PERIODISMO INDEPENDIENTE

Periódico On Line

CRÓNICA Y ANÁLISIS

Zona Norte  G.B.A.

 

LA ENERGÍA ES UN DERECHO HUMANO

 

En el terreno de la energía los mensajes de buena fe no bastan hacen falta políticas, medidas e iniciativas creativas, audaces, innovadoras y posibles.

Por el Prof. Norberto Ovando (*) 

Consumo de los electrodomésticos

“Los ciudadanos sufren las consecuencias de la codicia de las empresas y gobiernos corruptos que explotan los recursos y a los pueblos, violando los más fundamentales derechos humanos de las personas”, opina Pau Solanilla de Electria, Compañía Eléctrica para el Desarrollo Sostenible, S.A.

“La energía constituye el factor crítico y fundamental para el desarrollo en este siglo XXI, tanto para las sociedades avanzadas como para los países en desarrollo” agregó Solanilla.

Energía un Derecho Humano

Todos estamos de acuerdo en que el acceso a la energía mejora las condiciones de vida y facilita el trabajo, en suma nos permite vivir con más dignidad.

La ONU, que a través del Comité de Expertos revisa los compromisos de los gobiernos de respetar los derechos humanos contenidos en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, ha dicho que:

“Todos los beneficiarios del derecho a una vivienda adecuada deberían tener acceso permanente a los recursos naturales y comunes, al agua potable, a la energía, la calefacción y el alumbrado, a instalaciones sanitarias y de aseo, de almacenamiento de alimentos, de eliminación de desechos, de drenaje y a servicios de emergencia”.

Los aspectos más relevantes de la justicia ambiental, la justicia distributiva y la justicia participativa, apuntan directamente al campo de los derechos humanos.

La discusión energética desde la perspectiva de los derechos humanos no implica abandonar sus aspectos técnicos y económicos, ni supone esconder la estrecha relación entre el problema del cambio climático y la energía; menos todavía implica obviar problemas fundamentales como el del acceso a la energía, cuestión que es analizada bajo el paradigma de los derechos humanos por su carácter de bien público básico, al igual que el agua y los alimentos.

Derechos Humanos-Ambiente-Energía y otros- imagen Marta Balbi

Política energética

Para que haya seguridad energética se debe contar con la mayor cantidad de fuentes de energía propias y no depender de energías extranjeras, que están sometidas a los vaivenes del mercado internacional y a las veleidades políticas de los tradicionales productores de petróleo y gas natural.

Otros modelos energéticos

El año pasado, la capacidad del sector eólico alcanzó los 282,6 Gigavatios (GW) a nivel global, lo que representa el aumento del 18,7% en 2012, señala un informe publicado por el Consejo Mundial de Energía Eólica (Global Wind Energy Council-GWEC-)

Se debe tener en cuenta que la eólica reduce las emisiones de CO2 en el mundo en 1.500 millones de toneladas al año.

De aquí a finales de 2016, la eólica instalará una media de 60.000 MW cada año en el mundo y algunas economías emergentes como Brasil ganarán también protagonismo y entró con fuerza en la carrera eólica, y ya es el octavo país con más capacidad nueva instalada en 2012, aunque podría llegar a escalar hasta la segunda posición en 2014.

La eólica podría suministrar hasta el 12% de la energía mundial en 2020, crear 1,4 millones de empleos y reducir las emisiones de CO2 en el mundo en 1.500 millones de toneladas al año.

Nuestro país podría estar abastecido con energía limpia ya que el potencial eólico de la Argentina supera los 2000 GW, 100 veces la capacidad total instalada en el País sumando todas las fuentes (térmica, hidráulica, nuclear, etc.), hay mayor potencial eólico que petrolífero y además tenemos el mayor potencial On Shore del mundo.

Según un informe de la consultora Norteamericana NPD Solarbuzz se prevé un fuerte crecimiento del consumo de energía solar en América Latina y El Caribe en donde Brasil, Chile y México serán los líderes en la región acaparando en conjunto el 70% de las nuevas instalaciones hasta el año 2017.

El año pasado la provincia de Salta anunció la construcción de una planta de tecnología cilindroparabólica de 20 MW que estará situada en los Valles Calchaquíes, 7 km. al norte de San Carlos. Costará 100 millones de USD y contará con financiación procedente de Europa y China, según el anuncio que realizó el gobierno.

SolarNoa Argentina, un desarrollador de energía solar que se centra en energía renovable en las provincias de Jujuy, Salta y Tucumán, ha contratado a Heilongjiang Zhongjing New Energy y Harbin Turbine para que construyan la planta.

Conclusión

Se debe diseñar una política energética que defina los objetivos del país a corto, mediano y largo plazo, teniendo en cuenta los problemas asociados al cambio climático.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentileza del Profesor Norberto Ovando (foto): Vicepresidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales - AAPN - Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas - WCPA - de la UICN. Red Latinoamericana de Áreas Protegidas - RELAP -

VOLVER A PORTADA

 

 
Estadísticas de visitas