental”. Por último, y en el terreno de la interna con el titular del Banco Central, la brusca devaluación de enero de $6 a $ 8 y la suba de tasas del 24 al 28/30% anual en el marco de la apertura  muy parcial del cepo cambiario para la compra de dólares con fines de atesoramiento, lograron frenar la escalada del dólar blue, que igual sigue alto hoy a $ 11,50, aunque ése es terreno de Juan Carlos Fábrega. Con todo, Kicillof –al igual que Moreno- sigue sin reconocer la inflación. Por ende, no hay política antiinflacionaria. Lo único que hizo Kicillof a diferencia del ex Secretario de Comercio fue “semi sincerar” los índices de precios del INDEC, claro que se debe al monitoreo del FMI y le necesidad de volver a los mercados de crédito internacional. El resto fue intentar ampliar los acuerdos de precios que ya había intentado Moreno, y la leve baja en el ritmo inflacionario vino pero por el freno en la economía, más que por las medidas del Ejecutivo Cristina Fernández.

El gran fracaso de Moreno que Kicillof mantiene con otros modos, es el control de los precios, los que siguen igualmente en aumento, y muy notorio. Los “Precios Cuidados” tienen muchos baches, faltantes y poca amplitud, pero como ambos niegan la inflación no hay política anti-inflacionaria. Rídiculos como el Pan a $10, Ropa para Todos, Carne para Todos, etc. etc., quedaron en el olvido. Allí el actual ministro no quiso incurrir, al menos hasta hoy. Siguiendo en el terreno de los precios, la intención de crear una tarjeta (la Supercard) para competir con los “plásticos” se fue con Moreno. El nuevo secretario de Comercio que responde a Kicillof, Augusto Costa, no exhumó la idea. En el terreno del dólar la interna entre Fábrega y el Palacio del Hacienda tiene como ganador por ahora al titular del BCRA. Tras la brusca devaluación del peso de enero pasado, se subieron las tasas, se permitió la compra de dólar oficial para atesoramiento y dejaron de caer las reservas a la vez que el blue se semi tranquilizó, hasta el viernes pasado y por ahora. Allí el fracaso rotundo fue de Moreno, que no consiguió nada con sus controles a las cuevas y la creación del CEDIN o los BAADE, que de paso de nada ayudaron al sector inmobiliario y energético respectivamente. En un plano que excedía a Moreno, Kicillof se apresuró a acordar con Repsol y avanzó en tratativas con el Club de París. Pero en relación con el ex supersecretario, revirtió la intervención del INDEC en cuanto al IPC y bajo la mirada del FMI “semi sinceró” esas cifras durante enero, febrero y marzo. Ya abril muestra otro tópico mucho más cercano al del viejo que al “seudo nuevo INDEC” . Pero más torpe que Moreno, Kicillof no supo “acomodar” los números que hablarían de una pobreza alta, así que por ahora esconde esas estadísticas. La pobreza habla de dos cuestiones, una la inflación que se agudizó y por otro lado los problemas de empleo que empiezan a agravarse de manera sumamente notoria. La actividad se frena y despunta la recesión. La cuestión queda pendiente: “¿Quién es más inútil Moreno o Kicillof?”

Pero como son realmente “unos perfectos inútiles”, el seudo equipo económico de Kicillof y Fábrega intenta salir de la coyuntura en la que ellos solos se metieron para hacer buena letra con los organismos internacionales de crédito –BM, FMI y Club de París-, y de esa forma paliar la sequía de divisas a partir de agosto del presente 2014. Para este motivo es que pregonan “Si hay atraso cambiario, que no se note”. Para cubrir los faltantes de divisas que surgirán –como ya se dijo- a partir de agosto, tras el fin de las liquidaciones de las exportaciones de soja, el equipo económico apunta a desembolsos variados. No se trata más que de la homeopatía habitual aplicada por el Gobierno en épocas de escasez de dólares: ”apuntarán a desembolsos del Banco de Basilea o del Banco de Francia (maquillaje vía pases, una creación del expresidente del BCRA Martín Redrado) y el swap de monedas con China (otra invención del ahora economista de Sergio Massa”, que brinda la posibilidad de acceder a fondos de ese país, “un marketing cambiario dado que nunca se concreta”), relata seriamente hoy el diario “Ambito Financiero”. Pero el eventual atraso del dólar en realidad no preocupa demasiado al ministro Axel Kicillof. A fines de enero declaraba que el tipo de cambio a $ 8 es “un nivel adecuado para la economía argentina”, pero los precios del INDEC crecen cerca del 15% desde entonces, acercando la divisa a los valores predevaluatorios. Prefiere ese atraso a convalidar nuevas alza de los precios con la suba del tipo de cambio oficial. También, lo prefiere para “resucitar el consumo”, hoy estancado y en franco proceso recesivo. Lo que en paralelo está convalidando el titular del Palacio de Hacienda en declaraciones a diferentes medios es que no habrá ajustes en las cuentas fiscales, en criollo “¡no pensamos bajar el gasto público!” Sus asesores, en conversaciones con empresarios, blanquean que el gasto público crecerá un 40% interanual en el año, ¡una verdadera sinrazón! Significa que no habrá que aguardar modificaciones sustanciales en rubros como el energético, fuente de los principales desvelos por el rumbo del tipo de cambio, mas allá de que los combustibles aumentaron ya más de un 30%, superando en casi 4% la inflación de Mayo 2013 a mayo 2014.

El propio Julio De Vido dejó en claro la semana pasada que ”no habrá subas en las tarifas en 2014”, salvo las que ya aumentaron además de haberse quitado los subsidios. El INDEC una vez más brinda un auxilio numérico: “con los cambios de base introducidos en la medición del PBI, ahora el rojo fiscal en términos de producto será menor. Si no se puede con el numerador, se va por el denominador”. Las preocupaciones se concentran por ahora en el BCRA, puntualmente en el segundo semestre. Si no hay medidas de política económica en los próximos 90 días, “pueden retornar días como los de enero”, advierten técnicos de la entidad monetaria. La diferencia es que ahora la tasa en pesos está en niveles elevadísimos y los bancos, limitados a la compra de dólares. También la caída de la actividad puede ser, paradójicamente, lo favorable en lo que a presión sobre el dólar se refiere, aunque esto no es demasiado seguro ya que ante la evidente crisis, el pueblo sale siempre a cubrirse mediante la compra de dólares en el mercado que sea, por lo cual, “no sereía extraño volver a ver aquellas brutales diferencias entre dólar oficial y dólar blue o paralelo, de más del 60%”. Tampoco hay crisis en emergentes como en enero, con Rusia y Turquía arrastrando a todo ese segmento, aunque como ya se expplicara ayer Brasil es hoy un cúmulo de dudas y muy pocas certezas. Cartas en juego como las del Club de París pueden estirar los plazos, pero no solucionar los graves problemas existentes. No hay barajas disponibles en lo que al juicio de los fondos buitre se refiere. Funcionarios de Economía señalan que se está a la espera de lo que decida la Corte Suprema de EE.UU. “¡No hay plan A y menos, un plan B!”, según consigna el matutino y aclaran diversos analistas y economistas consultados por quien esto escribe.

No hay grandes medidas a la vista: la devaluación de enero fue la única adoptada hasta ahora, con su impacto positivo -desde el punto de vista oficial, que no coincide con lo que se pudo percibir en la disparada de precios y la espiralización inflacionaria- muy especialmente en “la recaudación impositiva”. Cumpliéndose la vieja regla de que “todo ajuste ortodoxo, via devaluación con suba importante de tasas de interée, golpean especialmente en las clases bajas y en los asalariados” al quitarles, restarles, poder de compra y por lo tanto generando una retracción del consumo popular. Para cerrar el año, ¿se recurrirá a esos minidesembolsos, matizados por emisiones de deuda de provincias o bien de YPF? El gerenciamiento de la economía apunta por ahora “sólo a retoques de chapa y pintura del modelo”. ¡Trastornos cambiarios pueden alterar esa mecánica! Además es público y notorio que las suspensiones y mini despidos, o las jubilaciones anticipadas son ya una constante, basta recorrer la geografía nacional desde el norte al sur del país. Automotrices, autopartistas, pequeños o grandes viñateros, comercio minorista, etc. ya marcan que la recesión está presente y las frases “los trabajadores sufrimos el ajuste”, o aquella otra “los comercios ya no sustituyen al que se va” o las más graves y rotundas como “vemos señales que recuerdan al 2001” comienzan a ser escuchadas con demasiada y peligrosa asiduidad. ¡Y aquí radica el verdadero peligro: “que sea el pueblo el que comience a desconfiar del Gobierno”, pues la conclusión será, que no hay quien Gobierne! Y entonces el 2001 estará más cerca de lo que se cree.

“Cifras que despiertan muchas dudas”, es el título del artículo que sobre el INDEC escribe Ismael Bermúdez en Clarín –también de hoy- y dice: “ya es un “clasico” que cada información del INDEC esté sospechada de alguna manipulación, “truco” o cambio metodológico que altera los resultados y la comparación estadística”, algo que quedó muy en evidencia no sólo con las supuesta baja de la desocupación, aunque ésta esté apenas 0,8% debajo de la del primer trimestre de 2013 y sea una de las más altas de las cifras difundidas potr el propio Gobierno. Lo que acota Bermúdez se puede verificar en lo explicado respecto de la inversión en educación, o en los porcentajes de pobres e indigentes que ahora el Gobierno Cristina Fernández dejó de dar a publicidad, algunos dicen que directamente se dejaron de medir porque trasuntaban un rotundo y contundente fracaso en la supuesta “incusión social” de la que se jacta el oficialismo desde hace ya por lo menos 8 años. Pero reafirmando lo que ya dijimos el periodista económico del matutino de la “corpo”, agrega “Días atrás, al revisar el INDEC las cifras del PBI, surgió que, a pesar de un mjenor crecimiento, el tamaño de la economía era mayor. Sin explicaciones, en lugar de producir durante 2013 por US$ 480 mil millones, esa misma producción pasó a US$ 611 mil millones. Y así en términos de PBI se redujo el porcentaje del déficit fiscal o el endeudamiento”, que como ya dijimos alcanza la friolera de US$ 340 mil millones, o sea que es el 71% del PBI y ahora descendió al 56% del mismo. ¡Cifras más potables para la “propaganda del oficialismo”!

“Ya había pasado lo mismo con la inflación. Al manipular hacia abajo los índices de precios, aparecía que los trabajadores mejoraban todos los años, -y fueran los mejor pagos de latinoamérica segín la Presidente- con crecimiento y con recesión, el poder de compra de sus salarios, mientras caía a niveles bajísimos la pobreza y casi desaparecía la indigencia. Los números de estos dos indicadores eran tan bajos y chocaban tanto con la realidad, que el INDEC –el Gobierno cristina Fernández- resolvió “discontinuar” la medición. Así oficialmente, hoy en la Argentina no hay medición de pobreza ni de indigencia. También llegó el turno –aclara Bermúdez- al empleo y desempleo porque el INDEC empezó a calcular el empleo sobre una población mayor. Entonces aunque la tasa de actividad y de empleo se redujeron en el último año, aparece que el número de puestos de trabajo es mayor”. Y aquí se refuerza la idea presentada en éste trabajo de que la manipuklación matemática de los índices generan fenómenos que no se condicen en absolutamente “nada” con la realidad argentina. ¡Una cosa es el país nórdico de CFK y otro muy distinto el que vive el habitante de la Argentina, mucho más parecido a Bolivia! (Con el mayor respeto al querido y hermano pueblo boliviano). “Si bien es normal que, en base a los Censos de población o censos económicos, se actualicen las estadísticas, el INDEC carga con una enorme hipoteca: la manipulación durante 7 años de los índices de precios, con su impacto negativo sobre un sinnúmero de otras estadísticas –sigue aclarando en coincidencia con lo aquí expresado Ismael Bermúdez-. A esto se agrega que las nuevas cifras son elaboradas y difundidas por los mismos funcionarios –mamarrachos se debieran definir- y técnicos que durante 7 años manipularon las estadísticas y acusaron con toda clase de infundios a los que mostraban “el truchaje” de las cifras.”

“Ahora se difunden los nuevos números sin dar a conocer la metodología, fuentes de información o cifras de respaldo (en el IPCnu, por ejemplo, los precios medidos relevados). Y con “revisiones” o “recálculos” en las que se incrementan las distorsiones e incongruencias estadísticas”, finaliza el artículo del matutino Clarín. “El Observador” diario de Montevideo Uruguay titula “Sin “devaluación exitosa””. Y comienza a realizar un análisis muy exaustivo de nuestro presente económico donde aclara: “Argentina está muy lejos de haber estabilizado su economía, como lo emuestra el movimiento que ha tenido el dólar (de $ 8 a $ 8,08 en apenas 7 días)- tanto el oficial como el paralelo (que hoy cerró a $ 11,5)en la última semana. De manera que cabe la pregunta sobre si puede llegar a ocurrir otra devaluación brusca en Argentina”. La preocupación de nuestros hermanos de la Banda Oriental es porque como bien dijo hace unos días su Presidente Mujica “si Argentina estornuda, Uruguay se resfría” lo que conlleva a que las preocupaciones charrúas signifiquen que además de ser abiertamente perjudicados, y constántemente, por las medidas seudo proteccionistas o verdaderamente persecutorias del Gobierno Cristina Fernández respecto del puerto de Montevideo, o la de perseguir mediante la AFIP a los argentinos que eligen veranear o pasear por ese país hermano; a lo que se suma las trabas y palos en la rueda de Argentina respecto del dragado del Río de la Plata que termina perjudicando a los puertos uruguayos de Colonia y los del Río Uruguay.

“La mayoría de los economistas –continúa “El Observador”- considera que la economía

argentina sigue afectada por un retraso cambiario. En otras palabras, que está cara en dólares y que, en el mediano plazo, será inexorable una corrección. Algunos calculan que, para recuperar el tipo de cambio real promedio de la última década, el dólar debería cotizar en la Argentina por encima de los $ 10 –más cercano al blue $ 11,5 que al oficial a $ 8,08-. Por lo pronto, sólo para mantener el nivel de competitividad conseguido con la última devaluación, debería estar en $ 9. Pero lo cierto es que este tipo de ejercicios técnicos no se condicen con el contexto político actual: el gobierno Cristina Kirchner no convalidará otra devaluación brusca. Y, al menos por varios meses, tiene forma de resistir, ya que ésta es la época del año en que se produce el gran ingreso de divisas permanente de la exportación agrícola (la llamada “lluvia de soja-dólares”). Por lo que la expectativa es que haya mini-devaluaciones escalonadas que atenúan las pérdidas de competitividad. Pero, aún si ocurriera una devaluación, la gran duda que plantean los economistas es si existe margen para una “devaluación exitosa”. Es decir –aclara el diario montevideano, realizando una profunda reflexión, casi la misma que nos hacemos muchos de nosotros-, para un ajuste en la cotización del dólar que “no genere un inmediato efecto inflacionario”. Como quedó demostrado en enero, los precios reaccionaron enseguida, por más que el ministro Axel Kicillof se enoje y argumente que no hay motivos para que suban los precios de bienes y servicios sin componentes importados”, termina diciendo. Lo que el cristinismo no termina de aceptar es queel Argentino medio, necesita confiar en el Gobierno de turno para no entrar en el juego de la espiralización inflacionaria.

¡Asi que, como expresamos al inicio: “Son tan inútiles, que copian y encima lo hacen mal”!

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Arq. José M. García Rozado (Integrante de la Liga Federal Nacional y del Movimiento Político Sindical José Ignacio Rucci), por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

22/05/2014

LAS POLÍTICAS DE ESTADO DAN SUS FRUTOS: SAN LUIS LIBRE DEL “MAL DE CHAGAS”

Por la Prof. Ivana María Bianchi (*)

Una vez más San Luis es noticia, y una vez más lo es por algo bueno y que destaca a nuestra provincia a nivel nacional e internacional: en éste caso por el gran avance que significa la certificación de haber logrado erradicar la transmisión vectorial y transfuncional del “Mal de Chagas”.

El gobernador de la provincia Claudio Poggi recibió las conclusiones del comité evaluador de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Los expertos internacionales se reunieron el Jefe de Estado y el ministro de Salud, Gastón Hissa. La Provincia obtuvo el “máximo status internacional” en el control de la enfermedad.

Ciertamente es un camino que no ha sido fácil ni barato para nuestra provincia, pero cuyos frutos son incuantificables: la salud y la calidad de vida de nuestro pueblo.

“La política de gobierno permitió que se alcance este éxito de eliminar la transmisión vectorial de la enfermedad de Chagas en la provincia”.  Estas palabras no pertenecen a un funcionario del gobierno, son las declaraciones de José Fiusa Lima integrante de la comisión evaluadora de la Organización Panamericana de la Salud que estuvo en la provincia analizando la situación epidemiológica, y certificaron que luego de 30 años de esfuerzos San Luis consiguió el objetivo de  interrumpir el contagio vectorial del Chagas- Mazza a partir de la vinchuca.

