ARCHIVO

PERIODISMO INDEPENDIENTE

Periódico On Line

CRÓNICA Y ANÁLISIS

ZONA NORTE Y  NOROESTE  G.B.A.

ÚLTIMO MOMENTO

PORTADA

CONTÁCTENOS

 

 

FELICES FIESTAS

REFORMA POLICIAL:- PROPUESTAS

HAY QUE RESGUARDAR LOS FONDOS PARA LAS INUNDACIONES

SER O NO SER

VISIÓN POLICIAL

¿IMPERIO DE LA LEY, O DESIGNIOS DE LA POLÍTICA?  

CUANDO SE OYO SONAR EL ESCARMIENTO

BASTA DE DADIVAS

DESTERRADOS EN NUESTRO PROPIO TERRUÑO  

EL PADRE GRASSI, LA FAMILIA ECHARRI Y NUESTRA RESPONSABILIDAD

DEMOCRACIA USURPADA

LA MUTACIÓN DEL PERONISMO, DE MOVIMIENTO DE MASAS A FORRO DEL SISTEMA

LA FALTA DE ACTUALIZACIÓN POLÍTICA Y DOCTRINARIA

PROYECTO PARA REFUNDAR LA NACIÓN  

BARAJANDO PANCISTAS Y  JACOBINOS

LA ERRANTE LEVEDAD DE UN PANCISTA CONSEJERO

DESASNANDO BANDIDOS

  Ver   otras   Opiniones   y   Notas   Editoriales   CLICK   AQUÍ   MISMO

FELICES FIESTAS

Llegan las tradicionales fiestas de Navidad y Año Nuevo y los argentinos nos encontramos inmersos en la crisis mas profunda de nuestra historia. 

Crisis a la que arribamos como producto de una patética y notoria degradación de la actividad política, la cual, con sus actitudes impúdicas, plagada de ineptitudes, torpezas, bajezas y siniestras iniquidades, ha provocado esta horrenda situación; situación, donde los ciudadanos nos sentimos estafados, desilusionados, mal tratados y esclavizados por una clase dirigente sospechada de corrupta, pecaminosa e inoperante, que nos mantiene encadenados como vasallos de crueles amos.

La sociedad esta a punto de perder toda esperanza; la desesperación cunde en todos ante la escasez de perspectivas. Los jóvenes –futuro del país- están desalentados y sin posibilidad de desarrollar su natural impulso, por la falta de dignas salidas laborales e imposibilitados de obtener una sólida formación intelectual acorde a las necesidades de la modernidad. Los ancianos totalmente postergados, sin medicamentos y las debidas atenciones, ellos, quienes tras una vida de trabajo y sacrificios, con creces se ganaron el derecho de pasar por una respetable vejez. Y los niños... esos niños obligados a vivir de la mendicidad, que pasan hambre o mueren desnutridos ante la indiferencia irracional de las autoridades.

Las fiestas navideñas y de fin de año encontrarán a la mayor parte de los argentinos sin la posibilidad de conmemorarlas dignamente, ni siquiera podrán compartir con sus familiares y seres queridos una humilde mesa servida, en muchos hogares no habrá nada para comer, nada para compartir y muy poco para celebrar. Solo aquellos, que con la fe puesta en el Señor vislumbren una posibilidad de salvación y no de condenación tendrán la ilusión y la expectativa de cambio. 

Solo nos queda la fe, la esperanza sostenida en Dios para que la escasez no lacere  nuestras almas y podamos encontrar la luz que nos guíe hacia un destino de grandeza, de desarrollo social y cultural, donde los rufianes y truhanes que nos llevaron a esta situación no tengan cabida. “Estamos atribulados, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados, derribados, pero no aniquilados...” (2 Corintios 4.8-10).

¡Feliz Navidad para todos! Y que en el próximo año se gesten nuestros deseos de amor, solidaridad, comprensión y felicidad, junto al resurgimiento de una clase política y dirigente que lleven a todos los argentinos a vivir con dignidad, sin hambre ni enfermedad, con educación y trabajo, con mayor seguridad y en paz.

Celebrar el nacimiento de Jesús, la llegada del Mesías,  es un acto de esperanza, no perdamos la ilusión, sembremos en la fe, en nuestros corazones y en nuestro ánimo la voluntad de promover el cambio que nos haga felices.

Dios los bendiga.

Juan de Dios González

Director

arriba

REFORMA POLICIAL:- PROPUESTAS

por JUAN N. TRUJILLO Crio.Gral. (R.A.) JORGE N. GUTIERREZ   Crio.Gral. (R.A.) (*)

Estamos viviendo un proceso disolvente de las instituciones del estado, de las familias, y consecuentemente de la nación misma, promovido por una crisis de inseguridad que no tiene precedentes.-

Nos preocupa el descontrol.- La falta de respuesta del Estado para una administración armónica del orden y la justicia están impulsando a que el ciudadano común, e inclusive, grupos organizados, tome la justicia por mano propia, marginando la ley. De esta forma la “justicia” se está transformando en “venganza”, y quienes promovieron este caos, con la disolución de la Policía de la Provincia de Bs.Aires y la reforma del Código Procesal Penal, (Duhalde, Arslanián, 1998) titulándose ideólogos progresistas, implantaron un régimen “garantista”, que desvirtúa el verdadero  régimen de garantías constitucionales, situación que  aprovecha el delincuente  para su impunidad,  han terminado instaurando la pena de muerte, ya que cualquier ciudadano, ante el  mínimo atisbo de amenaza o asalto a mano armada, ejecutan a sus agresores, bajo el argumento de  legítima defensa de su vida y sus bienes.-

Esto es consecuencia de la violencia y perversión de una delincuencia sin control que asesinan, asaltan, violan o secuestran al vecino honesto, que cada día que pasa se encuentra más desprotegido de sus legítimos derechos de vivir en paz y libertad.-

Frente a este lamentable y triste panorama, observamos con asombro que, quienes son los responsables de adoptar  medidas urgentes tendientes a paliar esta grave situación, calificada por el propio Senado Provincial como de “inoperancia total”, carente de “un plan de seguridad”, se ocupan de  la agremiación policial, con un único objetivo: manejar políticamente a la Institución en el futuro a través de gente adicta, que ya están preparando, como el “policía piquetero”, proponiendo que se constituya en la izquierda del Estado.-

Pretenden politizar la labor policial, proponiendo que la institución esté al servicio de la política social del gobierno, cuando carece de facultades para desarrollar un servicio eficiente que ampare los derechos mínimos de la gente pacífica y honesta de nuestra sociedad, legitimando -paradójicamente-la impunidad de los criminales, articulando con los organismos de los derechos humanos que, con la implantación de la legislación “garantista”, protege a la delincuencia, olvidando los derechos de las víctimas y damnificados.-

¿No será que detrás de todo este movimiento se ocultan los intereses del negocio de la droga, que en los últimos años avanzó desmesuradamente, instalándose en todos los estratos sociales, como lo afirma la justicia federal marplatense?

Insistimos en nuestras propuestas de restitución de una Policía moderna, unificada, con mando único, organizada y disciplinada, con la prioridad de profesionalización de sus miembros, a través de la capacitación como método para resolver o controlar situaciones imprevistas y peligrosas.- Un intenso y sostenido  entrenamiento, físico, técnico e intelectual, dan el perfil del policía  dotado de motivación,  confiabilidad, responsabilidad, serenidad, seguridad y coraje, que prestigia y engrandece a la Institución ,simboliza el poder y autoridad del Estado, como también los valores de la sociedad que le toca proteger.- No debe olvidarse que los servicios de prevención y seguridad, constituyen una de las prestaciones básicas del estado, junto a la de  justicia, educación y salud.-

Recientemente, la Comisión de Estudios para la Seguridad, con sede en la ciudad de La Plata, de la cual este Consejo es integrante, se lo ha señalado  claramente al actual Ministro de Seguridad:- Los cambios y reformas  deben encararse con carácter de muy urgente, sobre las siguientes pautas y parámetros que se consideran esenciales:- 

a)- Valorar en forma preferencial los derechos de las personas pacíficas e inocentes, y de quienes son víctimas de delitos.-

b)- Reconocer  la obligación indelegable que tienen los gobernantes de proteger la vida y los bienes de los habitantes y todos sus derechos.-

c)- Prevenir males con políticas orientadas al bienestar general (educación, salud, empleo, vivienda, recreación juvenil, etc..-

d)- Ordenar la administración pública con el objeto de prestar buenos servicios, y al mismo tiempo, evitar abusos, suprimir resquicios legales y otras circunstancias favorables a los delincuentes.-

e)- Ser imparcial y justo en la adjudicación de responsabilidades por el aumento de los delitos en la Provincia de Buenos Aires.-

f)- Que la legislación procesal esté inspirada en la realidad y no en ideologías. Ni garantista, ni mano dura.- Ley justa y magistrado imparcial.-

g)- Organizar nuevamente la Policía de la Provincia de Buenos Aires, con un sistema centralizado y unidad de mando, recursos suficientes y personal bien conducido, educado, instruido, profesionalizado y equipado.-

h)- Defender la dignidad de la profesión policial, considerando a los honrados e identificando  y sancionando a los delincuentes infiltrados.-

i)- Respetar rigurosamente los principios constitucionales en materia de política carcelaria en cuanto  a la reeducación y resocialización de los internos procesados y condenados.-

j)- Instrumentar un régimen especial para el control de la minoridad, con la habilitación de establecimientos e institutos modernos adecuados destinados a la educación, capacitación y contención de los menores, con especial énfasis en su resocialización.-

k)- Modernizar la ley 8031 (Código de Faltas) para incluirla en el programa de prevención policial, con  respaldo legal para actuar,  que abarque toda la franja de delitos de menor cuantía, con intervención de los Juzgados  Correccionales o Contravencionales.-

Estamos convencidos de que por este sendero de justicia se podrá lograr la paz y la tranquilidad que la sociedad reclama, dentro de un marco de absoluta libertad.-           

(*) Los autores  ejercen los cargos de Vice-Presidente 1º y Secretario respectivamente del Consejo Permanente de Comisarios Generales Retirados con domicilio legal en 9 de Julio 3256 de Mar del Plata. Personería Jurídica 2.136 

arriba

HAY QUE RESGUARDAR LOS FONDOS PARA LAS INUNDACIONES

Dr. Miguel Saredi (*)

         Si el Presupuesto Nacional se aprueba tal cual está, corren peligro los fondos destinados a las obras que son necesarias para atenuar los efectos de las inundaciones. Para evitarlo, los diputados nacionales por Buenos Aires y La Pampa, así como el Ministro de Infraestructura bonaerense, hemos presentado distintos proyectos. 

En octubre de 2001 y en el marco del acuerdo político que se logró entre el Gobierno Nacional y las Provincias de Buenos Aires, La Pampa, Santa Fe y Córdoba, se creó el denominado Fideicomiso de Infraestructura Hídrica destinado a generar los recursos necesarios para realizar obras paliativas de los desastres que provocaron y provocan las extraordinarias lluvias caídas en la región. 

Unas cinco millones de hectáreas de la mejor tierra agropecuaria se encuentran afectadas, así como pueblos y ciudades, rutas, caminos y ramales ferroviarios. Las obras en cuestión se financian mediante el Decreto 1381/01, del Poder Ejecutivo Nacional, que estableció una tasa sobre las naftas y el gas natural comprimido de $ 0,05.- por litro y por metro cúbico respectivamente. 

La recaudación estimada por dicha tasa es del orden de los 260 millones de pesos anuales y, aunque parezca mucho dinero, todo es poco para mejorar las condiciones de vida de los habitantes del país interior y para permitir a los productores trabajar en las mejores condiciones posibles. 

A esto se suman dos nuevos inconvenientes: el desfasaje producido por la devaluación del peso – con los mayores costos que esto conlleva – y el intento de modificar el destino de los fondos – afectando los mismos para otros fines dentro del Presupuesto Nacional -. 

Para evitar ambas cuestiones, se han presentado distintos proyectos en el Congreso. Por un lado Raúl Rivara, Ministro de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires, ha presentado un proyecto de ley tendiente a que la tasa al combustible sea porcentual y no fija. Por el otro, el diputado pampeano Manuel Baladrón y el suscripto, hemos presentado pedidos de informes al Gobierno Nacional buscando que no se reduzcan los fondos presupuestados. 

Las gestiones no han sido en vano y la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, ha recibido la propuestas y las quejas de los gobernadores de la provincias afectadas. En dicha Comisión se está evaluando prohibir al Ejecutivo que destine los fondos fiduciarios para otras finalidades. 

Hago votos para que todas las organizaciones locales, los concejos deliberantes y las asociaciones de productores, se sumen a este intento, con independencia de las banderas políticas y por encima de los intereses particulares. Solo así, será posible frenar una iniciativa del poder central en perjuicio de los habitantes de la zona de nuestra República que más riqueza genera para nuestro país. 

(*) Abogado - graduado en la Universidad Católica Argentina - y productor agropecuario en el Partido de Trenque Lauquen. Actualmente se desempeña como diputado nacional por el Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires miguelsaredi@trenque-lauquen.com.ar 

arriba

SER O NO SER

por Juan de Dios González

 “ To be or not to be; that´s the question” Ser o no ser; ésa es la cuestión (*)

La formación del individuo comienza con el cariñoso embeleso de sus padres y familiares y gradualmente factores y conceptos ambientales modelan esa tierna formación ejerciendo una influencia sobre la personalidad plástica del hombre.

Esa individualidad es afectada y moldeada por innumerables formas de experiencias y rutinas.

Es así, como el ejemplo recibido labra la mente y él “ser” hombre, tanto para el bien como para el mal.

La experiencia no es la única manera de expandir el conocimiento. Impera la necesidad de complementar esa base o molde con una adecuada orientación científica y académica.

