PERIODISMO INDEPENDIENTE

Periódico On Line

CRÓNICA Y ANÁLISIS

Zona Norte  G.B.A.

 

LA NATURALEZA NOS SORPRENDE DÍA A DÍA

 

Investigadores de la Universidad de Alberta, Canadá descubren por primera vez musgos capaces de revivir en la naturaleza y el laboratorio tras cuatro siglos sepultados bajo un glaciar.

Por el Prof. Norberto Ovando (*)

Musgos descubiertos en el glaciar Teardrop- isla Ellesmere- Canadá -fotos Catherine La Farge

Durante el siglo 20 los glaciares canadienses del Archipiélago Ártico, como casi los de todo el Planeta, están experimentado un retroceso generalizado y desde el 2004 con un retroceso más evidente como se observa en el glaciar Teardrop, Sverdrup Pass, en el centro Isla Ellesmere, Nunavut, donde el glaciar ya perdió ~ 200 m de su límite desde la llamada Pequeña Edad de Hielo y por ello cada vez más los científicos se acercan a ver que queda al descubierto sobre la tierra cuando el hielo desaparece.

La NASA define el término Pequeña Edad del Hielo como un periodo que enfrió el hemisferio norte entre 1550 y 1850.

Los retroceso más recientes del Glaciar Teardrop promediaron entre 1987 -1992 en 1.88 m / año (n = 1), que aumentó a 2,01 ± 0,13 SE m / año (n = 7) entre 1992-2004, en 3.2 m / año (n = 1) desde 2004 a 2007 y de 4,1 m / año (n = 1) entre 2007 y 2009, acelerándose actualmente.

Descubrimiento

La retirada del hielo permanente en ambientes glaciares, peri glaciar y polar, proporciona poblaciones de origen para la recolonización del terreno en bruto, incluidos los microbios subglaciales como (cianobacterias, microalgas eucariotas, y
bacterias). En cambio, ha habido una cantidad limitada de hallazgos de macro y microfósiles subglaciales en términos de las plantas terrestres briofitos (musgos y hepáticas) y plantas vasculares.

Este equipo de científicos encabezado por la investigadora Catherine La Farge acudió a inventariar los restos biológicos que había dejado el glaciar donde descubrieron estas plantas oscurecidas, que parecían muertas, salvo porque en algunos extremos mostraban brotes verdes, tallos que volvían a reverdecer y daban testimonio de la regeneración.

Cultivo del musgo recuperado -resucitado- en el laboratorio- foto Catherine La Farge

Extrajeron cuatro especies distintas de briofitas —grupo de plantas que abarca a los musgos— de las que fueron capaces de generar hasta 11 cultivos in vitro en el laboratorio, derivados de siete especímenes subglaciales, demostrando que se trata de una capacidad de regeneración propia de este tipo de plantas. Las células de estos musgos tienen la capacidad de diferenciarse y desarrollar una nueva planta en un proceso análogo al de las células madre. “Por lo tanto”, describen que: “las células pueden apagarse fisiológicamente durante la desecación y revivir cuando las condiciones vuelven a ser favorables”.

Esta regeneración de las briofitas aborda la hipótesis de una posible recolonización de estas plantas después de una desglaciación del paisaje en ambientes extremos.

Las fechas obtenidas de las plantas estudiadas por radiocarbono Mediana (2σ) sobre tres muestras halladas en el área subglaciar del Glaciar Teardrop dieron una antigüedad de entre 404,5 a 614,5 años de antigüedad.

Link

Durante los 3 primeros minutos de este video del área From Sverdrup Pass, Ellesmere Island, se puede visualizar como es la zona donde realizó el hallazgo.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=4GM-DN91Jk0#t=144

Conclusión

Este estudio sobre la regeneración de briofitas aparecidas después de 400 años de estar sepultadas bajo el hielo, demuestra la notable resistencia biológica de algunas especies en la ecología terrestre en entornos congelados, a menudo ignorado en los estudios de los ecosistemas.

“En un mundo en plena disminución de la diversidad biológica, nuestro estudio muestra que la conservación de briofitas subglaciales sirve como un reservorio genético desconocido que manifiesta la capacidad de resistencia de las plantas terrestres y la riqueza emergente de ecosistemas en muchos glaciares que retroceden”.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentileza del Profesor Norberto Ovando (foto): Vicepresidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales - AAPN - Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas - WCPA - de la UICN. Red Latinoamericana de Áreas Protegidas - RELAP -

VOLVER A PORTADA

 

 
Estadísticas de visitas