El Mal de Chagas- Mazza es una enfermedad endémica que desde la época precolombina azota a los países del cono sur del continente americano. Considerada por la OPS como “la enfermedad de la pobreza”, se ubica como la tercera enfermedad infecciosa en la región luego del Sida y la Tuberculosis.

Se le llama “la enfermedad de la pobreza” porque está asociada en varias partes a las deficientes condiciones de vida y habitacionales, a las casas y escuelas rancho que de nuestra provincia fueron erradicadas gracias a la acertada política de vivienda y de infraestructura educativa.

La Organización Mundial de la Salud  (OMS) estima que la enfermedad de Chagas afecta entre 16 y 18 millones de personas en el mundo, de las cuales cerca de 50 mil mueren por año. El 25% de la población latinoamericana estaría en riesgo de contraerla.

Aunque existen diferentes vías de transmisión, la vectorial, a través de las heces de la vinchuca, es la principal causa de contagio.

Esta forma de contagio, ha sido eliminada del territorio provincial según la comisión evaluadora de la OPS integrada por Pilar Irabedra (Uruguay), José Fiusa Lima y Joao Carlos Pinto Días (Brasil), y Gabriel Schmunis (Argentina).

Joao Carlos Pinto Días, consideró a San Luis como “el mejor ejemplo de todos en términos de calidad e integración de servicios y continuidad de acciones bajo una macro política de gobierno”. Dijo además que “la provincia obtiene el nivel máximo de competencia de acuerdo a su realidad histórica”.

“Es el fruto de un trabajo de 30 años, de una mejor calidad de vida y de una conjunción de aspectos sociales que contribuyeron a la obtención del máximo status” que otorga la OPS.

La evaluación ubicó a San Luis como la única provincia de Cuyo libre de transmisión vectorial.

No es poca cosa, ni poco motivo de orgullo ésta certificación que tiene que ver nada menos que con la salud de nuestros habitantes, al verse libres de tan terrible flagelo. Pero tenemos una razón aún más importante para recibir con alegría ésta noticia, que es poder demostrar a todos los argentinos que son posibles las Políticas de Estado a largo plazo. Esa es la gran carencia que tiene nuestra nación, acostumbrada a que cada nuevo gobierno deshaga todo lo que hizo el anterior, dejando al país sin un rumbo fijo, transitando de forma errática el devenir de su historia. San Luis es una muestra de que otra realidad es posible, de que podemos trazarnos un rumbo y seguirlo a través de la continuidad de los gobiernos.

Obviamente para eso se necesitan estadistas y no simples políticos. La principal diferencia entre ambos es que el político piensa en el corto plazo de sus cuatro años de mandato, y el estadista en el largo plazo de cuatro décadas o más, y es capaz de contagiar su visión y sus sueños a sus sucesores. Los sanluiseños podemos estar orgullosos de que desde el retorno de la Democracia nuestra amada provincia fue gobernada por estadistas como Adolfo y Alberto Rodriguez Saá y Claudio Poggi que gobiernan pensando en el San Luis del futuro. Nuestro orgullo como pueblo soberano que somos, es que hemos sabido elegir bien, y hoy vemos los frutos.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de la Prof. Ivana María Bianchi (Diputada Nacional por la provincia de San Luis) por gentileza se su autora.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

22/05/2014

MONOTRIBUTISTAS: EXCLUSIONES ESPECIALES

Por Guillermo LoCane (*)

Vencio la recategorización cuatrimestral y si cambiaron los guarismos de algunos de los parámetros para la categorización, hay que hacer cambio de categoría o autoexcluirse del sistema. O sea es un momento importante y el análisis debe realizarse a conciencia. Especialmente en aquellos casos que están en los límites máximos del Régimen Simplificado o que ostenten movimientos financieros o patrimoniales que manifiesten claramente que ya “no se trata de pequeños contribuyentes”

Es que el organismo fiscalizador hace tiempo estableció que los pequeños contribuyentes adheridos al Régimen Simplificado (RS) pueden quedar excluidos de pleno derecho del régimen: Cuando adquieran bienes o realicen gastos, de índole personal, por un importe equivalente o mayor al monto de los ingresos brutos anuales máximos admitidos para la categoría en la que estén registrados. O, cuando registren depósitos bancarios, debidamente depurados, por un importe igual o superior al monto de los ingresos brutos anuales máximos admitidos para la categoría en la cual estén encuadrados.

Hay descargo. La normativa prevé que el Monotributista que resulte notificado de la constatación de cualquiera de las causales de exclusión mencionadas podrá presentar un descargo en la forma, plazos y condiciones correspondientes. En oportunidad de presentar el mismo, el pequeño contribuyente deberá adjuntar los elementos que considere pertinentes a los fines de demostrar: 1.) Que dichas adquisiciones o gastos han sido pagados con ingresos acumulados en ejercicios anteriores y/o con ingresos adicionales a los obtenidos por las actividades incluidas en el RS, que resulten compatibles con el mismo. 2.) Que los fondos depositados corresponden a Ingresos acumulados en ejercicios anteriores provenientes de la actividad por la cual se encuentra adherido. 3.) A Montos adicionales a los obtenidos por las actividades incluidas en el Monotributo, que resulten compatibles con el mismo. 4.) A Terceras personas, en virtud de que la o las cuentas bancarias utilizadas operan como cuentas recaudadoras o administradoras de fondos de terceros.

Pero, atención, Cuando los gastos, compras o depósitos constatados provengan de ingresos no declarados obtenidos por la actividad incluida en el Régimen Simplificado, corresponderá, siempre que el monto total de ingresos no determine la exclusión del régimen, la recategorización de oficio. Y el correspondiente reclamo de impuestos generales por los meses en que se estuvo fuera de parámetro.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Guillermo LoCane (Contador Público, egresado de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. Tributarista, consultor, ha sido asesor en el Senado y actualmente lo es en la Cámara de Diputados de la Nación. Integra el Consejo Académico de la Especialización en Impuestos de la Escuela de Economía y Negocios Internacionales de la Universidad de Belgrano, y es miembro de la Comisión de Estudios sobre Finanzas Públicas del Consejo Profesional de Ciencias Económicas) por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

 

22/05/2014

 

21/05/2014

EL TIEMPO JUEGA EN CONTRA DE CRISTINA

Por Carlos Berro Madero (*)

“El valor de los bienes de consumo procede siempre de las apreciaciones subjetivas del individuo, ya que éste al operar establece su propia escala de preferencias. Tales valoraciones entrelazadas entre sí engendran la demanda, ordenando de tal modo la actividad productiva de la economía”

Ludwig von Mises

Es bien sabido que entre producción y consumo transcurre siempre algún tiempo, por lo que ciertos esfuerzos tardíos que hace nuestra “reina plebeya” para sacarnos de la parálisis a la que nos condenó con decretos persecutorios y arbitrarios, están condenados al fracaso.

Las rimbombantes inauguraciones de emprendimientos supuestamente “productivos”, no son más que “puestas en escena” emergentes del temor que ha logrado inspirar entre los chupamedias que la rodean, que se ven obligados a montar simulacros de entidad “gaseosa” para morigerar de algún modo sus habituales rabietas intempestivas.

A la falta de tiempo disponible, se suma el hecho de que NADIE LE CREE UNA SOLA PALABRA. Insólitamente, ha conseguido algo bastante difícil de lograr al mismo tiempo: recelan de ella no sólo los opositores a su gobierno, sino también aquellos que hasta hace poco se habían apegado al “sí señora”, embargados por una sumisa felicidad boba.

Hoy lo hacen a regañadientes, más preocupados por saber adónde irán a parar si todo termina explotándoles entre las manos, o en los estrados de la justicia, como parece que ocurrirá.

Mientras tanto, las actividades comerciales se concentran en escenarios financieros especulativos: la Bolsa, el aprovechamiento de mayores o menores intereses ofrecidos por los Bancos y la compra de dólares en el mercado de cambios por parte del Banco Central y los particulares. Las transacciones efectuadas “a la vista” o “por debajo de la mesa”, son así la ocupación primordial de quienes presienten que Cristina puede levantarse más o menos embravecida una mañana según la cantidad de “buen sueño” acumulado durante la noche y disponer lo contrario de lo que sostuvo el día anterior.

Sobre todo, porque le interesa muy poco la economía y no entiende de ella ni una jota. Su fuerte –ya lo ha dicho ella misma-, es la abogacía “exitosa” y la “arquitectura egipcia”.

Ni los “jóvenes eufóricos” de La Cámpora pueden sustraerse a este clima y andan trajinando de aquí para allá tratando de agenciarse cargos rentados donde buscan “atornillarse” para no ser echados a caminar de vuelta por donde llegaron.

La economía no “arranca” PORQUE PESA SOBRE ELLA LA DECISIÓN NEGATIVA DE CENTENARES DE MILES DE PERSONAS QUE NO CREEN EN EL GOBIERNO (a tono con las prevenciones de von Mises). Todos se sienten frustrados por la cuota adicional de incertidumbre que ha sumado el kirchnerismo a los vaivenes de por sí impredecibles de algunas variables, por lo que las principales cuestiones se dirimen hoy en un escenario presidido por un universo abrumador de “malos encuentros”.

Por otra parte, quienes entreven la agonía de sus proyectos y luchan por sobrevivir, no pueden superar el luto al que los enfrenta un gobierno que tiene enormes limitaciones y está inundado por una neurosis generalizada que ha provocado la ausencia de herramientas imprescindibles para la reactivación: el respeto a la libertad y un control “limpio” del Estado estipulando reglas de juego claras para todos los actores del escenario económico.

No es difícil entender entonces cuál es el problema de fondo: la sociedad está sometida al pánico y la urgencia de un kirchnerismo que ha salido a “cazar al voleo” sus últimas posibilidades de subsistencia, tomando medidas desesperadas que incluyen castigos “ejemplares” para aquellos a quienes sindica como “representantes del mal”. Hoy, los industriales, mañana los hombres de campo o los sindicalistas, la semana que viene, quién sabe.

El plazo mayor para el desbarranque final podrá ser contabilizado en diciembre de 2015 de acuerdo con lo estipulado por la ley, pero el menor, nadie puede saberlo aún. En cualquier caso, Cristina Fernández se retirará de su mandato “con el rabo entre las patas”, como ocurre cuando se ahuyenta a un perro callejero; y en cualquiera de los supuestos, la herencia que dejará detrás de sí será funesta para el país.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Carlos Berro Madero por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

21/05/2014

APENAS QUEDEMOS AFUERA DEL MUNDIAL, TODO SE DESBARATA

Por el Arq. José M. García Rozado (*)

Apostar, como esta haciendo el Gobierno Cristina, a que pase el mundial con la euforia de una buena clasificación es verdaderamente “suicida”, porque tras el mundial Brasil desnudará su desindustrialización y Argentina se enfrentará ineludiblemente a la realidad que el Gobierno y la Presidente se niegan a aceptar. La dupla Kicillof-Fábrega no solo no se entienden sino que cada uno hace su juego con el beneplácido “sadomasoquista” de Cristina Fernández, que se niega a reducir el “gasto gubernamental” para no terminar de perder lo poco que le queda de la consideración popular; su imagen deteriorada ya no puede bajar más.

“Hay que llegar al Mundial” es la premisa de la totalidad del Gobierno Nacional, y este latiguillo esgrimido en las esferas oficiales de gobierno, y llegó a ser también la frase de los economistas, como si dicho evento deportivo, por muy importante y motivador que sea va a lograr “hacer que desaparezcan los negros nubarrones de nuestra economía”. Esta tan claro como el agua potable que la Casa Rosada está utilizando todos los recursos del Fútbol para Todos para bombardear masivamente “propaganda oficialista” durante el tiempo en que nuestra selección nacional logre sobrevivir, avance o quede rapidamente en el camino. Lo único claro es que un contraste semejante puede dar vuelta el impacto de la gigantesca operación de marketin montada alrededor de éste campeonato.

Algo muy similar le va a pasar a Brasil, pues de no ser campeón mundial, surgirá a la superficie cuanto cayó la producción industrial con respecto a meses y años antreriores; pues los 100 principales economistas brasileños –ante la consulta del BCRFB-  coincidieron en la preocupante apreciación de que la tasa de crecimiento en 2015 será peor o similar que la del 2014 y que estará por debajo del 2% (1,91%) anual (estimación promedio), mientras que la del presente año será  del 1,63%. Brasil tendrá así 5 años consecutivos con un nivel expansivo de menos o similar al 2% anual, o incluso peor o sea inferior, sumado a una tasa de expansión potencial de largo plazo -5 a 10 años- que habrá caído a un nivel del 2% anual o menor aún, o sea lisa y llanamente “un virtual estancamiento con características de depresión estructural”.

¿Porqué nos tiene que preocupar lo que suceda en nuestro vecino? Sería la pregunta a realizarse si Argentina estuviere en un “ciclo expansivo de su industrialización tecnológicamente de punta” y competitiva a nivel global; pero como esto no es así, y por el contrario Argentina es doblemente dependiente: por un lado es dependiente de la soja, casi ya un “monocultivo” para nuestra insípida exportación, absolutamente primarizada y “sojadependiente” casi al 60%. En segundo lugar porque nuestro vecino y principal socio comercial absorve la gran mayoría de nuestras exportaciones que no sean sojeras. O sea que de ralentizarse el crecimiento del hermano brasileño, Argentina enfrentará un segundo problema, debido a que no se preocupíó seriamernte en esta supuesta “década ganada” en la apertura de nuevos mercados –es más se cerraron varios como el del trigo, la carne bovina, la lechería, etc. sólo hablando de los productos primarios- o en una verdadera reindustrialización argentina, que nos hubiere vuelto “independientes”, o por lo menos “menos dependientes” de nuestros dos grandes compradores: China y Brasil, a donde van a parar casi el 70% de nuestras exportaciones.

Aunque se de, lo que el Gobierno Cristina Fernández espera –en el Mundial de Brasil-, y  el reloj político se detenga un tiempo, la realidad nos muestra que las demás cosas no se detendrán, y habrá cosas que seguirán su curso irremediablemente; porque al final, aunque no se quiera “la vida no se congela” ni se detiene; y la principal de ellas es la dinámica inercial –aunque más no sea- de la economía; y ésta por culpa de la AFIP o de las bravuconadas de Echegaray, o como parte del mismo cuadro general –inflación, pérdida de nivel de consumo de los salarios, ajustazos de las tarifas de servicios públicos, encarecimiento brutal del dólar (devaluación de un 60% mínimo respecto de Abril 2013), etc.- sobran pasajes en las agencias de viajes, los bares, restaurantes y cines, así como los negocios de electrodomésticos se muestran, y se mostrarán, vacios o semivacíos, lo único cierto es cque el pueblo  medio en general ha comenzado a restringir todos y cada uno de los gastos, y mucho más las inversiones en construcción o en cambio de vehículos.

En Olivos, tanto como en la Casa Rosada, se vive un microclima “espeso y denso” debido principalmente a las inquietudes o algo “peor que inquietudes” de Cristina Fernández por la profundización que alcanzó la recesión y la inflación –que nuevamente se comienza a manipular al más puro estilo Guillermo Moreno, por Kicillof y su banda-, o sea un “preestanflación”, cuyos coletazos comienzan a sentirse en el trabajo donde las suspensiones y las pérdidas de puestos laborales ya son un hecho innegable. Los especialistas del sector calculan que al menos un 55% del “desplome” de ventas y de la producción industrial –sector automotriz especialmente- es “puro y auténtico deterioro del mercado interno” y no culpa del repliegue exportador a Brasil o China. Este es la verdadera realidad nacional y no la que pretende traslucir los dichos sin sentido de nuestro Jefe de Gabinete el ex Gobernador Jorge Milton Capitanich, aunque rodee dicha realidad de palabrerio vació y sin sentido.

Tan real es este panorama, que fue la propia CFK quien el pasado miércoles 14 de mayo, con el aumento del 40% en las AUH y la suba de entre el 20% al 40% para los salarios familiares, mostró el verdadero rostro de sus preocupaciones: “Cristina intenta inyectarle oxígeno al consumo, un verdadero pilar del modelo-relato k” total y absolutamente desinflado. Ese 40% parece grande y desmedido, aunque al verificar el nivel del costo de vida real, dicho aumento solo equivale al incremento de los alimentos y bebidas consumidos por las clases bajas y las más pobres. A decir verdad, ese 40% reconocido por la misma Presidente Cristina Fernández es una “enormidad” que sólo puede entenderse por “el masivo golpe que la inflación le pegó a los ingresos de abajo”. Lo inentendible, por esta misma realidasd aceptada por la Presidente, es que a los jubilados y pensionados se les reconozca apenas (aunque así lo indique la malsana Ley del “ajuste salarial de la clase pasiva”) un 11,5%, pues a éstos les pegó la misma inflación y el ajuste último viene de setiembre 2013 y recién se cobró el reajuste pautado en marzo de 2014, con un proceso inflacionario de no menos del 30%.