El molde puede hallarse contaminado por la acumulación de imperfecciones y miserias humanas; desventuras que manchan la conciencia del individuo.

Si el costroso molde lo hacemos pasar por cultura auténtica, indudablemente careceremos del pudor y la dignidad de las almas fuertes.

En una amalgama humana,  como la nuestra, la libertad de prensa, por ejemplo, es promovida para inundar los cerebros con el propósito de confundirlos, abrumando las mentes de los argentinos con propagandas jingoístas y discriminaciones basadas en prejuicios.

Son muy pocos los que alcanzan la madurez y la cavilación necesarias, es decir el medio ambiente y la educación recomendable; pocas veces se logra fortificar un buen molde o amoldar al mal conformado. Son más los que caminan hacia la tumba de la mediocridad que quien se propone el bronce de la inmortalidad.

La inspiración es un tesoro que se encuentra enterrado en el fondo del alma, por eso los desalmados y quienes no tienen o no adquirieron la virtud de sus orígenes y la consecuente formación elemental, carecen de inspiración.

Tagore escribió: “Todo recién nacido nos trae el mensaje de que el hombre no nos decepciona del hombre”. La naturaleza está a nuestro favor, sólo falta poner la cuota de racionalidad necesaria para convertirnos en dignos representantes de la raza humana y convertir a nuestra nación en una tierra que cultive la semilla para que en el futuro podamos cosechar un fruto próspero, auténtico y ético.

Es decir, hay que restaurar nuestra propia identidad, refundarla en valores e ideas que sé retro-alimenten de sí y de las variables científicas y tecnológicas, para modelar un “ser argentino” óptimo y con inspiración para afrontar el presente y proyectar el futuro.

Debemos afrontar con gran ánimo los golpes que nos conceden esta cruel realidad o dormir, tal vez soñar, el ponzoñoso sueño de la ignorancia y la imprudencia, así nunca daremos fin a las miserias que nos aquejan.

Estamos viviendo bajo un despotismo difuso y la maldad se confunde en el aire con el resto de la basura humana, basura humana que la leemos en los periódicos, la oímos por la radio, aparece en la pantalla de la televisión, nos la contagian como una peste.

Para abolir la kakistocracia imperante y a una justicia prevaricadora, debemos levantar la voz contra el sometimiento, la ilegalidad, la indecencia y la incapacidad; determinar quien es y donde se encuentra el enemigo y buscar la perfección aferrándonos a la cultura.

La riqueza de las naciones estriba en su cultura. La cultura acrecienta y desarrolla al hombre y es el hombre quien eleva todo lo demás. La unidad de una nación se instaura en base a una cultura compartida. La cultura es ética y cuando existe desigualdad cultural existe desigualdad social y económica.. En nuestro país se debe forjar una revolución cultural si queremos excluirnos de esta decadencia y  batallar contra la actual recesión.  

(*) Hamlet - William Shakespeare

arriba

ANÁLISIS SOBRE NUESTRA CONVIVENCIA

 Por Juan N. Trujillo (*)

Consideramos oportuno, por el momento en que vivimos, plantear en forma pública, cuestiones estimadas esenciales para sostener una convivencia social, que por momentos se torna peligrosa, afectada por una violencia inusitada y plena de maldad que no tiene justificativos.

Fuimos perdiendo con el correr de los años cierto modo de vida aparentemente pacífico con el cual nos identificábamos. Hoy, el número creciente de delitos hace pensar en una amenaza extendida por todo el territorio. Basta observar las rejas instaladas en puertas y ventanas para medir el grado de alarma y preocupación de las personas, cualquiera sea el lugar de residencia.

La debilidad humana permite que los delitos y los delincuentes formen parte de la historia. No todos son capaces de "vivir honestamente, no dañar a otros, dar a cada uno lo suyo". Por este motivo, hacen falta leyes y magistrados. Para que pacíficos y honrados puedan imponerse sobre violentos y perversos. De aquí surge una explicación del estado. La abundancia de rejas, sumadas a la agresividad manifiesta en el trato cotidiano significa desconfianza y aislamiento. Desconfianza en el buen desempeño de funcionarios públicos y jueces, y cuando los ciudadanos desconfían de la capacidad de las autoridades gubernamentales para garantizar la seguridad de la población, es porque están socavadas las bases mismas de la autoridad que éstas dicen representar. Aislamiento respecto de los demás; pues todos quedan bajo sospecha. Empiezan a perderse así los principios fundamentales que sostienen las convivencia: respecto a la autoridad, la buena fe, la solidaridad y la concordia. Se abre un proceso disolvente de las instituciones del estado, de las familias y, en su consecuencia, de la nación misma.

El panorama desanima a muchos. Pero, para "vivir honestamente, no dañar a otros, dar a cada uno lo suyo", hay que vivir resueltos a luchar, tanto para cumplir con los deberes del estado, como para hacer respetar los derechos que nos corresponde. Por lo expuesto, deducimos que la seguridad no sólo comprende una cuestión relacionada con los delitos y los delincuentes. La seguridad es la consecuencia de un modo de vida. Esto lo enseña el Libro de Proverbios: "La justicia eleva una nación / más el pecado es la decadencia de los pueblos" (13-14) y "Cuando dominan los malos se multiplica el crimen / pero los justos verán su caída" (19-16).

Los responsables

Es de público y notorio el modo de vida degradado por la perversidad y la violencia que impera en el mundo. Numerosos son los documentos y libros de autores diversos que denuncian la situación. Entre los argentinos, también fue creciendo ese modo de vida degrada, que amenaza a la vida, el honor y los bienes materiales de las personas pacíficas y honradas; como igualmente y en la misma proporción en que se generaliza, favorece a los delincuentes; y en particular, al crimen organizado.

En uno de los peores momentos de la historia argentina, las Instituciones que tienen la misión de proteger a los habitantes y mantener la paz interior fueron irresponsablemente desmanteladas por motivos ideológicos, la falta de presupuesto, el abandono y la indiferencia. El caño causado se completó con la modificación de la legislación procesal penal en único beneficio de los delincuentes; que hoy pueden actuar casi con total impunidad.

Desigualdad social irritante y desorden habitual, ausencia de autoridad política, violencia y perversidad por el consumo de drogas y otras malas costumbres, crearon el ambiente propicio para delinquir. Las víctimas de tan lamentables circunstancias ya se cuentan por cientos en el año. Los policías caídos en cumplimiento de su deber –sólo en el ámbito provincial- suman medio centenar. Tantas vidas perdidas, o arruinadas en el caso de los heridos, reclaman – demandan – exigen a gobernantes, legisladores y funcionarios, que dejen de ser indiferentes y actúen ea favor de los inocentes y de las víctimas permanentemente olvidados.

El Estado Nacional, es sistemáticamente desmantelado por las acciones combinadas provenientes por igual del sector público como del privado, en forma concurrente con diversas categorías de delincuentes.

Los habitantes se disgregan, retrocediendo en algunos casos, a tipos de organizaciones primitivas según los grados de marginación y fuentes de recursos, como asentamientos urbanos, barrios cerrados o clubes de campo. Los espacios sin ocupar y las circunstancias sociales catastróficas, favorecen el bandidaje.

Siempre existió la delincuencia en nuestro país. Hoy es mas notoria por cuanto está ocupando niveles del poder político, económico y social. Entre los gobernantes hay quienes no reconocen sus responsabilidades. En cambio concentran culpas en las instituciones que desean destruir.

El modo de vida indiferente a los intereses nacionales y a la práctica de virtudes esenciales, nos puso a los argentinos en el camino de la ignorancia, la miseria y la violencia. Esto explica el nivel de debilidad moral que nos mantiene sin defensas, sometidos a las constancias agresiones de una red de "Políticos" que viven a costa de la función pública, mafiosos, burócratas, ideólogos, usureros, gerentes de intereses de oligopolios, contrabandistas, evasores y traficantes diversos.

Nuestros principios y objetivos

No debemos resignarnos a ser víctimas de los hechos. Interpretamos que es nuestra obligación principal defender el patrimonio nacional (tradición, instituciones, territorio) y la convivencia como modo de vida civilizado. Ejerciendo derechos ciudadanos, elegimos cumplir con las obligaciones cívicas aportando el saber de nuestras profesiones dedicadas a proteger la vida, el honor y los bienes de todos los habitantes de nuestro territorio.

Ahora nos ocupamos de hacer conocer la situación en materia de seguridad que caracteriza en estos tiempos nuestra existencia social, política y económica. Destacando asimismo, la necesidad de contar con leyes justas y fuerzas policiales organizadas, instruidas, conducidas, disciplinadas y equipadas, pero sobre todas las cosas eminentemente profesionales.

Tenemos ideas y pensamos proyectos separados de cualquier actividad político partidaria. Deseamos sostener un modo de vida civilizado, con ideales capaces de unir a todos los argentinos. Las profesiones policial, judicial y penitenciaria, se desempeñan esencialmente en el nivel de la cultura que corresponde al obrar, a las conductas de las personas. Tratamos, en consecuencia, de recorrer los ámbitos de la cultura con la intención de encontrar verdadera relación entre las instituciones sociales, políticas y económicas, con las Virtudes Fundamentales, puestas en práctica, tanto en lo individual como en lo institucional, esas virtudes podrán sacarnos de la decadencia en que ahora nos encontramos.

Con el método expuesto, deseamos contribuir a recuperar la Justicia, la Paz, La Libertad y la Concordia, para continuar siendo argentinos. En el caso particular de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, creemos que debe ser organizada como un sistema policial capacitado y disciplinado, con misión y atribuciones bien definidas, modelo de organización y con estructura única de alcance provincial. Por añadidura, el buen obrar, sumado a un control riguroso, sólo posible en una fuerza profesionalizada, limpiaría de sus filas a los delincuentes infiltrados. En estas condiciones, en cooperación con el Servicio Penitenciario y otras instituciones y organismos del Estado, sería componente de un plan de política criminal a ejecutar en todo el territorio provincial. Sin olvidar, asimismo, la necesidad de exigir leyes justas y magistrados imparciales; y reconociendo que, actualmente, la Ley por sí sola, con la ayuda de quienes la aplican, no alcanza para prevenir el crimen, sin las medidas socioeconómicas apropiadas.

Los compatriotas demandando seguridad, justicia y concordia, como la memoria de todos los policías caídos en cumplimiento de su deber y la de las víctimas inocentes muertas a manos de los delincuentes, convocan a las buenas obras, que son anticipo de tiempos mejores.

(*) Comisario General  (R.A.)  de la Policía de la Provincia de Buenos Aires

arriba

VISIÓN POLICIAL

por Hugo C. Sigliani (*)

La sociedad sufre.

La sociedad toda, sufre y se angustia porque a cualquiera le puede tocar en algún momento, en este clima de inseguridad total.

Cabe preguntarse adonde vamos. Nuestros gobernantes parecen estar anestesiados, solo les preocupa aparentemente realizar purgas en la Institución. Se ha destruido y disuelto por Ley a la Policía, no existe la capacitación, los sueldos son magros, y fuimos víctimas como todos los empleados públicos del arbitrario descuento del 13% de nuestros magros haberes, el que hace pocos días fue prorrogado por un año más, amparándose el estado, en la Ley de Emergencia Económica, ley que por el descalabro que ellos provocaron debieron promulgar. Existe en nuestra policía desde la gestión del Sr. Lugones una fuerte inserción del poder político en las filas policiales, provocando una fuerte degradación profesional.

Se dictan políticas incoherentes que llevan a la confusión y exceso de trabajo, poniendo en peligro el valor supremo que es la vida de los uniformados y de la población en general.

Hoy desde este lugar, con el corazón y el espíritu muy triste, pero con nuestra sangre muy caliente pedimos a las autoridades gubernamentales que recreen a nuestra Institución Policial para que desarrolle su función específica, la prevención... y que dejen de considerarla como única responsable de la inseguridad. Es imprescindible restituir el profesionalismo y la dignidad del hombre policía, permitiéndole acceder a sueldos dignos, acordes con su función y horarios adecuados. También pedimos por la protección psicológica y económica de la familia de los muertos en actos de servicio. 

El drama de la inseguridad, visto por otra lupa "La Policial" en "La vos de los Retirados", emitida por Radio Rocha.
 
Se dice que hay temas que la Policía no toca, pero esto es según a quienes los periodistas interroguen.
 
Estas inquietudes de la prensa deberían ser canalizadas a través del personal superior de la fuerza, quienes están capacitados profesionalmente para ello, sin omitir hacerlo con el Centro de Retirados y demás organismos policiales, cuyos cargos directivos están ocupados por personal de gran experiencia en las filas policiales.
 
Ante una nota periodística realizada a uniformados con reserva de identidad, donde habrían expresado sentirse perseguidos, deslizando críticas o ironías sobre factores del poder, decimos que aquí se desprende claramente, la carencia de un liderazgo donde apoyarse, para trabajar con respaldo y garantías, y esto es así, el propio Ministro Juan Cafiero, ha expresado "ya no tenemos un Jefe Policial", y coincidimos, ya que el anterior gobernador disolvió la justificación por ley,y la figura del Jefe de Policía desapareció del organigrama policial.
 
Pasó a denominarse Superintendente, esto ha traído aparejado una fuerte división en la fuerza, donde día a día parece irse acentuando, una suerte de indiferencia hacia la figura de este mando superior de la policía, especialmente por parte de algunos jefes policiales territoriales quienes manejan sus jurisdicciones con disparidad de criterios.
 
La constante inestabilidad de los cuadros de la policía por decisiones políticas, se traduce, en que el personal carezca de motivación para su cometido, teniendo como único objetivo cumplir con los años de antigüedad que estipula el escalafón, para retirarse con la mejor retribución, dicen también, y nosotros lo compartimos, que les duelen los policías muertos y lisiados por balas asesinas, como también nos duele la indiferencia por parte de las autoridades del gobierno y parte de la sociedad, más aún cuando son usados y victimizados por la demagogia. Por último dicen los consultados que lo posible es muy poco, en materia de reducción del delito, nosotros pensamos que esto no es así, con la cantidad de hombres necesarios, preparados y profesionalizados, dotados de elementos adecuados como son armamento moderno, chalecos antibalas, uniformes, vehículos en buen estado, operativos en lugares claves, no publicitados, grandes razzias y un sueldo digno, se puede comenzar la batalla contra la delincuencia. No estamos de acuerdo con la supresión de dependencias y/o subdependencias, que tanto les costó a los ciudadanos. Ello, posibilitará se logre revertir esta grave situación.  
Fuerza efectiva de Policía: La realidad de hoy.
 
En las distintas dependencias policiales a lo largo y ancho de la provincia de Buenos Aires, nuestra policía tiene hoy la responsabilidad y el riesgo de cuidar a unos 7.400 detenidos, cantidad por demás abultada de encausados, que la misma policía ha detenido por la comisión de una variedad de delitos, y que debieron haber sido ya trasladados al lugar que corresponde (cárceles o alcaldías) descomprimirlo así, esta tremenda responsabilidad del personal policial, que está para otra cosa, justamente aquella que reclama desesperadamente la sociedad toda, ("La Prevención").
 
Pero también al personal se le ha encomendado otra tarea ajena a su misión específica, como ser cumplir funciones de custodios y a veces de choferes de los señores funcionarios judiciales, también suelen coser expedientes en fiscalías y juzgados, y además porqué no decirlo en algunos casos solo ceban mate, otras veces trasladan detenidos a los juzgados en un móvil, la dotación la componen entre dos y tres hombres, salen a las 07,00 de la mañana y regresan en más de una oportunidad a las 05,00 de la tarde, por la gran demora existente en los tribunales. Este es cosa de todos los días, pero luego vendrá el pesado fin de semana, del sábado y domingo, donde estos mismos hombres serán destinados para garantizar el orden en los espectáculos públicos, donde los vemos a través de los medios televisivos, haciendo un gran esfuerzo para cumplir con su deber, recibiendo piedrazos, palazos, trompadas, y escupitajos como la cosa mas leve.
 
La gente que va a la cancha de fútbol es honesta en su gran mayoría,, pero en todas las hinchadas existen los grupos de inadaptados y delincuentes que van exclusivamente a cometer tropelías.
 
Debemos destacar también que después de estos abatares, vuelven a la dependencia a continuar sus servicios, porque todos sabemos que las comisarías nunca cierran sus puertas, y ahí estará seguramente tensionado y angustiado por la labor de la cancha y expectante por lo que podrá pasar en las horas sucesivas hasta el final de su servicio, donde incluso en una salida de emergencia puede estar esperándolo emboscada la muerte.
 
Mientras tanto en lo que antes se llamaba Jefatura de Policía (ahora Ministerio de Seguridad) dos centenares de personas civiles nombradas por las distintas intervenciones (Lugones, Arslanian, etc.) disfrutan cómodamente en sus casas el fin de semana, y cobran sueldos de entre 1.200 y 3.000 pesos.
 
Esta es la realidad, no es correcto tratar de hacerle creer a la gente que hay un complot contra el Ministro Cafiero y el Gobernador de la Provincia, lo que si hay, es un gran desaliento y temor por parte de los hombres de nuestra policía, porque no saben como actuar por absoluta falta de garantías y respaldo por parte del gobierno.
 
En sus oídos y en los nuestros, retumban permanentemente "Policías asesinos, ladrones, corruptos, narcotraficantes, coimeros", expresiones estas lamentablemente reiterativas y que como en el caso del legislador piquetero Luis D'Elía, no tuvieron por parte del Ministro ni del Gobernador ninguna expresión de desagravio o refutación, a pesar de habérseles solicitado expresamente por carta documento, pero estas expresiones calumniosas e injuriosas no sólo afectan a los policías, sino también que hieren profundamente la sensibilidad de su familia, esto es, madres, padres, esposas, hijos y otros familiares que son parte de la sociedad donde vivimos todos.
 
Para concluir y a propósito de madres, son 34 las madres de los policías caídos, cabe preguntarse, si algún integrante de los organismos de derechos humanos de este país, se acercó a tenderles una mano solidaria: NO.
 
Fuerza efectiva de Policía: La realidad de hoy
 
En las distintas dependencias policiales a lo largo y ancho de la provincia de Buenos Aires, nuestra policía tiene hoy la responsabilidad y el riesgo de cuidar a unos 7.400 detenidos, cantidad por demás abultada de encausados, que la misma policía ha detenido por la comisión de una variedad de delitos, y que debieron haber sido ya trasladados al lugar que corresponde (cárceles o alcaldías) descomprimirlo así, esta tremenda responsabilidad del personal policial, que está para otra cosa, justamente aquella que reclama desesperadamente la sociedad toda, ("La Prevención").
 
Pero también al personal se le ha encomendado otra tarea ajena a su misión específica, como ser cumplir funciones de custodios y a veces de choferes de los señores funcionarios judiciales, también suelen coser expedientes en fiscalías y juzgados, y además porqué no decirlo en algunos casos solo ceban mate, otras veces trasladan detenidos a los juzgados en un móvil, la dotación la componen entre dos y tres hombres, salen a las 07,00 de la mañana y regresan en más de una oportunidad a las 05,00 de la tarde, por la gran demora existente en los tribunales. Este es cosa de todos los días, pero luego vendrá el pesado fin de semana, del sábado y domingo, donde estos mismos hombres serán destinados para garantizar el orden en los espectáculos públicos, donde los vemos a través de los medios televisivos, haciendo un gran esfuerzo para cumplir con su deber, recibiendo piedrazos, palazos, trompadas, y escupitajos como la cosa mas leve.
 
La gente que va a la cancha de fútbol es honesta en su gran mayoría,, pero en todas las hinchadas existen los grupos de inadaptados y delincuentes que van exclusivamente a cometer tropelías.
 
Debemos destacar también que después de estos abatares, vuelven a la dependencia a continuar sus servicios, porque todos sabemos que las comisarías nunca cierran sus puertas, y ahí estará seguramente tensionado y angustiado por la labor de la cancha y expectante por lo que podrá pasar en las horas sucesivas hasta el final de su servicio, donde incluso en una salida de emergencia puede estar esperándolo emboscada la muerte.
 
Mientras tanto en lo que antes se llamaba Jefatura de Policía (ahora Ministerio de Seguridad) dos centenares de personas civiles nombradas por las distintas intervenciones (Lugones, Arslanian, etc.) disfrutan cómodamente en sus casas el fin de semana, y cobran sueldos de entre 1.200 y 3.000 pesos.
 
Esta es la realidad, no es correcto tratar de hacerle creer a la gente que hay un complot contra el Ministro Cafiero y el Gobernador de la Provincia, lo que si hay, es un gran desaliento y temor por parte de los hombres de nuestra policía, porque no saben como actuar por absoluta falta de garantías y respaldo por parte del gobierno.
 
En sus oídos y en los nuestros, retumban permanentemente "Policías asesinos, ladrones, corruptos, narcotraficantes, coimeros", expresiones estas lamentablemente reiterativas y que como en el caso del legislador piquetero Luis D'Elía, no tuvieron por parte del Ministro ni del Gobernador ninguna expresión de desagravio o refutación, a pesar de habérseles solicitado expresamente por carta documento, pero estas expresiones calumniosas e injuriosas no sólo afectan a los policías, sino también que hieren profundamente la sensibilidad de su familia, esto es, madres, padres, esposas, hijos y otros familiares que son parte de la sociedad donde vivimos todos.
 
Para concluir y a propósito de madres, son 34 las madres de los policías caídos, cabe preguntarse, si algún integrante de los organismos de derechos humanos de este país, se acercó a tenderles una mano solidaria: NO. 
 
Resentidos y Nostálgicos
 
En un programa televisivo, así calificó el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires al personal policial retirado.
 
Esta expresión del mas alto mandatario de la Provincia de Buenos Aires, fue hecha ante la pregunta del conductor de un programa periodístico, , quien le recababa opinión sobre un suboficial de la policía provincial uniformado autotitulado policía piquetero.
 
El gobernador afirmó sin titubear, "Me parece bien que la policía se exprese", y que lo haga puntualmente sin entrar, en largas deliberaciones, y que por sobre todas las cosas lo haga el personal en actividad, y no los retirados, ya que los mismos opinan desde el resentimiento y la nostalgia, y para llamar la atención de los activos.
 
Es evidente que en su opinión el gobernador ha querido discriminar a los retirados, utilizando dos calificativos que a priori aparecen como hirientes, sin embargo, la 2da. acepción de nostalgia, significa "recuerdos del pasado" y la 1ra. acepción de resentimiento: "sensación de rechazo o enojo hacia algo o alguien por sentirse perjudicado." En este contexto queremos poner su opinión.
 
Y esta es la verdad, pues cuando nos expresamos en forma personal, o a través de nuestros cuerpos colegiados, u organizaciones policiales, lo hacemos recordando nuestro paso por la institución, donde dejamos mas de 30 años de nuestra existencia, en pos de cumplir con la vocación de servir a la comunidad, muchos fueron los avatares durante tan prolongado tiempo de nuestra carrera. Muchas fueron las horas que le restamos a nuestras familias, muchos los riesgos corridos. Muy extensas las distancias, que nos separaron mas de una vez de nuestro grupo familiar, como para hechar todo en el olvido. Además es cierto, que nos sentimos perjudicados, y sentimos una sensación de rechazo y enojo, hacia el poder político, que tanto mal le ha hecho en los últimos años a nuestra institución, y a todos sus integrantes, incluyéndose en esto, desde el mas humilde agente hasta el mas encumbrado jefe superior, en actividad, retirado, jubilado, pensionado.
 
Y le decimos al gobernador que es imposible que los retirados dejemos de expresarnos. Lo hacemos como siempre, individualmente o por medio de nuestras organizaciones, siempre democráticamente, dentro del marco de nuestra Constitución Nacional y Constitución Provincial. 
 
181 años de Historia.
 
El año 1821 se inscribe en los anales históricos de la provincia, como decisivo en cuanto a la organización como estado republicano, de la estructura básica del gobierno. Fue bajo la gobernación del General Martín Rodríguez, y por directa influencia del genio estadista -adelantado a los tiempos- de su Ministro de Gobierno y Relaciones Exteriores Don Bernardino Rivadavia, que se modificaron sustancialmente los regímenes imperantes desde la época de la fundación.
 
Entre la importante legislación de este gobierno, ocupó lugar especialísimo la Ley del 24 de Diciembre, que disponía la supresión de los Cabildos, al par que creaba la Justicia de Primera Instancia, los Jueces de Paz,  y el empleo de Jefe de Policía y de Comisario para todo el territorio bonaerense. Con la designación de Don Joaquín de Achával, para ocupar la flamante Jefatura, Rivadavia inspirador y alma mater de la norma legal creaba la Primera Policía de Seguridad del Estado en las Provincias Unidas del Río de La Plata.
 
Así inició su secular marcha de la era moderna -muchas veces alterada, otras tantas restringida, pero jamás detenida- la Policía de la provincia de Buenos Aires.
 
Sus reglamentos y estructuras orgánicas, sirvieron en diversas ocasiones de modelo, para la concreción de fuerzas policiales en otros países. Sus filas fueron integradas por hombres que supieron dejar su sello indeleble, no solo en la abnegada lucha que presupone servir a sus semejantes, sino también en el campo de la guerra, de las artes, de las ciencias, y, por supuesto, en el de la jurisprudencia y la investigación.
 
En la década de 1880, la provincia como prenda de paz y unión, cedió su capital -la ciudad de Buenos Aires-, para el asiento de las autoridades federales. Junto con el territorio, también entregó los organismos administrativos en él instalados, entre ellos las dependencias y personal policial que figuraban en el territorio que abarcaba la comuna. El viejo edificio aledaño al Cabildo, que desde la época de Rivadavia había sido asiento del Departamento General de la Policía, albergó por unos años mas a los órganos conductivos de ambas policías: La de Buenos Aires y la de la Provincia de Buenos Aires.
 
Por fin el 14 de Enero de 1884, nuestra institución se afincó definitivamente en el edificio construido especialmente en la flamante ciudad de La Plata, la recién estrenada Capital Bonaerense. En ese Departamento ha permanecido hasta hoy. El mismo ha sido mudo testigo de los desvelos de Juan Vucetich en pos de la identificación humana; de los escarceos filosóficos del Dr. Alejandro Korn y de tantos otros estudiosos y soñadores que dejaron su recuerdo imborrable no sólo en la institución, sino también en la historia grande de la nación, e incluso del mundo, por su abnegada acción en pos del mejoramiento de la humanidad.
 
El siglo XX resultó pródigo en realizaciones valiosas, para la marcha de la ya consolidada dependencia. Una institución que dio al orbe, un conocimiento tan importante, como lo es la identificación humana mediante la dactiloscopía, no fue ajena a la necesidad de preparar y educar a su personal, con la formación intelectual de sus integrantes.
 
La década del 40 se inició con un gran estímulo para toda la familia policial: La estabilidad del personal mediante la promulgación de la Ley 4646. Se reabrieron las puertas de la Escuela de Policía y la Escuela de Sub Oficiales y Tropa.
 
Se coronó este viejo anhelo policial con la incorporación de la Escuela Superior de Policía en el año 1949 y, posteriormente, en el año 1963, con la creación del Liceo Policial, establecimiento educacional de nivel secundario que, en su momento, fue único en su tipo en el mundo.
 