Tan necios son que, mientras CFK anunciaba ese anuncio del 40% para las AUH, Axel Kicillof descaradamente anunciaba el índice de Abril 2014, que fijaba en un mentiroso 1,8%, muy cerca de aquel índice que yo contaba le había exigido la Presidente del 1,2% para abril, y muy lejano al 2,8% que mostró el índice Congreso o el que , siendo mayor aún, publicó el Instituto de Estadísticas del Gobierno CABA.  El índice Kicillof es “impresionante o directamente sospechoso, pues ni siquiera la recesión” habría logrado provocar semejante disminución en el proceso inflacionario desatado a partir de los ajustes, y aumentos generados desde el propio Estado nacional, via ajuste de tarifas de gas, agua, tren, colectivos urbanos, aumentos de combustibles de YPF, y que inciden directamente en los costos de los alimentos de la canasta básica y en los alquileres tanto de departamentos como de piezas en conventillos y villas de emergencia (barrios carenciados, etc.). Dicen en Casa de Gobierno que “la estrella de Kicillof brilla más que nunca y hasta ha conseguido acorralar al jefe del BCRA, Juan Carlos Fábrega”.

En agosto el dólar puede alcanzar niveles de atraso cambiario similares a los de diciembre de 2013 y no es "bajo el riesgo" de que el Gobierno permita nuevamente una maxidevaluación como la de enero, cuando llevó la cotización de la divisa estadounidense de $ 6,80 a $ 8 en una misma rueda. Ese es el diagnóstico que hizo ante nuestra consulta la economista Belén Olaiz, coordinadora de Desarrollo de Producto de Abeceb, la consultora que dirige Dante Sica. "Nuestro escenario base contempla que el Gobierno continúe con estas microdevaluaciones hasta fin de año. Sin embargo, en un análisis alternativo, el del peor escenario, no es bajo el riesgo de una fuerte corrección del tipo de cambio como la de enero", comentó Olaiz en diálogo con este medio.  Luego de más de un mes de mantenerlo a raya en $ 8, el Banco Central dejó subir el dólar, cuya cotización creció 6 centavos a lo largo de la semana pasada. La tendencia al alza se mantenía este lunes cuando el precio rondaba los $8,08. Este movimiento generó expectativas en el mercado porque las microdevaluaciones configuraron el escenario previo a la brusca devaluación de principios de año. "Es un escenario similar, aunque con un margen adicional. Hubo un reciente devaluación y el Banco Central aumentó las tasas de interes. Sin embargo, tampoco es un gran margen porque la presión de la inflación sigue siendo importante", manifestó la economista. 

Olaiz estimó que en agostó el tipo de cambio podría estar en $ 8,5 y que las proyecciones de Abeceb contemplan un dólar a $ 9,5 a fin de año. La economista evaluó que la inflación del 1er trimestre del año, que se ubicó en torno al 10% de acuerdo al INDEC, se llevó por delante el efecto devaluatorio de enero. También advirtió que la apreciación del dólar en Brasil, principal socio comercial del país,  le puso presión al tipo de cambio en la Argentina, por lo que era de esperarse un regreso de las minidevaluaciones diarias. No obstante, consideró que la inflación "fue el factor más relevante"  a la hora de inducir nuevamente a la divisa a una situación de atraso cambiario.  Olaiz apuntó a la política monetaria del BCRA para contener al dólar y advirtió que desde ahora todo depende de lo que decida Axel Kicillof en el ministerio de Economía. "Si no hay ajuste fiscal, el Central va a tener que emitir más pesos para financiar el déficit y eso va a generar una mayor presión sobre la inflación, y al mismo tiempo sobre el tipo de cambio. Se trata de una decisión política. El Gobierno debería avanzar con el recorte de subsidios, ya que lo que se anunció sobre el gas es insuficiente. Tendría que ajustar en los subsidios a la electricidad, lo que generaría un ahorro de un 1 punto en el gasto público", estimó la economista.

Es tan malo el ambiente en el Gobierno que Cristina Fernández  suspendió el acto oficial previsto este lunes debido a la operación a la que es sometida su madre, Ofelia Wilhem. La suspensión de la presentación de nuevas formaciones del ferrocarril Sarmiento que se iba a realizar por la tarde fue informada por el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro. La madre de la Presidente de la Nación se somete a una intervención quirúrgica luego de sufrir una factura de cadera por la que fue ingresada al sanatorio Otamendi el viernes. Este lunes la jefa de Estado la acompaña y por ello decidió cambiar su agenda. Por la permanencia de Wilhem en el centro médico la Presidente ya había suspendido su viaje a Santa Cruz. El acto de presentación de los 72 coches nuevos que llegaron desde China para el ferrocarril Sarmiento estaba previsto para las 16:00 de este lunes en el denominado "empalme Junín" del puerto de Buenos Aires. De acuerdo a la agencia Télam, el acto fue reprogramado para el miércoles 21 de mayo. Cabe recordar que en febrero la Presidente se bajó de otro acto también vinculado a trenes del Sarmiento. El recorrido de las nuevas formaciones tuvo lugar apenas 2 días después del masivo acto que conmemoró los 2 años de la tragedia de Once, ocurrida justamente en la estación cabecera de esa línea ferroviaria.  

Allí se escucharon fuertes críticas al Gobierno Nacional. El recorrido de las formaciones, en tanto,  se realizó de todas formas pero sin la presencia de la Presidente, que argumentó problemas "de agenda" para justificar el faltazo. Por otro lado, por estos días se desarrolla el juicio oral por el siniestro en el que fallecieron 52 personas y cerca de 800 resultaron heridas. En el banquillo de los acusados están sentados 2 exsecretarios de Transporte del kirchnerismo y una larga lista de otros exfuncionarios. La reprogramación del acto será para un día antes de que se cumpla otro mes de aquella terrible jornada. Pero Cristina Fernández se encerró en su propio relato y escucha únicamente a Zaninni, Kicillof y en menor medida a Parilli y Fábrega. Este total autismo la lleva a compartir con el jóven ministro “una manera de interpretar las cosas que ocurren y el por qué ocurren”, basada en el concepto de la conspiración y la desestabilización destituyente. ¡La paranoia llevada al límite! De esta alquimia provienen el poder y los alardes del “profesor universitario”, inexperto y soberbio como muy pocos en nuestra vasta historia reciente. La realidad, a la vez, muestra otras facetas que hacen que aquello en muchísimas oportunidades, dejen de ser como ellos la ven, y entonces el jóven deja de pasarla bien y debe enfrentarse a la cruda y áspera realidad.

Como en casi todas las actibidades humanas, en la política “cuentan y priman los resultados”, porque son, al fin, de donde cosechan los Gobiernos y las imágenes presidenciales; y hoy la gran mayoría de ellos “no son lo que ellos quisieren que fueran, es más, no son siquiera encomiables”. Con datos oficiales, vemos como la actividad industrial y la construcción acumulan ya, tres trimestres de caída consecutivos; las ventas de los comercios minoristas y los shoppings, al igual que los supermercados han disminuido entre enero y marzo un 7,5% en abril respecto de un año atrás, y con una inflación del 35% anual. Las ventas de electrodomésticos –mundial de por medio como atractivo-  cayeron un 15% en igual período y los automóviles en un catastrófico 40%. ¡Todo es una muestra rotunda de “realidad incontrastable”, la economía ha entrado definitivamente en zona netamente recesiva! El 2º trimestree arrancó mucho más que frio, más allá de que los dólares de la soja surtieron un pequeño efecto paliativo, pero igualmente el BCRA tuvo que iniciar el proceso de minidevaluaciones, y luego de 110 días el dólar oficial, aumentó un 10% en apenas una semana disparando el paralelo a más de $ 11, algo que no se veía desde finales de enero.

Las liquidaciones agrícolas: soja, trigo, maíz y girasol y el impacto de las primeras paritarias levantaron muy poca temperatura en la economía y el consumo, que para disgusto Presidencial no lograron inyectar presión al consumo, ya que el pueblo tiene muy en claro “que será un repunte transitorio y que el PBI anual terminará por debajo de cero”, o sea que estamos viviendo una muy clara y persistente recesión económica. La imperiosa necesidad tributaria, de un Gobierno que no está dispuesto a frenar el gasto público, sino que por el contrario por exigencias de Cristina Fernández, éste se seguirá incrementando exponencialmente, es que no se tocará por lo menos hasta mediados de Julio el mínimo no imponible para el impuesto a las ganancias, realmente un impuesto al salario obrero, una medida totalmente antiprogresista, y más aún una medida antipopular por donde se la mire impropia de un Gobierno que pretende decirse “nac&pop” y que pretende hacer alarde, desde sus intelectuales de Carta Abierta de “progres”. ¿Aceptará el Gobierno, y aún más, lo aceptará el pueblo argentino –pasivo como casi ningún otro pueblo de la tierra- que el Gobierno se coma el medio aguinaldo y las mejoras salariales?

¡Realmente parece demasiado! Es más, la propia necesidad recaudatoria del Gobierno Cristina y sus desmadres económicos respecto del gasto público, indican que por lo menos hasta después de agosto, el mismo no se retocará en un ápice. Cristina además, jamás va a tomar una medida que pueda ser entendida como una cesión a las exigencias de las centrales obreras opositoras. ¡No es una posibilidad; sino que es un hecho “recontra remachado” (como alega Alcadio Oña), que con las facturas de abril/mayo empezará a llegar el saque al gas y al agua”! Y el ajustazo será de entre el 232 al 264% y llegan al 400% o al 500% en los extremos; si nada logra detener la locomotora enloquecida del ajustazo oficialista, llegarán inexorablemente los ajustes de la luz, otro tarifazo. Ajuste sobre ajuste, cuando Cristina había explicitado que ella “no iba a producir ajustez ni tarifazos, y mucho menos devaluaciones”; recuerdan, en el supuesto modelo K de crecimiento con inclusión social, aquello era “receta del neoliberalismo” y por lo tanto contraria al pensamiento de equidad y crecimiento con inclusión social. ¡Pero aumentaron los pobres (32% según Claudio Lozano), y (12%) los indigentes! Se inició un período de retracción laboral con suspensiones de turnos y de plantillas completas de obreros, hasta llegar a los desempleados por pérdida de los trabajos. Los empleos registrados han mostrado ya, descensos en sus planteles, y en la recaudación de la Seguridad Social. El desempleo en el país creció del 6,4%en el último trimestre de 2013 al 7.1% en el primer trimestre de este año, según informó hoy, lunes 19 de mayo el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). La creación de puestos de trabajo ha permanecido casi estancada en los últimos seis meses.

Además se informa que la subocupación subió del 7.8%, en diciembre del 2013 al 8,1% a marzo 2014. Comparado con el primer trimestre de 2013 se incrementó en 0.1% porcentual y contra el período octubre-diciembre aumentó en 0.3%. Los datos oficiales marcan que, de las 11.831.000 millones de personas en edad de trabajar, 10.988.000 estaban ocupadas a fin de marzo, mientras que unas 843 mil se contaban como desempleadas. Además, 956 mil personas trabajan menos de 8 horas por día. Entre las provincias, Catamarca mostró la tasa más alta de desempleo, con 9.4%, una suba de tres puntos porcentuales respecto del cuarto trimestre del año último. Detrás se ubicó Córdoba, con 9.1%. La creación de puestos de trabajo ha permanecido casi estancada en los últimos seis meses, según las cifras de la encuesta de Evolución del Empleo del Ministerio de Trabajo. De acuerdo a este indicador, la evolución laboral fue de apenas 0,5% entre enero y marzo respecto al mismo período del año pasado. En el desagregado sectorial por trimestre se evidencia destrucción del empleo en los sectores de mano de obra intensiva. En la construcción la caída del empleo fue de 6,35%; y comercio, restaurantes y hoteles, -0,78%. En tanto, en el sector manufacturero se vio un avance mínimo del 0,49%; electricidad, gas y agua, 0,24%; y servicios financieros, 0,94%. Los únicos dos rubros que mostraron avances fueron servicios comunales, 2,2% y transporte y comunicaciones, 3,14%.

No es necesario, a esta altura de las circunstancias, explicar que a la Presidente Cristina Fernández, viuda de Néstor Kirchner, la tiene sin cuidado el “agujero fiscal”, que es acompañado de una deuda pública –Nación (90%) y provincias (10%)- de más de US$ 340 mil millones, o sea un 70% del PBI según base 2002, o del 55% según base Kicillof de 2007. Es entonces más que creíble que CFK meterá gasto público al por mayor y desenfrenadamente para preservar su muy escasa –debe aclararse- “base política”, para así intentar poder meter basa en las candidaturas ¿del oficialismo (quedará alguno)? En 2015. Así, los armados de La Cámpora y de Unidos y Organizados –sus únicos adeptos fieles, más los primeros que los otros-  se realizan pensando en “el después, o sea en el tiempo del llano político”. ¿Necesitara Cristina Kirchner, un “lugar en el extranjero” para asilarse durante el ostracismo político de su devenir; y así no tener que enfrentar lo que enfrentó y enfrenta Carlos Saúl Menem? Eso es tiempo a por venir, lo inmediato es lo que vendrá luego de que se apague el “fuego del Mundial 2014”.

¿Será que el Mundial distraerá durante un tiempo -30 a 60 días, según nos vaya- la realidad nacional? ¡Pero esto no tocará la realidad económica que nos espera! Los desajustes micro y macroeconómicos son verdaderamente importantes; en agosto de 2014 y tal como viene el proceso inflacionario real (no el del nuevo “pinocho” Kicillof) exigirá una nueva devaluación si es que se pretende mantener lo logrado en enero a costa de sangre, sudor y lágrimas del pueblo argentino, para intentar ser competitivos internacionalmente. Generalmente, desequilibrios de tal magnitud sólo pueden ser corregidos con políticas y estrategias acertadas. ¡Nada de lo que hasta ahora se ha visto! Por equipos bien coordinados y con una conducción capaz de fijar un rumbo claro. Usted evalúe; ¿es lo que está sucediendo en el país? ¡Justamente todo lo que, desde hace rato, no sucede en nuestro país! Es más, en el interior de Olivos y de la Casa Rosada, retumba un debate y una pelea sobre cuáles debieran ser los caminos a transitar. En medio de este intríngulis, se desarrolla una batalla sin cuartel entre dos mimados de Cristina Fernández: Axel Kicillof, por una parte, y Juan Carlos Fábrega por la otra. O sea, entre las dos piezas más importantes en la economía gubernamental, y ambos protegidos de la Presidente.

Como decíamos al inicio, lo que le sucede a Brasil, le está sucediendo a casi todos los países emergentes y es aplicable en primerísimo lugar a la Argentina. Se ha producido una ruptura sistémica de la producción avanzada y este fenómeno central ha agotado históricamente la posibilidad de un desarrollo –no un crecimiento apenas- industrial sustitutivo orientado al mercado interno. Lo que sirvió a Brasil antes no le sirve ahora; y la causa de su exitoso proceso de industrialización sustitutiva ahora es la raíz misma de su “dramática desindustrialización”. ¡Todo es temporal en el capitalismo! Y también lo és el “juicio histórico”, de no entenderlo y aceptarlo es de donde provendrá la nueva frustración popular y el reacomodamiento de las derechas ya sea, travestidas de neoliberales o de socialiberales (o sea de derechas e izquierdas).

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Arq. José M. García Rozado (Integrante de la Liga Federal Nacional y del Movimiento Político Sindical José Ignacio Rucci), por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

21/05/2014

AJUSTARSE CINTURONES, TURBULENCIAS A LA VISTA

Por Ricardo Lafferriere (*)

En cálculos de la consultora M&S publicadas porÁmbito Financiero, el BCRA deberá emitir alrededor de Cien mil millones de pesos para financiar las necesidades el Tesoro Nacional en lo que resta del año.

La suma equivale a alrededor de un tercio de la base monetaria.

El financiamiento del gasto público con emisión significará un fuerte impulso inflacionario, que sin embargo podría neutralizarse –como ha sido la actitud del BCRA en los últimos meses- elevando la tasa de interés a fin de “chupar” la moneda que el Estado volcará al mercado. Si así no ocurriera, la situación de desconfianza generalizada en el gobierno nacional provocará una fuerte presión hacia la divisa, en un período –el segundo semestre- en el que las entradas y disponibilidades de dólares prácticamente desaparecen, al agotarse el ingreso por venta de soja.

La conducción económica se encontrará entonces frente al siguiente dilema: si no aumenta las tasas, volverá la fuga de divisas con todo lo que implica como elemento desestabilizante de los mercados. Y si aumenta las tasas, el enfriamiento de la economía –que ya lleva varios meses con números negativos- se acentuará, llegando a fin de año -tiempo de los piquetes y protestas- al rojo vivo.

Recordemos que la inflación real se encuentra hoy ya en alrededor del 40 % en los últimos doce meses, según los cálculos privados más confiables y la medición conocida como “inflación Congreso”. La oficial no existe, ya que no se ha realizado la rectificación de la medición “INDEC-Mentira” luego de la puesta en marcha del nuevo índice, que también es ya motivo de fuertes sospechas de manipulación –al igual que el anterior-.

La tasa de interés, por su parte, se ha fijado en un piso del 30 %, y alcanza a los consumidores minoristas –por ejemplo, titulares de tarjetas de crédito- a más del 60 %, al que hay que agregar un 25 % más como piso –en ambos casos, Tasa Efectiva Anual- si existiera mora. Obviamente, los créditos personales se han derrumbado, y con ellos el consumo de bienes durables.