Los límites otrora imprecisos, de la gran Provincia, bajo su responsabilidad, se extendieron a los 363.369 Km2 de la actualidad. Flotillas de lanchas cuidando el extenso Delta del Paraná, mientras que helicópteros y aviones de moderna construcción sobrevuelan rutas y caminos en bien de la seguridad de la población.
 
Los laboratorios de investigación criminal, diseminados a lo largo y a lo ancho del territorio bonaerense, coadyuvan con la justicia en la dilucidación de intrincados casos policiales.
 
Esta síntesis histórica, ha tratado de rescatar los principales acontecimientos, que llevaron a nuestra querida institución desde su génesis hispana hasta la actual grandeza presente.
Desde Don Rodrigo Ortíz de Zárate y Don Gonzalo Martel de Guzmán, a quienes Juan de Garay confió la misión, de la policía de la ciudad recién fundada, hasta los casi 47 mil hombres que hoy conforman los planteles y que por una decisión gubernamental ha sido disuelta, sumiéndola en el desconcierto y desazón, siendo por estos días, blanco de todo tipo de críticas, donde se pretende hacerla aparecer como responsable de la inseguridad reinante en toda la provincia, y con el agravante que, a los que hoy hablamos, se nos ha sugerido no hacerlo, por expresarnos según dicen; con resentimiento y nostalgia.

(*) Comisario Inspector (R.) Hugo C. Sigliani - Secretario de Organización APROPOBA ( Asociación Profesional de Policías de la Provincia de Buenos Aires) LA PLATA los conceptos vertidos son opinión de Organizaciones Policiales de la Provincia de Buenos Aires 

arriba

¿IMPERIO DE LA LEY, O DESIGNIOS DE LA POLÍTICA?

por Miguel Ángel Raviscioni

    Desde hace tantísimo tiempo ya, aunque con mayor asiduidad en el que corre, es posible contemplar entre el asombro y la perplejidad, además de vivir y padecer, situaciones de la vida cotidiana, vinculadas al área de seguridad, que dejan atónito, desorientado y sin un ápice de posibilidad de hallar respuestas coherentes a los interrogantes que, obviamente, a partir de la exégesis de las mismas, emergen palpable y palmariamente.-

    Contamos con una carta magna que debiera conferirnos, (en buen sentido, y de este modo se concibió), un ordenamiento jurídico e identidad hacia adentro y afuera, y que a la postre,  resulta el génesis de nuestro sistema legal, este último,  progenie de la seguridad integralmente considerada, resultante de la conjugación de acciones tales como legislación y jurisdicción.-

    Legislación existe y de sobra, en todas las áreas, en todos los fueros, pero ¿acaso ocurre lo mismo con la jurisdicción?

    La facultad de decir la ley, (aplicar la ley), debe contar con el basamento del fino pero firme equilibrio de ecuanimidad, sujeta a derecho, que permita la proyección y amparo de los derechos, tanto de quienes los invoquen o reclamen  cuanto de aquellos que a la postre, resulten tan solo indubitables y silenciosos titulares.-

    En nuestros días, sin embargo, pareciera que solo tienen derechos (y sin restricciones de naturaleza alguna), quienes en masa, en un exhibicionismo atávico y absurdo, elevan el tono de voz, enarbolan las banderas de la violencia, del desprecio por la ley, el orden y los derechos del resto, en aras de alcanzar justicia para reclamos seguramente justos si no se vieran diluidos, desmerecidos y hasta rechazados por el ideario colectivo, merced a la vía por la que se pretende su logro.-

    Este ejercicio cotidiano de la irracionalidad pareciera estar prohijado por la política, ya que muchos lo aprovechan y hasta lo disfrutan, mientras que los restantes miran hacia otro lado, con lo cual, seguramente, alivian cargos de conciencia, y hasta aquí, solo hasta aquí, el hecho ganaría cierto grado de admisibilidad misericordiosa, si no fuese porque el gesto político señalado tiene el grave acompañamiento de la justicia, (en última instancia también politizada), y en el interregno, quienes no tienen culpa alguna por los derechos negados y reclamados, se ven victimizados por la acción vandálica y la omisión judicial.-

    Los ejemplos son claros, elocuentes e infinitos, hay cortes de rutas y de calles, (donde se conculca el derecho a transitar libremente), se toman empresas y se impide a propios y ajenos salir del predio que aquella ocupa, (se violenta el inalienable derecho  a la libertad), y se destruyen bienes públicos y privados sin hesitar, y lo que es peor, se puede observar a las instituciones policiales, depositarias de la fuerza pública, encargadas de velar por la observancia estricta de la ley, y al servicio de la justicia, en actitudes meramente contemplativas y hasta condescendientes, condicionadas por los designios de la política .-

    Basta encender la radio, el televisor, leer un periódico, transitar una calle, o una ruta, o simplemente trabajar, para ver, sentir, palpitar y padecer, la barbarie, la iniquidad, y  la anarquía.-

    No solo el padecimiento, sino la simple contemplación de esta vorágine de locura aterran, entonces nos preguntamos por la legislación, y nos encontramos con el código penal y dentro de éste figuras delictivas tales como la asociación ilícita, el daño, la retención indebida, la privación ilegal de la libertad; luego nos preguntamos por la justicia, y hallamos estructuras judiciales y comprendemos que tanto en el fuero federal como en el ordinario aplican esta ley, (o debieran hacerlo),  y nos aliviamos al pensar que la panacea existe, que la solución es posible, que no es una quimera, hasta que nos damos de bruces con el instrumento instituido como vía, la política, que con sus designios nos lleva nuevamente al punto de partida

arriba

20 de Noviembre

DÍA DE LA SOBERANÍA NACIONAL

Aniversario de la Batalla de la Vuelta de Obligado 

Cuando se oyó tronar el escarmiento

 por Miguel Angel Reynoso (*) 

Un nuevo aniversario de tan importante suceso nuevamente ha pasado casi desapercibido en los medios de información ocupados preferentemente en una actualidad que nos agobia, no obstante considero un patriótico realizar este pequeño aporte, como una forma de mantener viva la memoria de quienes hace tanto tiempo, y con tan escasos recursos supieron imponer al mundo el respeto hacia quienes viven en estas latitudes.

En un lugar al norte de la ciudad de San Pedro, en la provincia de Buenos Aires, y sobre la costa del brazo del Río Paraná, conocido como Paraná Guazú, donde el curso de las aguas poseen un ancho de aproximadamente 700 metros, realizando un recodo pronunciado conocido como Vuelta de Obligado, a fines de 1845 y con motivo de la doble agresión sufrida por nuestro país por las dos potencias mundiales de ese tiempo, Inglaterra y Francia, pretendía imponer por la fuerza la libre navegación de nuestros ríos interiores, se desarrollaron una serie de actos de guerra en defensa de nuestra Soberanía Nacional que asombraron al mundo.

Allí el General Lucio Mansilla, a cargo de las tropas argentinas, con el objetivo de dificultar el paso de las escuadras combinadas, instala la principal fortificación, que al igual que el Paso de La Ramada, sobre el brazo Pavón, complementaba sus baterías concadenas que cruzaban el río sostenidas por lanchones.

Allí también, el 20 de noviembre de 1845, a las 8 y media de la mañana cuando la escuadra combinada de las dos mayores potencias navales de la época, representadas por Inglaterra y Francia, pasando por encima de la soberanía nacional, intentan remontar a viva fuerza el curso del río Paraná arriba, fue donde el General Mansilla, a la vista de los invasores arengó a sus tropas con aquellas palabras que aún nos hacen emocionar: "Allá los tenéis. Considerad el insulto que hacen a la soberanía de nuestra Patria al navegar, sin mas título que la fuerza, las aguas de un río que corre por el territorio de nuestro país. Pero no lo conseguirán impunemente. ¡Tremola en el Paraná el pabellón azul y blanco y debemos morir todos antes que verlo bajar de donde flamea".

Según la crónica la banda empezó los compases del Himno Nacional coreado por todos y al ponerse a tiro la primera nave, desgraciadamente nuestra San Martín, que habiendo sido tomada, ahora ostentaba los colores franceses, con el tradicional grito de "VIVA LA PATRIA", Mansilla dio la señal de fuego.

El desarrollo de la acción subsiguiente puede encontrarse en cualquier libro de texto de nuestra historia, por lo que no es necesario abusar sobre los detalles de aquella valiente y heroica acción. Quizás baste decir que a las cinco de la tarde, después de mas de ocho horas de desigual lucha entre las antiguas baterías argentinas y las andanadas de modernos y potentes cañones y cohetes que diezmaron las fuerzas nacionales, la única batería en pie, la Manuelita, disparó la última andanada que le quedaba hecha personalmente por su comandante JUAN BAUTISTA THORNE, quién en ese momento fue alcanzado por la explosión de una grada que lo tira al piso, de donde se levanta exclamando "No fue nada", pero había quedado sordo para toda la vida.

La batalla que produje numerosos daños a la flota enemiga, cesó solamente ante la carencia de municiones y el daño producido por las gradas en las baterías y los hombres. No obstante el consecuente desembarco de la infantería luego de cesado el cañoneo no arredró a los criollos, ya que la infantería constituía por patricios, milicias de San Nicolás y el batallón Norte, carga "a la bayoneta", pese a ser diezmada por los cañones cargados con metralla, consigue arrollar a las veteranas tropas inglesas y correrlas hasta sus botes. Mansilla herido por un casco de metralla, es reemplazado por el Coronel Crespo quién mantiene el contraataque, hasta que el desembarco de otras tropas, la utilización de cañones navales y cohetes a los cuales ya no se podía responder y luego de otras dos horas de combate, las tropas nacionales deben replegarse sobre las barrancas, hasta que aproximadamente a las 20,00 horas y luego de tan heroica defensa por casi 12 horas de combate desigual, puede decirse que Obligado ha caído.

El valeroso accionar de las fuerzas argentinas se refleja en las cifras que indican para una fuerza de 2160 combatientes sufrió 650 bajas entre muertos y heridos, lo que constituye casi su tercera parte, proporción sumamente grande para las cánones militares.

En Obligado no se tomaron banderas argentinas, solamente fueron trasladados a París algunas banderolas como recuerdo, ya que la Bandera de Guerra de las baterías, no cayó nunca en manos del enemigo porque quedó destruida por el fuego.

Los cañones sobrevivientes, dado su antigüedad fueron arrojados al agua o llevados como recuerdo por los invasores.

Pero el significado de esa batalla, mas allá de lo militar, y en el aspecto político internacional fue mucho mas grande de lo que hoy desgraciadamente recordados, aquellas potencias, al parecer vencedores en primera instancia, debieron volver sobre sus pasos y finalmente respetar la soberanía que tan gallardamente habían defendido las tropas de la Confederación Argentina, en procura de una política exterior ejercida con firmeza por el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires Brigadier General Don JUAN MANUEL DE ROSAS.

(*)  residente y amigo de Mar del Plata

arriba

BASTA DE DADIVAS

 Más allá de las cuestiones ideológicas, dejando de lado los intereses políticos partidarios y sectarios, los egoísmos estúpidos y  otras retrógradas actitudes; es necesario planificar luego de fijarse metas concretas. Se debe proyectar para el futuro teniendo en cuenta la realidad agobiante de hoy, determinar que objetivos se deben lograr para cambiar y comenzar a transitar el camino que nos conduzca inevitablemente al éxito.

 A menudo escuchamos decir que el Fondo Monetario Internacional u otros organismos a los cuales recurrimos en búsqueda de créditos o refinanciamiento de la deuda externa, nos exigen para concederlos la elaboración de un plan sustentable. Nuestros políticos lejos de actuar coherentemente y proyectar planes realizables y que se puedan mantener en el tiempo, se limitan a pretender la obtención de recursos para repartir dadivas, jamás se proponen procurar la obtención de capitales para comenzar a solucionar los problemas que nos aquejan.

 Un territorio inmensamente rico como el nuestro resulta un verdadero desperdicio, la solución pasa por movilizar los recursos paralizados, poner el país en marcha y a la gente a trabajar. Se debe devolver la propiedad del salario al trabajador.

 Estamos en crisis, pedimos créditos para planes sociales, generamos el ocio, hay desempleo, tenemos carencias en cuestiones elementales tales como salud, vivienda, seguridad, educación, desvinculación de los pueblos con las áreas productivas por la inmensa superficie territorial de la nación y la carencia de vías (carreteras, ferrocarriles aeropuertos) para el transporte.

 Países mucho más pequeños que el nuestro, hasta iguales o más chicos que algunas de nuestras tantas provincias, hacen, por ejemplo, de la forestación y su explotación la generación de fuentes trabajo y divisas. De dieciséis a veinte millones de hectáreas útiles para tales fines, solamente utilizamos un millón.

 Se deben fijar las metas para solucionar las carencias antes mencionadas, para ello construyamos viviendas, escuelas integradas a centros deportivos, carreteras, autopistas, puentes, cloacas, plantas potabilizadoras de agua, reactivemos la explotación de nuestros recursos naturales, etc.; debemos eliminar el privilegio, asegurándose a cada ciudadano el fruto de su trabajo honrado, para lo cual deben posibilitarse horizontes y perspectivas a todas las clases sociales, que les permitan mediante su esfuerzo la concreción de un mejor porvenir.

 Constancio Vigil decía: “La verdadera calidad no es dar al necesitado, sino, evitar que él exista”, mientras que San Pablo profesaba: “El trabajo es la ley de la vida, la ley de toda la creación y de todo progreso”.

 La solución no está en regalar comida o propiciar falsas ayudas a desocupados y carenciados,  sino en propiciar la dignidad del hombre obtenida mediante el producto de su trabajo; esas dadivas representan la incapacidad de quienes nos representan en el ejercicio del poder y no asumen la obligación y la responsabilidad que tienen de remediar los problemas que nos aflige y atormenta.

arriba

DESTERRADOS EN NUESTRO PROPIO TERRUÑO

por Juan de Dios González

Existe una cita que dice: “Si metéis en un saco algunos perros y los sacudís, todos los perros se morderán unos a otros, pero a ninguno se le ocurrirá morder la mano que los sacude”. 

En cierto sentido es lo que nos ocurre a los argentinos. Nuestros dirigentes nos viven sacudiendo con sus abominables e infructuosas decisiones,  nos mantienen encerrados en una oscura nebulosa, dentro de la cual, nos enfrentamos en una contienda insensata y alocada. No percatamos que para salir de la penumbra debemos morder las manos de quienes nos mantienen opacados. 

A veces pienso: “Esta gente a mi alrededor provoca que mis ideales estén bajando, por tal motivo me recluiré en cuarteles de invierno. Desde allí trataré de volcar mi intelecto al servicio de los demás, pero sin el placer de participar en la diaria lucha , la cual delego en quienes aún mantienen la esperanza de protagonizar el cambio y portar la gloria del éxito. He visto mancillado mi honor por despreciables seres, cuya mas alta dignidad ha sido servir a la desdicha y a la degradación. No soy tan inmaculado como para salivar hacia arriba, pero si lo suficiente como para maldecir a los maquiavélicos perversos que especulan con la falsedad y el engaño, y con la complicidad “boba” de estúpidos estafados. He visto crecer nulidades desde la inmundicia  mas despreciable, hoy son señores honorables, protegidos y venerados por una sociedad enceguecida por la farsa imperante, promovida por los mismos sofistas impostores que se sirven de la realidad circundante. No soy el Mesías ni el profeta inspirador y anunciante, pero si presagio un desastre nacional sino adquirimos la mínima racionalidad ante la inmunda ferocidad de tan infausta y absurda iniquidad. Me siendo un exiliado y desterrado en mi propio país, no tengo donde posar mi pies, no reconozco mi suelo, mi tierra, esa que aprendí  a amar y defender como mi patria; soy un forastero en un terruño desconocido donde mandan tiranos y los súbditos son ovejas majaderas. Mi pensamiento puede resultar lúgubre o deprimente, pero en este país donde los hombres de barro perduran por sobre aquellos cincelados en mármol, donde la lluvia no borra la inmoralidad y mancha la virtud; es imposible que los virtuosos arriben al poder. El rango de factibilidad para los infames y menesterosos es tan amplio como nuestra inmensa superficie territorial. Ese agua que del cielo cae, en lodo nuestra tierra convertirá, pues no hay sustento real para tanta mediocridad;  la permeabilidad es tal, que hasta nuestras entrañas se pudrirán”.

arriba

EL PADRE GRASSI, LA FAMILIA ECHARRI Y NUESTRA RESPONSABILIDAD

por Diputado Nacional Dr. Miguel Saredi  (*)


Mientras la sociedad se desangra con problemas de distinta índole, y los medios de comunicación nos muestran los desgarros familiares de los secuestros de ciudadanos argentinos, que viven, trabajan y creen en nuestro  país, los dirigentes políticos seguimos hablando de "congresos", fechas de  elecciones internas, cantidad de congresales, divisiones en los bloques de  diputados y, eternas horas se consumen en negociaciones espurias por  cuotas de poder y supuestos réditos electorales.

Seguimos alejados de los  problemas concretos, visibles y de fondo que tiene nuestro pueblo, y de allí  que es lógico y razonable que no se encuentren candidatos a presidente y que  nadie crea en nada, y que todas las instituciones de la República se  encuentren seriamente dañadas en su credibilidad.

Los grandes medios nos instalan investigaciones que al cabo de unos meses  nunca terminan de dilucidarse, y lo que es más grave lleva a un trabajo inmediato de la dirigencia política en ese tema...hasta que se diluye y se  transforma en uno nuevo. Sin lograr la mayoría de las veces una necesaria  definición judicial y una conclusión política que lleve a la toma de medidas de  fondo por parte del Ejecutivo y el Legislativo. Y es en este tema que quiero  poner énfasis.

Asistimos por este tiempo al famoso caso del Padre Grassi, y tendríamos que  tratar que este tema no vuelva a transformarse en una mera guerra de  detractores y defensores, de tocar temas tan triviales que vayan desde la  venganza de Susana Gimenez hasta las supuestas relaciones sexuales de los  representantes de la Iglesia Católica, y no abordar los verdaderos problemas  de fondo que subyacen tras todos estas cuestiones, que hace necesario que la  dirigencia política -en lugar de seguir tan preocupada por los delegados a un  congreso partidario- trate, discuta y consensue para abordar una verdadera  política de estado en lo que hace a la Minoridad, la niñez y adolescencia, los  efectos de la  drogadicción, el tratamiento en comunidades terapéuticas, la  necesaria cooperación y coordinación entre las esferas de índole municipal, provincial y nacional junto a organismos no gubernamentales.

Que  futuro nos espera en síntesis como comunidad  ante la falta de una política de  estado en lo que hace a nuestra niñez desvalida, y a nuestra  adolescencia  seriamente afectada por la influencia del alcoholismo y de la droga. Si no  entendemos que  miles de jóvenes están siendo "tratados" por instituciones  del estado y a veces organizaciones no gubernamentales que no tienen  ninguna clase de fiscalización por parte de las autoridades gubernativas, que  hay un absoluto descontrol -pese al esfuerzo de muchos serios funcionarios  intermedios y de miles de voluntarios- sobre nuestros jóvenes judicializados y  los que no lo están, que la delincuencia juvenil es un claro efecto de esta  situación sin control, será imposible desarrollarnos como Nación, como Pueblo  o intentar conseguir -ya que no tenemos un presente- un futuro posible para  nuestros hijos.

Si los dirigentes políticos seguimos sin entender que seguir condenando a que  comerciantes pequeños y medianos, parientes de artistas, deportistas, y todos  nuestros ciudadanos y familias corren potencialmente en juego su vida ante el  temor de ser secuestrados, y que frente a ellos nuestros representantes sólo  entablan una guerra mediática -generalmente entre Nación y Provincia- para  ver quien tiene la responsabilidad, y para ver quien articula mejor con tal o  cual canal o grupo de televisión y radio, y de esta manera adjudicar la  responsabilidad al otro; mientras todos intenten sacarse el lazo de encima  ante el descubrimiento de falencias terribles y horrorosas en comunidades  terapéuticas, institutos y hogares de menores, y ante la falta de una política  global, vamos a seguir estando como estamos, y aún peor condenando a las  futuras generaciones a una destrucción civil que arrastrará a lo poco  que  queda de la familia argentina.

Estoy harto de los reduccionismos de izquierda y de derecha, de los  garantistas a ultranza y de los mano dura como único sistema, de los que  hablan de la pobreza en una cátedra de la Universidad pero nunca ayudaron  ni al vecino, de los dirigentes que no entienden que todavía no tocamos fondo  hasta que les toca vivir la inseguridad, la drogadicción o la violencia en su  familia.

Dice Montagu "el delincuente juvenil es el producto de una sociedad delincuente, donde los padres, profesores y la comunidad han olvidado –si  alguna vez lo supieron- que significa ser humano y cuales son las necesidades  de un ser humano en crecimiento, especialmente en cuanto a amor".. Yo  agregaría que es indudable que como dirigentes políticos hemos olvidado que  significa SER HUMANO y ni hablar sobre el amor, de lo que parece no nos  olvidamos es de resguardar nuestros privilegios y necesidades ante un nuevo  período electoral.

Escribí estas sencillas y rápidas líneas de opinión  sabiendo que soy uno de los  responsables ---al formar parte de esta dirigencia política- pero con la  calentura y la firmeza de que llegue este mensaje fundamentalmente a mis  pares, y con el dolor de estar asistiendo a la disgregación de nuestra Nación,  mientras la mayoría intentan hacerse los distraídos o desentendidos.

(*) Dr .Miguel Saredi -Diputado Nacional P. J. Prov. Bs. As.- Ex Subsecretario Consejo Prov. del Menor - miguelsaredi@trenque-lauquen.com.ar    
     

arriba

DEMOCRACIA USURPADA

 por Juan de Dios González

La democracia es el grado más alto de evolución política y social de la humanidad como lo demuestra la preferencia de los pueblos que llega a la madurez cultural.

Las ideas de libertad, igualdad, solidaridad y dignidad humanas son nutrientes de la democracia y bajo ningún concepto deben ser reemplazables ni superables.

Sin pretender redundar en explicaciones, podría decir,  que la democracia es una forma de convivencia política y social que asegura el ejercicio de la soberanía por medio de los derechos políticos y el ejercicio de la libertad mediante los derechos civiles y sociales.

La democracia es un sistema de gobierno, pero más que una forma de gobierno es un contenido ético, un conjunto de reglas de conducta que deben asegurar la soberanía popular y la libertad.

En la República Argentina  la democracia ha sido usurpada, puesto que no hace honor a su verdadero significado y menos aún al ejercicio de los derechos enumerados en nuestra Constitución.

En la democracia Argentina la división de poderes con miras a la limitación recíproca de los mismos, prácticamente no existe. Las leyes no las dicta el pueblo a través de sus representantes, son éstos quienes las negocian a espalda del soberano privilegiando los intereses partidarios, corporativos y espurios por sobre los de aquellos. El fiel de la balanza de la justicia a menudo se inclina hacia el lugar equivocado e incorrecto; es parcial, flexible, permeable, poluta y obsecuente de los otros poderes. Los hombres que nos gobiernan se destacan por carecer de virtud pública, se caracterizan por destruir el principio básico de la democracia que es la soberanía popular y la defensa de los intereses de la comunidad.

Austeridad, veracidad, lealtad, tolerancia, espíritu de trabajo y de servicio, perseverancia, patriotismo y abnegación  son cualidades que nuestros gobernantes eluden, pero que resultan esenciales para una democracia.

La democracia en nuestro país colapsó, la soberanía se encuentra en manos de una parte del pueblo, en manos de una casta de políticos clónicos, quienes resultan incapaces de transformar esta agobiante realidad para bien de los ciudadanos. Estos individuos  obcecados con el poder, apelan a la demagogia, aquello que Ortega y Gasset denominaba como lo mas peligroso para la democracia, “el gobierno de la masa”,  es decir la adulación interesada y la exacerbación de los instintos primitivos.

El régimen republicano, representativo y federal tiene su basamento en la soberanía popular, pero es imprescindible lograr una adecuada educación cívica del ciudadano, que lo capacite para el ejercicio de la soberanía,  la libertad y la igualdad que, como antes expresara, son los grandes principios de la democracia. De ese modo se impide caer en el populismo barato, el cual se aprovecha de esa masa que no se valora a si mismo y que tampoco se exige a si mismo mayor cultura cívica, hundiendo, inocentemente, bajo las promesas  que mediante el despliegue de propagandas y actitudes demagógicas despliegan sobre ellos los autócratas para conquistar o conservar el poder.

Debemos recuperar nuestra democracia arrebatándosela a quienes nos la usurparon, para ello debemos exigirnos mayor formación y participación; la ignorancia y la inacción es el mas grave peligro para la república y la democracia, son caldo de cultivo para quienes avasallan nuestros derechos.

arriba

LA MUTACIÓN DEL PERONISMO, DE MOVIMIENTO DE MASAS A FORRO DEL SISTEMA

Por Eduardo Capdevila (de la Redacción de Agencia NOVA) 

Días pasados se conmemoró un nuevo aniversario del 17 de Octubre de 1945, y todos los popes del justicialismo se juntaron en actos celebratorios que fueron meras pantomimas para dejar contenidos a los militantes, ya que como telón de fondo hay enfrentamientos virulentos entre las distintas corrientes partidarias, que a su paso no dejan sólo la incertidumbre política de alterar una convocatoria a elecciones generales, sino también siniestras campañas de asesinatos y emboscadas, como ya se denunció oportunamente. Queda claro que en un marco como el que vive el país y el descrédito de la clase política en general, ningún partido tiene una identidad sólida que sea la columna vertebral de sus acciones en cada una de las gestiones de los distintos niveles. El pragmatismo y el carácter acomodaticio de la clase política pueden más que las consignas, que sólo se convierten en simples menciones declamatorias de una dirigencia que utiliza los partidos instalados por conveniencia y convencimiento de que es más fácil triunfar cuando se tiene fiscal, estructura, pasado y militancia seducida con migajas de fondos públicos. Este es el escenario político que afecta a todos los partidos políticos mayoritarios de la Argentina, cuyos integrantes pregonan y se aferran a cuestiones tan vagas como la “tradición”, los “principios”, la “esencia”, la “mística”, la “revolución dormida de las masas”, en medio de un historicismo plagado de legados con figuras enaltecidas histriónicamente hasta el rango de mitos nacionales. Una metáfora para entender a la dirigencia peronista actual: es un hombre vestido con chomba Lacoste, pantalón Yves Saint Laurent y campera de carpincho comprada en Galerías Pacífico y Movicom en mano, destacando la importancia del trabajador de campo que trabaja diez horas por día arriba de un tractor, la tradición nacional de la yerra, las carneadas de chancho y el juego de la taba. Entre el mensajero y el mensaje hay una cada vez más grosera línea de hipocresía, de la cual la dirigencia no se hace cargo por ser la responsable de esta brecha. Pero también tiene su culpa el militante de base, que se denigra entregando su dignidad y trabajo en pos de principios de lo que denominan “peronismo histórico”, siendo consciente de que al funcionario que le paga la unidad básica le sobra dinero, que lejos de usarlo para los pobres de su barrio despilfarra en lujo y lujuria. “No hay peor ciego que el que no quiere ver”, dice un refrán popular, que hace tan culpable al militante peronista como al que defiende al partido remontándose a vaguedades históricas de cambios revolucionarios que impulsó esta fuerza en su fundación, cuando en el aquí y ahora sus líderes son una comparsa de payasos peleándose en un país que se hunde y los repudia, más allá de que casi con seguridad uno de ellos será el próximo presidente. “Yo no soy peronista de ahora, sino de Perón”; “yo soy de la revolución de los humildes de Evita”; “el de ahora es justicialismo y yo soy peronista”; “el nuestro es un movimiento, no un partido, yo apoyo al primero”; “somos la revolución dormida en las masas oprimidas”. Todas estas son consignas vacías que utilizan aquellos que para no sentirse tan forros del presente, buscan alegorismos del pasado como calmantes o “vaselina” para el dolor, mientras miran con éxtasis la foto de Evita y Perón y entran en una relajación casi posorgásmica. El peronismo desde hace años que es Menem, Duhalde, De la Sota, Ruckauf, Herminio Iglesias, Kohan, Corach, Rodríguez Saá, Kirchner, Bauzá, Romero, Solá, Atanasof, Balestrini y otros tantos que no les van en zaga. Claro que el militante también tiene un discurso hipócrita como el de la dirigencia, ya que al definir al peronismo como un “movimiento encarnado en el sentir de las masas revolucionarias”, cualquier cambio histórico que se dé siempre va a ser “peronista”. Así es como una dirigente histórica del justicialismo comparó al 17 de octubre con la independencia argelina de Francia y otras luchas de carácter nacional. Es el momento de decir basta. El militante que se siente decepcionado debe renunciar al partido y el funcionario decir que está trabajando “por sus propuestas y el sueldo”. Porque Perón, como dice la canción de Serrat respecto de Marx, “está muerto y enterrado”. Y no volverá por más consignas del pasado que enarbolen, y los que vuelven son los que están.