No es un buen panorama. Y como lo dijimos en nuestra nota de la primera semana del año, no tiene posibilidad de serlo por la situación de extrema desconfianza que el gobierno cosecha ante su discrecionalidad y alegre violación de normas e instituciones, lo que lleva a las personas a tomar conductas defensivas para preservar sus recursos, sus ahorros y sus ingresos. Los argentinos desconfían de la señora.

Sólo habría un camino para acelerar el rebote: un gobierno de unión nacional y un programa económico de emergencia respaldado por todo el arco político que genere la confianza y provoque el cambio de la actitud de los ciudadanos volcándolos a una fuerte actividad inversora. Los argentinos sabemos que ello es imposible, y –curiosamente- no por el recelo opositor, sino por el capricho oficialista. La señora no quiere.

Deberemos, entonces, resignarnos a un año y medio de agonía. Y a pedir a los candidatos a la sucesión claridad en sus propuestas, para votar bien.

(*) Abogado, Ex Senador y Diputado Nacional, ex Embajador argentino en España.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

21/05/2014

HACIENDO LOS DEBERES

Por Carlos Mira

Ayer martes se se inició una audiencia de presentación de pruebas contra el fiscal Campagnoli en un paso más hacia su destitución por juicio político.

Recordemos que Campagnoli fue suspendido de su cargo y su fiscalía de Saavedra semidesmantelada, por haber “investigado de más” en una causa que lo llevó directamente a Lázaro Báez.

Mientras analizaba las conversaciones grabadas de un barra de River con otra persona que resultó ser el hermano de la actual ministra de seguridad Cecilia Rodríguez, Campagnoli accedió a pruebas palmarias sobre un caso de lavado de dinero de la empresa Austral Construcciones. Como no podía ser de otra manera, dado su cargo de fiscal, abrió una línea de investigación sobre esos pormenores que, efectivamente, no estaban en la causa original.

Ese es el sacrilegio que le imputan. Según Gils Carbó -la procuradora que más que procuradora del Estado parece ser procuradora del gobierno- Campagnoli debería haberse abstenido de abrir esa línea de investigación contra Báez porque no era su causa original (la de los barras)

En lugar de mandar a los otros fiscales a imitar a Campagnoli que honró la excelencia del ministerio público tratando de esclarecer un delito, el gobierno quiere echarlo de su puesto por eso.

El tribunal que lo juzga tiene mayoría kirchnerista de 4 a 3. El fiscal que elevó el dictamen del ministerio público en su contra fue Javier De Luca, el hombre de Justicia Legítima que acaba de enseñarnos que el delito no es delito, sino “conflicto social” y que las penas a los que roban y matan deben ser abolidas porque en realidad esos hechos son la consecuencia de las maldades que la sociedad cometió antes, excluyendo y segregando a parte de la población a la que no le quedó otro camino que volcarse a lo que los burgueses llaman “crimen” y él “conflicto”.

La audiencia que decidió la suspensión y el desmantelamiento de la fiscalía de Saavedra no permitió el ejercicio del derecho de defensa ni la presentación de pruebas a Campagnoli. En un día lo puso fuera de su cargo, le bajó 40% su sueldo y le impidió seguir trabajando. “Estoy a su disposición, Sra. presidente”, había dicho Gils Carbó cuando la Sra. de Kirchner le tomó juramento.

Estas negativas, por cierto, no se tienen ni con el peor de los delincuentes. Si algún juez negara los beneficios de la defensa y de las pruebas al acusado de cualquier delito, terminaría expulsado de su juzgado -como correspondería, por otra parte- al caer en uno de los principales vicios del totalitarismo.

Pero eso, precisamente, es lo que el gobierno ha hecho con Campagnoli, en decisiones tomadas entre gallos y medianoche y sin que ninguna voz haya podido oponerse a ese avance atronador del poder.

Ahora, para la audiencia de mañana, se ha dispuesto un operativo poco menos que secreto. Campagnoli había pedido que el acto fuera abierto, que pudiera ingresar la prensa y los legisladores que quisieran participar y que todos pudieran escuchar los cargos y las pruebas que se presenten, como así también las que él arrimara para sustentar su posición en el caso. Pero toda esa aspiración no solo fue rechazada sino que se dispuso expresamente que el ingreso sea completamente restringido.

La destitución del fiscal dará un paso más hacia su concreción. El tribunal que lo juzga carece de la más elemental característica que debe tener un juez: la imparcialidad, la equidistancia y la limpieza de los procedimientos.

El caso de Campagnoli es uno de los emblemas de la falta de escrúpulos del gobierno para llevar adelante lo que se propone contra todo y contra todos, a la vista de todo el mundo y sin que le importe en lo más mínimo la forma republicana de gobierno, el respeto a las instituciones y la defensa en juicio.

Cuando Daniel Reposo -el asombroso candidato a procurador que el gobierno presentó al Senado luego de que Boudou consiguiera echar a Esteban Righi- pasara el papelón que pasó en la Comisión de Acuerdos en donde un asistente pelado le soplaba todas las respuestas mientras el senador Sanz se quejaba ” che, el pelado le está soplando todo…”, desde estas columnas sospechamos que aquello no podía ser otra cosa que una escenografía plantada: un hombre que nadie podía aprobar, pondría a la oposición frente a la opción de hierro de rechazarlo. Con esa carga sobre sus espaldas los senadores de la oposición no se animarían a rechazar al siguiente candidato si éste era al menos “presentable”.

Fue lo que ocurrió con Gils Carbó, una verdadera soldado del gobierno. ¿Habría sido aprobada la actual procuradora si hubiera sido candidata de entrada? Nadie lo sabe. Pero lo que sí es seguro es que nadie se animaría a rechazarla después de haber rechazado a otro. Los propios senadores radicales lo admitieron sin disimulo en conversaciones privadas.

Este escenario allanó el camino a Gils Carbó. Lo demás es historia conocida: Justicia Legítima, Campagnoli, e innumerables pruebas de un alineamiento militante desde un lugar que, en una República normal, debería ser garantía de independencia, de investigación y de control.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

21/05/2014

MALEFICIOS DE LA ETAPA LAZARISTA

A La Doctora ya se le atreven empresarios, obispos, jueces

Por Jorge Asís (*)

Etapa lazarista del cristinismo. Se la denomina así por las derivaciones de Lázaro Báez, El Resucitado, a quien los lectores del Portal conocen desde 2005.
Conste que aún no se indagó, ni siquiera en la superficie, en la línea Sanfelice, El Bochi. Conduce directamente a Máximo, En el Nombre del Hijo, y hacia Bariloche. Del mismo modo en que Lázaro hoy lleva hacia las estancias que lo unifican con La Doctora. Ampliaremos.

En un primer tramo, La Doctora supo manejar con habilidad la herencia política de Néstor Kirchner, El Furia. Alcanzó la altura del 54 por ciento. Octubre de 2011.
En un segundo tramo, en abril de 2012 comenzó el camino de la lona. A través de su entrega hacia los buscapinas de Unidos y Organizados. Y de la petulancia hueca del “ir por todo”.
Pero La Doctora nunca acertó en el manejo de la herencia económica. En la clarificación u ocultamiento de la torta de euros.
Es la torta que signa el maleficio de la etapa lazarista. Con la exhibición de los personajes secundarios que fueron transitoriamente fundamentales.
Manejaron irresponsables millonadas. Impregnan de ridículo el mensaje de alta ejemplaridad, que La Doctora intenta en sus deteriorados soliloquios.
Para colmo, se obstina en ofender la inteligencia del argentino medio. Al disponerse a santificar, en cierto modo, al Nestornauta. A quien la introdujo en el laberinto que signa el ocaso. (Y por favor no vengan con la baratura de decir que aquí se critica a quien no puede defenderse. Lo decimos desde 2005 y está documentado en “La marroquinería política” y “El Descascaramiento, de Editorial Planeta, hoy en Ediciones B).
Pese a las pastillitas indicadas por el doctor Manes, La Doctora atraviesa, según nuestras fuentes, por un periodo de irritabilidad. Esta mal, desencajada, sin frenos inhibitorios.
Convive con los “pensamientos tóxicos”. Como si no hubiera registrado las enseñanzas medulares del otro Facundo.
El doctor Manes que compone también, según nuestras fuentes, con lícito derecho, la fantasía de sucederla. 
             
Hipersensibilidad

La Doctora se transformó en una dama hipersensible de desequilibrio fácil.
La sacó de quicio hasta la eficiente colega Natasha, con una pregunta de lo más simple.
Pero la desbordada hizo papelones justamente en presencia de otra presidenta, que la supera, para colmo, en templanza. Y a la que quisiera imitar, en la epopeya del regreso.
Como buena serpiente, lo planifica antes de irse. Por lo tanto necesita infinidad de diputados fieles. Y de jueces que le respondan, de manera complaciente. En la etapa lazarista que se viene con sus maléficas verdades.
Sin embargo a La Doctora hoy le temen, apenas, sus ministros. Los secretarios de estado que dependen de sus arrebatos. Los que están dispuestos a aplaudir hasta más allá del final.
En la práctica, ya se le atreven hasta los empresarios. Lo cual es, casi, un exceso. ¡Si hasta producen deseos de defenderla!
En vida de Kirchner, cuando El Furia gobernaba con Hugo Moyano, El Charol, y el encanto caro de la negritud, y con Héctor Magnetto, El Beto, con sus aportes de silencios, en las kermesses anuales de IDEA ni siquiera se permitía el tratamiento de los temas que rozaran el menor sesgo crítico.
Hoy desde cualquier cámara la gastan. Ya ni resultan eficaces los recursos de la dupla Echegaray-Michel. Ampliaremos.
Por si no bastara hoy cualquier dirigente empresario se le pronuncia. Le arroja, en el rostro, la maldita palabra inflación.
Trátase de la palabra que el genio de Axel Kicillof, El Gótico, aconseja negarle entidad. Lo conveniente es declararla inexistente, por absurda.
Ya que la inflación es un mito. Cualquier chartalista lo sabe. Como también pertenece al reino de la fantasía el déficit fiscal. O la necesidad reaccionaria de ajustarse.
La relación de Kicillof, el genio de cabecera, con Juan Carlos Fábrega, El Bancario Sensato y Elemental, ya no puede sostenerse. Cuesta disimular la persistencia del litigio. Y a esta altura sería excesivo sustituir a Fábrega con algún buscapina de La Cámpora.
Para hacer moco el Banco Central del mismo modo que se destruye, paulatinamente, el Banco Nación, que les dieron a los chicos para que se entretengan y ocupen los lugares claves.  A los efectos de hacer del Estado entero, con las recetas del MMT (´Teoría Monetaria Moderna”) una gigante Aerolíneas Argentinas. Total, el déficit no existe. ¿A quién le importa?. Si se cuenta con la generosidad inagotable de la maquinita de Boudou.
Si las tasas bajan el dólar se les escapa. Mientras tanto la recesión acecha. Como los licenciamientos de personal.
La Doctora está hipersensible porque se les desmoronan los pilares de flan del relato.
Y asoman, por todas partes, los impresentables pobres.

               

La justicia le pica el boleto

La Doctora siente que la justicia le tomó el tiempo. Que le picó sin piedad el boleto.
Le mantiene vivo el espectro de la equivocación fundacional y prioritaria. La culpa que, en exclusiva, le pertenece. Amado Boudou, El Descuidista.
Por suerte abundan los lineales opositores que le reclaman la renuncia. Sería la mejor manera de liberarla.
Ni se dan cuenta (los lineales) que el precio más caro que La Doctora paga consiste en mantenerlo.
A su lado. Cerca en algunos actos, con la sonrisa fingida y los saludos hacia nadie.
 “Es mucho peor tenerlo al lado que dejarlo caer” confirma la Garganta.

La justicia le voltea hasta el acuerdo demencial con Irán.
Le brinda otra salida digna del embrollo en que se introdujo, según nuestras fuentes, por pedido de Hugo Chávez, a quien no podía decirle que no. Se le debe demasiado. Y no son precisamente favores ideológicos.
Aunque envíe a dos ministros agotados a reclamar, La Doctora debiera aceptar que la justicia en el fondo la salva. Aunque la vacune.
Cumplía con Chávez, en exceso. Y hasta cumplía con la memoria, a través del disparate de apoyar al inepto de Nicolás Maduro.
Es quien se puso Venezuela de sombrero. Del mismo modo que puede ponérselo ella. En cualquier momento. Si sigue en la creencia del genio. En la inexistencia de la inflación o del mito del déficit.
Y hasta los curas de la Conferencia Episcopal ya no vacilan en vacunarla contra la enfermedad de la violencia.
Para replicar, La Doctora recurre a los textos del protector que ella y Verbitsky merecen. El Papa Francisco.
Es la última reserva moral que le queda. Es Francisco quien transmite, desde la nueva Puerta de Hierro, El Vaticano, la instrucción precisa de cuidarla.
Sobre todo, Eminencia, hay que cuidar a La Doctora. Tiene razón, pero hay que cuidarla de ella misma.
Para que llegue, con algo de aire, hasta el final.
Pero quien reconforta es Julio De Vido, El Ex Superministro, en su audacia infinita. Cuando dice, en público, sin ningún prestigio que resguardar, sin nada para perder, sin ponerse colorado, que “no hay ningún final de ciclo”. Que el kirchnerismo, con su sexo breve y flojo, llegó para quedarse y ultrajarnos para siempre.

Oberdán Rocamora

(*) Jorge Asís nació en Buenos Aires en 1946. Es autor de "Flores robadas en los jardines de Quilmes", un best seller de los años '80 que fue llevado al cine en 1985. Además escribió las siguientes novelas: Don Abdel Zalim, El burlador de Domínico (1972). La familia tipo (1974). Los reventados (1974). Carne Picada (1981).  El Buenos Aires de Oberdán Rocamora (1981). La calle de los caballos muertos (1982). Canguros (1983). Diario de la Argentina (1984). El pretexto de París (1986). El cineasta y la partera (y el sociólogo marxista que murió de amor) (1989). La línea de Hamlet o la ética de la traición (1995). Lesca, el fascista irreductible (2000).  Fue representante argentino frente a la UNESCO, secretario de Cultura de la Nación y embajador de la Argentina en Portugal durante el gobierno de Carlos S. Menem. El presente artículo fue extraído de su sitio denominado "Jorge Asis Digital.Com" http://www.jorgeasisdigital.com/

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

20/05/2014

¿"QUE" ES SER UN CAPITALISTA?

Por Gabriel Boragina (*)

Un capitalista es quien posee bienes de capital. ¿Y que son los bienes de capital? : "bienes de capital. Aquellos bienes cuya utilidad consiste en producir otros bienes o que contribuyen directamente a la producción de los mismos. El concepto engloba así tanto a los bienes intermedios -que forman parte de proceso de producción- como a los bienes de producción en sí mismos."[1]

Dado que los bienes no poseen un valor intrínseco, lo que determina su condición (y su clasificación) como bienes de capital o de consumo son los sujetos actuantes interesados en los mismos. Ello determina que las condiciones de bien de capital y de bien de consumo pueden coincidir sobre un mismo objeto. De tal suerte que, por ejemplo, 1 kilo de manzanas serán para el frutero que las ofrece en el mercado un bien de capital, en tanto que para "la señora de la esquina" que va a la frutería del primero, ese mismo kilo de manzanas será un bien de consumo. Según los sujetos actuantes en torno a un mismo bien, este será para unos un bien de capital, y para los otros un bien de consumo. En el caso del frutero, su kilo de manzanas será un bien de capital, porque para él su "utilidad consiste en producir otros bienes". ¿Cuáles son esos "otros bienes"? Pues el dinero que el frutero obtiene de la venta de su kilo de manzanas. Dinero que -a su vez- le permitirá adquirir otros bienes (ya sean de capital o de consumo).

Debemos tener presente que la palabra producción (en economía -y desde la óptica de la Escuela Austriaca de Economía-) no se reduce ni se limita al de la producción física, es decir, no implica necesariamente la creación de un nuevo objeto o bien material. En este sentido, es que se dice que la venta del kilo de manzanas le ha producido al frutero un ingreso de X $$$, en otras palabras (y conforme a la definición dada) le ha producido el ingreso de otros bienes (en el caso, dinero).

Si la señora que le ha comprado el kilo de manzanas al frutero original, en lugar de consumirlas cambia de idea en el camino de regreso a su casa, y decide revendérselas a la vecina de al lado de donde vive, en esa decisión posterior al acto de la compra a su frutero, se produce la transformación subjetiva del carácter del kilo de manzanas (originariamente destinado por la señora para su consumo personal o familiar) pasando a ser de bien de consumo, que era para ella, a bien de capital nuevamente, pero ahora para un sujeto diferente al frutero originario.