arriba

LA FALTA DE ACTUALIZACIÓN POLÍTICA DOCTRINARIA

por Johnny Garay (*)

Al enunciar las grandes lineamientos del proyecto nacional, Perón realizaba una tarea en lo referente a llevar a cabo una revolución en paz, que debe ser completada, no era esta una tarea exclusiva de una conducción táctica y menos aun la tarea de un cenáculo de notables o profesionales, debió ser obra de la discusión de todo el pueblo Argentino, sin discriminación de ideologías o pensamientos políticos, obviamente que canalizada a través de un conductor como el general Perón.

El crecimiento doctrinario político del Peronismo en vida del líder fue el resultado de un múltiple dialogo Perón..pueblo.

La desaparición física del general imponía recrear nuevas formas tácticas y estratégicas de conducción para rehacer ese dialogo perdido pueblo...conductor, pero es indudable que en la actualidad ese dialogo fue interrumpido y en algunos aspectos no fue posible construir esa actualización político doctrinaria que los nuevos tiempos exigían.

Todo este accionar determino que se tradujera en propuestas movilizadoras de la voluntad popular, la carencia de lideres y la falta de una conducción fortalecida por las estructuras partidarias anarquizadas y divididas por intereses deformadores de la realidad, determino como consecuencia la aparición de productos doctrinarios prefabricados que nada tenían que ver con la doctrina Justicialista.

Las expectativas electorales lo demuestran así, primero el voto a la alianza que finalizo con la destrucción total y sistemática del hombre colocándolo en un estado de primitivismo absoluto generando la destrucción de la célula básica de la sociedad que es la familia, trayendo consigo la violencia y la inseguridad al pueblo Argentino no olvidándonos de la situación económica que atraviesa la Republica.

Y en segundo lugar el voto castigo que recibió la clase política en los últimos comicios nacionales.

Mi  análisis político esta centrado fundamentalmente, en los criterios emanados por esta doctrina nacional popular y humanista que observa la política de un modo cristiano, siendo el Justicialismo la continuación de nuestros grandes rebeldes históricos como lo fueron la primera junta de gobierno patrio, San Martín y finalmente el Partido Federal  de Juan Manuel De Rosas.

Pero en la actualidad los Partidos Políticos incurren en barbarismos históricos al no adaptarse a los tiempos que trascurren, es decir se nota la demora y la aplicación de grandes fortunas económicas para la propaganda electoral no observando la miseria la ambruna y la desesperanza en la cual se debate el pueblo.

Las heridas que dejan las internas, a partir de manejos soberbios e incorrectos.

Ciertas actitudes de soberbia y prepotencia que contribuyen a asustar a ciertos sectores del electorado.

Y finalmente la falta de un equilibrio de tolerancia ideológica entre los distintos partidos políticos que se observan de costado generando odios y no observando que esta en juego los destinos sagrados de nuestra patria.

Cuando de definir la conducción se trataba Perón sostenía en muy pocas palabras ...La conducción es saber desarrollar el éxito...y los partidos de la actualidad no desarrollan sus proyectos en sentido de favorecer los intereses sagrados de nuestra patria dejando de lado los mismos y  colocándose en una dialéctica  Bizantina es decir queriendo saber por medio de vanas discusiones de que sexo son los Ángeles mientras tenemos los Hunos de Atila el bárbaro tocando las puertas de Roma.

En este sentido el pueblo atónito quiere saber de que se trata como ocurriera ya en 1810 mientras tecnócratas de turno nos enseñan y ejecutan doctrinas económicas, que nos esclavizan y nos sumen en la noche de la pesadilla del hambre y la marginalidad.

Individuos en las góndolas de supermercados o pequeñas granjas contando sus pocos pesos

Para poder sobrevivir un día mas y realizando caminatas interminables para conseguir un mendrugo de pan, una situación social que jamás vivió nuestro querido pueblo,

Volviendo en la historia universal a los tiempos del trueque Fenicio, dice Carlos Menem la Argentina de la actualidad es como un gigantesco cangrejo siempre de costado y para atrás.

Por otro lado la experiencia demuestra que resulta imposible gobernar una nación cuando su pueblo se halla desorganizado, anarquizado, dividido y enfrentado en multitudes de facciones por lo tanto es necesaria una política de pacificación que nos permita vernos como hermanos y compañeros y no como la tesis que dice El hombre es lobo del hombre.

Debemos buscar y establecer un sistema justo para todos una plena harmonización de diversos sectores consolidados con el logro de una autentica justicia social.

Se trata en suma de organizar la realidad y no de ser esclavos de teorizaciones por mas perfectas que ellas puedan parecer.

Conclusión ...Por tanto la falta de actualización política doctrinaria en los partidos políticos nos lleva a la no organización de la comunidad, verdadera llave maestra del estado, no significa esto la invención de un pueblo utópico sino que tan solo supone la organización de las diversas fuerzas que en el pueblo existen para armonizarlas y conducirlas hacia el bien común, como lo ha dicho el general Perón ..El instrumento para la conducción es el pueblo organizado.  

 (*) Johnny Garay   Prof.de Ciencias Informáticas - Analista Programador - Diseñador Grafico Empresarial - Analista Político Partido Justicialista  Rosario - DNI 14143300 - Mail: kemkem@citynet.net.ar

arriba

PROYECTO PARA REFUNDAR LA NACIÓN  

por Alberto Aguilar - Economista

Si ponemos en práctica las medidas abajo desarrolladas éste será el Camino seguro e inexorable (el único posible) para hacer una Argentina Monumental y poder reintegrar, en un plazo no muy lejano, en dólares billetes, con intereses compensatorios, con más el lucro cesante inferido, todo aquello que les ha sido despojado a los ahorristas, endeudados, jubilados, inversores, depositantes, etc., incluidos aquellos que ya han perdido. Ello por el Superávit Fiscal -y Gran Crecimiento- que se producirá por al rápido ingreso de cientos de miles de millones de dólares que se invertirán empresarialmente y quedarán, en circulación, para siempre, en Argentina.

(PRIMERA) REDUCCION AL 50 % DE LOS IMPUESTOS

         Reducción, al 50 %, de todos los Impuestos, Nacionales y Provinciales con un único IVA general, unificado, del 10 %. El que deberá desdoblarse en 5 % para la Nación y 5 % para las Provincias.

         La experiencia de 26 Naciones demuestra que: cuanto Más se Rebajan los Impuestos más Recauda el Estado, Mejor funciona la Economía y Mejor Viven Todos los Ciudadanos.

         Nuestro país sufre, desde 1995, los Impuestos MAS ALTOS DEL PLANETA.

         El "MODELO" de 1989/ 2002, ha sido de: "IMPUESTAZO" y "CORRUPCION".

          Si usted lo piensa a fondo descubrirá que no tuvo ningún otro defecto. Todo lo negativo que tuvo se engloba en esos dos parámetros. Fue impuesto por funcionarios corruptos debido a las circunstancias imperantes en el mundo en los años 1989/91 (caída de los regímenes comunistas de Alemania del Este, Rumania, Hungría, Polonia, Checoslovaquia y, a lo último, el de la Unión Soviética) Los funcionarios que padecimos, institucionalizaron un falso remedio de la forma de vida de las naciones libres, mientras permitieron un cierto crecimiento robaron, a manos llenas, para lo cual aumentaron, permanentemente, los impuestos a los ciudadanos consumidores y a los ciudadanos productores matando así la vaca lechera de la economía: la actividad privada (Winston Churchill) única causa de la riqueza de las naciones.

           Con la convicción que, en la práctica, es cada ciudadano quien paga siempre todo impuesto existente, discriminado o no, al momento de comprar o consumir algo, (cada compra en Argentina contiene actualmente un 60 % de impuestos) se deberá sancionar una ley de Reducción del Impuesto a las Ganancias, tanto el actual 30 % sobre las personas físicas como el 35 % que grava a las empresas, al 15 % unificado.

         La rebaja de impuestos será trasladada, inmediatamente, a las tarifas de servicios públicos que ostentarán una gran rebaja en todas las facturas, como asimismo todo tipo de combustibles y transportes cuasi monopólicos.

          Las rebajas de tarifas de servicios públicos, como de combustibles, etc., unidas a la baja de precios de los bienes y servicios en general, por el traslado de la rebaja de impuestos, producirán un mayor Poder Adquisitivo de los 37 millones de consumidores lo que impulsará la Espiral Virtuosa de la economía a Crecer indefinidamente.

         Eliminación del Impuesto a los Ingresos Brutos en todo el territorio de la Nación y de todo otro impuesto distorsivo.

        Cada argentino trabaja 5 horas por día, 20 días por mes, 7 meses por año, para un "Estado Ladrón".

         Pues los políticos y funcionarios -sin excepción- o Roban para sí mismos, o Roban "Para el Partido", o "Para la Corona" o para el "Estado Ladrón" que está, estructuralmente: Armado para Robar.

          Derogación del nefasto sistema de Coparticipación Federal de Impuestos. Autofinanciándose las Provincias con sus propios ingresos tributarios provenientes del IVA 5 %.

AL PARADIGMA DEL "SUPERAVIT FISCAL"

          Instalar, en la sociedad, el paradigma del "SUPERAVIT FISCAL". Abandonar el error, o trampa, intelectual, académico, económico, del "DÉFICIT CERO".

PARA RECUPERAR LOS 50 MIL MILLONES ROBADOS POR LOS POLITICOS Y FUNCIONARIOS CORRUPTOS

          Para recuperar hasta 50 mil millones de dólares, botín de actos de corrupción, se debe sancionar una Ley recompensando a todo Ciudadano con un 20 % de lo que logre recuperar de 100 a 100.000 dólares, del 10 % por encima de 100.000 y del 5 % de lo que logre recuperar de 1.000.000 a miles de millones de dólares, con aporte de pruebas objetivas. El ciudadano estará protegido bajo la figura legal de Denunciante-Arrepentido.

          Los culpables de crímenes de corrupción, cohecho, soborno, asociación ilícita para obtener miles de millones etc., deberán ser encarcelados y embargados todos y cada uno de sus bienes los que serán recuperados para la Nación.

DEROGACION DE TODAS AQUELLAS LEYES QUE TRABAN E IMPIDEN EL CRECIMIENTO ECONOMICO DE ARGENTINA

         Derogación de toda ley, decreto u ordenanza que, con el pretexto de reglamentar el comercio, la industria, las actividades financieras, etc. han venido trabando, entorpeciendo o impidiendo el libre ejercicio de los derechos constitucionales de trabajar y de ejercer todo comercio o industria licita, de los ciudadanos, IMPIDIENDO, DE PASO, EL CRECIMIENTO ECONOMICO DE LA NACIÒN.

LEYES CLARAS Y SIMPLES PARA UNA SOCIEDAD DE CRECIMIENTO FRACTAL

         Reglas de juego claras y simples mediante LEYES CLARAS Y SIMPLES para una gran Sociedad, de Capitalismo Moral, de Crecimiento Económico Fractal (no aritmético, ni geométrico), de Libertad Integral, para 37 millones de ciudadanos.

         El "mercado", en una Verdadera Economía de Libre Mercado, somos los 37 millones de habitantes. El mercado no son la Bolsa de Valores ni los Bancos.

         No nos creamos la mentira, no nos traguemos el "gran sapo" que hemos tenido, alguna vez, una economía libre, o de libre mercado, durante los últimos noventa años de Argentina. No la tuvimos.

         Pues una verdadera economía de mercado es la que permite el crecimiento, progreso, capitalización y triunfo de todos y cada uno de los millones de ciudadanos de una Nación, obreros, empleados, comerciantes, industriales, profesionales, etc.

         Es la verdadera "ECONOMÍA DEL HOMBRE". Pues no existe choque de intereses cuando cada uno, buscando su propio interés individual, intercambia lo mejor de sí mismo con lo mejor de los otros. Sin engañar, estafar, corromper, monopolizar, privilegiar, robar, o violar, de alguna manera, los derechos individuales del resto de los ciudadanos de la Nación.

         La riqueza sólo es posible si se permite a las personas y a las empresas crecer sin límites lo cual se transforma en instrumentos de mayor producción en forma de nuevas inversiones, nuevas industrias, comercios y empleos, como asimismo, en infinidad de productos que consumimos todos los ciudadanos. Pues todos desarrollamos, cada día de nuestras vidas, el doble rol de productores de bienes y servicios y consumidores de todo lo que los demás producen y ofrecen.

         La suma de los progresos individuales de todos y cada uno constituye el Verdadero Genuino Progreso de la República.

         Hemos padecido, durante nueve décadas, arriba aplastándonos, un estado fofo, corrupto y dilapidador, devorador de todas las riquezas y, abajo aplastados, ciudadanos oprimidos esclavos de una mafia política que se ha venido alternando en los sucesivos gobiernos (de facto o de derecho) y que son siempre los mismos siniestros personajes. Con la misma siniestra filosofía de vivir a costa de los ciudadanos que trabajan y producen.

         Al ciudadano le han chupado hasta el tuétano en épocas de inflación con un 40 % mensual promedio que le roban los políticos a cada uno mediante el impuesto inflacionario.

         Y en las épocas de estabilidad monetaria se las ingeniaron para seguirnos robando. Pero esta vez el 60 % de cada uno de nuestros ingresos mediante los impuestos, directos e indirectos, que gravan cada bien o servicio de Argentina.

         Pues como señalamos al principio de este Plan, somos cada uno de los ciudadanos de la República los que pagamos todos, absolutamente todos, los impuestos que existen, sin excepción, en el exacto momento que compramos o consumimos algo (las empresas, en el mundo entero, siempre calculan sus márgenes de utilidades, o ganancias, después de impuestos)

         Cada factura de teléfono, gas, electricidad, aguas, etc. engloba mas de un 60 % de impuestos, discriminado o no, que pagamos de nuestro bolsillo. Que paga cada jubilado con su mensualidad de 150 pesos. O cada maestra que gana 400 o cada obrero que gana 500. Pero cada vez que compran un alimento, una ropa, o consumen cualquier cosa, también ellos y todos nosotros, continuamos alimentando a la mafia política depredadora con el 60 % que está incluido en cada artículo. Porcentaje o tributo (tributo proviene de "tribu) que representa, en Argentina, la cuota-mafia que cada ciudadano pagamos, con nuestro sudor, nuestras manos y nuestro bolsillo, al Gran Socio Parasitario del Estado Ladrón. Somos una Tribu no somos una República.

         No se puede enriquecer a los obreros y empleados empobreciendo a las empresas y a los empresarios. Cuanto más crecen las empresas y los empleadores mejor están los obreros y empleados en las naciones civilizadas.

          No olvidemos que cuando una Nación llega al PLENO EMPLEO los que mandan realmente son los obreros y empleados pues, por la escasez de mano de obra, tienen ofrecimientos cada vez más remunerativos y la permanente libre opción de desplazarse hacia los sueldos más altos y con mejores condiciones de trabajo. Así ocurre en las naciones avanzadas. Que son avanzadas por seguir, justamente, estos sanos principios filosóficos y económicos.

BLANQUEO GENERAL PARA ATRAER LAS INVERSIONES DEL MUNDO

         Se debe sancionar una Ley de Blanqueo General de Capitales, permanente, para acoger, favorablemente, sin trabas, los 120 mil millones de dólares de argentinos en el exterior y los 700 mil millones de dólares de Inversiones Directas Extranjeras (IDE) provenientes de ciudadanos del mundo y de las 50.000 grandes empresas del planeta.

UTILIZAR NUESTRAS EMBAJADAS PARA PROMOCIONAR ARGENTINA ANTE EL MUNDO

          Atraer esa sideral masa de decenas de miles de millones de dólares mediante una amplia DIFUSIÓN A TRAVÉS DE TODAS LAS EMBAJADAS ARGENTINAS, QUE NOS REPRESENTAN EN CADA PAÍS DEL MUNDO, que la República Argentina ha retornado a sus Raíces Fundacionales (Constitución de 1853 – Generación del ´80) y hoy, después de sufrir la crisis interna más grande de su historia, vuelve, después de un siglo perdido, a transformarse en el país más libre, más atractivo y más capitalista del planeta.

          DIFUNDIR AL MUNDO EL MENSAJE: "ARGENTINA LA NACION SUPERCAPITALISTA CON MAS BAJOS IMPUESTOS DEL PLANETA O LE DEVOLVEMOS LA DIFERENCIA".

         Difundir, además del paradigma: "ARGENTINA, EN 2005, LOS IMPUESTOS MAS BAJOS DEL PLANETA O LE DEVOLVEMOS LA DIFERENCIA", que nuestra Nación cuenta con los más vastos Recursos Naturales, con una Mano de obra inactiva, inteligente productiva y ávida de trabajar y con una ingente masa de entrepreneurs, o Emprendedores, Hombres de Empresa, de negocios sanos, creativos, pujantes e inteligentes. Y ha adoptado, definitivamente, el modelo de vida DEL CAPITALISMO MORAL.

(SEGUNDA) REDUCCION AL 50 % DEL IVA. ELIMINACION DEL IMPUESTO A LAS GANANCIAS

         Comprometerse, ante el mundo, que cuando se produzca un superávit fiscal relativo el IVA GENERAL se reducirá otro 50 % o sea al 5 %, 2,5 % para la Nación y 2,5 % para las Provincias. Pero, lo que es fundamental, que el Impuesto a las Ganancias será reemplazado por un Impuesto Voluntario de Sellos, sobre todo tipo de contratos (compras de bienes, servicios, locaciones, construcciones, hipotecas, etc.)

         Recordarle al mundo, también, que en Argentina no existen problemas étnicos o raciales, ni problemas de guerrillas, la ciudadanía se encuentra, culturalmente, dolarizada y con casi 1.000.000 de pequeñas y medianas empresas privadas paralizadas (Pymes) o sea 8.000.000 de familias, 24.000.000 de argentinos que estarán ansiosos de ponerse a trabajar ni bien este gran Plan comience a ponerse en práctica.

MORATORIA CON REDUCCION DE LAS DEUDAS AL 50 %. SIN MULTAS NI INTERESES

         Sancionar una MORATORIA FISCAL, AMPLIA Y GENEROSA, CON REDUCCIÓN AL 50% DE LAS DEUDAS FISCALES. Con planes de pago a 50, 60, o más meses, sin intereses, multas o punitorios.

MEDIACION EN LOS FUEROS PENAL Y TRIBUTARIO

          Mediación en los fueros Penal y Tributario como se ha venido desarrollando, con éxito, en el fuero Civil. Que el deudor fiscal no sea tratado como un delincuente y que en el fuero penal los estafadores no licuen sus deudas con prisiones virtuales, sino que, dentro o fuera de la cárcel, devuelvan el producido económico de sus ilícitos a los damnificados sujetos pasivos de sus delitos.

OBRAS DE INFRAESTRUCTURA TRANSPARENTES

         Obras de infraestructura imprescindibles, autopistas, embalses, desagües, etc., para evitar inundaciones, etc., a través de licitaciones internacionales, limpias, competitivas, claras y transparentes, con 100 % de inversión previa de las empresas constructoras, sin subsidios de la Nación, Provincias o Municipios.

ANULAR LOS FALSOS BENEFICIOS SOCIALES QUE HAN EMPOBRECIDO A LOS OBREROS Y EMPLEADOS Y HAN SIDO UNA DE LAS PRINCIPALES CAUSAS DEL DESEMPLEO, DE LOS BAJOS SUELDOS Y DE LA RUINA GENERAL DE ARGENTINA Y DE LOS ARGENTINOS

         Reforma de las leyes laborales reduciendo las cargas y los falsos beneficios sociales lo que contribuirá al pleno empleo con sueldos crecientes, que llegarán, en poco tiempo, al nivel de los países del primer mundo.

          Lo que le permitirá a todo ciudadano, especialmente a cada obrero y empleado, además de capitalizarse, en la moneda que quiera, disfrutar de un alto nivel de vida, buena salud, generosa jubilación, excelente educación para sus hijos y el acceso barato al confort de disfrutar de todas las maravillas de la civilización moderna: automóviles buenos y baratos, casas propias, y fácil acceso al equipamiento en sus hogares de todos los logros e invenciones del Occidente Libre.

ACTIVIDAD FINANCIERA SIN MONOPOLIOS

          Eliminación del MONOPOLIO FINANCIERO de los Bancos.

          Devolver, a su debido momento, con el producido del superávit fiscal que se producirá, y con la entrada de cientos de miles de millones de dólares que se invertirán y circularán en Argentina, todos aquellos dólares que, actualmente, les están siendo, o le han sido, despojados a los jubilados, ahorristas, depositantes, deudores, acreedores, etc., y a todos los tenedores de billetes pesos ("$") billetes de cualquier denominación que ostenten la leyenda "CONVERTIBLES DE CURSO LEGAL" en la exacta proporción de un peso = un dólar (el Banco Central a la fecha cuenta con el doble de reservas en dólares, 14.000 millones, del circulante en pesos: 7.000 millones. Esto último que se puede hacer hoy mismo llevaría a que, en pocas semanas, o días, un peso vuelva a valer un dólar y la convertibil idad, uno a uno, pueda volver a seguir vigente. Pero la gran pregunta es: ¿Lo permitirían los grandes grupos económicos prebendarios, clientelistas y parasitarios favorecidos por la inflación duhaldista con la licuación de sus deudas? ¿Deudas producidas por el modelo de corrupción e impuestazos? Pues si hubiéramos vivido, durante estos últimos diez años, en una verdadera economía libre, con bajos impuestos y sin políticos corruptos, todas esas empresas hubieran ganado miles de millones de dólares lícitos y hoy el "grupo Clarín", por ejemplo, estaría vendiendo 2.500.000 ejemplares diarios a una Nación de 37.000 millones de habitantes prósperos y su suplemento de "Clasificados", de cada día, tendría, actualmente, 200 páginas solamente de avisos de "Pedido de Empleos" y sus canales de televisión ganarían millones genuinos.

          Pero los grandes empresarios argentinos (la mayoría) son muy miopes y muy ignorantes en materia económica. Los malos grandes, cortesanos, falsos, empresarios criollos prefieren vivir endeudados en un modelo de corrupción, y de impuestazos a los ciudadanos consumidores, antes que ser millonarios decentes en un modelo de vida de libertad, de respeto al prójimo y de sana libre competencia. Prefieren hacer "negociados", con cada gobierno de turno. Es más "sabroso" para ellos, es la mentalidad de los curristas de la ignominiosa película "Nueve Reinas" (fiel "modelo" argentino "de vida" del siglo veinte) Por eso esa triste, mentada, película fue tan aplaudida y gozada por la mayoría de la población. Es la "viveza" miope criolla, es la "piolada" que le siente más "gusto" a "r apiñar" y "currar" aunque obtenga poco, que ganar mucho más trabajando honradamente, laborando de sol a sol, los siete días de cada semana, los 365 días del año, creando, produciendo, con orgullo, con la frente alta, la mirada transparente y la conciencia limpia, lejos, bien lejos, de los ladrones políticos (todos los políticos argentinos) y sus falsos "economistas" (todos los economistas argentinos) que lograron "esclavizarnos" y hacernos vivir (o mejor dicho malvivir) de crisis en crisis, a todos, durante las últimas nueve décadas (leer "Camino de Servidumbre" del premio Nobel Hayek)

ELECCIONES CON CANDIDATOS INDEPENDIENTES NO AFILIADOS

         Elecciones Nacionales y Provinciales con LIBRE INSCRIPCION DE CIUDADANOS INDEPENDIENTES. SIN OBLIGACION, POR PARTE DE ESTOS, DE AFILIARSE A NINGUN PARTIDO POLITICO.

         Argentina requiere en esta hora, tan crucial, no de políticos sino de ESTADISTAS.

          Y de un Gobierno de LEYES no de hombres.

ARGENTINA MONUMENTAL Y EXCELENTE

UN SHOCK DE CONFIANZA NACIONAL Y MUNDIAL

           Si producimos este gran cambio el Gran Shock de Entusiasmo y de Confianza que se producirá en las mentes y corazones de todos, hará que en pocos días el país se ponga en movimiento, que en pocos meses nos olvidemos de la horrible pesadilla que nos hicieron padecer los políticos y demás líderes ignorantes y corruptos (Jean Francois Revel: "El Conocimiento Inútil")

         Afluirán, enseguida, pues la noticia producirá un Shock de Confianza Universal, pues los grandes capitales del mundo (que no tienen patria, siempre se radican donde más les conviene, donde existen bajos impuestos) vendrán a instalar millares de industrias, empresas de servicios, etc. Las que demandarán, incesante y permanentemente, mano de obra y empleos genuinos.

         Rápidamente volveremos a los niveles de la convertibilidad, uno a uno, bajando el verdadero GRAN COSTO ARGENTINO: LOS IMPUESTOS MAS ALTOS DEL PLANETA. Que gravan cada artículo o servicio que consumimos. Al bajar, sensiblemente, los costos Exportaremos, de todo, a todo el Planeta y atraeremos, permanentemente, millones de Turistas.

         Y, para el 2010, celebraremos, y festejaremos, con gran orgullo, no tengamos dudas, el Bicentenario de la Nación Argentina con el estandarte de estar ubicados entre las mejores naciones del planeta, (tal vez la mejor) tanto en Crecimiento Económico Interno, Exportación, Nivel de Vida, Seguridad, Salud y Educación.