Dado pues que, un capitalista es -por definición- quien posee uno o más bienes de capital, y que para nuestro frutero su kilo de manzanas es un bien de capital por lo antes explicado, esto da como único resultado que el frutero es un verdadero capitalista, y su clienta (originariamente consumidora) adquiere esta misma condición de capitalista a partir del momento en que abandona su original intención de consumir el kilo de fruta adquirido, para trocarla por la de revenderle a su vecina de al lado la fruta comprada al frutero.

Esto es así, cabe reiterar, por la sencilla razón de que el valor de las cosas materiales es subjetivo y no objetivo, lo que determina que un mismo objeto, producto o mercancía, sea valorado por unos como bienes de capital y por otros como bienes de consumo. Y esa valoración, como acabamos de ver, estará -a su turno- en función al destino que los diferentes sujetos actuantes en el intercambio piensan darle a esos idénticos bienes.

Por supuesto, esto funciona de la misma manera cuando los bienes son diferentes. Pero es importante tenerlo bien en claro cuando los bienes son los mismos, como en el caso del martillo, en otro ejemplo:

Mientras que para un carpintero el martillo será un bien de capital (lo que convierte al carpintero en un capitalista) en mi caso que para lo único que podría necesitar un martillo sería para clavar un clavo en la pared para colgar un cuadro, el mismo martillo será un bien de consumo. Pero si un día decido instalar un comercio de ferretería, ese mismo martillo pasará a ser también para mí un bien de capital, en cuyo supuesto, quien se convertiría en capitalista seria yo en mi novedosa condición de ferretero. Nuevamente observamos que, si bien el objeto o cosa sigue siendo el mismo de siempre, su valoración como bien de capital o de consumo varía en función del destino que los sujetos actuantes prevén darle.

Esto desmitifica el extendido mito colectivista de que un capitalista es un hombre "rico, malvado y perverso" sólo por poseer alguna fortuna (poca o mucha).

Un análisis detenido de los conceptos como el que aquí hemos dado nos revelará rápidamente que -al fin de cuentas- todo el que trabaja, manual o intelectualmente, es un capitalista.

En efecto, retomando la definición de bien de capital, caemos en la cuenta que el trabajo no es ninguna otra cosa que un bien de capital propiedad del trabajador, dado que como tal, el trabajo es un bien "cuya utilidad consiste en producir otros bienes o que contribuye directamente a la producción de los mismos". Desde el punto de vista del empleado, esos "otros bienes" que su trabajo le reporta son sus ingresos mensuales en forma de salario. Salario este que el capitalista-trabajador podrá destinar, o bien al consumo presente o bien al ahorro que, este último a su turno, podrá dedicar al consumo futuro, o bien a la inversión. Si opta por la ecuación "ahorro-inversión" no hará más que reforzar su condición de capitalista, quizás otro tipo de capitalista (ya no un capitalista-empleado, sino quizás un capitalista-empresario, como el frutero, el carpintero, el panadero, etc. Típicos ejemplos de capitalistas-empresarios).

Si a un empleado le resulta extraño que aquí se le diga que es un capitalista, no será por ninguna otra razón que, desde pequeño, la cultura socialista y socializante en la que estamos inmersos le ha lavado eficazmente el cerebro con el falso cuento de que "toda su vida" ha sido un "explotado" por sus empleadores, cuando la realidad es que los únicos que realmente lo explotaron fueron sus maestros, profesores y demás educadores colectivistas, para luego pasar a ser doblemente explotado por sus diferentes gobiernos en el país en el que trabaja.


Referencia:

[1] Carlos Sabino, Diccionario de Economía y Finanzas, Ed. Panapo, Caracas. Venezuela, 1991.

(*) Abogado - Master en Economía y Administración de Empresas. Egresado de ESEADE (Escuela Superior de Economía y Administración de Empresas).

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

20/05/2014

ENTREVISTA A GABRIEL SALAS, DIRIGENTE VENEZOLANO EXILIADO

Por  Agustín Laje Arrigoni (*)

Quienes sólo tenemos con Venezuela un contacto mediado por los mass media, hace rato que hemos perdido de vista lo que allí acontece en concreto con las luchas que todos los días llevan adelante, ininterrumpidamente desde febrero de este año, porciones significativas de la sociedad venezolana contra la dictadura de Nicolás Maduro. Y es que con las rebeliones venezolanas ha ocurrido lo que suele ocurrir con las noticias extraordinarias que, con el correr del tiempo, se convierten en cotidianas y, por lo tanto, pierden la atención de los grandes medios de comunicación.

En este marco, resulta imprescindible dar voz a quienes continúan la lucha contra la dictadura chavista. Y es por ello que me contacté con Gabriel Salas, joven dirigente venezolano, Director de Estudiantes por la Libertad Venezuela, perseguido por el régimen de Maduro y recientemente exiliado en Santiago de Chile, quien habló conmigo sobre la magnitud de las violaciones a los Derechos Humanos por parte del chavismo, la cantidad de víctimas, los métodos de tortura y persecución política que emplean los agentes del régimen y lo que se espera para los próximos meses.

Lo que sigue, es parte de la conversación que con él mantuve en entrevista especial para La Prensa Popular.

A.L.A: ¿Por qué emigró de Venezuela?

G.S: Por luchar contra el socialismo. Hoy la lucha por la libertad es severamente castigada por una dictadura que pretende arrodillar a mi nación y sumergirla en la peor de las miserias. Desde hace 7 años que les adverso, primero desde las calles con el Movimiento Estudiantil en el 2007 y desde entonces hasta ahora he dedicado mi tiempo y energía en la creación de redes por la libertad y el empoderamiento de jóvenes para que defiendan sus derechos. Este tipo de acciones me han puesto en una lista de negra de amenazados por el régimen. Yo no le voy a dar el gusto al chavismo de ponerme tras las rejas. Yo no me doblego ante ellos ni ante ninguna tiranía.

Los líderes de la llamada Revolución Bolivariana saben que los jóvenes venezolanos aspiramos a un país de libertad con más y mejores oportunidades. También saben que luego de sus quince años de gobierno ya no caben en la ecuación porque son parte de un pasado que no queremos seguir viviendo.

A.L.A: ¿Quiénes y por qué protestan en Venezuela?

G.S: La protesta en Venezuela es amplia y generalizada porque nadie escapa de la crisis que vivimos hoy en día; sin embargo, hay que resaltar que han sido los estudiantes quienes han asumido el rol protagónico en las protestas de los últimos tres meses. Lo único que no escasea en el país luego de estos 15 años de revolución es la delincuencia, la inflación y la represión. De esa realidad no escapan ni los más ricos, ni los más pobres; sin embargo, estos últimos se enfrentan a la represión desmedida por parte de los grupos para-militares al servicio de la dictadura. Estos grupos violentos, armados y protegidos por el chavismo son conocidos popularmente como “colectivos” y suelen tener sus bases de operaciones en las zonas populares. Por tal motivo muchos de los habitantes de esos sectores terminan realizando las protestas fuera de su entorno directo y se trasladan a lugares donde estos colectivos ven mermado su poder de acción.

La juventud venezolana, que es motor y combustible de esta lucha, sabe que tiene más futuro que pasado, y que para alcanzar ese futuro de libertad y prosperidad, es imprescindible superar el modelo socialista .

A.L.A: ¿Cuántas víctimas se calcula que ha dejado la represión del gobierno de Maduro?

G.S: Al momento van más 3000 detenidos en 3 meses de protestas según cifras del Foro Penal, lo que se traduce en un detenido cada 43 minutos. A esto también hay que sumarle las dolorosas muertes de más de 50 personas y la desaparición y tortura de otros tantos que protestaban.

A.L.A: ¿En qué consiste esa represión?

G.S: A lo largo de estos tres meses la represión se ha vuelto más sofisticada pero también más implacable y brutal. Hay casos muy emblemáticos como el de Bassil Da Costa, un estudiante de 22 años quien fue asesinado con un disparo en la cabeza por funcionarios del servicio de inteligencia que dispararon a mansalva en contra de un grupo de manifestantes el primer día de las manifestaciones. También está el caso de la joven Geraldine Moreno (22 años) quien recibió en la cara un disparo de perdigón a quema ropa y que terminó falleciendo luego de agonizar durante varios días en la clínica. Frecuentes también son los casos de tortura con golpes, violencia psicológica e incluso violación anal por parte de los efectivos a un joven con la punta de un fusil. Hoy en día te llevan preso hasta por manifestar pacíficamente en las plazas y te someten a régimen de presentación con prohibición de salida del país o incluso te condenan bajo el cargo de terrorismo que son 30 años de prisión. A varios dirigentes estudiantiles y políticos se les amenaza, se les abre expedientes e incluso son llevados a la cárcel en condiciones infrahumanas y sin ninguna garantía de su integridad. A varias organizaciones aliadas les han abierto investigaciones y les han allanado las oficinas. En Venezuela se ha desatado un Régimen del Terror. No alcanza una entrevista para narrar todos los casos.

A.L.A: ¿Cómo se estructura el aparato represivo del gobierno?

G.S: La represión se ejerce de forma directa a través de la Policía Nacional, Guardia Nacional Bolivariana  y los organismos de inteligencia, y de forma indirecta a través de los colectivos paramilitares. También se da el caso en que es ejecutado por fuerzas mixtas. Hay que resaltar que las Fuerzas Armadas Venezolanas están infiltradas y dirigidas por el Servicio de Inteligencia Cubano, mejor conocido como el G2.

A.L.A: ¿Existen diferencias sustanciales entre Maduro y Chávez?

G.S: Maduro carece del carisma de Chávez, es un personaje menos hábil políticamente y en consecuencia de menor arrastre. Con esto no pretendo lavarle la cara al difunto “Líder Eterno de la Revolución”, puesto que en todo caso, el caos que vivimos hoy es la consecuencia inevitable de lo que él sembró durante años. La quiebra moral y material del país es el legado que el fallecido Chávez le dejó a nuestra sociedad.

A.L.A: ¿Por qué cree que los grandes medios de comunicación han desistido en continuar informando al mundo sobre lo que ocurre en Venezuela?

G.S: La prensa le dio mucho seguimiento a los acontecimientos durante el primer mes y medio, pero llegado a un punto, toda noticia sufre lo que los economistas llaman un “rendimiento marginal decreciente” y eso quiere decir que después de un tiempo lo que era extraordinario deja de serlo tanto para el periodista como para el lector y ambos colocan su atención en otros asuntos. Para quien no vive en Venezuela ni es doliente de esta tierra y su sangre ya los actos de represión y escasez no son noticia, se dan por hecho del mismo modo en que todos, o al menos la mayoría, damos por sentando el hambre y las enfermedades en África, sin que esto nos quite el sueño por la noche o trascienda de un chiste o un comentario. Además de eso, la dictadura de Maduro jugó muy bien la carta del falso diálogo y de este modo matiza ante el mundo la imagen de cruel tirano que sobre él se tiene. Me temo que las cadenas de medios, nos guste o no, van a continuar operando de este modo y que en cualquier caso nos corresponde a los interesados seguir dando difusión e informando desde nuestras trincheras.

A.L.A: ¿Cuáles son las perspectivas que tiene de la evolución del conflicto en Venezuela?

G.S: Parafraseando a Alberto Benegas Lynch (h) “Los países no son piscinas y por lo tanto no tienen fondo, siempre se puede estar mucho peor”, y hasta donde alcanzo a ver no habrá cambios significativos en Venezuela durante los próximos años, aunque no descarto que pueda haber una sorpresa en el camino. De todos modos a Venezuela no le bastará con sacar al chavismo, es indispensable pero no suficiente para superarnos de este sistema socialista que nos tiene condenados al fracaso como sociedad y como nación. Mi gran esperanza es que el futuro no es un “por venir” sino un “por hacer” y somos muchos los que estamos dispuestos a transformar a Venezuela en un país próspero y de primera.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentilesa de su autor Agustín Laje Arrigoni autor del libro “Los mitos setentistas” es Director del Centro de Estudios Libertad y Responsabilidad.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

20/05/2014

LOS TRABAJADORES MARCHAN A LA PLAZA; LA IGLESIA PIDE POR LA INSEGURIDAD Y LOS EXCLUÍDOS Y EMPRESARIOS RECLAMAN

Por el Arq. José M. García Rozado (*)

Cristina Fernández logró lo que casi ningún Gobierno, que en muy pocas horas de diferencia tres de las cuatro patas del sistema político argentino insistieran y exigieran que su Gobierno acabe con la pobreza, la inseguridad, la caída del empleo y una política acorde con las necesidades argentinas para salir del atraso y estancamiento en que se encuentra la Patria. Al reclamarle al Gobierno por "certidumbre y política industrial", el empresariado de la UIA reclama lo mismo que las centrales obreras reunidas el pasado jueves y asimismo, lo que reclamó con frontalidad y dureza la Iglesia Argentina. Cristina sigue en su "torre de marfil" ajena a lo que pasa en el pueblo y la Patria.

Miriam Quiroga, quien fuera una íntima colaboradora del ex Presidente Néstor Kirchner, hizo declaraciones este jueves luego de que se la viera en la manifestación convocada por la CGT opositora. La exsecretaria de Documentación de la Casa Rosada, apuntó a un aislamiento de la presidente Cristina Fernández, quien sólo se refugiaría en las más incondicional militancia. "Nuestra presidenta ya no sale más a la Plaza de Mayo sino que está encerrada en esos ámbitos en que solo entran los jóvenes de La Cámpora, Kolina y Unidos y Organizados", dijo a "FM Identidad". Quiroga, autora de "Mis años con Néstor y todo lo que vi". Para Quiroga, la respuesta de la marcha fue la cadena nacional en la que la Presidente hizo anuncios en materia de asignaciones familiares que "estaba organizada para contrarrestar y minimizar el reclamo de los ciudadanos argentinos". La exsecretaria de Kirchner saltó a la fama cuando apareció en Periodismo Para Todos hablando de "los bolsos" con los que se habría transportado dinero negro hacia el sur. Quiroga también habló del jefe de Gabinete, Jorge Milton Capitanich. "Por ahí dice cosas desafortunadas y los argentinos no somos tontos y estamos recuperando la dignidad de ser personas y ciudadanos y nos damos cuenta de las cosas", aseguró.  Según contó Quiroga a FM Identidad, su participación en la marcha convocada por Hugo Moyano y Luis Barrionuevo respondía a que ella milita en una de las ramas de Gastronómicos.  Dijo que se encontró con "periodistas de Casa Rosada que me sorprendieron gratamente y compañeros que me saludaron".

El pasado miércoles 14 de mayo, la Presidenta Cristina Fernández, para retrucar la masiva marcha de Plaza de Mayo anunció por cadena nacional un aumento de un 40% en la Asignación Universal por Hijo (AUH) y un 20% de aumento en las asignaciones familiares de los trabajadores registrados. Además, la jefa de Estado informó que el Gobierno lanzará "el plan de viviendas más ambicioso del que se tenga memoria", con la adjudicación de 3.800 nuevas obras que se edificarán en la ciudad de Buenos Aires, ¿se cumple el pacto PRO-K anunciado por el Frente Renovador?. Asimismo, multitudinaria resultó la marcha convocada el pasado miércoles (14 de mayo) por las CGT de Hugo Moyano y de Luis Barrionuevo, junto a los colectiveros de la UTA y los maquinistas de La Fraternidad, además de ser muy notoria la presencia de hombres y mujeres de clase media porque se los distinguia por el uso de trajes y corbatas, asimismo fue notoria la presencia de sectores de jubilados muy cerca del palco, quienes se concentraron en la Plaza de Mayo. Allí, se llevó a cabo el acto central, donde se leyó un duro documento contra el Gobierno, con reclamos por la inflación, la inseguridad, el narcotráfico y las jubilaciones. En la histórica plaza de Perón, los organizadores leyeron un documento llamado "El desánimo de los argentinos", en el que reclamaron contra el avance del la pobreza, la inseguridad, el narcotráfico y la inflación. "Cómo no va a haber desánimo en el pueblo. Con más inflación no habrá mayor seguridad. La pobreza hace nacer todas las inseguridades. Es urgente promover cambios posibles y necesarios", sostuvo el texto, que reclamó "escuchar el clamor popular".

Las centrales obreras disidentes afirmaron que "la falta de seguridad ha dejado de ser un problema del oficialismo o de la oposición" y pidieron "dar los pasos para garantizar la seguridad alimentaria, la del trabajo, la de la educación y la vivienda". Al respecto, consideraron que "si no se combate a la pobreza, ésta seguirá afectando a los millones de argentinos que conviven dentro de ella". En cuanto al narcotráfico, pidieron medidas más profundas para combatirlo. "Si se quiere luchar contra el flagelo del narcotráfico ¿por qué no se investiga el derrotero de las sustancias químicas al mismo tiempo que se destruyen los bunkers?", cuestionaron. "¿No es más concreto anunciar una estrategia de mayor control sobre puertos, fronteras y aeropuertos?; ¿No es mejor un gran acuerdo nacional en la materia?", agregaron. El escrito difundido durante el acto señaló, además, que "la inseguridad perfora todos los estamentos sociales pero son los trabajadores, los pobres y los excluidos los que padecen el drama de otra forma y los que pagan el mayor precio porque de esa situación se desentienden el entramado policial y el Poder Judicial".  Pero enseguida aclararon: "No se confunda nadie, no es bala y represión lo que estamos pidiendo". Tras la lectura del documento, y pese a que se había informado que no habría oradores, Barrionuevo y Moyano tomaron el micrófono. El líder gastronómico sostuvo que la movilización se realizó "sin paros, sin dádivas y sin ofrecimientos", ya que, según su visión, "fue el pueblo trabajador" el que se manifestó en la Plaza de Mayo. "Vamos a bregar por la unidad del movimiento obrero, por la unidad de los trabajadores, porque están en juego el futuro de nuestros hijos y de nuestros nietos", agregó.