         El mundo volverá, entonces, a repetir aquella frase que circulaba hace un siglo: "MAS RICO QUE UN ARGENTINO". Pero seremos 40 millones de ricos. Los obreros y empleados argentinos podrán viajar como turistas al mundo, como lo hacen hoy los obreros y empleados japoneses, o norteamericanos, con holgura económica y con un Gran Orgullo de su Patria. Con un Gran Orgullo de su próspera Nación.

LOS GRANDES PROBLEMAS SON OPORTUNIDADES DISFRAZADAS

         Realizar este Gran Cambio no es una tarea muy difícil. Sólo requiere que nos demos cuenta, y que nos decidamos, los 37 millones de argentinos, en transformar todos nuestros grandes problemas personales y sociales en UNA GRAN OPORTUNIDAD HISTORICA.

         Para ganarle otra vez al mundo (como en 1853-1914) haciendo de Argentina la Tierra Prometida.

         Tenemos el ejemplo de China Comunista que después de mandar fusilar a 20 millones y ver como 200 millones murieron, literalmente, de hambre decidió pasarse al Supercapitalismo. Copiando, exactamente, el sistema de vida del maravilloso Hong Kong (copia exacta, a su vez, del sistema económico argentino de 1853-1914 cuando Argentina era potencia mundial) Actualmente la gran prosperidad económica de España se basa, fundamentalmente, en la drástica baja de impuestos, que implantó el gobierno de José María Aznar para terminar con la recesión y el desempleo

         Australia, Nueva Zelanda e Irlanda (que hace algunos años atrás estaba más fundida que nosotros con el doble de deuda externa) viven, desde hace unas pocas décadas, bajo el sistema de vida del Capitalismo Moral en donde se bajaron drásticamente los impuestos, por eso estas naciones se recuperaron y triunfaron y son ejemplo ante el mundo. No existe ni un "pobre" en Nueva Zelanda, Australia o Irlanda. Pero los políticos y "dirigentes" argentinos no pueden vivir sin "pobres", los necesitan para que los voten, los generan por millones, son "Fabricantes de Miseria".

         Recordemos a la autora, rusa-norteamericana, AYN RAND, quien fue la pensadora que salvó a Norteamérica (y leamos todas sus obras): "Una Verdadera Revolución comienza en la Mente de las Personas, no en las calles".

          Cuando Ayn Rand falleció, en 1982, el "Wall Street Journal" (enemigo acérrimo del F.M.I. principal causante de la miseria argentina y las de otras naciones cautivas) afirmó: "Dentro de mil años un solo nombre será recordado del siglo XX: Ayn Rand".

Y como dijo el escritor y economista Guy Sorman en su libro “Los verdaderos pensadores del siglo XX” (1989): “no hay prosperidad sin baja de impuestos”.

         ¡DESPERTEMOS ARGENTINOS! Y transformemos, a nuestra hoy arruinada y empobrecida República EN LA NACIÓN MAS GRANDE, MAS RICA, Y MAS HERMOSA DEL PLANETA siguiendo el camino que nos trazaron las mentes, preclaras, de nuestros libertarios padres fundadores, Alberdi, Sarmiento, Mitre, Roca y otros, y los grandes pensadores universales Locke, Hobbes, Montesquieu, Bastiat, Franklin, Hamilton, Lincoln, Von Mises, Hayek, Ortega y Gasset, Ayn Rand, Guy Sorman, Alan Greenspan (escritor, economista y filósofo padre del "Boom Americano" mediante el Objetivismo Económico de Ayn Rand), Karl Popper, y muchos mas.

         Rememoremos, el pensamiento del gran Víctor Hugo: "Mas Importante que las Armas de los Ejércitos es una Idea cuyo Momento ha llegado".

         Luchemos por difundir esta GRAN IDEA y pronto, muy pronto, nos despertaremos cada mañana, del resto de nuestras vidas, en una Nación Monumental, de respeto mutuo, pletórica de fabricas, rascacielos, talleres, comercios y sin pobres, sin políticos corruptos y con ciudadanos dignos y orgullosos, tan dignos y orgullosos como sus propios logros.

          El genial Premio Nobel, 1974, F. A. Von Hayek, nos exigía: "SI HEMOS FRACASADO EN EL INTENTO DE CREAR UNA SOCIEDAD DE HOMBRES LIBRES DEBEMOS INTENTARLO DE NUEVO"  

Alberto Aguilar - Economista Tel: 4325-3067 Suipacha 1176 Cap. Fed  fedcloud@yahoo.com.ar  

arriba

BARAJANDO PANCISTAS Y JACOBINOS

Por Juan de Dios González 

     Al comportamiento de los argentinos no se le encuentra una clara explicación, halla su argumentación en la fuerza de los instintos, y cuando actuamos en comunidad perdemos el protagonismo conciente de las razones que nos impulsan a actuar.

     El orden social peligra porque la miseria, el hambre y la enfermedad asolan las clases bajas, alcanzando también, a la casi desaparecida clase media.

     Ante la falta de un buen líder que haga distinguir entre un buen y un mal gobernante, surgen los denominados “jacobinos”, que aparecen desde las distintas capas de la sociedad.

     Estos personajes son prácticamente circunstanciales, son desarraigados, crónicamente frustrados y “desclasados”.  Son los nuevos líderes, que brotan especialmente en épocas de crisis, cuando la población vaga descontrolada y arrebatadamente.

     Esto  ocurre porque los hombres que pudieran tener las cualidades para un correcto liderazgo son incapaces de dar un buen ejemplo e imponer sus directrices.

     La clase media y media alta creen diferenciarse de esa muchedumbre irreflexiva  por considerar que poseen conciencia colectiva, pero en realidad actúa influenciada por los medios y cuanto deformador de opinión o corriente oscurantista se le cruce. Viven quejándose de que ciertos intelectuales han traicionado su vocación y que se han entregado al juego de la demagogia y el dogmatismo ideológico.

     Los argentinos nos estamos constituyendo en una masa mediocre, vulgar, carente de tradición, mezquina y brutal. Nos encontramos manipulados, atomizados y despersonalizados. Damos la sensación de haber perdido la libertad, la racionalidad, el individualismo y nuestra autenticidad. Ante la ausencia o el resurgimiento de verdaderos dirigentes, concluimos alternando expectaciones, interpolando pancistas y jacobinos,  resignando en manos de oportunistas o exaltados la dignidad y el futuro de nuestra patria.

     En el mazo de este diabólico juego hay solamente especuladores y fanáticos. Luego de barajar,  el naipe que nos toque en suerte, será una equivalencia, cuya burlesca paridad ahondará nuestro doloroso presente.

arriba

LA ERRANTE LEVEDAD DE UN PANCISTA CONSEJERO

Por Juan de Dios González 

En la Provincia de Buenos Aires, a pesar de la parodia de "refundación" de su Policía, desplegada por Duhalde y Arslanián, sumado a la descarnada purga del Dr. Lugones y a la errática política desplegada en la materia por sus sucesores, la sociedad sigue padeciendo cada día mayor inseguridad.

Estuvo intervenida por un gobierno que no supo como solucionar el problema y optó por ejecutar las denominadas “Reforma Policial” y “Reforma Judicial”. Como expresara San Martín "El que se ahoga no repara en lo que se agarra"; nuestros gobernadores se han especializado en una armoniosa repetición del desastre y la estupidez. La consecuencia, obviamente fue nefasta, se utilizó al pueblo bonaerense como conejillos de la india de un macabro experimento, cuyo resultado está a la vista.

La supuesta reforma en realidad fue una decoración y lo que se buscaba o pretendía era convencer a la población que la misma había sido profunda e inteligentemente planificada, pero a la vez -“por las dudas”- pronosticaban que la inseguridad iba a continuar porque es un mal de la época.

Resulta, que para aparentar esa profundidad, destruyeron a la Policía Provincial, aduciendo que la descentralizaban, o que creaban muchas policías, tantas como Departamentos Judiciales cuenta la Provincia. En realidad, lo que se deseaba, era minimizar la responsabilidad política en la materia y focalizarla en otros sectores, de carácter Institucional y no político, en Jefes de Policías Departamentales, fácilmente descartables y carentes del poder y medios necesarios para solucionar la problemática.

Las Instituciones no se arrasan o refundan, las Instituciones pertenecen a la comunidad y a los individuos que la animan, por lo tanto, se las debe corregir o perfeccionar y bajo ningún punto de vista hacerlas desaparecer so pretexto de re-fundarlas.

Hoy, algunos piden mano dura o una policía brava; otros, leyes más severa; también hay quienes sugieren una policía sustentada en los principios de los Derechos Humanos; entre otras posturas o planteos; pero generalmente preponderan propuestas novelescas o mágicas, propias de culturas primitivas o de torpes que no saben como enmendar el problema y temen recurrir a quienes verdaderamente puedan aportar las soluciones.

Hoy asistimos azorados, como nuevamente, el ahora, “Senador en ejercicio de la Presidencia”, recurre al calamitoso y nefasto Arslanian para solucionar una crisis que ellos mismos instituyeron.

“El que se quema con leche ve la vaca y llora”, expresa el decir popular. Nuestra sociedad bonaerense, cuya provincia ya se encuentra totalmente en llamas por el pavoroso incendio motivado por estos personeros de la desidia, asiste perpleja viendo oficiar de bombero al “mismísimo” Dr. Leon Arslanian, imaginándolo -en vez de portando una manguera en sus manos- llevando un lanza llamas con Duhalde ayudándolo a surtir mas presión al tanque que contiene el inflamable combustible.

Montados sobre nuevos bríos siguen cabalgando los jinetes del Apocalipsis. ¿Que irán a destruir ahora?, ¿que nueva refundación practicarán?, ¿que nueva “componenda” confabularán?, ¿cuantas nuevas víctimas habrá?.

La voluntad del soberano la interpretan con infames especulaciones. Son populistas y demagogos en el discurso, inmorales e inútiles en sus acciones y arrastran a nuestro patria hacia un abismo insondable y tenebroso.

¿Qué debemos hacer los Argentinos para que no se cumpla la profecía de quienes pretenden seguir libando nuestra sangre y robando nuestras alegrías?

¿Cómo hacer para dejar sin montura y sin caballo a estos depredadores? Los mismos que nos siguen estafando, denigrando, sofocando y haciéndonos perder la esperanza y la fe de lograr un país mejor.

¿Cómo haremos para propiciar una nación donde los farsantes, los corruptos y los delincuente “marchen presos”?

Debemos sacarle el arma de la perfidia que porta amenazante este pancista consejero, con su errante levedad  -según el periodista y abogado Eduardo Feinmann- al servicio de truhanes lavadores de dinero y estafadores de nuestra patria, tal el caso de “Faraon”.

Necesitamos un país donde sus dirigentes sean verdaderos servidores públicos y auténticos representantes de la voluntad ciudadana, dignos de ocupar los puestos fijados por nuestra Constitución y dotados de la suficiente capacidad ética, empírica e intelectual para obtener el objetivo de toda buena política.....el bien común.

arriba

DESASNANDO   BANDIDOS

Por Juan de Dios González 

La irresponsabilidad ha llegado a límites verdaderamente vergonzosos. Ya no es solo ineptitud e impericia; ahora el afán de encontrar justificativos o simplemente disminuir las presiones públicas o periodísticas sobre las consecuencias de la ineficiente gestión, cometen cualquier tipo de torpezas.

Estamos agobiados por la inseguridad imperante, producto, según algunos, de la carencia de una legislación adecuada, de la situación socio-económica, de la falta de presupuesto para la policía, de la falta de cárceles, etc. etc.; todo ello potenciado por una corriente “garantista” que vigoriza la problemática a términos inimaginables.

Es ante esta realidad que aparecen “mesías” salvadores, quienes portando soluciones mágicas proponen recetas impracticables o subrealistas; mientras que otros funcionarios políticos, judiciales y/o policiales, ante el menor éxito de alguna investigación o esclarecimiento de un hecho, comienzan a contar las tareas realizadas y pormenorizan las técnicas utilizadas durante la pesquisa.

Estas últimas actitudes, sumadas a la sagacidad y la astucia propia de los delincuentes, les sirve a estos últimos para aprender y saber que deben y no tiene que hacer para burlar la indagación y evitar ser detectados o detenidos por su accionar delictivo.

Algunos medios de comunicación, periódicamente, cuando ocurren los casos antes señalados, proceden a poner en el “aire” y al conocimiento de sus oyentes y televidentes, por ejemplo,  las grabaciones telefónicas practicadas por los investigadores, dando en algunos casos hasta explicaciones técnicas de cómo se realizan y concretaron estas intervenciones,. Dejan al descubierto las tácticas que utiliza la policía y la justicia para elaborar una investigación que tiene por finalidad esclarecer un secuestro u otro ilícito, o bien, salvar a un ciudadano privado de su libertad, cuya vida depende no solo del éxito del trabajo de los investigadores, sino, también, del desconocimiento que sus captores tengan de la acciones que puedan realizarse en su contra.

La irresponsabilidad , en definitiva, no es del medio, sino, de la autoridad que le aporta esas grabaciones o da a conocer las estrategias investigativas para su masiva divulgación. Estas deben mantenerse en la mas absoluta reserva para no revelarlas a quienes son investigados o puedan ser potenciales inquiridos en futuros hechos delictivos. Todo ello, sin perjuicio que algunos abogados, utilizando sus argucias y las trazas grises del derecho, logran hacer caer pruebas, por el solo hecho de haber sido publicadas indebidamente, en beneficio de los criminales.

Es evidente que resultan insuficientes los recursos legales, técnicos, materiales y humanos existentes para luchar contra la delincuencia, y para agravar aún mas la situación, los envanecidos necios proceden a desasnar a los bandidos sobre las pocas artes aún vigentes que sirven para contenerlos y sacarlos de circulación. 

arriba

Ver   otras   Opiniones   y   Notas   Editoriales   CLICK   AQUÍ   MISMO