Por su parte, Moyano se mostró satisfecho por la convocatoria, ya que "los trabajadores demuestran con su presencia la lealtad a quienes nunca los traicionaron". Además recordó a las figuras de Juan y Eva Perón, al recordar que ellos eran "respaldados por los trabajadores". "Seguramente mañana van a decir los medios que había 25.000 personas, otros dirán unos miles más para no quedar desubicados", expresó, y finalizó diciendo que "la voluntad del pueblo argentino es luchar por su dignidad". A la mañana siguiente, Hugo Moyano aseguró que "esta protesta es de todos, que abarca a toda la sociedad, ¿quién no se siente inseguro en el país?", alegó. Y le respondió a Jorge Capitanich, quien está pasando por un mal momento ya que su ex esposa, la Diputada Nacional Sandra Mendoza lo acusó en pleno recinto de la Cámara de "ser muy poco hombre", éste cuestionó que realicen la marcha en Plaza de Mayo. "Si el reclamo es la seguridad, la Plaza de Mayo no es el reclamo con respecto a la seguridad pública. Deberían dirigirse a (Daniel) Scioli, (José Manuel) De la Sota, (Antonio) Bonfatti y (Mauricio) Macri", había señalado el jefe de Gabinete. "¿Vale la pena comentar los dichos de este denominado Fidel Pintos que habla y habla y no dice nada?", lanzó Moyano en diálogo con radio Mitre, por el actor que hizo famoso a Polémica en el bar, en los años '60. "Todos los que han ido a reclamar a la Plaza de Mayo, justicia, derechos humanos, todos van a Plaza de Mayo. Y él dice que no es la Plaza de Mayo el lugar para reclamar. Creo que está completamente equivocado", dijo Moyano.

"Observamos con preocupación a los equipos económicos que rodean a los dirigentes políticos tanto en el oficialismo como en la propia oposición, porque hay mucho cerebro "formateado" por un sistema que nos ha llevado a la decadencia de los últimos 40 años" observa en su parte más dura y crítica el documento leído en la Plaza; tras la muy exitosa movilización –sin paro general de actividades (debe reconocerse) y que contó con más de 50 mil manifestantes-, la pregunta a realizarse ahora es: "¿vendrá otro paro general, de no escuchar el Gobierno Cristina Fernández los reclamos, pero ahora de 36 horas?" Casi en simultáneo con la marcha cegetista Héctor Méndez, titular de la Unión Industrial Argentina, se quejó fuertemente por el "prejuicio oficialista" que tiene el Gobierno hacia los empresarios y le advirtió que si no les deja generar riqueza "no podemos distribuir más"; haciendo eje en el "relato cristinista" de la supuesta "redistribución de la riqueza", que hasta el presente solo se verifica entre los funcionarios nacionales –Presidenta incuída- y los "amigos y testaferros" del poder. Veinticuatro horas después de reunida la "mesa chica" de la entidad empresaria nacional en la que se analizó con muchísima preocupación "la caida notoria en multiples sectores industriales", además del notorio en el sector automotriz donde más de 20 mil trabajadores sufren suspensiones, jubilaciones anticipadas y hasta despidos o cierres de turnos completos. Méndez fue excesivamente claro en sus declaraciones "represento a un sector de trabajo que pone empresas para "ganar plata" –principio básico del capitalismo, y sistema adoptado por Argentina desde sus mismos comienzos como nación y respetado a raja tabla por el peronismo y por Perón y Evita- , pero que si no tiene rentabilidad y desaparece, los trabajadores se van a su casa".

Los muy claros gráficos preparados por el sector industrial dejan en claro que desde el mismo 2002 a la fecha solo existieron tres años donde la actividad del sector mostró índices negativos y estos fueron todos durante la gestión Cristina Fernández; en 2009 la actividad cayó un 5,9% respecto de un 2008 donde la actividad había tenido un magro 3,5% de crecimiento respecto de 2007. El segundo año con actividad negativa fue el de 2012, donde se registró una caida del 2,3% respecto del año 2011 donde se había crecido un 7,2% respecto de 2010 y por fin él último año con caída de la actividad industrial fue el 2014 en su primer cuatrimestre donde se verifica una caída de la actividad industrial (automotor siempre incluída) del 2% respecto deun año como el 2013 donde el crecimiento de la actividad luego del mal año 2012 fue de apenas un 1,4%. Se corresponden con este cuadro totalmente clarificador el porqué de que la evolución del empleo en la industria en el año 2012 con 1.136.000 asalariados fuera apenas superior a los años 2003 (869 mil), 2004 ( 984 mil), 2005 (1.039.000), 2006 (1.103.000) y 2009 (1.079.000) asalariados, o sea que el sector fabril industrial respecto de los asalariados cayó notoriamente respecto de 2011 cuando se bate el récord de personal registrado con 1.148.000 trabajadores en el sector. Como no podía ser de otra forma, el documento de la UIA preparado para entregarse al Ministro Axel Kicillof, donde se remarcaba la necesidad de contar con certidumbre política y económica, además de pedirle que argentina definiera una "política industrial" seria con mirada puesta en el futuro, fue casi ninguneado por Kicillof quien les advirtió a los empresarios invitados por él, que el único y exclusivo orador durante el almuerxo iba a ser él mismo. Un encuentro tenso que se fue en 90 minutos de "exposición académica" del ministro y luego cada sector integrante de la UIA tuvo escasos y rigurosos 2 minutos para trazar el panorama de sus representados.

A los postres –en realidad junto al café previo a la despedida- Martín Echegoyen, director ejecutivo de la UIA, pudo entregarle el documento preparado de 20 carillas el cual no pudo suiquiera explicar. "Situación actual de la Industria, ideas claves para mejorar la competitividad" era el título de dicho documento y por la actitud tanto de Kicillof, como luego de la propia Presidente, no deja lugar alguno al optimismo. Tampoco refleja optimismo el documento preparado, pero que contiene "diez ideas concretas para mejorar la competitividad". En el gráfico que incluye el documento, sobre indicadores económicos se puede ver que de 7 indicadores 5 son negativos (Actividad -0,95%, Exportaciones MOI -1,95%, Empresas -0,86%, Empleo formal ind. -0,95% y Empleo informal -0,90%) apenas dos rubros marcan crecimiento o mejora (Exportaciones MOA +6,1% y Inversión equipamiento durable + 4,01%); asimismo el gráfico de pérdida de mercados es "aplastantemente negativo" pues de 7 rubros exportables por parte de la industria ninguna dejó de caer (el que menos cayó fue Plásticos -6%, luego papel cartón e impresos -7,1%, seguido de Metales y sus manufacturas -8,7%, al que se le agrega superando los dos dígitos Productos de molienda -15,9%, seguido de Pescados y mariscos -17,5%, luego Grasas y aceites -18,1% para llegar a Textiles y confecciones cuya caída de exportaciones llegó al 18,5%) tomando el período 2013 respecto de 2011.

El muy duro documento hace incapié en el enorme crecimiento de las tasas de interés por "adelantos en Cuenta Corriente" , tasas que aplican los bancos "oficiales (Provincia y Nación)" que son notoriamente inferiores a las de los bancos privados nacionales y extranjeros, donde es notorio como las tasas del Banco Provincia de Buenos Aires son siempre inferiores en relación al Nación y estas oscilan entre un 24,36% anual –Provincia adelanto en CC con acuerdo preferencial) mientras en ese rubro el Nación cobra 28,08%- y un 57,07% anual –Nación adelanto en CC sin acuerdo o con excedente sobre el acuerdo-. Como se puede observar estas tasas de marzo del 2014 no solamente son abusivas, sino que por el contrario desalientan el "crédito productivo" para cualquier sector. Sin embargo la Presidente Fernández de Kirchner el mismo miércoles en su cadena nacional pareció tomar el guante del reclamo industrial y admitió aunque sin decirlo que existen graves problemas en la actividad al reconocer "capacidad ociosa en el sector industrial fabril"; diciéndoles como respuesta a aquellos pedidos realizados por la UIA: "Me quiero referir al sector empresario. Sabemos que hay capacidad ociosa. Hay una regla que dice que cuando aumenta la demanda, si no se tiene la capacidad para producirlos aumentan los precios. Quiero informarles a los Argentinos que hoy la capacidad instalada usada de la República Argentina de nuestra industrias es de apenas el 67%. Todas las industrias está, sobre todo la de alimentos que es la que no requiere de ningún insumo importado (no es tan cierto, pues ésta también en su proceso de industrialización también requiere de insumos importados) , no requieren de mayores inversiones sino de mayor inteligencia"

Cristina Fernández en su afán por pasarle las culpas al empresariado "reconoce explícitamente la menor actividad industrial". Pues al aceptar que hoy la capacidad utilizada es del 67% mientras que en 2013 ésta estaba en un 90% es "escupir al cielo", pues es reconocer una fuerte caída de la demanda, la que encabeza por lo visible es la automotriz que está suspendiendo obreros (solo Chevrolet suspendió 2.500), quitando turnos, aplicando suspensiones rotativas (uno a dos días semanales y que por ahora cobran salario completo pero que muy próximamente empezarán a cobrar un 75% del salario), adelantando jubilaciones o directamente despidiendo asalariados como lo hizo ya una de ellas. Así como las CGT emitieron un muy duro discurso, que se emparenta con el discurso de los Obispos respecto de la inseguridad, la pobreza y exclusión, la pérdida de empleo y el crecimiento desmedido del narcotráfico, los empresarios nucleados en la UIA le plantean al Gobierno Cristina Fernández "10 ideas concretas para mejorar la competitividad". Después de mostrar que existe "estancamiento" en la actividad industrial y que sólo en el período 2002-2007 hubo una recuperación de la reindustrialización pues en el resto existió crisis internacional y nacional, caída y pequeñas recuperaciones según indican los grficos de actividad industrial, indicadores económicos y de pérdida de mercados; también se le recordó al Ejecutivo que a partir de 2008 se observan "restricciones que presionan sobre la generación de empleo" pues aunque se saltó de los 869 mil empleos de 2003 a 1.136.593 asalariados del 2012, también es cierto que se perdieron 11.570 puestos de trabajo industrial, y se remarca que este año es el peor de todos.

El documento hace hincapié en que para generar inversión productiva y empleo de calidad hacen falta: "demanda, rentabilidad y certidumbre. La certidumbre es entorno institucional, política tributaria, legislación. Marco normativo. Y articulación de actores". Este indica que tras la devaluación de enero 2014 los precios industriales son "los que menos crecen, absorviendo buena parte del incremento de los costos de insumos". Le recuerdan que mientras el índice de precios entre diciembre 2013 y marzo 2014 "oficial" creció un 10% -y el "índice Congreso" mostró una suba del 16,7%- alimentos y bebidas a nivel mayorista (pues luego la cadena deja de ser de su incumbencia) subió un 7,7%; productos manufacturados "con insumos importados" un 11,5%, en comparación con el 18,7% que aumentaron los productos importados o el 20% de los agropecuarios. Le explican además al "profesor Kicillof" que entre 2007 y 2011 la reducción de los márgenes fue compensada por el "incremento en el volumen y en las mejoras en la productividad". Luego de ese período el margen cae abruptamente. Explican asimismo, que existe un notable incremento de la tasa de interés , "tasa que es incentivada por el propio Banco Central, ya que Juan Carlos Fábrega la incrementó de un saque en más del 10%" a la par de la devaluación, haciéndole notar que se llegan a abonar tasas por adelantos en Cuenta Corriente del 57,07% tornándose "confiscatorias y usurarias", pero que además en la banca privada dichas tasas son aún más elevadas bajo la mirada complaciente del BCRA tanto como del Ministerio de Economía.

Pero esta mirada del empresariado productivo –no el del sector especulativo (financiero, bolsa y Bonos)- es concurrente con la mirada de los líderes sindicales que el miercoles 14 protestaron en la Plaza de Mayo, pues son ellos, los asalariados los "patos de la Boda" en la pelea y discusión de políticas económicas entre el empresariado y el Gobierno cristinista y camporista, mal que le pese a la señora Presidente. Porque La Cámpora no solo maneja la economía via Kicillof, sino que además manejan la Secretaría de Comercio, enorme parte del poder Legislativo y del Judicial (Procuradora mediante y miembros de justicia Legítima), empresas como Aerolíneas y Austral, intervienen en empresas privadas via paquetes accionarios de la ANSeS donde colocan directores, como lo hacen en YPF semi estatizada, bancos como el Nación, así como son notorios en Secretarias claves como Medios y en TELAM, Cultura ahora Ministerio, junto a Industria, ni que hablar del de Exteriores y Culto donde hacen y deshacen, echan profesionales de larga experiencia y capacidad para reemplazarlos por nóveles e incapaces, etc., etc. Si no se atienden los reclamos de los trabajaores y los jubilados, ni los de los empresario y se discute y agrede al Episcopado Argentino solamente porque éste marca los gravísimos problemas de la sociedad argentina, el "estamos enfermos" se queda corto, pues no se está enfermo, sino que por el contrario Argentina está en manos de incapaces, insolentes y soberbios, inútiles y korruptos, y es tal el grado de inmoralidad reinante que aquellos que disienten o se oponen al plan de conservación del poder por el poder mismo, que les garantice la impunidad a futuro que los cubra en el corto tiempo del alcance de la justicia, Justicia que debe ser éticamente cuestionada porque ella tampoco le ha brindado su único y exclusivo fin, que es la de protegerla y la de ser imparciales ante el delito no importa quien lo cometa.

Todos, como si fuera una dichosa casualidad concurren en remarcar las inequidades existentes, la Argentina después de esta "dékada seudo ganada" se encuentra tan abiertamente enfrentada, y desde allí el documento del obispado, como si volviéramos a los 70 del siglo XX. Los asalariados y los empresarios visualizan un país, mientras el cristikirchnerismo nos ve como Noruega o Suecia, alguno está equivocado, y cuando más de un 80% cree que el Gobierno es malo, muy malo o regular, no se puede seguir tozudamente por el mismo derrotero. Si los obreros reclaman por seguridad, justicia, salarios justos, indexación del impuesto mal llamado a las "ganancias" y sus coeficientes, y aumento a los jubilados, los empresarios reclaman agilizar el pago de reintegros y devolución del IVA a exportaciones, elevar el tople del plan de facilidades de pago a la AFIP, mejorar el acceso al crédito productivo, y reimplantar el ajuste por inflación –indexar- en los balances. "El mundo desarrollado –ese que Cristina Fernández tanto parangona con su Gobierno- y en desarrollo aplica medidas de política industrial integral. EEUU invierte en tegnologías emergentes, el Reino Unido elimina barreras al crecimiento, Japón hizo foco en la actividad industrial como motor de la economía, Brasil tiene el Plan Maior para fomentar la inversión y China, un ambicioso plan quinquenal" (¿sabemos de que estan hablando?). "La clave para el desarrollo es la política industrial y la macroeconomía. El tipo de cambio no es la variable más importante. Hay que avanzar con un banco de desarrollo y una reforma tributaria", concluyen dejándonos pensar que es lo mismo que proponía el peronismo de 1983, aquel que fuere derrotado por la socialdemocracia del alfonsinismo. Y así como estos seudo progres discuten aún aquellos tristes años de los 70, donde lo único que se logró fue romper con el orden constitucional, algunos argentinos nos reclaman: "Todo es conjeturas y mas conjeturas, si fue así o asao, si fuero mil desaparecidos mas, o  mil menos, y me pregunto y les pregunto ¿Cual es "La Diferencia"? lo que  El Pueblo Argentino, no hace y que haría un pueblo maduro, es restañar las heridas, solo el aceptar que fue una guerra yerma, que enluto a La Nación, que la postergo, que fue demencial, que destrozo a unos y otros, que fue una victoria Pírria para unos antes y para otros luego, que es una pagina de nuestra historia negra,que debemos cerrar para siempre, no se puede vivir en el pasado como una viuda que vive del recuerdo de lo que pudo ser y no. Sepamos Los Argentinos superar La Historia, hoy toda discusión es estéril". Bien nos dice Juan Carlos González Costa. Y como aquel filoso pensadior nos espetara, es dable decir: "¡¡Argentinos, a las cosas!!"

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Arq. José M. García Rozado (Integrante de la Liga Federal Nacional y del Movimiento Político Sindical José Ignacio Rucci), por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico

20/05/2014

EL PAÍS SOLO TENDRÁ DESARROLLO APROVECHANDO TODO EL POTENCIAL QUE TIENE EL CAMPO

Por Aldo Norberto Bonaveri (*)

El nuestro es un país bendecido por Dios y la naturaleza, pero la clase dirigente tiene muchas asignaturas pendientes; el campo es la columna vertebral de la economía y, para que pueda expresar todo su potencial es menester sacarle el corsé que lo condiciona.

 Los productores agropecuarios argentinos tienen incorporado en sus genes la cultura del trabajo, saben disfrutar de una buena cosecha, se interesan por los avances tecnológicos que le posibilitan incrementar su producción, se esmeran en mejorar la genética de sus rodeos y, aspiran a optimizar su eficiencia; concordantemente con ello también conocen las frustraciones que les suelen deparar las condiciones climáticas adversas, las que cuando se presentan con severidad les arrebata el esfuerzo de prolongado tiempo, que muchas veces trasciende al período en que ocurrió.

Los más jóvenes se criaron y se forjaron a la actividad en un ciclo favorable en cuanto a condiciones ambientales, que hicieron más segura a la agricultura permitiendo su expansión, no obstante sus padres y más aún sus abuelos, seguramente le han trasmitido las penurias de otrora, algunas de las cuales han tenido la oportunidad de verificar en las últimas campañas en varias zonas del país, con sequías prolongadas, pero no tanto como antaño, o inundaciones que dejaron su huella.

Los incorporados en el presente siglo tienen un aliciente inédito para sus antepasados; por estos tiempos, los mercados internacionales cotizan la producción a valores constantes insospechables para sus ascendencias; al mismo tiempo, los productores actualmente están soportando una carga impositiva inédita y, padeciendo restricciones insólitas para exportar, que a la postre licúan también su rentabilidad en el mercado interno.

Producto de poner en balanza el contexto en un todo, los empresarios del agro discurren que las perspectivas de la actividad son a futuro positivas, sin dejar de considerar los obstáculos que le ponen en el camino, razón por la cual el denominador común en las distintas explotaciones los induce a ser precavidos, con la esperanza de poder desarrollar todo su potencial, cuando un próximo Gobierno esté dispuesto en aprovechar las oportunidades que el mundo ofrece, y que tanto se desperdiciaron durante la era K.

Para algún lector desprevenido estas reflexiones podrían sonar como contradictorias, en virtud de circunscribirse a datos aislados, que sin bien provienen de la realidad, muestran una faceta puntual y descontextualizada; a ello nos llevaría limitarnos en la actual cosecha de soja, que con 54 o 55 millones de toneladas, constituirá un récord nacional. Demás está decir que quien pudo buscó refugio en esta oleaginosa, aún a costa de incurrir en la inconveniencia del monocultivo o, al menos no realizar la necesaria y prescripta rotación de cultivos.

Para entender mejor el fenómeno de la soja resultó propicio observar lo ocurrido en la región. Al respecto vale tener en cuenta que en 2007 la cosecha argentina de soja fue 48.800.000 TT, en tanto que para 2013 se recolectaron 52.000.000 de TT, lo que indica un aumento de producción inferior al 7%. En el mismo período Paraguay creció un 50% y Brasil 39%.

Si ponemos bajo la lupa los números del trigo, el resultado para el mismo lapso es calamitoso, habida cuenta que de las 16.300.000 toneladas retrocedimos a 9.200.000 toneladas, lo que equivale a una caída de 43,55%. Mientras esto ocurría en el “granero del mundo”, Uruguay crecía a razón del 183% y Paraguay 63%.

Para los que se jactan enarbolando el relato de “la década ganada”, resulta pertinente hacer comparaciones; con relación a 2003 se produjeron retrocesos del 34% en girasol, 30% en trigo y cerca del 10% en carne, lo que se refleja en la merma de 10.000.000 de cabezas, el cierre de 125 frigoríficos y la pérdida de 15.000 puestos de trabajo.

Retornando al infortunio de la carne, el rubro más perjudicado por arbitrarios controles, que incluyeron irracionales prohibiciones de la exportación, de las 771.400 toneladas exportadas en 2005, en 2013 descendieron a 204.000 toneladas; lo que significó que del 3° puesto mundial de exportadores cayéramos al puesto 11°, por debajo de Brasil, Uruguay, Paraguay y México.

La producción de leche sigue poco menos que estancada desde el 2.000, el dato contrasta ostensiblemente cunado cotejamos con nuestros vecinos. En ese período Brasil tuvo un incremento del 65%, Uruguay 68% y Chile 35%. Resulta paradojal, pero corresponde señalarlo, Argentina el país con mejores condiciones naturales para la lechería, es el único en Latinoamérica, que no evidencia crecimiento.

Otro desatino de proporciones es lo que está sucediendo con el girasol, un cultivo que agronómicamente encaja justo en varias zonas marginales y que otrora supo tener protagonismo. Haberle impuesto retenciones del 32% para el grano y 30% para los subproductos, constituye una irracionalidad, que conspiró para su subsistencia. Sobre el particular cabe consignar que entre 2003 y 2006 se promediaban 2.021.667 hectáreas, en 2013 bajó a 1.480.000 hectáreas. Así como la superficie decreció un 27%, la producción descendió de 3.530.000 toneladas a 2.320.000 toneladas, ubicándola a la en la más baja en 4 décadas, con una caída del 34% en el período considerado, lo que no sólo habla de un retroceso de superficie, sino también en tecnología aplicada.

Del tobogán tampoco se salvan las economías regionales, dichas producciones mostraban su mejor comportamiento del milenio en la zafra 2007/8, cuando evidenciaban una superación tanto en superficie implantada como en producción, pero de allí en más los indicadores cayeron en casi todos los rubros, afectados por el paulatino retraso cambiario. Quizás el caso más emblemático sea el algodón, cultivo que tuvo su mejor performance en 1996 con 1.350.000 toneladas, hasta nuestros días donde los guarismos se establecen en 708.000 toneladas, el retroceso es en este caso del 48%.

Los problemas del agro se han acentuado últimamente, al punto que desde hace cuatro años desaparecen casi 1000 empresas agropecuarias por año, (información aportada por Ministerio de Trabajo de la Nación.)

Para el Grupo de Países del Sur “GPS”, Argentina aptitudes y condiciones para alcanzar en 2022 a las 154.000.000 de toneladas de granos; semejante producción agrícola no es una quimera, muy por el contrario, si se instrumentan políticas conducentes es una meta plenamente alcanzable. Empero de este análisis no podemos soslayar que en los últimos años, dicha producción ha registrado un incremento muy pausado, con retrocesos significativos en algunos años, en parte por condiciones climáticas desfavorables, pero fundamentalmente como consecuencia de los desproporcionados derechos de exportación y, demás restricciones interpuestas al comercio internacional de granos y oleaginosos.

La tremenda presión fiscal que pesa sobre el agro, solo ha sido compensada parcialmente por los excelentes precios en dólares que imperan en el mundo para los alimentos. Demasiadas incertidumbres en tiempos tan propicios, conspiran contra la adopción de la mejor tecnología y las inversiones en equipamientos, factores fundamentales para incrementar la productividad y por ende, acrecentar el ingreso de divisas que tanto necesita un país, que inusitadamente está sobrellevando un deterioro de su economía.

El cuantioso aporte en dólares efectuado por el campo en estos años, permitió no solo paliar las penurias económicas que hicieron crisis en 2001, con un escenario totalmente adverso, sino que también le fue funcional a un gobierno que dilapidó riqueza en el abultamiento desmedido del gasto público y el armado de una red propagandística, postergando inversiones indispensables como el mejoramiento de la red vial, o descuidar el autoabastecimiento energético.

El nuestro es un país bendecido por Dios y la naturaleza, pero la clase dirigente tiene muchas asignaturas pendientes; el campo es la columna vertebral de la economía y, para que pueda expresar todo su potencial es menester sacarle el corsé que lo condiciona.

Los argentinos no podemos darnos el lujo de no aprovechar al máximo toda la capacidad productiva de los fértiles suelos y, los climas propicios que forman parte del patrimonio más preciado del país; tampoco cabe soslayar la capacitación de los productores, la alta competitividad de la tecnología disponible, las grandes posibilidades de crecimiento de la agro-industria y campo propicio para darle valor agregado a la producción.

El desafío es grande, pero no por ello imposible; solo hace falta, establecer prioridades, diseñar estrategias convergentes y sobre todo la voluntad política para consensuar un proyecto de largo plazo. Seguramente el Gobierno no rectificará el rumbo, puesto que ha hecho caso omiso a todas las advertencias formuladas; hoy da la sensación que las vertientes opositoras, han tomado nota que el futuro es con el campo y nunca enfrentándose al sector. Todo se resume a la capacidad que tengan en concertar políticas de Estado.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Aldo Norberto Bonaveri por gentileza de su autor y Pregón Agropecuario.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

19/05/2014

CON EL ALIENTO EN LA NUCA

Por el Dr. Enrique Guillermo Avogadro (*)

“Cuando ya ni un perro pasa por la calle Vos seguís pendiente de cualquier detalle, Y vagás buscando restos de ternura Como los cirujas, entre la basura...”

Chico Novarro

Tal como muchos preveíamos, el nefando aroma que emerge de la Casa Rosada ha hecho que, finalmente, los habitantes de Comodoro Py empiecen a fruncir la nariz con asco. En menos de una semana, varias de las tortugas que pueblan el edificio de Retiro han comenzado a flexionar sus músculos adormecidos y, lentamente aún, a entrar en las gateras para la gran carrera con la que pretenden conmemorar el fin de una época y, a la vez, reciclarse.

Ya el juicio oral en curso a personajes de la laya de Avioncito Jaime y Schiavi señalaron un nuevo e inquietante movimiento pero, el martes último, Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal anuló un dictamen fiscal que pretendía desactivar la causa iniciada por la firma del contrato entre YPF y Chevron relacionado con Vaca Muerta y, como consecuencia, ordenó continuar investigando el caso, que involucra a la Presidente. Al menos, esa tarea permitirá que los argentinos conozcamos los términos de ese acuerdo, hasta ahora mantenido en secreto incluso frente a la Legislatura provincial que lo convalidó.

La Corte, contra la cual tanto he dicho, parece haberse dado cuenta que el presidencial aviso –“vamos por todo”- ya no estaba tan dirigido a Clarín, en esa loca batalla que terminó en derrota el 7 de diciembre, sino a las sillas curules del cuarto piso de Tucumán 550. Con la muerte de la Dra. Argibay, rápidamente cerró filas –incluyendo al propio Zaffaroni- para levantar un muro infranqueable frente al prometido avasallamiento. A partir del jueves, cuando los ministros ratificaron la vigencia de la ley que lleva la firma original de doña Cristina, entonces Senadora, y que redujo su número a cinco jueces, y claramente explicó que mientras no se produzcan dos nuevas vacantes el kirchnerismo no puede soñar, siquiera, con proponer un candidato; aún así, para lograrlo entonces, doña Cristina debería contar, por convicción o por “banelco”, con el voto de dos tercios de la cámara alta, un número que hoy no tiene y que, dado el mismo olor fétido ya mencionado, será muy difícil de adquirir.

Esto significa, además, llevar tranquilidad a la ciudadanía en general, que hubiera debido preocuparse –y ocuparse- mucho más de lo que ha hecho por la intención del oficialismo de designar doscientos cuarenta y cinco conjueces para llenar igual cantidad de las vacantes, que ha generado con su buscada paralización de los procesos de selección en el Consejo de la Magistratura. Pese a que llevará al Congreso esa iniciativa, que pretende aprobar sin reunir la mayoría legal, los fallos que esos sospechados neo-magistrados puedan dictar serán revisados por la propia Corte que, además, puede fulminar anticipadamente todo el proceso declarando su inconstitucionalidad.

La misma Cámara Federal, al fin, hizo precisamente eso con el inexplicable mamarracho del memorándum que el ex Twitterman firmó con Irán, que ya había quedado totalmente deshilachado por la resistencia de los ayatollahs a aprobarlo. Ante tamaño deserción de los jueces que hasta hoy –hay que recordar que anularon el valor probatorio de los miles y miles de mails encontrados en la computadora de un testaferro de Avioncito Jaime- consideraba propia tropa, el Gobierno ya interpuso recurso de casación, una instancia que tampoco ya parece serle muy favorable.

La mayor prueba la dio la Sala IV de la Cámara Nacional de Casación Federal, al rechazar, muy duramente por cierto, los argumentos utilizados por la defensa de Guita-rrita y por el propio Fiscal de Cámara (el inefable De Luca, integrante de la agrupación kirchnerista “Justicia Legítima”, que encabeza la Procuradora Giles Carbó) para intentar desincriminarlo en un juicio penal, en el que está imputado de realizar negociaciones incompatibles con la función pública cuando era Ministro de Economía, con la intención de robar para sus mandates la imprenta de billetes que, entonces, se llamaba Ciccone. Seguramente, esa resolución de Casación será apelada a la Corte Suprema pero, como ésta ha dicho hasta el cansancio que sólo estudia sentencias definitivas, estoy convencido que ese recurso extraordinario será rechazado.

Eso pone, a Guita-rrita, al borde del procesamiento, y el Juez Lijo, y el Fiscal Di Lello, que ya ha pedido que se lo llame a prestar declaración indagatoria, avanzarán en ese sentido. La cuestión, entonces, pasará por cuánta fidelidad o temor harán que Boudou calle y se convierta en chivo expiatorio o incrimine a sus mandantes, la misma pregunta que me formulo respecto a Báez, Fariña, Eláskar y el resto de los socios y testaferros de los Kirchner que han sido expuestos por el periodismo a la luz pública. Nadie, en toda la Argentina, puede creer que el actual Vicepresidente haya imaginado armar, con la fábrica de papel moneda y pasaportes, una quintita propia en un gobierno en el que sus funcionarios, antes de responder a un simple ‘buenos días’, piden permiso.

El otro tema que está avanzando es la denuncia de Prat-Gay por el indebido –a la luz del presunto “sinceramiento” de las estadísticas del INDEC- pago de nada menos de dos mil millones de dólares a los tenedores de los cupones de bonos atados al crecimiento del PBI en 2009. Lamentablemente, resultará imposible recuperar ese pago de quienes lo cobraron pero, al menos, nos quedará el consuelo de meter presos a los funcionarios que declararon poseerlos en sus declaraciones juradas y que disponían información privilegiada (“inside information”) para adquirirlos, como sucede en Europa y los Estados Unidos. Pienso que también habría que investigar a quienes vendieron esos cupones cuando se enteraron, con varios días de anticipación, que doña Cristina no los pagaría en 2014.

Con ese pseudo “sinceramiento” (el IPC-UN, reciente invento de Kiciloff, ya está ocultando doce puntos porcentuales en la inflación anual), que aún falta en las estadísticas de pobreza e indigencia que el INDEC se rehusa a publicar, gran parte de lo poco que quedaba en pie del “relato” también se desflecó; ahora resulta que también las tasas de crecimiento, como los fantásticos préstamos imaginados y el ‘tren bala’, fueron verdaderos cuentos chinos.

Cualquier ser normal –y la Presidente, pese a la opinión generalizada, no escapa a esa categoría- se angustia cuando siente en la nuca el hálito de una persecución en la nuca que que ésta, cada día, ha comenzado a comerle un peón; resta sólo saber si optará por entregar a quienes la rodean y enmascaran a los leones, confiando en que la omertá de los mafiosos los hará callar o, por el contrario, por continuar abroquelándose frente al “relatado” ataque, cuya autoría adjudica a los medios concentrados y a las grandes corporaciones.

El martes pasado, lamentablemente, las máquinas que están transformando a la calle Suipacha en peatonal, cortaron por accidente el cable de suministro eléctrico a toda la cuadra y, por ello, no pude concretar el programa de televisión previsto, para hablar de impuestos y de la matriz recaudatoria, presente y futura, para devolver el federalismo a la nación, con los doctores Eduardo Conesa y Guillermo Sandler; espero poder salir al aire esta semana, en el horario habitual de “Un País Distinto”.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo del Dr. Enrique Guillermo Avogadro por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

19/05/2014

TAPANDO EL SOL CON LAS MANOS

Por Susana Merlo (*)

El reciente, e inesperado, aumento de las asignaciones familiares por hijo, además de reconocer formalmente la inflación y, por ende,  la necesidad de adecuación de los montos (algo que, hasta ahora, no se autoriza en el Impuesto a las Ganancias, ni en Bienes Personales, ni en el ajuste por inflación de las inversiones), también mostró con total crudeza el nivel de improvisación absoluta con que está actuando el Gobierno.

Probablemente la medida, realmente haya respondido más a la necesidad mediática de neutralizar, aunque sea parcialmente, el multitudinario acto de los sindicalistas Moyano y Barrionuevo en la Plaza de Mayo, que a las urgencias de los más necesitados, como sostienen no pocos.

También podría considerarse el hecho de que apuntara a “reactivar” la cada vez más alicaída demanda interna, hoy por hoy, casi el único motor de la economía, ante el parate de las importaciones, y las restricciones que se mantienen para exportar, lo que agudiza la desaceleración de la actividad industrial en distintos frentes.

Las suspensiones, el corte de horas extra, los cierres parciales, y hasta algunos totales, en plantas de los rubros más variados, siguen sumando presión social y hasta cuestionamientos al Gobierno de parte de los sindicatos más afines que ya no pueden hacerse los distraídos ante las demandas –justificadas- de sus bases.

La baja, primero registrada en rubros suntuarios, y luego en los que no son de primera necesidad (como los autos, o el turismo de fin de semana), en el último mes ya había alcanzado a productos esenciales, desde medicamentos hasta productos de la canasta básica. Fruta, leche, harina, etc. aparecen desde marzo en franco retroceso y, si la tendencia no alcanzó también a la carne, que continuaba con demanda interna firme fue, seguramente, porque era uno de los rubros que menores aumentos comparativos había registrado a nivel de mostrador hasta ahora.

Es probable, que la suba en las asignaciones sociales, especialmente en un estrato de la población en el que el gasto alimenticio ocupa uno de los porcentajes mayores dentro de los gastos, permita neutralizar un tanto la caída de la demanda, lo que seguramente va a descomprimir un poco la situación de muchas alimentarias y sus gremios, que de todos modos siguen acosadas por la presión impositiva y los altos costos laborales.

Además, esta menor actividad industrial y comercial, también le da cierto “respiro” al Gobierno vía la menor demanda de energía, probablemente el sector más crítico en el corto y mediano plazo.

Es casi imposible imaginar cual sería ahora la situación si hubiera una economía próspera y activa, con necesidades energéticas 20% superiores a las actuales.

Pero, ¿Hasta cuando se puede mantener esta situación con medidas improvisadas, con “ayudas” logradas de “rebote”, y sin atacar realmente los problemas de fondo?.

Para los analistas más equilibrados, el alto nivel del gasto público y el endeudamiento creciente, son las herramientas que mantienen artificialmente el esquema por ahora. Sin embargo, coinciden simultáneamente en la necesidad de revertir las tendencias y descomprimir la situación, aunque hasta ahora, no se percibe ninguna reacción en este sentido de parte del Gobierno. 

Por eso, también el pesimismo se va generalizando y solo se prevé alguna “dilación” en los acontecimientos finales, si se volviera a la estrategia de una devaluación  gradual, lo que tampoco está ocurriendo.

Por eso también es emblemático el ejemplo de lo que está ocurriendo en el campo y la agroindustria, ya que tradicionalmente estos se constituyeron en una especie de “termómetro” de lo que meses después, ocurre en el resto de la economía.

Y ahí las cosas son clarísimas: la desaceleración es marcada; los grandes inversores ya se retiraron (pooles de siembra y varias empresas extranjeras); la producción está estancada hace 5 años en el mejor de los casos, o en franco retroceso en los peores. El endeudamiento es creciente y la ausencia de incentivos determina que la actividad sea mínima y que haya anomia hasta para vender.

Obviamente, la conjunción de restricciones energéticas, un mercado interno limitado y exportaciones acotadas frente a costos crecientes, lo mismo que la presión impositiva, son las principales razones de la expulsión de mano de obra del sector alimentario, a pesar de su potencial y de la aún buena situación del mercado internacional.  

Lo más grave, en este caso, es que literalmente hablando, “lo que no se siembre ahora, es lo que no se cosechará el año que viene”, y entonces será demasiado tarde.

Igual que al principio: es imposible tapar el sol, con las manos, o confiar en que siempre van a salir conejos de la galera (salvo que se los ponga allí antes….)

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de la Ingeniera Agrónoma Susana Merlo por gentileza de su autora y Campo 2.0.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

19/05/2014

¿“SENSACIÓN” DE VIOLENCIA?

Por Alberto Asseff (*)

Negacionismo. Creer que gobernar es relatar. Esconder la basura debajo de la alfombra. Pensar que la propaganda manipula y domestica a la sociedad y sobre todo la alucina. No se sabe bien por qué, pero lo cierto es que las autoridades han apostado todo a embozar la realidad. Le pusieron una careta al gobierno. Lo hicieron con la inseguridad y la inflación, esas dos azotantes íes que nos tienen con el Jesús en la boca. Ahora lo practican con la violencia social que sufrimos y nos está enfermando. Y que, para colmo, ahonda la fractura social, de antemano dividida por obra y (des) gracia del ideologismo y de la idea perversa que cuanto más confronto y enfrento, más apoyo y respaldo cuento, conforme ‘enseñaba’ el recientemente desaparecido Laclau.

Atemoriza mirar fijamente a un transeúnte ocasional pues ignoramos si extrae un arma y nos hiere o mata. Ese es el grado profundo y desquiciante de la violencia mucho más que larvada que nos aqueja.

Ni hablar de nuestro civismo, ese que nos impele a señalarle al prójimo que está cometiendo una infracción, sea porque su can defeca y él no  recoge las heces, o porque está obstaculizando la senda peatonal, o con motivo de que está vaciando la yerba usada de su mate en la calzada de todos. La reacción puede ser peor que intempestiva o furibunda. Puede ser una desmesurada agresión física.

Íbamos a los estadios en familia, a gozar o sufrir con nuestra camiseta, pero también a compartir un domingo familiar y, con ayuda del tiempo, de sol y oxígeno. Hoy las barrabravas se han enseñoreado. Nos han desplazado. Ellos se entronizaron con sus armas y drogas y con sus negociados que criminalizan al más bello y popular de los deportes. Este flagelo data de más de una década y media y día a día se agrava, ante la impotencia de las autoridades públicas y deportivas.

El coche – sobre todo el de fin de semana –era la expectativa de las jornadas previas de trabajo y rutina. Salir a pasear con la familia y estacionarlo en los alrededores de un espectáculo. Hace un buen lapso, el espacio público está copado por los “trapitos” que ejercen una violencia tácita: o pagas o podrá sufrir tu automóvil, desde una visible rayadura hasta un neumático desinflado.

Las escuelas de antaño siempre tuvieron indisciplina y los estudiantes díscolos solían tomarse a puñetazos, pero hoy son puntazos mortales, cuando no balazos. Sean por odio – motivado por envidia u otras causas – o por ‘cuentas pendientes del barrio’, los hecho de violencia escolar son cada vez más y sobre todo más crueles. Pasó hace poco en Junín y en estos días en Santa Fe. Son recurrentes y los docentes han sido sobrepasados.

A la violencia de género no hay ley que la acote. Crece casi exponencialmente, al igual que la que castiga a los indefensos bebés y niños intramuros o, más rigurosamente expresado, intracartones, dada la nefanda realidad del descomunal déficit de viviendas, que ni la década de la plata fuerte propia del 1 a 1 ni la ‘ganada’ de los precios récord de nuestra soja, posibilitaron ir reduciendo con un plan nacional de construcción de viviendas accesible a los sectores de bajos recursos.

Se compran vagones nuevos – ¿qué acaeció con nuestra industria? -, pero son vandalizados a las dos o tres semanas, en una expresión de violencia irracional que nos emparenta – para peor – con los bárbaros que estigmatizaba Sarmiento en la mitad del s.XIX.

Podríamos proseguir, pero la cuestión es que la Argentina padece también la enfermedad de la violencia, indubitablemente originada en gestiones abandónicas – gestión indiferente al bien común, aplicada sólo a hacer negocios propios o, en el mejor de los casos, ejercida por incompetentes,  con devastadores pésimos resultados.

La violencia, como la inseguridad, la inflación, la falta de inversiones, la obsolescencia de la infraestructura, la caída de la instrucción, la incivilización, la (a)institucionalidad (instituciones funcionalizadas por las personas en lugar de ser exactamente a la inversa) y todas las lacras que sufrimos tienen solución si logramos arrinconar a la corrupción –para lo cual la clave es inhumar a la impunidad – y encumbrar gestores de lo público capacitados – la idoneidad que exige la Constitución – que trabajen inspirados en el famoso, pero olvidado hasta el enmohecimiento, bien común.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Alberto Asseff (Diputado Nacional por UNIR, integrante del Frente Renovador) por gentileza de su autor.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

19/05/2014

EL PAÍS QUE VIENE TRÁS "LA DÉCADA GANADA"

Por Jorge Raventos

El 25 de mayo de 2013 (no ha pasado siquiera un año) la señora de Kirchner afirmaba que no estaba satisfecha con diez años de kirchnerismo y reclamaba una década más. Y para muchos su deseo sonaba –bueno o malo- como realizable.

El tiempo hace su trabajo. Doce meses más tarde, la Presidente sabe ya que su período tiene un final irremediable y sólo piensa en cómo conservar algún residuo del poder y los recursos acumulados durante la “década ganada” para los tiempos de vacas flacas (y jueces menos disciplinados).

Sin esperar al fin, la Justicia la empieza a incomodar investigándola por el decreto que abrió las puertas a los entendimientos secretos entre YPF y Chevron. El vicepresidente que ella eligió está a tiro de indagatoria y dos secretarios de Transportes, uno de ellos asiduo visitante nocturno de Néstor Kirchner, están siendo sometidos a juicio oral. Como telón de fondo crece entre las fuerzas opositoras la idea de dar aire, concluido el ciclo K, a una “Conadep de la corrupción”.

Las prioridades de Francisco (y las del gobierno)

En ese contexto, no resultaba demasiado razonable que el gobierno volviera a pelearse mal con la Iglesia, como en otros años.

Tan pronto la Conferencia Episcopal dio a conocer, una semana atrás, el documento en el que subrayaba que el país “está enfermo de violencia”, el núcleo duro que rodea a la señora de Kirchner –empezando por los principales voceros de La Cámpora- salió a cruzar ásperamente a los obispos. La propia Presidente los cuestionó parabólicamente durante el homenaje al sacerdote Carlos Mujica, asesinado en la década del 70.

El oficialismo no termina de definir una postura frente a la Iglesia, particularmente después de que Jorge Bergoglio fue elevado a la condición de Papa Francisco. La mayor parte del núcleo duro kirchnerista, cebado como venía por el largo hostigamiento gubernamental al Bergoglio cardenal primado, no advirtió a tiempo la curva y siguió en la misma línea, mientras la Presidente, con astucia y prudencia, cambiaba el rumbo y pasaba de la ojeriza a la ostensible devoción.

Adalid de la postura original, el periodista Horacio Verbitsky, de opinión influyente en los círculos K, tomó distancia de las aproximaciones a (y coqueteos con) el Papa Bergoglio. En vísperas del altercado con los obispos, Verbitsky advirtió: “A principios de 2011, cuando todavía encabezaba el Episcopado católico, Bergoglio definió los temas centrales en el calendario eclesiástico: drogas, pobreza e inseguridad. Una vez consagrado Sumo Pontífice ratificó esa agenda, ante el desconcierto oficial, que se conforma con los gestos amistosos que les prodiga a las figuras del oficialismo que peregrinan hasta su sede, mientras sigue socavando su base de sustentación al imponerle prioridades que no son las propias.”

El párrafo es revelador en distintos puntos. En primer lugar, destaca anticipadamente que la agenda del Episcopado, que luego reflejó el documento atacado por el gobierno, se centra en los temas que había establecido oportunamente Bergoglio cuando lo encabezaba. La afirmación desbarata la idea peregrina de introducir una cuña entre Francisco y los obispos argentinos, en la ingenua estrategia de “apoderarse del Papa” que sugirió un año atrás un conspicuo intelectual kirchnerista.

Verbitsky admite, además, que “los temas centrales del calendario eclesiástico” ratificado por Francisco (“drogas, pobreza, e inseguridad”) son cuestiones que “socavan la base de sustentación” del gobierno K, pues le imponen “prioridades que no son propias”. Más claro, agua: la pobreza, la inseguridad, la influencia de las drogas – confiesa el ideólogo – son para el gobierno temas de importancia subalterna.

Los zigzagueos gubernamentales frente al documento episcopal son producto del desconcierto y las contradicciones internas de la coalición oficialista: la Presidente finalmente invitó a autoridades de la Conferencia de obispos a dialogar en tono apaciguado. Comprendió que las posturas sobre el Papa y la Iglesia que prevalecen en el núcleo duro de su entorno, evidentes en las primeras reacciones) agravan su aislamiento y la separan del espíritu que prevalece en el peronismo (sobre el que necesita una vez más apoyarse). Tomó nota, además, de que el pronunciamiento episcopal no estaba destinado a cuestionar al gobierno sino a subrayar el carácter prioritario de una agenda (pobreza, inseguridad, drogas) que resume las principales preocupaciones de la sociedad argentina, tal cual las detecta la extendida red organizativa de la Iglesia.

¿De parche en parche hasta las urnas?

Las mismas inquietudes estuvieron presentes en la movilización sindical que lideraron el último miércoles Hugo Moyano y Luis Barrionuevo: inseguridad, pobreza, inequidad, corrupción fueron las amenazas contra las que el movimiento obrero reclama acción de los poderes públicos. Esta vez la CGT Azopardo y la Azul y Blanca no pusieron por delante consignas de orden salarial, sino más bien buscaron encabezar un reclamo más general: ciudadano antes que sectorial.

No es que escaseen las reivindicaciones específicas. Aumentan las suspensiones y despidos en varias ramas de la economía; la inflación y la falta de escalas equitativas en la tributación de ganancias erosionan marcadamente los ingresos de los trabajadores; más de la mitad de los jubilados perciben mensualmente unos 1.000 pesos menos que el salario mínimo vital (3.600 pesos), que a su vez está lejos de superar la línea de la pobreza. Pese a esa abundancia de motivos propios de los sectores laborales, los dirigentes cegetistas quisieron destacar otros males, que dañan en análoga medida al conjunto de los argentinos y proponerse como estructura organizada de reclamo a aquellos sectores sociales que se encuentran más atomizados.

Aunque la manifestación del miércoles contó con muy escaso concurso de sectores no sindicales, eso puede cambiar si las calamidades que los gremios denuncian se siguen acentuando. Los hechos y las necesidades pueden contribuir a que la reticencia de las clases medias tradicionales hacia los sindicatos disminuya marcadamente.

El gobierno no parece en condiciones de mejorar la situación económica y está trabajando con tácticas incoherentes y de corto plazo, una política de frazada corta que para tapar un vacío abre otro. El incremento de las tasas fue una jugada para frenar la corrida al dólar. Fue exitosa, al costo de encarecer el crédito hasta el desaliento, enfriar la inversión y el consumo y alimentar la recesión. Ahora, para achicar estos daños, se busca bajar las tasas, lo que impulsa nuevamente hacia arriba al dólar y regenera expectativas de devaluación. Todo ello sin que los precios decaigan, lo que devuelve al INDEC a su rol de dibujante de la inflación. Etcétera.

Es razonable que en el gobierno crezca el nerviosismo ante la evidencia de que es virtualmente imposible sostener esa dialéctica durante los 19 meses de gestión que restan hasta que asuma el próximo presidente.

Pensar el país que viene después

Las fuerzas que se preparan para suceder al kirchnerismo deberían trabajar desde ya con una mirada estratégica, de mediano y largo plazo. El llamado “modelo” K ha consistido principalmente en la dilapidación cortoplacista de enormes recursos provistos por las nuevas condiciones de la economía mundial. Se trata, en cambio, de aplicar esos recursos para promover una integración sustentable del país en el nuevo diseño global, lo que implica apostar a sus ventajas competitivas, invertir en su gente y en su infraestructura, mejorar la productividad.

Es indispensable saltar por encima de los anacronismos ideológicos que siguen aferrados a opciones y dilemas que han perdido todo sentido. Al analizar la situación argentina en la vorágine de la crisis de los años ’30, el historiador estadounidense Joseph Tulchin señala que en esa época, “el interrogante fundamental para los líderes de la nación era: si es cierto que nuestro modelo de crecimiento no funciona más y debemos cambiar el modo de inserción de la nación en el mundo, ¿qué modelo o modo de inserción alternativo nos permitiría (…) continuar proporcionando a la nación una cuota de influencia en el campo mundial?”. Tulchin destaca que “ninguno de los grupos que se disputaban el poder entonces tenía una respuesta constructiva (…) se aferraban a su concepción del mundo aun frente a la creciente evidencia de que su país estaba incrementando su vulnerabilidad y que la influencia de su nación en el mundo estaba disminuyendo”.

Sería penoso que, al concluir la “década ganada”, el país sólo tuviera un nuevo gobierno y no un nuevo sistema político, apoyado sobre un nuevo consenso y sobre políticas de Estado adecuadas a la época, en cambio de rémoras recauchutadas de la segunda posguerra, de los tiempos en que se podía imaginar autarquías económicas.

Que habrá un nuevo gobierno ya es un hecho, no es ni siquiera un secreto de Polichinela. ¿Para qué empeñarse en lo que ya se consiguió, para que golpear donde la puerta está abierta? De lo que se trata es de pensar le nueva era, que viene después pero empieza ahora mismo.

Volver a la pagina anterior

Oficinas en Marinas Punta Chica
Cel: 156.095.6375 ID: 54*731*152
Cel: 155.451.5273 ID: 54*731*4747
www.nauticanuevooriente.com.ar
info@nauticanuevooriente.com.ar
Facebook: Náutica Nuevo Oriente Brocker Náutico
 

 

OTRAS OPINIONES

 

 
Estadísticas de visitas